El nuevo disfraz electoral de ETA apela a su común denominador con el PSOE

Ayer el aparato de propaganda de la banda asesina presentó su enésimo intento de colarse en las instituciones democráticas, que ha usado hasta ahora con el único fin de defender a sus pistoleros y captar fondos públicos, información y cobertura legal para sembrar el terror. De hecho, el pliego de propaganda del nuevo disfraz electoral de ETA lo leyó Rufino Etxeberría, que en los próximos meses pasará por el juzgado acusado de pertenencia a organización terrorista en grado de dirigente, con una posible pena de 12 años de prisión. Ayer este individuo declaraba: “somos socialistas”, una clara apelación a su común denominador con el PSOE, que horas después era correspondida con muestras de benevolencia desde las portadas y atriles del socialismo español. Algunos ya han planteado que ese gesto batasuno no es de fiar. Echémosle un vistazo.

Mantienen su verborrea manipuladora e ignoran a las víctimas

En la declaración leída por Etxeberría se habla de la “superación de cualquier tipo de violencia”, empleando el lenguaje que siempre ha usado la propaganda etarra, según el cual en España no hay unos asesinando y otros muriendo asesinados, sino dos bandos enfrentados que usan por igual la violencia. Es más: el panfleto habla de “una sociedad atravesada por la violencia y múltiples vulneraciones de derechos individuales y colectivos”, equiparando así la agresión etarra contra los derechos individuales con bombas y tiros en la nuca, con la negativa de la democracia a ceder al chantaje de ETA, que siempre pone bajo el término de “derechos colectivos” la independencia de las Vascongadas y la anexión de Navarra y Gascuña. Así pues, el nuevo disfraz electoral de ETA no renuncia al equipaje propagandístico de los asesinos, cuyo único fin durante más de 40 años ha sido justificar los crímenes perpetrados por ETA. Es más: el panfleto no contiene ni un leve rechazo a los crímenes cometidos por ETA durante décadas, ni una sola petición de perdón a las víctimas.

Por si quedaba alguna duda de que estamos ante una simple maniobra de ETA, ayer el antiguo parlamentario de Herri Batasuna Tasio Erkizia declaraba: “superar las trampas que nos impone el sistema es parte de nuestra estrategia política”, una estrategia que en la extrema izquierda siempre ha abundado en el recurso a la mentira como arma revolucionaria, como la definía Lenin. Así, lejos de condenar los crímenes de ETA, Erkizia afirmó: “Durante muchos años hemos sido capaces de resistir ante los continuos y atosigantes ataques, y ha llegado el momento de dar pasos decisivos hacia el triunfo político”, para después usar un lenguaje bélico: ahora toca cambiar las formas de lucha para pasar al ataque, ir a la ofensiva. Este mismo personaje es el que aparece en la foto que encabeza estas líneas junto a Rufino Etxeberría, lector del panfleto al que me he referido antes, una foto tomada el pasado mes de julio, un mes después de que Erkizia declarase: “hay más razones que nunca para la lucha armada”.

El PSOE y sus medios afines blanquean la nueva burla etarra

A pesar de ello, el PSOE no ha tenido reparos en hablar de “mejora notable” en el discurso del aparato de propaganda de los asesinos. Los terminales mediáticos de los socialistas han ido aún más allá: El País dice hoy en portada que “Batasuna se reinventa con el rechazo a la violencia de ETA” y Público pone una mentira en portada con este titular: “Batasuna anuncia que rompe con ETA”, un anuncio que no sólo no se ha dado, sino que resulta tan absurdo como los citados titulares. Y es que Batasuna no puede romper con ETA porque Batasuna es ETA, y no porque lo diga yo, sino porque así lo probó y sentenció el Tribunal Supremo en 2002, una sentencia avalada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2009. En aquella sentencia, con la que fueron ilegalizados tres de los disfraces electorales de ETA (Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna), se señalaba lo siguiente:

La creación de los tres partidos políticos demandados responde a un único designio, el de ETA, que diseñó lo que podría denominarse gráficamente como una “sucesión operativa” de formaciones políticas legales que le prestaran cobertura jurídica legal y apoyo político de cara a la sociedad, y que le permitieran beneficiarse de las ventajas de operar en el seno de la legalidad constitucional, participando en el “juego electoral” pese a estar realmente al margen de aquélla y ser su objetivo, precisamente, el de la destrucción del sistema constitucional por métodos no democráticos y, por tanto, no permitidos”.

