El ansia infinita… de venta de armas

El 15 de abril de 2004, después de subir al poder tras utilizar políticamente el mayor atentado terrorista de la historia de España, Zapatero terminó su discurso de investidura resumiendo su ideario en tres pilares: “un ansia infinita de paz, el amor al bien y el mejoramiento social de los humildes”. Los humildes ahora están soportando cifras históricas de paro y de pobreza. Zapatero ya les ha subido los impuestos y ha anunciado la congelación de sus pensiones. El amor al bien se ha traducido, por ejemplo, en una ley que da barra libre para matar a seres humanos inocentes e indefensos antes de que puedan ver la luz. La cursilada del ansia infinita de paz tampoco se sostiene ante la noticia que publica hoy un medio afín al gobierno de que España ha aumentado un 44% su venta de armas en el peor año de la crisis.

Significativamente, entre los principales compradores de armas de la España zapateril figuran dictaduras como el de Venezuela y estados feudales como Marruecos y Arabia Saudí. El total de la venta de armas autorizadas por el gobierno socialista a esos países rondó en 2009 los 1.000 millones de euros. Pero lo más curioso es que España también vendió 790.635 euros en armas a Israel. El dato me parece fenomenal, no sólo porque eso contribuye a la defensa de la única democracia de Oriente Medio, sino también porque deja en evidencia la hipocresía de este gobierno y de sus constantes críticas hacia Israel.

Ahora lo que falta por saber es si Zapatero cambiará las memeces de la Ley de Economía Sostenible para apostar aún más por el único sector industrial español que parece estar viviendo una época de buenas ventas en plena crisis. A fin de cuentas, el 7 de mayo Zapatero ya tiró al fondo del retrete el grueso de sus demagogias populistas, en un reconocimiento tácito de sus errores y de sus mentiras durante los últimos seis años. ¿Quién sabe? Lo mismo que ha pasado de negar cualquier recorte en gastos sociales a hacer un tijeretazo en perjuicio de los menos pudientes, a lo mejor Zapatero se anima a cambiar lo del “ansia infinita de paz” por un discurso abiertamente belicista. No sería la primera vez que Zapatero renuncia a una de sus solemnes cursiladas mitineras para dar un giro de 180 grados y sostener justo lo contrario. Para algo es, a fin de cuentas, el presidente más mentiroso, improvisador y falto de vergüenza que ha pasado por La Moncloa en todos los años que llevamos de democracia.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Te adjunto un enlace que demuestra lo mentiroso que es, sólo dura 20 segundos y me encanta porque el tío le pone un énfasis cuando dice las cosas que, cuando uno se percata de la realidad, se da cuenta del pedazo de actor que es.

    http://www.youtube.com/watch?v=sSxVfYFmYok&feature=player_embedded

    (espero que se vea)

  2. ¿”Discurso belicista”? Cualquier día en vez de ir a ver el Barça-Madrid, iremos a ver Cristianos contra Leones (de los de verdad).

    En cuanto a la capacidad histriónica de ZP, lástima que Almodólar no lo fichara para alguna de sus películas, como por ejemplo “Gobierno al borde de un ataque de nervios”…

    xDDDDDDD

    Saludos,
    Aguador.

  3. No me extrañaría nada. Éste presidente gobierna la nave a bandazos y, así no es de extrañar que algunos tengamos náuseas.

  4. Aguador, tienes razón. Se me olvidó lo belicista que se pone Zapatero cada vez que habla de los católicos…

  5. En el comercio de armas lo único que importa es el dinero y si en ese momento la venta te beneficia políticamente, como apoyar a un país beligerante con uno enemigo tuyo, pues mejor que mejor.

    Por ejemplo Israel en su día le vendió armas a los afganos durante la ocupación soviética de Afganistán. Pero bueno, también lo hizo Suiza ( país neutral), EE.UU., Egipto,… todos tenían un denominador común Afganistán era enemigo de la URSS.

    De igual manera ha pasado en muchos conflictos, se ha apoyado a un país que luego les ha salido por la tangente.

    En la venta de armas de España se incluyen pues la venta de barcos de guerra y aviones. Tendiendo en cuenta que España los únicos aviones que fabrica son de transporte, sólo nos quedan los barcos como armas. Y de estos, España no fabrica el armamento ( y menos mal), sino que suele poner armamento italiano.

    Por cierto, también se vende armamento a otros países, que muchos consideran del “eje del bien”: barcos a Australia, aviones a EE.UU. ( los mismos que a Venezuela), Turquía, …

    Pero como toda cara tiene una cruz, España también vende armas de verdad, y de las prohibidas, como minas antipersona. Y esto sí que me parece una hipocresía por parte de ZP.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.