Isa Serra pertenece a un partido que propone destruir la propiedad privada

El plan totalitario que hay tras los ataques de una podemita contra Amancio Ortega

Hoy Amancio Ortega, el empresario español propietario de Inditex, se ha convertido en tema de conversación en Twitter por las infamias lanzadas por una diputada comunista de Podemos.

Lo que piensa una trabajadora de la sanidad sobre la donación hecha por Amancio Ortega
El sucio motivo por el que la ultraizquierda odia el turismo y quiere arruinar ese sector

Una diputada de Podemos calumnia a Amancio Ortega por hacer donaciones

Esa diputada, Isa Serra, ha dicho hoy que la sanidad pública «no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega», y que ésta sólo se debe financiar con impuestos. Y lo ha explicado así: «Las donaciones son una decisión personal, pero la sanidad es un derecho que debe garantizarse todos los días. Que no puede depender de la caridad, del humor o la bondad con la que se levanten los multimillonarios». Pero la diputada comunista ha dado un paso más, y se ha lanzado a calumniar a los que hacen donaciones: «Estas donaciones son finalistas, es decir, están destinadas a una causa concreta. No vienen precedidas de un análisis experto que estudie donde se distribuyen los recursos. Esto provoca desigualdades y enfermedades y pacientes de primera y segunda clase».

Isa Serra no tuvo ninguna experiencia laboral antes de ser diputada

Es decir, que si tú ves a un pobre por la calle pidiendo limosna y le das algo de dinero, corres el riesgo de que esa diputada comunista te señale con el dedo y te acuse de provocar desigualdades. Es curioso ver despotricar así contra la solidaridad a una ultraizquierda que supuestamente defiende a los más pobres. Precisamente con declaraciones como ésta queda desmostrada la falsedad de ese mito ideológico: al comunismo -y la izquierda en general- no le preocupa que haya pobres: lo que le preocupa es que el Estado posea toda la riqueza y que un puñado de políticos la controlen, aunque sean personas que no tengan experiencia profesional en ningún campo. Serra es un buen ejemplo de ello: su currículum en la web de Podemos demuestra que esta comunista no había trabajado nunca antes de ser diputada. Nunca ha creado una empresa ni ha creado un solo puesto de trabajo. Tampoco tiene títulos universitarios (dice que estudió Filosofía, y cuando lo dice así es porque no terminó la carrera). Por el contrario, Amancio Ortega lidera la empresa con más facturación de Galicia y la octava de España, una entidad que traduce sus beneficios en la creación de miles de puestos de trabajo.

Un partido heredero de un grupo comunista que colaboró con Herri Batasuna

Hay un dato significativo en el citado currículum de Isa Serra: «Militante de Anticapitalistas». Ya he dicho que esta señora es comunista, y no es algo que me invente. Esto es lo que dice la web de ese partido de extrema izquierda: «Anticapitalistas es herencia de las luchas y experiencias de la Liga Comunista Revolucionaria (LCR)». Por si alguien lo desconoce, en los años 80 la LCR apoyó a Herri Batasuna, el brazo político de la banda terrorista ETA. La LCR siguió apoyando a HB incluso después de los atentados más salvajes de ETA, como los perpetrados contra la Casa-Cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza (once personas asesinadas, seis de ellas niños) y el Hipercor de Barcelona (21 personas asesinadas, la mayoría de ellas mujeres y niños). Es el colmo que estos fanáticos, en vez de haber sido ilegalizados, estén ahora en las instituciones y aleccionando a todo el mundo. Y aún tendrán la cara de decirnos que nos hace falta «memoria histórica».

Quieren el poder político para la «violación despótica del derecho de propiedad»

La web de Anticapitalistas es un paseo por las tesis más irreales de la extrema izquierda de toda la vida. Por poner un ejemplo, en la web del partido de Serra se puede leer un documento («Texto de combate», lo llaman) titulado «La teoría marxista de la revolución proletaria». En ese documento se leen cosas como la siguiente (página 17): «Carente de raíces en la propiedad privada capitalista, la misión histórica del proletariado es destruirla. Pero para lograrlo, necesita apropiarse del poder político». ¿Y para qué quieren estos comunistas el poder político, cabe preguntarse? En esa misma página nos sacan de dudas: «Una vez los trabajadores hayan conquistado el poder político, se verán forzados a emprender un programa de “violación despótica del derecho de propiedad y de las relaciones burguesas de producción”.» En la página 20, esta organización comunista en la que milita esa diputada podemita insiste en ello: «El programa comunista podría subsumirse en una fórmula única. “La abolición de la propiedad privada”».

