En el histórico bastión del PSOE, sólo 29 de los 88 hospitales son públicos

¿Los 42 hospitales privados andaluces no son un negocio, señor Rubalcaba?

Hoy Rubalcaba ha hecho una de esas nuevas mezclas de demagogia y talante soviético, y cuando digo esto me refiero a ese concepto socialista según el cual el Estado debe apropiarse de cualquier iniciativa social dirigida a prestar servicios en ámbitos como la educación o la sanidad, como si los políticos hiciesen su trabajo mejor que iniciativas sociales como las que sostienen muchos de los mejores hospitales y colegios de España.

La herencia económica del PSOE en cifras
El PSOE, el Banco de Santander y una serie de meras casualidades

El objetivo de Rubalcaba: que los políticos sigan decidiendo por nosotros

Para sostener su vena estatalista, es decir, su afán por conseguir que los políticos lo controlen todo en España, Rubalcaba ha afirmado que “la sanidad nunca puede ser un negocio”. La cosa no deja de tener gracia, pues la sanidad pública se basa en el mismo principio que los seguros sanitarios privados: cobrarnos por sus servicios aunque aún no los hayamos usado. La gran diferencia que existe entre uno y otro modelo es que la sanidad pública se nos obliga a pagarla nos guste o no, la usemos o no, y si elegimos la privada, tenemos que pagar dos veces. Exactamente lo mismo ocurre con la educación pública. Y es que precisamente el socialismo consiste en que los políticos deciden por el ciudadano, penalizando a los que eligen servicios distintos a los que impone el Estado.

Socialistas alaban la educación pública pero prefieren los colegios privados

Podrían ponerse muchos y buenos ejemplos de hasta qué punto ese modelo no es tan eficaz ni tan ventajoso como lo presentan sus propios promotores. Uno de los ejemplos más claros es que mientras cantan loas a la educación pública, políticos socialistas llevan a sus hijos a elitistas colegios privados. Por lo visto, la educación pública les parece lo mejor… pero sólo para los hijos de los demás.

42 de los 88 hospitales andaluces son privados, y 17 concertados

En lo relativo a la sanidad, basta con repasar las cifras publicadas en enero por el Abc de Sevilla datos del Ministerio de Sanidad y la propia Consejería de Salud y Bienestar Social: sólo 29 de los 88 hospitales del bastión socialista andaluz son públicos. La mayoría, 42 en total, son privados, y hay 17 concertados. Algunos de los concertados tienen una gestión mixta pública y privada, como en el Hospital San Juan de Dios de Aljarafe.

El PSOE carga contra los conciertos, pero sólo desde la oposición

Se trata de un modelo que se aplica en Andalucía igual que se da en otras comunidades. En Vigo, por ejemplo, hay un hospital concertado, Povisa, cuyas instalaciones y servicios son excelentes. La diferencia es que mientras en Andalucía concierta hospitales, aquí el PSOE hace demagogia anunciando que quitará el concierto a Povisa, y eso olvidando que el PSOE ya renovó ese concierto cuando tuvo poder en la Xunta de Galicia.

La forma de dar libertad al ciudadano: cheque escolar y cheque sanitario

Ese doble discurso del PSOE deja en evidencia sus contradicciones. Ahora hace demagogia con la sanidad, pero en 2010 cuando gobernaban los socialistas la entonces ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, anunció que mandaría a los ciudadanos la factura de los servicios sanitarios públicos que utilizasen con el pretexto de concienciarles y evitar consultas innecesarias. Entonces, por lo visto, no les bastaba con imponernos una sanidad no pública, sino obligatoria, que tenemos que pagar sí o sí vía impuestos, aunque prefiramos contratar servicios sanitarios privados. Lo mismo que pasa con los colegios. Y es que en España lo que resulta caro es elegir algo distinto a lo que nos impone el Estado, pues entonces nos toca pagar dos veces. Eso es lo que el PSOE vende en Twitter, cínicamente, con el hashtag de #PorLaJusticiaSocial: lo que quiere, en realidad, es que el Estado, es decir, los políticos sigan decidiendo por nosotros, en vez de considerar alternativas como el cheque escolar y el cheque sanitario, que permiten elegir al ciudadano qué servicios educativos y sanitarios son los que prefiere.

(Foto: Quiron.es. Hospital Quirón, un centro sanitario privado en Campo de Gibraltar, Cádiz)

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Los datos de Andalucía son correctos pero no verás por aquí mareas blancas ni escraches a consejeros de la Junta ni nada parecido. Eso sí: programas de Canal Sur como Se llama Copla arrasan y consiguen que vayan muchas personas a sus espectáculos. En fin. Estamos en una sociedad anestesiada que no parece querer recuperarse.

