Apoya una huelga de padres de CEAPA, asociación que apoyó la desastrosa LOGSE

“Una niñez sin deberes”: Podemos pretende convertir a tus hijos en unos irresponsables

La izquierdista CEAPA ha declarado una huelga de padres durante el mes de noviembre en la que anima a las familias a que sus hijos dejen sin hacer los deberes los fines de semana.

Los ‘defensores de la escuela pública’ han provocado una fuga de familias a la privada
Unos niños de 12 años patean a una niña de 8 y no se toman medidas: ¿qué será lo próximo?

La CEAPA dice que los deberes impiden un derecho de los niños a aburrirse

La CEAPA no se limita a pedir que se eliminen los deberes los fines de semana: ha puesto en marcha una web para prohibir los deberes, con la etiqueta #NoalosDeberes, que incluye el siguiente vídeo en el que, entre otras cosas, dicen que los deberes impiden el derecho a aburrirse:

Podemos sale en apoyo de la irresponsable huelga de la CEAPA

En esta apuesta por la demagogia que conduce a la promoción de la irresponsabilidad en las aulas, la CEAPA ha recibido hoy el apoyo de Podemos: “Por una niñez sin deberes”, dicen, pero eso sí, con derechos. La combinación perfecta para fomentar el fracaso escolar.

Las consecuencias de la desastrosa LOGSE que defendió la CEAPA

A nadie que tenga un poco de memoria le puede extrañar que la citada asociación haga gala de esta irresponsabilidad. En su momento la CEAPA fue una de las grandes defensoras de la LOGSE, la ley socialista que arruinó el sistema educativo español, partiendo del principio socialista de que la igualdad no ha de consistir en ofrecer a todos las mismas oportunidades, sino en garantizarles los mismos resultados. La LOGSE penalizó a los buenos estudiantes e incentivó el fracaso escolar al ofrecer promociones automáticas incluso con muchos suspensos. Diez años después de la puesta en marcha de esa ley, en 2004, el profesor Enrique Moreno Castillo describía sus consecuencias en la revista “El Ciervo”:

“Pues bien, se ha organizado una enseñanza en la que todos estos alumnos, juntos y al unísono, deben asistir a las clases, pero, como hemos visto, no tienen obligación alguna. Si trabajan y se esfuerzan, bien. Si no lo hacen, también. Si su comportamiento es respetuoso y civilizado, estupendo. Si son violentos, maleducados e irrespetuosos, qué se le va a hacer. Nada en su trabajo y en su comportamiento ofrecerá, propiamente, resultados. Hagan lo que hagan, no pueden ser expulsados, porque esta enseñanza es obligatoria y no son ellos ni sus padres los que han decidido su presencia en las aulas, sino la administración, representada, visiblemente, por los profesores. Es decir, que estamos educando a los ciudadanos desde los doce a los dieciséis en la más absoluta irresponsabilidad.

La LOGSE dio paso a una ola de violencia en las aulas

En aquel artículo el profesor Moreno señalaba, además, como la LOGSE incentivó la violencia en las aulas: “el mensaje que el sistema educativo transmite a los alumnos de ESO es que respetar al prójimo es moralmente mejor que no hacerlo, pero que la elección es cosa suya. Si decide, por el contrario, insultar a los profesores, amenazar a sus compañeros, boicotear la clase, destruir el material escolar o dedicarse directamente al robo y a la intimidación, qué le vamos a hacer. Claro que se le pueden proponer consideraciones de orden ético, se pueden comunicar los hechos a sus padres, incluso se le impondrán pequeños castigos simbólicos que probablemente no le dará la gana de cumplir. En cualquier caso, lo importante es esto: nada de lo que haga tendrá consecuencias para él, aparte de que irá consiguiendo cada vez mayor protagonismo. En definitiva, para educar a nuestros futuros ciudadanos hemos creado un territorio sin ley que, por razones obvias, es generador de violencia. La vida diaria de los institutos se ha convertido en una sucesión de incidentes, pequeños delitos, actos vandálicos, groserías. Quienes desempeñan cargos directivos han quedado casi al margen de toda tarea pedagógica, sobrepasados por los asuntos disciplinarios. Por otra parte, la mayoría de los profesores se ha resignado a recibir un trato humillante, o bien a actuar con una dosis de violencia verbal que los convierte en perpetuos energúmenos, cosa tampoco demasiado agradable.”

