Así engañan a la opinión pública los que pretenden expoliar a los católicos

Siete mentiras de la campaña para usurpar la Catedral de Córdoba a la Iglesia Católica

Estos últimos días vengo hablando del intento de la Junta de Andalucía de usurpar la Catedral de Córdoba a su dueña, la Iglesia Católica, un robo en toda regla en el que el gobierno socialista andaluz esgrime como pretexto una petición impulsada por una asociación subvencionada por la propia Junta. Voy a desmontar a continuación algunas de las mentiras lanzadas por elementos anticatólicos en su apoyo a este auténtico asalto izquierdista a dicha Catedral.

Firma: No a la expropiación de la Catedral de Córdoba
Córdoba: prohíben ceremonias judías en la Sinagoga y ahora quieren robar la Catedral
Una asociación subvencionada por la Junta creó la petición para usurpar la Catedral de Córdoba
La Junta pide acceso gratis a la Catedral de Córdoba, pero cobra 15€ por la Alhambra

¿Un templo dedicado al culto católico desde hace 778 años es una ‘mezquita’?

1ª Mentira: nombrar como “Mezquita-Catedral” a dicho templo cristiano “define con exactitud su esencia y realidad arquitectónica”. Lo dice la petición antes citada. Pero la realidad es que en ese lugar se ubicó un primer templo cristiano -concretamente una basílica consagrada a San Vicente- construido en el siglo VI. Los musulmanes lo destruyeron en el año 786 -demostrando su idea del “multiculturalismo”, por cierto-, y el rey Fernando III restituyó el culto cristiano en 1236. Es decir, esa Catedral es un templo dedicado al culto cristiano desde hace 778 años. La propia RAE define “mezquita” de una forma inequívoca: “Edificio en que los musulmanes practican sus ceremonias religiosas.” Significativamente, hoy reciben únicamente el nombre de “mezquitas” las de Kalenderhane, Gül, Eski Imaret, Vefa Kilise, Zeyrek y Bodrum, entre otras: todas ellas antiguas iglesias cristianas, sin que los laicistas y multiculturalistas pronuncien ni una sola queja.

¿Los bienes de las confesiones religiosas son de dominio público?

2ª Mentira: “La Mezquita-Catedral es propiedad de la ciudadanía” (…) “un bien de dominio público”. Esta nueva mentira se incluye también en la citada petición. Recojo lo que dice la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas: “Son bienes y derechos de dominio público los que, siendo de titularidad pública, se encuentren afectados al uso general o al servicio público, así como aquellos a los que una ley otorgue expresamente el carácter de demaniales.” Obvia decir que los bienes de la Iglesia Católica y los de las demás confesiones religiosas no son de titularidad pública, pues no son propiedad del Estado. Dicha Catedral lleva casi ocho siglos dedicada al culto cristiano como una propiedad de la Iglesia Católica: su propia naturaleza evidencia que no es un dominio público. De hecho, el Art. 3 del Real Decreto de 6 de noviembre de 1863 señalaba que no se podían inscribir en el Registro de la Propiedad los bienes del Estado, los de dominio público y los templos destinados al culto católico. Así pues, la propia legislación sobre la propiedad distingue bienes de dominio público y templos destinados al culto católico (como es el caso de la Catedral de Córdoba). El Decreto de 14 de febrero de 1947 mantuvo esas distinciones y excepciones en su Art. 5º. El Real Decreto 1867/1998 eliminó la prohibición de inscribir los templos católicos, por ser “inconstitucional” (pues musulmanes, judíos y protestantes sí podían registrar sus lugares de culto y gozar de la protección jurídica derivada de esa inscripción, pero los católicos no).

¿La Catedral es de la misma Junta que reconoció en 1991 que su dueña es la Iglesia Católica?

