Fue elegida en 1968 en un concurso de marchas del Ministerio de Marina

Historia de la marcha más emblemática de la Armada Española: ‘Ganando barlovento’

Casi todos los que hayan asistido alguna vez a un desfile de la Armada Española habrán escuchado una marcha pegadiza, marcial y que evoca la historia y la grandeza de nuestra fuerza naval.

La historia de una de las canciones más bellas de la Armada Española: la Oración de la Noche
La historia del Himno de la Legión, ‘El novio de la muerte’ y otras canciones legionarias

“Ganando barlovento” es, a día de hoy, la marcha militar más emblemática de la Armada Española junto con su famoso himno. Es, dicho sea de paso, mi marcha militar favorita. Podéis escucharla aquí interpretada por la Banda de Música de la Escuela Naval Militar de Marín en un concierto ofrecido en el Pazo de la Cultura de Pontevedra, el 8 de abril de 2014:

Te puedes descargar esta marcha de forma legal en MP3 pulsando aquí (está colgada en la sección de himnos y canciones de la web de la Armada).

Su autor fue Ramón Sáez de Adana, primer director de la banda del Batallón del Ministerio de Marina

En su “Historia de la música militar española y uniformes” (1997), Ricardo Fernández de Latorre explicaba lo que calificaba como “la peripecia” de la historia de este “inmortal título”, su autor, el cántabro de Castro Urdiales Ramón Sáez de Adana Lauzurica (1916-1999), la compuso por “pura casualidad”. En el origen de esta composición, según Fernández Latorre, “tuvo un gran componente el enorme sentido de la responsabilidad de Sáez de Adana y su temor a cometer cualquier injusticia”.

Siendo Capitán Director Músico de 2ª, Sáez de Adana se convirtió en el primer director de la banda sinfónica del Batallón del Ministerio de Marina de Madrid (conocido desde 1968 como Agrupación de Infantería de Marina de Madrid, AGRUMAD) en su fundación en 1950, una unidad que tuvo su primera actuación en el Paseo de la Castellana de Madrid el 1 de abril de 1951, en el desfile de la Victoria, como recuerda Bernando Adam Ferrero en “La creatividad al servicio de las bandas de música”. En 1965, estando todavía en la AGRUMAD (permaneció al frente de su banda hasta 1977), en 1965 a Sáez de Adana le llegó “por vía confidencial la noticia de que iba a formar parte del jurado de un concurso de marchas militares”, según relata Fernández Latorre.

Ramón Sáez de Adana, autor de “Ganando barlovento”, en una foto tomada el 16 de mayo de 1947 tras contraer matrimonio con María de las Nieves Oliver Villar (Fuente: La Razón de Ángel).

Un concurso en 1965 para dotar de marchas militares a la Armada

Manuel Maestro, en “Sones de mar. La música en la Armada”, señala la finalidad del concurso: en la década de los sesenta del siglo pasado, la Armada no contaba con un repertorio abundante de marchas propias, por lo que era necesario tener títulos especialmente pensados para sus formaciones musicales”. Por ello, la Oficina de Prensa del Ministerio de Marina convocó el ya citado concurso de marchas el 11 de diciembre de 1965, mediante una resolución que fue publicada por el Diario Oficial del Ministerio de Marina del 20 de diciembre (ver PDF). El concurso tenía un premio de 50.000 pesetas para el ganador. El plazo de presentación de obras finalizaba el 1 de marzo de 1966. Los autores sólo disponían de 70 días, a pesar de lo cual se presentaron muchas composiciones. El jurado estaría integrado por dos Jefes de la Armada y tres Vocales Músicos. Las bases señalaban, así mismo, que el autor de la marcha premiada “conservará sus derechos como tal para toda reproducción o ejecución no realizada por la Marina”.

La convocatoria del concurso de marchas militares de 1965, publicada en el Diario Oficial del Ministerio de Marina del 20 de diciembre de ese año (Fuente: Biblioteca Virtual de Defensa).

Sáez de Adana eludió ser parte del jurado presentándose al concurso

A Fernández Latorre le explicó el propio Sáez de Adana su reacción al saber que formaría parte del jurado: “Me contó hace unos años -conociéndolo, me lo creí a pies juntillas- que le aterró la gran responsabilidad que iba a contraer, y que la idea de proceder desacertadamente, le impidió conciliar el sueño durante varias noches. ¿Como librarse de la comprometedora designación? La disciplina hacía inviable cualquier excusa. ¿Qué partido tomar?. Por fin un día le vino a la mente la solución a su problema. Había hallado lo que se consideraba un “truco” perfecto: presentarse al concurso con una marcha compuesta expresamente para esta ocasión. Ello le hacía incompatible, con toda legalidad, con su designación como miembro del jurado”.