Que el gobierno y su aparato mediático quieran echar tierra sobre esa sentencia, dando por bueno el enésimo engaño de ETA para colarse en las instituciones, es un claro signo de que se repite la farsa iniciada antes de la última tregua-trampa de ETA en 2006, durante la cual el PSOE -que llevaba años contactando en secreto con los terroristas– y sus corifeos no tuvieron el menor escrúpulo en atacar a las víctimas e incluso en lanzar contra ellas y contra la oposición democrática la calumnia de que no querían la paz ni el final de ETA. Veo venir lo que va a pasar: una vez más, intentarán convencernos de que ETA y sus propagandistas son capaces de matar, mutilar, extorsionar y sembrar el terror, pero que hemos de fiarnos de sus intenciones como si esos criminales fuesen delicados cultivadores de la virtud de la sinceridad.

El común propósito de debilitar moralmente a nuestra sociedad

Frente a esta nueva infamia, creo necesario recordar lo que dijo en la manifestación del pasado sábado Juan de Dios Dávila, hermano del teniente coronel de Infantería Fidel Dávila, asesinado por ETA el 21 de junio de 1993: el terrorismo busca una sociedad incapaz de mantenerse firme en sus convicciones, un debilitamiento moral que estos últimos años ha tenido también otro promotor de forma simultánea, éste con Palacio, coche oficial y con todo el aparato del Estado a su servicio. Ambos buscan una sociedad dispuesta a renunciar a los valores de la cultura occidental, valores en los que ha arraigado la democracia y en los que las distintas franquicias del socialismo ven un freno a sus propósitos políticos. No es casual que unos estén saludando los engaños de los otros con tan mal disimulado entusiasmo.

P.D.: os dejo aquí con el mencionado discurso de Juan de Dios Dávila en la manifestación del sábado, grabado por Libertad Digital TV:

Artículos relacionados:

¿Seguirá el Estado siendo el “tonto útil” de los proetarras?, editorial de Libertad Digital
La nueva vieja capucha, por Cristina Losada
Ya está aquí el nuevo partido socialista, por Anghara
No quiero ayudar a que un etarra se pague la hipoteca, por Vigilia Pretium Libertatis
Un siniestro déjà vu, por Elentir

En la foto que encabeza estas líneas podemos ver a Rufino Etxeberria (en el centro) y el antiguo parlamentario de Herri Batasuna Tasio Erkizia (a la derecha), juntos en una foto publicada por El País el pasado mes de julio. El primero fue uno de los que presentó ayer el nuevo disfraz electoral de ETA. Un mes antes, Erkizia declaraba: “hay más razones que nunca para la lucha armada”.

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. javierbr

    Iñigo Iruin, uno de los líderes de la nueva formación proetarra, fue durante muchos años abogado de etarras. Tasio Erkizia fue uno de los líderes de Herri Batasuna.
    Todos unos angelitos, vamos.

  2. Gran artículo. Los hechos hablan por sí solos.

  3. yo

    Por muchos nombres que se pongan, seguiran siendo lo mismo, el brazo politico de ETA.

    Lo que parece que nadie toma en cuenta es que no solo importa el dinero que se les asignaria por voto, tampoco que puedan hacer leyes que les favorezan ni que puedan llegar a hacer de los territorios gobernados por ellos su feudo adoctrinando a niños en las escuelas a base de mentiras, lo realmente preocupante es que pudiendo acceder a los comicios tendrian en su poder el censo, con los nombres, apellidos y direcciones que todas y cada una de sus potenciales victimas.