3ª Mentira: “la Junta estudia todas las posibilidades, incluidas las jurídicas, para proteger la titularidad pública de este bien cultural.” Esta tremenda falsedad la soltó el pasado martes el portavoz de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez. Sin embargo, la propia Junta de Andalucía reconoció en 1991 que la Iglesia era la dueña de dicha Catedral, y lo hizo en un convenio por escrito, firmado siete años antes de que el gobierno de Aznar permitiese a la Iglesia inscribir sus lugares de culto en el Registro de la Propiedad, algo que la legislación anterior no permitía, de forma inconstitucional y perjudicial para la Iglesia Católica. La Junta volvió a reconocer al Cabildo Catedralicio como propietario de dicha Catedral en 2003, tres años antes de que la Iglesia procediese a su inmatriculación (acto con el que se limitó a constatar en el citado Registro una propiedad ya existente desde hacía siglos, propiedad perfectamente documentada). La Junta andaluza no fue la única autoridad política del PSOE que hizo tal cosa: en abril de 2006 la entonces Ministra de Cultura, Carmen Calvo, dijo sobre dicha Catedral en referencia al Cabildo y a la Iglesia: “ellos son los propietarios”.

¿Los ciudadanos podrán visitar gratis la Catedral si la posee la misma Junta que cobra casi el doble por visitar la Alhambra?

4ª Mentira: este intento de usurpación tiene como fin que los ciudadanos “puedan acceder a ese bien público sin coste alguno”. También la dijo el pasado martes Miguel Ángel Vázquez. Como ya he señalado en este mismo blog, la Junta es propietaria de la Alhambra de Granada y cobra 15,40 euros por entrar en ella, casi el doble de lo que cobra la Iglesia a los turistas por entrar a la Catedral de Córdoba (pues los fieles que acuden a los actos de culto entran gratuitamente).

¿Registrar un bien de tu propiedad es un ‘hurto legal’?

5ª Mentira: la inmatriculación de dicha Catedral por la Iglesia Católica fue un “un hurto legal”. Esta sandez la soltó el comunista Julio Anguita el pasado miércoles. Que un comunista hable de hurtos legales no deja de resultar cómico, teniendo en cuenta que esos hurtos forman parte del fundamento ideológico del comunismo, que niega un derecho humano como es la propiedad privada. Pero además resulta chocante que un señor que se ocupó de votar leyes desconozca que en su Artículo 234 el Código Penal considera reo de hurto al que “tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño”. Acusar de cometer un hurto al que registra lo que es de su propiedad es una calumnia. Pero además en este caso se da una curiosa circunstancia: la primera redacción del Plan Especial del Casco Histórico de Córdoba se hizo en 1986 y sobre la Catedral el ayuntamiento sólo discutió la propiedad del Patio de los Naranjos (el Plan de 2003 estableció la unidad de todo el recinto, incluyendo dicho Patio, como propiedad de la Iglesia). ¿Y quién era alcalde de Córdoba en 1986? Pues… Julio Anguita. ¿El dirigente comunista está diciendo que aprobó entonces en su ayuntamiento un plan urbanístico que incluía un “hurto legal”?

¿Es ‘franquista’ una norma de 1998 que abolió una discriminación franquista?

6ª Mentira: “Una ley franquista hará a la Iglesia dueña de la mezquita de Córdoba”. Este titular fue publicado por el Diario de León el 20 de febrero. El mismo medio cita palabras de Antonio Manuel Rodríguez Ramos, profesor de Derecho Civil de la Universidad de Córdoba, según el cual la inmatriculación de dicha Catedral se hizo “de forma clandestina”. La RAE define así “cladestino”: “Secreto, oculto, y especialmente hecho o dicho secretamente por temor a la ley o para eludirla.” ¿Cómo puede ser secreto, oculto y hecho por temor a la ley o para eludirla un acto legal consistente en la inscripción de una propiedad en un registro público, conforme a lo que dictan las leyes? Por otra parte, y como ya he señalado, precisamente fue una decreto franquista el que mantuvo una excepción legal que discriminaba a la Iglesia Católica al prohibirle registrar sus propiedades, discriminación inconstitucional abolida ya en democracia, en 1998. Curiosamente, los que pretenden prohibir a la Iglesia Católica registrar lo que es de su propiedad están pidiendo volver a la legislación franquista que establecía esa prohibición inconstitucional. ¿Y aún se atreven a hablar de leyes franquistas?

¿Si me compro un Ferrari por 163.000 euros y pago 20 por la matrícula, el Ferrari sólo me ha costado 20 euros?