  2. Luis Carlos

    ¿Pero cómo responder a un progresista cuando dice que todos tenemos derecho a la Sanidad?

  3. Tal vez habría que recordarles que la sanidad pública la creó Franco y durante la República no existía. Mucho progresismo pero cada cual paga lo suyo y además lo de todos, para que encima nos critiquen.

  4. Si la sanidad no ha de ser un negocio, se vuelve muy necesario el saldo de la cotización a los herederos: Si el finado cotizó más de lo que fue necesario para sus cuidados médicos, que les devuelvan el resto.

    Y que bajen los impuestos al tabaco, ya que parte de ellos se debe a esta excusa de la morbilidad evitable y sus cuidados.

  5. Alfonso

    Comparto tu opinión sobre el cheque escolar y la tremenda hipocresía socialista sobre los colegios concertados asequibles a las clases populares mientras que ellos llevan a sus hijos a centros superpijos. Y Montilla haciendo lo necesario para quev sus retoños no sean victimas de la inmersión linguistica impulsada por él. Pero confundes hospital privado con animo de lucro y sanidad con fin de lucro. Unos responden ante sus enfermos, otros antes sus accionistas.
    The high costs of for-profit care
    Steffie Woolhandler, David U. Himmelstein
    http://www.cmaj.ca/content/170/12/1814.full

  6. maria

    Si se trata de evitar el negocio de la salud, también se debería evitar el negocio de la alimentación, que repercute en la salud. Así que el carnicero, el pescadero, el panadero, productores y distribuidores de frutas y hortalizas, todos funcionarios. Así ya tenemos la URSS que quiere la izquierda. Y a los que no les guste, directos al Gulag.

  7. Por favor, Alfonso, no me hables del alto coste de la sanidad privada, porque el de la pública es de sobra conocido y sus deficiencias también. E insisto: la mayor diferencia entre una y otra es que la primera la pagas si quieres, y la segunda te obligan a pagarla quieras o no. Es como si me obligan a pagar un coche que no quiero y luego me dicen que el coche que yo quiero comprarme es muy caro. ¡Caray, qué es mi dinero!

  8. Alfonso

    No me entiendes, yo no dije que elegir sanidad privada sea una mala cosa. Yo apoyo un sistema tipo “Single payer” como el vigente en Canada. En este sistema, el gobierno federal canadiense paga las facturas y negocia directamente con los proveedores (hospitales públicos y privados) el precio de los servicios. La sanidad privada es buena siempre que sea sin animo de lucro y no atente contra la universabilidad de servicios.(el número de personal administrativo en un hospital estadounidense es ocho veces más elevado que en Canadá, que tiene un sistema público de financiación. New England Journal of Medicine. 2003. 349-768).Aquí hay un artículo para reflexionar sobre la cuestión: Crisis sanitaria y crisis económica en EE.UU.
    http://www.vnavarro.org/?p=2299

  9. Alfonso

    Por cierto, Obama lleva a sus hijos a un elitista colegio privado protestante mientras se opone a que los padres sin recursos tengan derecho al cheque escolar. Otro Montilla.

  10. pacococo

    El asunto de las protestas por la privatización de los hospitales es mucho más prosaico.

    En los hospitales de gestión pública existe la bolsa de trabajo, en la que, en teoría, las vacantes se cubren según el baremo. En los hospitales de gestión privada las contrataciones se hacen segun quiera la dirección. Por tanto en Andazulía, se contratan afines a la izquierda y en Madrid se contratarán afines al pp y eso es lo que no quieren los sindicatos, pues dentro de unos años en esos hospitales los llamados sindicatos de clase habrán desaparecido.

    En fin que cada uno defiende sus habichuelas.

    Lo que no es de recibo es mentir al respecto, diciendo que los hospitales de gestión privada tienen peor servicio. En Andazulía, al menos, el servicio es el mismo.

  11. Juan Español Español

    LA VERDAD AUNQUE DUELA.

    Se ven muchas manifestaciones contra la privatización de la enseñanza, la sanidad, y todo lo que queramos.

    Los únicos que se manifiestan son funcionarios, que el hilo de esto he de decir que nada tengo contra ellos, más al contrario considero que son fundamentales para que un Estado “funcione”, otra cosa es dilucidar si son necesarios tantos, y tan mal distribuídos.

    Veamos,

    El día antes de estallar la Guerra Civil, habiendo en España 23 millones de habitantes, había 250.000 funcionarios.

    Cuando muere Franco 40 años después, con 36 millones de habitantes había 450.000 funcionarios.