Siguen el recetario ideológico que arruinó a países como Cuba y Venezuela

Es decir, que se proponen destruir y violar un derecho amparado por el Artículo 17 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y por el Artículo 33 de la Constitución Española. Dicho en resumidas cuentas: el partido de Serra sueña con una sociedad en la que se nos usurpe nuestra propiedad a todos los españoles, y que toda la riqueza pase a manos del Estado, bajo el control de un puñado de políticos comunistas. Por eso les molesta el mero hecho de que un empresario haga donativos: lo que quieren comunistas como Serra es controlar ellos el dinero, aunque no tengan ninguna experiencia como gestores y no tengan más experiencia en la vida que el activismo de extrema izquierda. Basta con ver lo que ha pasado en países como Cuba, Venezuela y otras dictaduras comunistas para darse cuenta de lo que ocurriría en España siguiendo los consejos de fanáticos como Isabel Serra.

Foto: Ariel López

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Pues qué quieres que te diga, a mí me gusta que salgan estas gentes diciendo cosas como esta. Cuando la gente piense un poco que esta insolvente, que no ha trabajado nunca, se mete con una persona que ha trabajado toda su vida y da trabajo a miles, pues creo que la cosa está clara sobre lo que pensarán sobre esa pobre mujer.

    Y si se miran las listas de espera, cualquier cosa que las alivie es bien venida, con lo que la gente seguirá pensando mal de esa diputada.

    Naturalmente que quieren la abolición de la propiedad, todo pasa a ser del estado y ellos son el estado.

    La pregunta siguiente es ¿cómo es posible que alguien vote a seres presuntamente pensantes como esta? Pues porque la gente no les vota, al menos en la cantidad que nos dicen, en estos tiempos los ordenadores hacen milagros.

  2. Huichilobos

    Una podemita hija de un liberal columnista de LD (hija de papá por tanto) que todavía debe estar preguntándose qué es lo que hizo mal para que le salieran dos hijas así.

  3. Russell

    pacoco,

    la gente les oye, pero no escucha. Oye que les van a quitar a «los ricos» porque piensan que ellos van a entrar en el reparto de lo que se confisque, no piensan que ellos puedan ser los confiscados.

    Yo viví en Venezuela en los primeros tiempos del chavismo y les preguntabas a los venezolanos (gente con título trabajando en un banco español) que por qué votaban a Chávez y te decían que ha quien iban a votar si no. Que estaba a favor de los humildes y que solo iba contra los ricos…

  4. Maqui

    Amancio Ortega no es santo de mi devoción, pero Isa Sera y sus lacayos de Podemos la están fastidiando que no veas solo porque Amancio Ortega ofreciese donar una gran cantidad de millones de euros para luchar contra el cáncer. Parece que se han saltado a la torera el refrán es de bien nacido ser agradecido.

  5. Huichilobos

    Es que el problema reside precisamente en ir contra los ricos, que no lo son por casualidad. Aunque imperceptible para la mayor parte del pueblo, el tejido empresarial de una sociedad cumple una función social imprescindible: coger las cosas donde edtán y llavarlas donde se necesitan y en la forma en que se necesitan. Atacarlo es lo peor que puede hacérsele a esa sociedad.

  6. Luis Recinos

    ¡»Violación despótica del derecho de propiedad»! «¡Abolición de la propiedad privada¡» … Y creo que se quedan cortos. Más apropiado sería algo así como «violación despótica de todos los derechos de todos…» Por eso creo válida la afirmación del Dr. Dennis Prager, la cual mantiene que «el izquierdismo destruye todo lo que toca.»

  7. Luna

    Y que no me vengan con la «igualdad de oportunidades», que no me diga esta diputada que Amancio lo ha tenido muy fácil para llegar a donde ha llegado. ¿Es el de Zara, verdad? Pues si mal no recuerdo, un amigo mío me contó que su madre tenía una pequeña tienda de ropa en Barcelona y le venía personalmente este hombre con un muestrario de cuatro prendas (Creo que dijo que eran de ropa interior), tomaba los pedidos -ínfimos- y los servía también personalmente, rondando así de tienda en tienda. Y nunca le vieron usar coche o moto, venía andando. Vamos, que empezó por abajo del todo y nadie le puso el trabajo en bandeja.

    Y vamos a ver eso de la caridad: Viene del latín «charitas» y según sabemos todos los católicos, es amor. Lo dejó bien claro la Encíclica Caritas in Veritate (magnnífica, por cierto)No es algo exclusivamente cristiano, sino plenamente humano y que puede comprender y seguir cualquier persona.

    Pero los podemitas reclaman la palabra masónica «solidaridad», que viene definida en el DRAE como «adhesión de carácter momentáneo a una causa», o sea que hoy sí y mañana se acabó. Y además, sin que el amor aparezca por ninguna parte. Es la actuación que reclaman constantemente y que algunas veces ejercen. ¿Qué es mejor, caridad o solidaridad?¿Hay que sentir algún tipo de animadversión por la caridad?

  8. bilbaino

    Mientras tanto los millonarios de los Barden evaden en Panama. Pero es que ellos son ultraizquerdistas.

    Espero ver a esa tal Isa Serra violando el chalet de su jefe.

    ¿Cuando será obligatorio que los candidatos tengan experiencia laboral? Que bochorno. ¡Y se hace llamar trabajadora!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.