Tras calumniar a los provida, elude condenar la violencia de los abortistas

Así fue el violento escrache abortista que Elena Valenciano no se atreve a condenar

Anteayer en Madrid un centenar de abortistas se manifestaron contra los derechos de los niños por nacer. Cortaron la calle Génova ilegalmente, teniendo que intervenir la Policía. Los abortistas corearon lemas soeces, insultaron a la Policía y acabaron manifestándose ilegalmente ante el domicilio de Gallardón, donde la Policía detuvo a dos personas, una de las cuales iba armada con una navaja, con la que hirió a uno de los agentes en una mano.

Dos detenidos en el violento ‘escrache’ proabortista ante el domicilio de Gallardón
Mientras alienta el acoso a cargos del PP el PSOE calumnia a los pacíficos providas
Galicia: mafiosos abortistas amenazan a la Red Madre por ayudar a las embarazadas
Brutal agresión abortista contra voluntarios de Derecho a Vivir en Galicia

El vídeo de los hechos -grabado por grupos afines al 15M- se puede ver en esta noticia de HazteOir.org. Teniendo en cuenta la ridícula pataleta que ha montado Elena Valenciano por unas vallas de Derecho a Vivir totalmente legales, imaginaos el follón que habría montado el PSOE si ese escrache violento lo hubiesen hecho manifestantes provida ante la casa de un diputado socialista. Posiblemente en menos de 24 horas los abortistas habrían exigido al gobierno la ilegalización del grupo que hubiese convocado ese acto. Pero como el lamentable y agresivo espectáculo lo han dado los abortistas, la cosa cambia.

Elena Valenciano elude referirse al escrache contra Gallardón y no lo condena

El mismo día de los hechos Elena Valenciano publicó en su página de Facebook el siguiente mensaje: “Esta tarde miles de personas se han concentrado ante las sedes del PP en las principales ciudades de España para exigir que se mantenga la legislación actual sobre la interrupción voluntaria del embarazo que Gallardón ha anunciado que pretende reformar.” Además de referirse de forma tan manipuladora a la eliminación de vidas humanas -como si matar fuese una mera “interrupción”-, la diputada del PSOE ni siquiera se refirió al escrache violento ante el domicilio de Gallardón.

Ayer, y con las imágenes del violento escrache abortista en numerosos medios, la dirigente socialista se limitaba a escribir lo siguiente en su página de Facebook: “Para que quede claro: no comparto los escraches ante los domicilios privados de nadie.” Valenciano no citaba concretamente el escrache ante el domicilio de Gallardón ni se atrevía a condenar la acción de sus colegas abortistas, pero acto seguido escribía: “Tampoco la coacción e intimidación que se realiza desde hace años en toda España ante las clínicas privadas acreditadas y legales que practican abortos.”

El mes pasado Elena Valenciano ya calumnió a los provida lanzando contra ellos falsas acusaciones de coacción. Y es que en la particular campaña del PSOE para emponzoñar el debate del aborto no caben condenas de la violenta actitud demostrada ayer por los abortistas, pero sí las calumnias contra los provida que se manifiestan de forma pacífica.

(Foto: Flickr PSOE. Elena Valenciano presentando el “pacífico” lema con el su partido hizo campaña para las elecciones generales de 2011, en la que sufrió una de las mayores derrotas de su historia)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Es triste, pero si los antiabortistas fueran (fuésemos) violentos, es posible que se nos tomara más en serio en este país…

  2. Ninguno de los provida que conozco -y conozco a muchos- consideran legítimo el uso de la violencia para fines políticos. Si alguien espera que tomemos esa vía es que no nos conoce.

    De hecho, eso es lo que le gustaría al PSOE, que actuásemos con violencia. Además de ser algo ilegítimo, con eso daríamos a los abortistas la excusa perfecta para señalarlos. Por principios y por sensatez, no es esa vía la que pensamos tomar, que a nadie le quepa la menor duda.

  3. Jandro

    No me parece de las peores cosas que ha hecho Valenciano estos días. Incluso me sorprendí positivamente cuando supe que había llamado a Beatriz Escudero para apoyarla ante los insultos y amenazas. Y es que, llegados a un punto, dejas de esperar algo bueno de ciertas personas, por mucho que sea lo mínimamente decente. En este episodio de hoy, es de valorar que al menos haya manifestado su disconformidad con los escraches, incluso aunque fuera para contraatacar a renglón seguido a los grupos que apoyan el derecho a vivir en lo que resulta ser una infame equidistancia.

    Por cierto, yo consideraría legítimo que sí se coaccionase e intimidase en los centros abortistas si con eso se consiguen salvar vidas. Y aunque eso no suceda, es que no quieren ni siquiera su pacífica presencia ante una clínica porque estorba al negocio.

  4. Álvaro

    Dice “miles” la tipa. Sí hombre, millones, ¿por qué no? ¡Qué más da que en las imágenes no sumen ni 100! Jajajaja.