    En la actualidad España tiene 47 millones de habitantes, y 3.000.000 de funcionarios (REPITO TRES MILLONES DE FUNCIONARIOS) que según estadísticas de 2012 quiere decir que hay un empleado público por cada 15 habitantes en España, que existen tantos funcionarios como autónomos y pymes (poco menos). Así es evidente que nos controlan más, je je je porque la mayoría de ellos se dedica a eso, a controlar a los demás (¿Os suena Orwell y su Gran Hermano?. No me refiero al programa de la tele). Solo hay que ver las oficinas de recaudación que hay en cada provincia de España, de Hacienda, la SS, Ayuntamientos, Diputaciones, las cuales han llegado a un punto de auténtico estremecimiento y pavor para los contribuyentes, en su ánimo de sustituir a los jueces.

    Donde más a menudo, y con más virulencia se manifiestan es en Madrid, los de sanidad por ejemplo, siendo ésta comunidad donde más pronto y mejor se atiende a los enfermos en lista de espera los cuales no protestan porque lo único que les interesa es ser atendidos a tiempo, y además gratis. Yo solo oigo bondades sobre este tema por parte de clientes, uy perdón quería decir “pacientes”.

    En cuanto a los de la enseñanza otro tanto. Que por cierto, mucho protestar por la enseñanza pública, mucho reclamar dinero para ella, muchos cambios en los planes de educación, creo que van siete, pero no se les cae la cara de vergüenza cuando ven que nuestros jóvenes son los mayores fracasados e ignorantes del mundo, a pesar de las ingentes cantidades de dinero público que se les da.

    En mi época para ingresar en la universidad había que hacer lo siguiente:

    – A los 9-10 años examen de ingreso para hacer el bachiller, y si no lo aprobabas seguías en la escuela normal, en la del pueblo, en educación obligatória hasta los 14 años.

    – Debías aprobar año tras año cuatro cursos, con exámenes mensuales y trimestrales y el examen pavoros FINAL en el cual no servían los anteriores, pues los mensuales y trimestrales eran de “a ver como ibas”.

    – Tras aprobar los cuatro cursos debías pasar una revalida de estos cuatro donde te hacían preguntas desde primero a cuarto, y si la pasabas ya tenías el Bachillerato Elemental (para los de la Logse; Revalida significa ratificar, confirmar y dar firmeza cierta a los estudios adquiridos, es decir que no había “cachondeíto”. Lo explico así porque hace poco hablé con universitarios que no conocían éste término, lo juro).

    – Después podías seguir en Bachillerato Superios, dos años, 5º y 6º donde elegías letras o ciencias.

    – Cuando se terminaba 6º había otra revalida de Bachillerato Superior, y si lo pasabas te daban el título.

    – Si querías entrar en la Universidad debías hacer un curso que se llamaba Preuniversitario, el famoso “Preu”.

    – Debías aprobarlo, y tras elegir facultad, debías hacer un examen de actitud y aptitud en la facultad elegida la cual ponía su propia nota de corte, que si no la pasabas, ya podías haber aprobado el “preu” que no entrabas.

    – Y en cuanto a las becas, la nota mínima era de 7, repito 7.

    Cuanta gente en aquella época de Franco, sí de Franco, estudió con becas. Era una época dura, muy dura, con condiciones igual de duras para todos, pero fue una época de tamiz auténtico, donde como no éramos ricos solo los esforzados consiguieron tener alguna opción.

    Ahora que “somos ricos” protestan a Wert cuando dice las verdades del barquero.

    A lo que iba, en esta España nuestra diversificada tan artificialmente por mor de los listos de la Transición, donde hay como mínimo 17 ombligos, solo se mira los intereses partidistas, y lo que un político de cualquier partido de nivel nacional dice, puede ir en contraposición de lo que hace su taifa, su feudo, su ayuntamiento, sus intereses de partido, de federación, de agrupación provincial o local, en definitiva que cierra los ojos y sigue a “lo suyo”.

    En realidad a los que protestan en Madrid o en otros sitios, les importa tres bledos el tema de lo público o lo privado, lo único que les interesa es salvar su puesto de trabajo, les da igual en cuanto a la enseñanza que los niños sean unos ignorantes maleducados, y que los enfermos sean atendidos aquí o acullá.

    Y si no es verdad lo que digo, ¿POR QUÉ NO PROTESTAN POR LOS 42 HOSPITALES PRIVATIZADOS EN ANDALUCÍA EN EL TIEMPO QUE DURA SU RÉGIMEN SOCIALISTA?.

    Por cierto, y solo por joder un poquito.

    ¿Sabeis que a Jordi Pujol (El Padrino, el pafre, el Honorable) le han retirado la tarjeta sanitaria en la sanidad catalana?.

