Defensa de la vida, maternidad, libertad de idioma, libertad religiosa...

Siete importantes cuestiones que PP y C’s han olvidado en su acuerdo de investidura

Ayer el Partido Popular y Ciudadanos anunciaron la firma de un acuerdo de investidura (ver PDF) titulado «150 compromisos para mejorar España» y con algunas graves omisiones.

El PP se une a Podemos y PSOE en un grave ataque a la libertad de educación en Madrid
Pacto PSOE-C’s: Girauta admite que ceden en el derecho a la presunción de inocencia

Sin ser exhaustivo, a continuación citaré aquí los grandes temas que precisa España para mejorar su situación, pero que han sido olvidados por ambos partidos:

1. La defensa de la vida. El acuerdo no contiene ni una sola referencia a los niños y niñas por nacer, víctimas de la desprotección legal establecida por la Ley del Aborto de 2010, una ley promovida por el PSOE y asumida de hecho por el PP en septiembre de 2014, cuando Rajoy anunció su traición a su promesa electoral de «reforzar la protección del derecho a la vida», una propuesta asumida en el programa del PP en 2011 y que fue respaldada con una mayoría absoluta. Hay que recordar que Ciudadanos también ha asumido las tesis abortistas, al defender una ley de plazos incompatible -igual que la ley de 2010- con la jurisprudencia constitucional sobre el aborto. Es aberrante que el PP y C’s consideren más importante cambiar el huso horario de España que proteger a los más débiles e indefensos, cuya eliminación sistemática, además de un crimen de enormes proporciones, contribuye a un suicidio demográfico que nos saldrá muy caro dentro de unos años.

2. El apoyo a las madres embarazadas y a la maternidad. La única mención al embarazo en todo el documento está en la página 13, y se limita a contemplar una bonificación a las trabajadoras autómomas «en caso de baja por riesgo médicamente demostrado durante el embarazo». Ni siquiera es una ayuda a todas las embarazadas. Igualmente, la maternidad es ignorada, salvo en lo relativo a igualar el permiso de paternidad con el de maternidad y a la bonificación de la cuota de las trabajadoras autónomas durante la baja por maternidad. No se contempla ninguna ayuda a las madres embarazadas que no sean trabajadoras autónomas. De la «ley de protección a la maternidad» que prometió el PP en 2011 ya no queda ni rastro.

3. La libre elección de idioma en las escuelas. Como recordaréis, en comunidades autónomas como Galicia y Baleares el PP recurrió a la libertad lingüística como gancho electoral, pero al llegar al poder no cumplió lo prometido, sustituyendo el derecho de los padres a elegir la lengua de escolarización de sus hijos por un trilingüismo obligatorio en el que los políticos siguen decidiendo por las familias. Ése es el modelo que defienden actualmente tanto el PP como C’s. El documento menciona la implantación de este modelo en la escuela pública, pero no hace ninguna mención al cumplimiento de las diversas sentencias sobre el español en la escuela, sentencias desobedecidas una y otra vez por el gobierno catalán. En contraste con esa sorprendente omisión, el documento sí que insiste en garantizar «el dominio del inglés» y en promover las lenguas cooficiales desde el Instituto Cervantes. Esto les ha debido parecer más importante que defender que las familias españolas puedan escolarizar a sus hijos en español en ciertas partes de España.

4. La libertad de educación. El punto 86 del acuerdo afirma lo siguiente: «Facilitaremos que los padres puedan ejercer eficazmente su derecho a elegir el tipo de educación y el centro donde escolarizar a sus hijos. Continuaremos respaldando el sistema de conciertos educativos». Sin embargo, ya hemos visto que esa afirmación no incluye la libre elección de lengua. Tampoco se menciona la asignatura de religión, víctima de una ofensiva política para impedir que los padres puedan ejercer su derecho constitucional que sus hijos reciben una formación religiosa y moral acorde con sus convicciones, ofensiva apoyada por la izquierda y ahora también por el PP. No se cita la educación diferenciada, que es víctima de una campaña criminalizadora que la presenta, mendazmente, como «sexista» y «segregadora»; ni la educación en casa, que en España es objeto de una persecución judicial absolutamente intolerable. El cheque escolar, que garantizaría eficazmente la libertad de educación, no aparece en el documento.

5. La libertad religiosa. Aunque el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia advirtió hace tres meses que los ataques a la libertad religiosa se duplicaron en España en 2015, el acuerdo firmado por PP y C’s no contempla ninguna medida contra ellos. El documento sí que anuncia una «lucha contra cualquier tipo de discriminación por razón de sexo, orientación sexual y/o de identidad de género», pero sobre problemas tan alarmantes como la cristianofobia y el antisemitismo no se dice ni una palabra, a pesar de que esas expresiones de odio van en aumento en España con el apoyo de buena parte de la izquierda.

6. El cumplimiento de la Ley de Partidos. Aunque el punto 149 del acuerdo proclama el «compromiso firme y la unión de los demócratas en la defensa de nuestras libertades y contra el terrorismo», no hay mención alguna a la posible ilegalización de las marcas electorales de ETA, y eso después de que una de ellas presente como candidato a la presidencia del gobierno vasco a un tipo inhabilitado tras haber sido condenado por pertenencia a esa organización terrorista.

7. La reducción de la presión fiscal. Aunque soportamos uno de los mayores esfuerzos fiscales de Europa –cada español dedica una media de 182 días de su sueldo a cumplir con Hacienda-, el documento no contempla rebajar esa asfixia fiscal, sino incrementarla, pues aunque se contemplan ciertas deducciones para algunos sectores, el acuerdo incluye un sablazo fiscal de 15.000 millones de euros a fin de aumentar el gasto público en 28.500 millones. PP y C’s apuestan por medidas socialdemócratas, contribuyendo a consolidar España como un infierno fiscal que penaliza la creación de riqueza y de empleo, y en el que por tanto no compensa invertir.

(Foto: LaMoncloa.gob.es)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Son importantes para muchos, no para ellos. Por eso en las próximas elecciones consideraré que para mí no es importante votar.

    De todas formas se vote lo que se vote, saldrá lo que ellos quieran.

  2. Sharovarov

    Creo que «han olvidado» se puede interpretar también de forma irónica: no creo que PP y C´s hayan dedicado mucho tiempo en sus negociaciones en hablar, precisamente, de cuestiones como ésas…

  3. No creo que les hayan dedicado ni medio minuto.

  4. Maite

    Mi Enhorabuena Elentir por poner en el número 1 la defensa de la vida.

    No pienso que se les haya olvidado, es más bien lo que callan lo que los define. Delito de omisión.

    Lo que no entiendo es cómo hay católicos que todavía los votan.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.