  5. Lucía F. Padilla

    Apoyo total a todas las acciones PROVIDA. Con ley o sin ley, cualquiera sea la ideología política que tuvieran las abortistas o los abortistas, con o sin creencias religiosas de algún tipo, considero que el abortos es el más perverso y vil de los crímenes contra la humanidad de todas las razas. Creo nunca un país, una nación, un pueblo o cualquier comunidad grande o pequeña. ni cualquier familia o individuos, jamás pueden llevar una vida feliz, sana y exitosa mientras cargan en sus mentes y espíritu, un historial de abortos, es decir matanzas de bebes no natos. De hecho, el aborto provocado y practicado a voluntad es el por de los genocidios de lesa humanidad. Ningun argumento político o económico puede justificar estas matanzas. ESPAÑA ESTA HUNDIENDOSE COMO NACION Y EUROPA Y OTROS, DEBIDO A LOS ABORTOS. Estos crímenes atraen ruina para las naciones, los individuos y la humanidad. Un individuo o una nación que han dejado de regirse por los valores de la ética y la moral, tiende a desaparecer como tal. El aborto atrae sufrimiento y ruina. Es mi firme convicción.-

  6. En Vigo acaban de dar estadísticas de la población. Mas del 50% son menores de 15 años y mayores de 65. Ha subido del 39% en 1998. La Ley Bibiana ha frenado la natalidad brutalmente. Otro negativo para este país.

  7. Dolors Yagüe

    Cuando no se tienen argumentos, se recurre a la violencia y a cualquier despropósito. ¿Dónde fue a parar la “tolerancia” de algunos políticos? El aborto, además de que mata criatura inocentes, cuando más indefensos son ¡y en el seno de su propia madre! es lo peor que puede sufrir una mujer: Es lo más machista que hay. Mujeres embarazadas, que ya sois madres aunque aún no “veáis” a vuestro hijo, no os dejéis engañar, porque sois únicamente vosotras mismas las que sufriréis toda la vida las consecuencias, a los que os empujan a hacerlo no les afecta y, en el fondo, no les importáis lo más mínimo.

  8. Jandro, recurrir a la coacción sería dar la razón a abortistas como Elena Valenciano. Ya nos acusan de eso sin que lo hagamos, imagínate qué harían si hiciésemos lo que los abortistas quieren que hagamos. Al final, sabiendo los medios de propaganda que manejan, ten por seguro que la causa de la vida se vería perjudicada. La gente tiene que entender que no somos como ellos, porque no lo somos.

  9. pacococo

    Al Sr ministro había que correrlo a gorrazos, justo por lo contrario de lo que decían los escrachadores. Pero a parte de eso, estos chicos de la “razón moral” o sea de la presunta izquierda, han confundido las cosas. Una cosa es protestar contra un político sinvergüenza que se ha ido de rositas, como en Agentina y otra muy distinta presionar a un político para que una ley que ha de votarse salga según los manifestantes.

    Lo que le hicieron al ministro es un delito y si el ministro del ramo no fuera un maricomplejines, que solo se atreve con niños por nacer, pondría a estos tontos útiles en el banquillo. Pero ya sabemos que no va a ocurrir.

  10. wiskers

    Estoy totalmente de acuerdo con Lucia Padilla. Y añado es aberrante que pensemos que la pena de muerte es injusta para el mas vil de los crimenes y luego no nos molesta que personas (porque lo son desde su concepción) sean asesinadas vilmente por puro egoismo, o por cualquier razón que quieran esgrimir.

    Con razón muchas naciones “tercer mundistas” ven en Occidente la caida del Imperio Romano y que su cultura es superior a la nuestra.

  11. Jandro

    ¿Seríamos capaces de coaccionar a una madre que fuera a asesinar con una pistola a su hijo de tres años, con tal de evitarlo? Yo, al menos, sí. Pues lo mismo para los seres humanos de menos edad.
    Sí que es cierto que la mala prensa que recibiría esa coacción por parte de los hipócritas

  12. Jandro

    Sigo …
    Sí que es cierto que la mala prensa que recibiría esa coacción por parte de los hipócritas que quieren que sigamos instalados en la creencia irracional de que ahí no hay un ser humano sería encarnizada. La muestra es que ya lo es sin coacción alguna.

  13. La diferencia es que la ley hoy protege el crimen del aborto. Si te metes en un abortorio a impedir un aborto, acabas detenido, y seguramente la noticia será portada en todos los medios abortistas. Las cosas no son tan fáciles, Jandro.

  14. Yo solo se una cosa de disparar, que hay una punta del arma que ha de estar para afuera con la finalidad de no atizarse un tiro a uno mismo. Pero aunque fuera mas infalible que Calamity Jane, no entraría armado en un abortorio por un pequeno detalle dos puntos Soy pro vida, no promuerte.

    Perdonad la falta de tildes y demás desaguisados, algo le pasa a mi teclado, pone apostrofes y cosas raras a su antojo, dejando sus errores ortográficos en lugar de los mios.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.