    Por lo visto se niega a pagar el copago según las leyes que él y su mafia ha impuesto en Cataluña dependiendo de lo que gana cada hijo de vecino.

    Éste individuo como gana en el retiro más de 100.000 Euros debe pagar poco más de 1.800,00 Euros y no le da la gana. Eso sí, hace poco le operaron de un riñón gratis total, en la sanidad pública de Cataluña.

    ¡¡TO PAL PUEBLO, CON DOH COHONEH!!.

  12. Poseidon

    Juan Español, podrías aprender la diferencia entre “funcionario” y “empleado público”. (Los funcionarios son todos empleados públicos, pero la mayoría de los empleados públicos no son funcionarios). En España no hay 3 millones de funcionarios, hay 3 millones de empleados públicos.

    El número de funcionarios no crece únicamente en función del número de habitantes, sino que otros muchos cambios sociales hacen que el número de funcionarios crezca forzosamente.

    Puedes quejarte todo lo que quieras de funcionarios “excesivos y mal distribuidos”, pero todavía no he oido a nadie ajeno a la administración quejarse del montón de empresas privadas de los amiguetes de los políticos que están chupándole la sangre a la Administración cobrando contratos millonarios por hacer trabajos que podrían hacer perfectamente los funcionarios.

    Y además lo hacen mil veces peor. En mi trabajo estoy hasta las narices de rectificar errores estúpidos y de dar la cara ante un público cabreado por culpa de los líos que está montando una empresita privada que tiene encomendada una tarea que antes era nuestra.

  13. Juan Español Español

    Poseidon.

    Sabes perfectamente lo que quiero decir y mi crítica no es contra los funcionarios ni empleados públicos, sino contra los que permiten tal estado de cosas. Es decir, me quejo de los políticos, que ya han dado muestras más que sobradas de su medianía desde el inicio de la democracia.

    Nuestra “casta” son los responsables de lo que pasa en España. Han conseguido extender desde arriba la corrupción generalizada hacia la sociedad, y hasta la saciedad, han desvirtuado el concepto de democracia, han hecho que aquí suceda lo contrario que en otros países, donde estamentos mafiosos se convirtieron en su momento en poder político para una vez arriba imponer el estado de derecho, que funciona. Aquí no, aquí ha sucedido lo contrario, el poder político se ha tornado mafioso y los “subditos” le imitan.

    Volviendo al empleo público. No es de recibo por ejemplo, que en Extremadura existan mas empleados públicos y funcionarios que trabajadores en el sector privado. En Alemania con 82 millones de habitantes, estado federal que semeja al estado de las autonomías nuestro, hay 1.600.000 funcionarios.

    Y los datos estadísticos de los que hablo de 15 habitantes por funcionario (o empleado público), es verdad. Y lo de los intereses de los manifestantes, manipulados por las izquierdas, también.

    Saludos.

  14. Marco

    http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/02/08/noticias/1360315856.html

    solo un 3.7% de la sanidad andaluza es concertada. los hospitales privados no son usados por el servicio público.

    http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/02/08/noticias/1360326718.html

    investigando, este post me parece, cuanto menos, erroneo.

  15. No entiendo tu objeción a este artículo, Marco. Lo hice contestando a una afirmación de Rubalcaba según la cual “la sanidad nunca puede ser un negocio”. Y ahí tienes las cifras: en una comunidad gobernada por el PSOE desde que llegó la democracia, 42 de los 88 hospitales son privados y 17 concertados.

  16. Marco

    “El número de hospitales en nuestra CCAA a fecha de 2011 es de 105, de los que 44 son públicos, nueve hospitales privados benéficos y 48 hospitales privados no benéficos [con ánimo de lucro]. El número de camas hospitalarias totales es de 22.231 (en 2005 eran 22.784), de las cuales 18.229 son publicas o concertadas y 4.002 están en hospitales privados (546 camas más que en el 2005). El porcentaje del presupuesto dedicado a conciertos con entes privados fue del 4,72, siendo de los menores a nivel nacional.”

    Simplemente, que los privados que menciona el ABC son completamente privados, a mi entender, como podría ser la clinica Ruber de Madrid. Por tanto no se pueden comparar a hospitales de uso público gestionados por empresas privadas.

    Siguiendo la informacion de ABC sobre el asunto, tampoco creo que se pueda igualar una empresa pública como puede ser Metro de Madrid, o el canal de isabel II, con una empresa 100% privada como puede ser Capio o Sanitas, pueden ser mejores o peores, pero a mi me parece que ABC intenta mezclar churras con merinas.

    En que Rubalcaba se calla que ellos también hacen negocio con conciertos y adjudicaciones en sanidad, estoy 100% de acuerdo, pero el modelo no es el mismo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.