7ª Mentira: los Obispos “compraron por 30 euros” la Catedral de Córdoba. Esta burrada la publicó ayer El Plural, diario digital que dirige el socialista Enric Sopena (el jueves también la afirmó Web Islam, con este titular: “Se vende la Mezquita de Córdoba por 30 euros”). Para respaldar tal afirmación cita como fuente un artículo publicado por Ignacio Escolar en 2012. Ojo a lo que dijo entonces el bloguero progre: “La Mezquita de Córdoba fue construida entre los años 780 y 785 por Abderramán I. Doce siglos después, el 2 de marzo de 2006, la Iglesia Católica inscribió el inmueble a su nombre en el registro de la propiedad número cuatro de Córdoba (tomo 2381, libro 155, folio 198). El trámite costó apenas 30 euros.” Obsérvese, en primer lugar, que según Escolar entre la construcción de la Mezquita y la inmatriculación de 2006 por la Iglesia no pasó nada digno de mención, ni siquiera el hecho de la restitución del culto cristiano en 1236 , momento en que el templo pasó a manos de la Iglesia (que como ya he señalado más arriba era la dueña de la Basílica que destruyeron los musulmanes para levantar esa Mezquita). Tampoco le pareció digno de mención que en 1523 se levantase una basílica en el interior del recinto. Leyendo a Escolar, da la impresión de que los musulmanes fueron los dueños de ese templo desde 780 hasta el 1 de marzo de 2006. Pero obsérvese, además, que los 30 euros no se refieren a un pago por una propiedad que ya era de la Iglesia, sino al coste de un trámite administrativo necesario para inscribirla en el Registro de la Propiedad. Si nos atenemos a los precios indicados en la Orden HAP/2367/2013, y siguiendo la misma argumentación torticera de la que adolecen El Plural y Web Islam, si me compro un Ferrari Maranello por 163.000 euros y pago 20 euros por la placa de matrícula, ¿eso quiere decir que el Ferrari me costó 20 euros? ¿Tan ignorantes o manipuladores son en esas webs que presentan como precio de compra de un bien el importe de un trámite legal para registrar ese bien?

(Foto: Alonso de Mendoza / Wikimedia)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Impresionante artículo. Ahora, a esperar a que pidan perdón los promotores de esta majadería.

  2. Pirenaico

    El estúpido pijo progresismo sigue en sus trece……gran artículo

  3. Luis Carlos

    Elentir, eres un crack. Me dejas impresionado.

  4. Gracias por aclarar todos estos puntos.

  5. ioannes

    ¡Sigamos en la brecha todo el tiempo que sea necesario! Gracias mil por los datos contrastados y por los impecables argumentos. Laicistas, islamistas, etc. no deben salirse con la suya (quiero decir con “la nuestra”, la Catedral-mezquita) contra toda justicia desvariando a todo meter, diríase que en la suposición de que el personal somos tontos o/y cobardes. Gracias de nuevo.

  6. andres

    Completamente de acuerdo. Entre tanta cortina de humo y tanta falacia, de parece un artículo impecable

  7. andres

    Existe un trasfondo envenenado en todo este tema y que se funda en el antiguo dicho de que ” el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. La progresía en general se une a los dirigentes islamistas, pero con una finalidad distinta. Mientras unos buscan la laicidad total otros buscan lo contrario, es decir, volver el culto del islam al edificio:«Sería muy bello convertir Córdoba en La Meca de Occidente». De esta manera se pronunciaba, en una reciente entrevista, Mansur Escudero, presidente de la Junta Islámica y vicesecretario. ( Diario ABC ).
    Desde Murcia os apoyamos para semejantes disparates se frenen por personas como vosoatros

  8. lagoilmen

    Mi enhorabuena a Elentir por el excelente y clarificador artículo.

  9. Alejandra

    Enhorabuena Elentir, magnífico artículo. :aplauso:

  10. pacococo

    Cada vez nos sorprendes con una investigación mejor que la anterior. Es realmente impresionante.

    Pero es igual, de lo que se trata es de crear tensión y de rapiñar unos cuantos votos. Y como esta gente busca el voto del odio, este asunto les viene muy bien para lograrlos.

    Esto de la catedral estará en los medios hasta que salga otra cosa más jugosa que les pueda reportar más votos.

  11. Gracias a todos por vuestros amables comentarios. 😉

    Jandro, será mejor que cojas una silla y esperes sentado a que esos mentirosos pidan perdón…

  12. Gemma

    No hay que irse tan lejos ni buscar tantos datos. La figura de la usucapión dicta claramente quién es la propietaria legal: tenemos que recordar que en el año 1236 la Iglesia de Córdoba tomó posesión del inmueble y que desde entonces —algo más de los 30 años que pide el artículo 1959 del Código Civil— ha poseído de manera pública, pacífica e ininterrumpidamente y, sobre todo, en concepto de dueño. Luego es propietaria al haber adquirido el inmueble por usucapión (artículo 609 del C.C.).