El músico cántabro no había compuesto ninguna marcha militar

El caso es que, aunque había ingresado en el Cuerpo de Directores Músicos de la Armada en 1942 (23 años antes), Sáez de Adana nunca había compuesto una marcha militar. Con anterioridad a su destino en el Batallón de Infantería de Marina en 1948, había dirigido las bandas municipales de Castro Urdiales y de Santander y también las corales de ambas ciudades. También formó un coro y dirigió representaciones de zarzuela en Cartagena, y en su destino en Madrid trabajó con el Coro de Marineros del Ministerio de Marina, según la Real Academia de Historia. No olvidemos que algunas célebres marchas militares españolas surgieron precisamente del género chico en forma de pasodobles. Fue el caso de “Los Voluntarios” (1893, de la zarzuela del mismo nombre), “La banderita” (1919, de la revista “Las corsarias”) “Los Quintos” (1924, de “La Bejarana”) y “Soldadito español” (1927, de “La orgía Dorada”).

La Orden Ministerial núm. 2.487/68 dando a conocer la elección de “Ganando barlovento”, “Mares y vientos” y “Proa a la mar” como marchas reglamentarias de la Armada. Fue publicada en el Diario Oficial del Ministerio de Marina del 6 de junio de 1968 (Fuente: Biblioteca Virtual de Defensa).

La Armada designó “Ganando barlovento” como reglamentaria junto con otras dos marchas

Sáez de Adana se puso manos a la obra y compuso su marcha con rapidez. Fue sin duda un momento de inspiración. El propio autor reconocía, según Fernández Latorre, que “sonó la flauta por casualidad”. El 31 de mayo de 1968 el jurado del concurso eligió “Ganando barlovento” como marcha ganadora. Unos días más tarde, el 4 de junio, mediante la Orden Ministerial núm. 2.487/68 (ver PDF), el Ministerio de Marina declaró la marcha ganadora como reglamentaria en la Armada, junto a otras dos composiciones presentadas a ese concurso: “Mares y vientos”, del murciano Sebastián Zaragoza López (padre de Sebastián Zaragoza Soto, que fue Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada entre 2004 y 2008), y “Proa a la mar”, del coruñés Ricardo Dorado Janeiro (que había compuesto en 1967 la música del Himno del Ejército del Aire). “Estas marchas serán interpretadas con carácter preferente por todas las Bandas de Música de la Marina”, señalaba la orden, añadiendo que la Inspección General de Infantería de Marina remitiría “el material completo de dichas marchas a las Bandas de Música de la Armada, dentro de los quince días siguientes a la publicación de esta Orden Ministerial”.

Algunas muestras de interpretaciones de “Ganando barlovento”

Como colofón a esta historia, diré que aunque se trata de una marcha tradicional de la Armada, también la han interpretado bandas del Ejército de Tierra, generalmente en eventos conjuntos con la Armada. En el siguiente vídeo podéis ver un fragmento del “Ganando barlovento” interpretado por la Banda de Guerra de la Brigada “Galicia” VII (BRILAT) del Ejército de Tierra en el inicio del Concurso de Patrullas Tuy-Santiago de la BRILAT el 5 de mayo de 2014, en el que también participaban patrullas de la Infantería de Marina:

Aquí podemos escuchar esta marcha tocada por una banda militar conjunta, formada por músicos del Regimiento de Infantería “Inmemorial del Rey” nº1 del Ejército de Tierra, de la AGRUMAD de la Armada, de la Agrupación del Acuartelamiento Aéreo de Getafe del Ejército del Aire y las Unidades de Música de la Guardia Real, en un concierto ofrecido en el Teatro Monumental de Madrid el 28 de mayo de 2014:

Y siendo una pieza compuesta para desfilar, no podía terminar esta entrada sin un desfile. Aquí la Banda de Música de la Escuela Naval Militar en la fiesta de San Telmo, en Tuy (Pontevedra), en mayo de 2011. Después de participar en la procesión en honor al santo patrón de los navegantes, nuestros marinos siempre se despiden desfilando al son de “Ganando barlovento”, recibiendo numerosos aplausos (estoy de acuerdo con la persona que exclama “¡qué bonito!” en el segundo 1:14):

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Marcial

    ¡Viva la Marina! ¡Viva España!

  2. José Ángel

    Magnífico artículo. Muchas gracias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.