    Los que somos del Pais Vasco conocemos bien a esta lacra para la sociedad, se crian en la violencia y quieren imponer sus ideas por la fuerza aunque para eso haya que utilizar a ancianos y niños, no tienen ningun pudor en ir con sus hijos (bebes en muchos casos) a las manifestaciones violentas para que la policia no pueda hacer su trabajo y ponerles en su sitio.

    La violencia callejera no se acabara nunca, el PNV, Aralar y los proetarras, alimentan todo esto mediante mentiras, adoctrinamiento y delirios de grandeza que nunca existieron. Sus principales victimas son las que los demas sufrimos, chavales con poca personalidad y por lo tanto, altamente influenciables que en vez de estudiar su propia historia, tienen por cierto los desvarios de un nazi trasnochado.

    Para terminar, dire que lo que no les cuentan a estos chavales es que el nazi que tanto admiran, en su lecho de muerte reconocio que se habia equivocado en todo.

  4. Pues se volverá a demostrar, como con ANV, que el gobierno está encamado con esta gentuza.

    En cuanto a los fines socialistas de los etarras, pues siempre han alardeado de ello.

  5. Basta pasarse hoy por los medios afines al gobierno, en especial por sus columnas de opinión, para darse cuenta de que ya ha empezado la campaña para blanquear la nueva marca electoral de ETA. Han vuelto a las andadas en toda regla. Sirva como muestra lo que dice hoy Ignacio Escolar en su blog, en un artículo incluido como columna de opinión en Público: “los tribunales tienen muy pocos argumentos para mantener esta situación de excepcionalidad democrática: la ilegalización de un partido político”.

    ¿Excepcionalidad democrática? El Tribunal Supremo ilegalizó a Batasuna precisamente porque era parte de ETA, y no un verdadero partido político.

    Pero lo peor de hoy llega del columnista más salvaje de ese diario ultraizquierdista. Me refiero a Manolo Saco. Este tío define a ETA como “ese dios menor al que le rezan todos los días para que no les abandone”, refiriéndose a los del PP. Sí, lo dice sobre el partido de Miguel Ángel Blanco y de Gregorio Ordóñez, el partido más amenazado y agredido por ETA en todos los años que llevamos de democracia.

    Pero no conforme con ello, ese miserable se refiere a Alcaraz como “ese personaje patético” y califica a las víctimas y a quienes les apoyaron el sábado en Madrid como “lo más extremo” del PP. Saco remata la cerdada diciendo que “habría que retorcer demasiado el derecho para esta vez no dar una oportunidad a la izquierda abertzale. Aunque la presión del terror provenga ahora de la derecha.” ¿La derecha da tiros en la nuca y pone bombas lapa?

    En la misma línea, Enric Sopena hoy en su cómic digital afirma que “Rajoy teme la rendición de ETA”. ¿Qué rendición? ¿Acaso han entregado las armas los terroristas, o han dicho que vayan a entregarlas? En el mismo cómic digital, Francisco Medina afirma: “Los violentos sacan bandera blanca”, y después de largar esa mentira, este tipo afirma sin tapujos: Mayor Oreja y sus seguidores necesitan a ETA. ¿Para qué, para que les mate, para que les amenace y extorsione?

    Desde luego, hay cierta izquierda que da asco, que prefiere a los propagandistas de una banda terrorista antes que a la derecha democrática, y la clave, insisto, la dieron ayer los propagandistas de ETA: “somos socialistas”.

  6. Jandro

    Es muy gordo que tanto el PSOE como todos sus portavoces mediáticos quieran hacer que nos traguemos a la ETA por narices. Son un espectáculo digno de circo, capaces de vendernos a la ETA a la vez que insultan a Mayor Oreja por narrarlo.

    Es incalificable lo de estos medios. Si fuera lector del PPP (País, Plural, Público) me sentiría tomado por imbécil. Bueno, en realidad me sentiría tomado por imbécil si alguien me creyera lector de alguno de esos periódicos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.