  13. Pepe

    A ellos (los que pretenden usurpar la Catedral) la verdad les sigue dando exactamente igual. Hoy (y ayer, y antes-de-ayer, y el otro) el Diario Córdoba (que para mí es el máximo colaborador de esta infamia) sigue con sus mentiras y titulares incendiarios acerca de la Catedral (a la que jamás denominan así). El razonamiento (¿?) siempre es el mismo, que se trata de algo de todos los cordobeses. Y da igual que se mencione el título de propiedad otorgado por Fernando III el Santo (que habla específicamente de devolución), que incluso en el caso de que no existiese dicho título (que existe) se habría adquirido por usucapión, que los bienes de dominio público tienen que estar declarados por una ley, … les da igual.

    Muchas gracias Elentir por dedicar tu tiempo a este tema. Hay día que me siento sólo combatiendo analfabetos y laicistas en los comentarios a las mentiras del Diario Córdoba.

  14. Ignacio Villafruela Rubio

    no hay mayor analfabeto, Pepe, que el que no quiere saber

  15. Oscar84

    Magnífico artículo. Me quito el cráneo. Chapó.

  16. carmen

    gran verdad y gran articulo. Se palpa la persecucion a la Iglesia Católica. si no observarlo

  17. edro2

    Muy buen comentario, solo no estoy de acuerdo en un punto, el de la titularidad, me explico, no buscamos, al menos yo, el nombre teórico que merece el monumento, sino que la gente cuando nos visita nos preguntan por la Mezquita y no por la Catedral y es obvio que no le vas a cambiar a todo el mundo la mentalidad…me gusta la idea de pensar que tenemos algo distinto…una Mezquita-Catedral. En Semana Santa decimos el cristo de los gitanos cuando ese no es su nombre.

  18. Juan Estrada

    La expropiación de la Catedral de Córdoba (antigua mezquita) no la quieren para el pueblo ni para una supuesta utilización compartida de cultos, esas son las tapaderas. Lo que quieren estos buitres es la gestión del monumento para meter mano en la pasta de las entradas y de las subvenciones para restauración y mantenimiento. Habría que hacer una auditoría a las cuentas de la Alhambra, tengo la impresión de que encontraríamos un pufo de dimensiones estratosféricas.

  19. Quisiera puntualizar que la entrada a todo el mundo de manera gratuita, efectivamente es tan sólo en las celebraciones de culto, y que todos los cordobeses que muestren su DNI pueden pasar GRATIS a la Mezquita tantas veces como deseen a cualquier hora -exceptuando las horas de culto, que se supone que la visita es tan sólo para eso, culto, -excluyendo también las entradas nocturnas, más preparadas para el turismo, ya que es el mismo templo, pero con añadidos que de algún modo acrecentan su vistosidad-.

  20. Sergio, no es mezquita, es Catedral. Ese templo dejó de ser mezquita en el siglo XIII.

  21. Católico

    Enhorabuena por aclarar tantos aspectos sobre este tema tan absurdo. La Catedral de Córdoba, perteneciendo a la Iglesia Católica, es de todos.

  22. rojo=fascista

    ES GENIAL DAR ESTAS EXPLICACIONES BIEN CLARAS PARA QUE EL MUNDO SEPA LA VERDAD, PERO YA SABEIS CUAL ES EL VERDADERO MOTIVO DE TODO ESTO, ES CRISTIANOFOBIA, XQ MOLESTAMOS, XQ NO SE METEN CON LOS MUSULMANES QUE OBLIGAN A TAPARSE A SUS MUJERES Y EN MUCHOS CASOS LLEGAN A AGREDIRLAS LEGALMENTE? HABLO DE ESPAÑA, QUE NO SE MANIFIESTEN CONTRA LO QUE OCURRE EN EL RESTO DEL MUNDO ES YA DE HIPOCRESIA TOTAL

  23. Hispania Nostra

    Si Fernándo III hubiera reconstruido el originario templo cristiano, demoliendo la mezquita, hoy no estariamos soportando estas mentiras. De aquellas tolerancias vienen estos abusos

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.