Proponen una ley que discriminaría a los católicos frente a otras religiones

Comunistas españoles imitan a los talibanes: pretenden derribar la mayor cruz del mundo

La vuelta de los socialistas al poder en España ha envalentonado a la ultraizquierda más radical, que parece querer resucitar la persecución contra los católicos que desató en 1936.

El PSOE quiere castigar la defensa del nazismo y del fascismo, pero no la del terror comunista
Los más de 100 millones de muertos que causó el comunismo, divididos por países

Quieren discriminar a los católicos frente a las demás religiones

Este viernes, los comunistas de Izquierda Unida anunciaban su propio proyecto de ley de memoria histórica (se puede descargar aquí en PDF). Este texto incluye una disposición adicional cuarta para derogar los Acuerdos entre España y la Santa Sede de 1979, que sirven para amparar los derechos de los católicos -que somos una amplia mayoría de españoles- en ámbitos como la enseñanza, la libertad de culto, el amparo jurídico de sus templos y la asistencia religiosa a los miembros de las Fuerzas Armadas. Curiosamente, la propuesta de IU omite toda referencia a los acuerdos firmados con las iglesias evangélicas, con las comunidades judías y con la Comisión Islámica, de forma que si la proposición de ley de Izquierda Unida llega a aprobarse, los miembros de esas minorías religiosas estarían amparados legalmente por acuerdos con el Estado español, pero la mayoría católica no, de forma que los templos evangélicos, las sinagogas y las mezquitas serían inviolables por el Estado, pero las iglesias católicas quedarían desamparadas.

Atacan los derechos humanos y constitucionales de los creyentes

Esta propuesta de IU es una discriminación directa contra los católicos, procedente, además, de una formación totalitaria que lleva años atacando derechos constitucionales de todos los creyentes, como la libertad religiosa y el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. Hace dos años, IU quiso imponer en Sevilla diversas prohibiciones contra los creyentes, desde vetar la asistencia de representantes de las confesiones religiosas a actos municipales, pasando por prohibir al alcalde y a los concejales acudir a eventos religiosos, incluida la tradicional Semana Santa de esa ciudad andaluza. En 2015 IU pidió prohibir la asignatura de religión y los símbolos religiosos en todos los centros escolares, un ataque directo contra la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo artículo 18 ampara el derecho a la libertad religiosa, lo que incluye “la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza”.

Niegan todo reconocimiento a víctimas de crímenes de guerra izquierdistas

Los planes de los comunistas para imponer su sectarismo ideológico a los españoles llegan al extremo de despreciar a víctimas de crímenes de guerra. La propuesta de ley de IU niega todo reconocimiento a las decenas de miles de personas asesinadas por el bando izquierdista de la Guerra Civil Española, personas que fueron víctimas de delitos de guerra e incluso de delitos de genocidio, si tenemos en cuenta que muchas de esas víctimas fueron asesinadas por razón de su fe y, en muchos casos, a manos de criminales que militaban en el Partido Comunista de España (PCE), hoy en día integrado en Izquierda Unida. Un ejemplo de ello fue la masacre de Paracuellos de Jarama, organizada por el dirigente comunista Santiago Carrillo y en la que incluso fueron asesinados 50 niños por el mero hecho de ser católicos o de que sus padres tuviesen ideas opuestas a las del Frente Popular, del que formaba parte el PCE. Dicho sea de otra forma: mientras apela a la “memoria”, IU pretende ocultar los crímenes perpetrados por comunistas en esa contienda y condenar al olvido a sus víctimas. Un repulsivo gesto de sectarismo ideológico que debería merecer el rechazo de todos los demócratas.