Parches frente al acoso escolar, pero nada de disciplina

En octubre de 2004 los sindicatos denunciaban que los profesores no podían actuar ante el acoso escolar, pero tanto UGT como CCOO -los dos sindicatos de izquierdas- se limitaban a proponer más medios, más horas de “acción tutorial” o más educadores sociales, pero eludían plantear una modificación de la ley que pudiese penalizar académicamente a los alumnos irresponsables y violentos. Entonces la CEAPA culpó del fenómeno del acoso escolar al “ambiente de violencia en la sociedad”, proponiendo, simplemente, “trabajar más en la educación para la convivencia”, como si se pudiese educar a los niños para convivir sin imponerles ningún tipo de disciplina. Con la llegada del PSOE al poder ese mismo año lo único que cambió fue el freno a la puesta en marcha de la LOCE, la ley educativa del PP que pretendía corregir algunos de los problemas generados por la LOGSE. Dos años después el gobierno socialista seguía proponiendo simples parches en forma de “especialistas en convivencia”, al tiempo que ofrecía el adoctrinamiento ideológico de la “educación para la ciudadanía” como receta contra la violencia escolar: no sirvió de nada, por supuesto. Ante la insistente negativa de la izquierda escolar a que se adopten medidas disciplinarias, el acoso escolar no ha parado de crecer en España en los últimos años. La situación está llegando a extremos tan dramáticos que según datos publicados el año pasado, en España sufren acoso escolar grave entre un 5 y un 10% de los alumnos de entre 10 y 15 años.

La izquierda se está cargando la escuela pública

En el ya citado artículo del profesor Moreno Castillo, éste advertía que la LOGSE provocó “una deserción masiva de la enseñanza pública por parte de las clases medias y de los sectores intelectuales, los cuales, advirtiendo el desastre, han optado, quizá con resignación, por la privada.” Hace tres años ya señalé aquí que el número de colegios privados ha aumentado con los años para responder a esa creciente demanda, y eso a pesar de las trabas de la izquierda, empeñada en que los padres no tengan la capacidad de elegir el tipo de colegio que consideran mejor para sus hijos. Hay que decir, además, que la LOE, con la que el PSOE prolongó los errores de la LOGSE, ha continuado por su misma senda. El deterioro de la educación española perjudica, especialmente, a los que sólo pueden permitirse la enseñanza pública. El año pasado se conocían unas cifras de hasta qué punto ha llegado ese deterioro: España es el país de la UE con mayor índice de abandono escolar temprano. Hay una serie de cifras que demuestran que nuestro país vive una grave crisis educativa provocada por esa apuesta por la irresponsabilidad:

  • Un 24% de los alumnos abandona los estudios antes de acabar la Secundaria.
  • Las tasas de repetición de curso aumentaron 4 puntos entre 2003 y 2012, llegando al 32,9% de los alumnos este último año, lo cual dispara los costes del sistema educativo: cada alumno que repitió curso en 2012 supuso un coste de 20.000 euros a los contribuyentes.
  • El 23% de los alumnos acaba dos años más tarde que los demás. En mis tiempos de escolar una cifra así era impensable.
  • Un 36% de los adultos entre 25 y 34 años tiene un nivel educativo inferior a la educación secundaria superior. Somos el cuarto país de Europa con más jóvenes adultos con esa baja calificación académica, lo cual tiene consecuencias graves en el mundo laboral.

Contra la irresponsabilidad de la izquierda: ¡cheque escolar ya!

Después de todo lo que acabo de exponer, me parece el colmo que la CEAPA, en vez de hacer autocrítica por los pésimos resultados de las leyes que apoyó, pida todavía más dosis de irresponsabilidad en las aulas, eliminando los deberes y proclamando un derecho de los niños a aburrirse. El empecinamiento de esta gente y de sus fans de Podemos en no reconocer la realidad de la crisis educativa española sólo deja dos posibles explicaciones a su actitud: o son unos fanáticos incapaces de reconocer sus ya claros errores, o es que quieren cargarse la enseñanza pública, convirtiéndola en una fábrica de fracasados que castiga al que estudia y favorece al vago. En cualquier caso, la forma que tiene esta gente de destrozar la enseñanza española me reafirma en la idea de que el cheque escolar es la mejor solución para devolver a los colegios al camino de la búsqueda de la excelencia, arrebatando su control, en la medida de lo posible, al poder político.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    ¡Pero que cosas pides!

    Si pusieran el cheque escolar se quedarían toda la patulea de progres con el antifonario al aire. En aquellos centros con profesorado normal habría lleno completo mientras que en los centros con profesores progres, habría un vacío acusador.

    La gente lleva a sus hijos a los centros que les asignan porque no les queda otra, pero si pudieran elegir…

    Lo malo es que la gente normal se jubila y no ingresa nueva, por eso los centros se llenan de inútiles, que para sobrevivir tienen que hacerse progres.

    ¿Quién es capaz de meterse en la enseñanza sabiendo que cualquier madre histérica te puede acusar de haber abusado de su hijo? Conozco un caso que se resolvió a base de ceder en todo y con un equipo directivo formando piña con el profesor, cosa extraordinariamente rara y porque les avisaron, si no, el profesor acaba en el trullo.

    ¿Quien se mete en ese negocio? Pues lo que no sirven para otra cosa, que a base de lamer culos y dejar que los alumnos hagan lo quieran, esperan jubilarse en paz. Pero eso antes se llamaba prostitución, ahora progresismo.

  2. Sharovarov

    ¿Ya no hay en las notas del colegio calificación sobre la “asignatura” de conducta?