Quieren convertir una basílica católica en un centro de negacionismo izquierdista

En el Artículo 53 de la proposición de ley que presentó anteayer, IU propone confiscar a la Iglesia Católica la propiedad de la basílica del Valle de los Caídos, creada durante el régimen de Franco para sepultar a los caídos en los dos bandos de la Guerra Civil. Los comunistas quieren convertir esa basílica católica en un centro de propaganda de la versión izquierdista de la Guerra Civil, una versión que en el caso de IU, y como podemos ver, incurre en el más repugnante negacionismo de los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por el bando izquierdista en esa contienda. El texto incluye, además, la demolición de la cruz que corona el monumento, que es la mayor cruz del mundo. Lo que pretenden los anticatólicos de IU recuerda peligrosamente a lo que hicieron los talibanes en Afganistán y los miembros del ISIS en Irak y Siria, destruyendo monumentos históricos simplemente porque no eran de su agrado. La propuesta de IU tiene una clara intención de provocar a los católicos, humillándoles con la destrucción del símbolo de su fe. Una pretensión que sólo cabe enmarcar en la intolerancia y el odio que esa formación comunista viene dirigiendo contra los católicos desde su misma aparición y, con anterioridad, usando la marca del Partido Comunista de España (PCE), hoy integrado en IU.


Alberto Garzón, firmante del proyecto de ley de IU que pide demoler la cruz del Valle de los Caídos, el pasado mes de octubre en un acto del PCE para celebrar el centenario de la primera dictadura comunista. La imagen del primer dictador, Lenin, presidió el mitin.

Izquierda Unida: un partido tan antidemocrático como los fascistas

Igual que los comunistas no “liberaron” Polonia y otros países ocupados por los nazis, sino que quitaron a los nazis para establecer dictaduras comunistas en su lugar, algunos deberían reflexionar seriamente si lo que pretende IU es invocar el franquismo para tapar los crímenes comunistas y ocultar a sus víctimas. Tengamos en cuenta que hasta la fecha, Izquierda Unida no ha dirigido ni una sola condena contra los crímenes de las dictaduras comunistas. Sin ir más lejos, el año pasado IU protestó contra una cumbre europea que recordaba a las víctimas del nazismo y del comunismo, condenando la cumbre y tachándola de “error histórico”, como si -por ejemplo- los polacos masacrados por los soviéticos en Katyn tuviesen menos dignidad que los polacos masacrados por los nazis en Wola. Lo que se demuestra con declaraciones como esa es que IU es un partido tan totalitario y antidemocrático como los fascistas.

Debemos recordar, de hecho, que IU lleva años apoyando a las dictaduras comunistas. El propio Alberto Garzón, diputado de IU que firma esa propuesta de ley, se fotografió el año pasado junto a un retrato de Leninun dictador y asesino de masas que mató a mucha más gente que Franco– en un homenaje al centenario de la primera dictadura comunista instaurada por ese criminal. IU incluso ha pretendido trasladar a los países democráticos los mecanismos comunistas de represión de la disidencia, pidiendo que la Unión Europea persiguiese a los anticomunistas, es decir, a quienes se oponen a una ideología totalitaria y antidemocrática que ha provocado más de 100 millones de muertos. Es intolerable que los enemigos de la democracia estén usando nuestras instituciones para atacar los derechos humanos y las libertades, como lo hace IU. La Constitución Española señala claramente los deberes de los partidos políticos en su Artículo 6: “Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”. Si IU no respeta ni la Constitución, ni los principios democráticos ni los derechos humanos, ¿por qué sigue siendo legal?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. framling

    Anda, el Garzón celebrando los 100 millones de muertos.

  2. Kyle

    Si el quiere guerra la tendrá, pero que no lloré cuando encima de provocarla la pierda.

  3. Luis Recinos

    Impresionante reporte. Me parece verdaderamente incríble que esto esté ocurriendo en la España contemporánea. Con respecto a que la propuesta de IU ampare mezquitas,sinagogas y templos evangélicos, lo dudo. Quizás al principio, como una manera de “taparle el ojo al macho”, pero a mediano y largo plazo, me parece que se impondrá el principio que “la religión es el opio del pueblo”, por lo tanto habrá que eliminarla. Ahora bien, la pregunta final de la entrada, Elentir, es sumamente pertinente: ¿Por qué sigue siendo legal? ¿Por qué los españoles lo siguen permitiendo? Hasta ahora, al menos en las noticias que me llegan desde España a través de TV1 para Latino América, no he visto ningún reporte de manifestaciones masivas en defensa de la fé que dicen profesar. Desde el extranjero, se percibe una gran complacencia y aceptación de la actual situación en España. Tal vez me equivoque y solo sea falta de información pertinente. Ojalá que así sea. Suerte.

  4. Sharovarov

    Sobre la pretensión de derribar la mayor cruz del mundo, ¿cuál es la posición de la CEE?, ¿se desentiende al entender que sería una decisión política?

  5. Ana

    De acuerdo, en general, con lo escrito excepto cuando dices:”mató a mucha más gente que Franco”, y Franco no fue un criminal, si hubo represaliados al acabar la Guerra Civil, como dice Pío Moa:” Y tachándole de asesino por haber los tribunales juzgado y hecho fusilar a unos 12,000 personas después de la guerra, en su mayoría culpables de crímenes espeluznantes, y presentados ahora como “víctimas demócratas”.
    Y hubo entonces muchas condenas a muerte que nunca se llevaron a cabo, como las del abuelo de Adriana Lastra “de las dos condenas a muerte de su abuelo republicano (ninguna se llevó a término, pero estuvo cuatro años y medio en la cárcel de Gijón)”, El abuelo de Pablo Iglesias fue condenado a muerte por participar en sacas, es decir, en la caza de civiles inocentes desarmados en la retaguardia en Madrid. Por ello fue condenado a muerte…condena que tampoco se ejecutó, y tras su libertad, en los años 40, consiguió plaza en el Ministerio de Trabajo…Es decir que muchos con delitos de sangre y condenados a muerte no fueron ejecutados, lo fueron, aquellos, como dice Moa “en su mayoría culpables de crímenes espeluznantes” y a quienes sus jefes huidos con los tesoros robados del Vita y otros, dejaron en la estacada a pesar de conocer sus delitos…

  6. pacococo

    La cruz estorba porque saben que es el símbolo de la libertad, es así de simple.

    Las otras religiones estorban menos porque cada una de ellas matiza la libertad y alguna la suprime. Por tanto y de momento halagan a las otras religiones, porque todo vale para conseguir el fin. Una vez alcanzado este, ya se vería que religiones son toleradas.

  7. Nati

    De acuerdo con Ana. Muy desafortunado lo de -un dictador y asesino de masas que mató a mucha más gente que Franco- Lo demas lo ha expresado ella muy bién.
    Es por esto que no lo publicaré en mi muro sintiendolo mucho.

  8. No lo compartas si no quieres, Nati, pero no voy a cambiar esa frase. En ella enlazo la entrada de Lenin, donde explico el motivo de esa afirmación. Incluso un militar que luchó en el bando nacional, Ramón Salas Larrazábal, hizo este cálculo de las cifras de ejecutados y asesinados durante la Guerra Civil y la represión posterior a la guerra:

    – Bando republicano: 72.344.
    – Bando nacional: 57.662.

    No me corresponde a mí entrar en debates sobre cifras, eso es labor de los historiadores, pero es un hecho incontestable que en ambos bandos de la Guerra Civil se fusiló a mucha gente, y fusilar es matar. Entre los fusilados en el bando nacional, por cierto, no sólo hubo criminales de izquierdas. Como ocurre en todas las guerras, son una oportunidad para que diferencias políticas e incluso personales se acaben zanjando con crímenes sin que nadie pregunte nada. Un abuelo mío estuvo a punto de ser pasado por las armas por los nacionales por el mero hecho de que trabajaba como oficinista en un sindicato. Se salvó a última hora gracias a un conocido. Si le hubiesen fusilado, seguramente no estaríamos teniendo ahora aquí este debate.

    Hago esta aclaración por si alguno se pensaba -como lo hacen muchos progres- que ser anticomunista me convierte en franquista. Nada más lejos. Cuando digo que rechazo todas las dictaduras, sean del tipo que sean, lo digo por convicción.

  9. Sharovarov

    Sólo faltaba que en Contando Estrelas también se blanqueara al Ulianov.

  10. Sharovarov

    No hombre, pero si yo lo decía por lo de “pero no voy a cambiar esa frase”. Cambiar esa frase habría sido como blanquearlo: a eso es a lo que me refería exactamente.

  11. Bas

    Socialismo e Islam son las dos ideologías más asesinas, exterminadoras y destructoras de la historia. En España gana con mucha distancia el socialismo, en todas sus versiones: el PSOE, el PCE, la ERC, la ETA… se han dedicado a la matanza y la destrucción; y de entre ellos destaca el PSOE.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.