  3. Oscar84

    En mi opinión, hay aquí dos debates. El primero sería si los niños deben o no deben hacer deberes. Este debate tiene una fácil conclusión: el día que se supriman los deberes, incluyendo el tiempo dedicado al estudio, de la Universidad, quítense de la Educación Primaria y Secundaria. Una vez establecido que los deberes no son «un método de aprendizaje erróneo», entonces puede abrirse otro debate sobre su cantidad.

    El segundo es más sibilino: ¿por qué pedir que se supriman los deberes por ley? Que estos señores no quieran que sus hijos hagan deberes, pues allá ellos, pero a los demás que nos dejen en paz. Los demás tenemos muy claro que el niño sí necesita hacer deberes, sí necesita estudiar en casa, lo solamente porque lo vemos en nuestros hijos, sino porque lo hemos visto en nosotros mismos cuando estuvimos en el Colegio y, sobretodo, en el Instituto y la Universidad.

    También me llama la atención la incoherencia de la CEAPA: «Aquellas familias que no disponen de tiempo, no tienen la formación necesaria o no poseen la capacidad de transmitir dichos conocimientos, se ven ante la tesitura de tener que elegir entre que sus hijos e hijas se enfrenten en solitario a esta barrera educativa o costear clases particulares o academias, para intentar evitar las sanciones que producen en el seno de las instituciones escolares si los deberes no son realizados CORRECTAMENTE» (énfasis mío). ¿Pero no habíamos quedado en que los deberes eran «un método de aprendizaje erróneo»?

    Como bien dices, Elentir, la CEAPA no pretende el bien de nuestros hijos, sino convertir la escuela pública en una fábrica de fracasados, única manera de garantizar que todos los alumnos consiguen los mismos resultados.

  4. Guip

    La educación va directa al desastre, la equiparación por abajo, donde el menos dotado marca el nivel máximo de la clase, la falta de responsabilidades, la infantilización de cualquier libro, tema o actividad, todo son causas de la debacle de la enseñanza.

    La eliminaciónde cualquier necesidad de esfuerzo por parte de los alumnos y en donde tenemos la desgracia de los nacionalismos, la sectarización de la enseñanaza hacen muy dificil ser optimistas.

    Por no hablar de otras lacras, como unos libros de texto lamentables…

  5. Amigos mios; me parece que estamos ante un tema al que había que tratar, con mucho más respeto y cuidado. A mi entender, los deberes ayudan a entender mejor el tema que se trató en clase. Ahora bien, tambien los fines de semana, deberían ser de alguna forma, para que los niños, pudieran divertirse algo más. ¿Donde esta la medidaa justa para ello ?. Creo que a todos los temas, no se les debe atacar con huelgas y/o protestas improcedentes. Saludos.

  6. Es que la CEAPA y Podemos no plantean una reducción de los deberes, o su replanteamiento: reclaman sin más su eliminación.

  7. Maite

    Muchas gracias Pacococo por las lindezas que nos dedicas a los enseñantes:
    “¿Quien se mete en ese negocio? Pues lo que no sirven para otra cosa, que a base de lamer culos y dejar que los alumnos hagan lo quieran, esperan jubilarse en paz”.

    ¡Genial!: no son los de podemos, sino también tú quien se dedica a denigrar a los sufridos enseñantes.

    No digo que no haya sus más y sus menos, pero todavía hay en esa profesión (que es la mía) gente con agallas, que luchan contra viento y marea contra la idiotización del ciudadano desde niño.

    En efecto, los deberes son ejercicios de fijación de los conceptos vistos en clase y son una fase muy importante en el proceso de aprendizaje. Y los que dan alas a este tipo de campañas lo saben de sobra: es mucho más fácil de manipular/esclavizar un ignorante que no sabe defenderse que una persona que tiene un cerebro bien formado.

    No quieren ciudadanos formados, sino deformados.

  8. Pacococo: “¿Quien se mete en ese negocio? Pues lo que no sirven para otra cosa, que a base de lamer culos y dejar que los alumnos hagan lo quieran, esperan jubilarse en paz.”

    No había visto esto. Y me parece mal, muy mal. Profesores los hay buenos y malos, y es una gran injusticia generalizar, más aún si se hace de esta forma tan irrespetuosa. He conocido a muy buenos profesores y no se merecen ser despreciados así.

  9. Maite

    Muchas gracias Elentir,

    Esa clase de puntualizaciones te honra.

  10. Lucía

    El deterioro en la educación y la enseñanza escolar es creciente y ningún funcionario o responsables en el área hacen nada efectivo para remediarlo. Se metió la política, la psicología y su ignorancia y demás ideologías extrañas a la verdadera educación, dejando atrás a la verdadera ciencia. Niños y jóvenes egresan semianalfabetos y casi sin saber sumar o leer de corrido. Materias como matemáticas, geografía, historia, geometría, lengua, etc. han sido casi eliminadas o reducido tiempo para ocuparlo en por ejemplo Educación sexual, identidad de género ( o la promoción a la promiscuidad sexual a temprana edad – Ver portal CHAU TABÚ escuelas de la CABA) etc. Estos temas de “moderna enseñanza”, Mas que hacer gente “irresponsable” hacen gente ignorante y de personalidades débiles e idiotas que puede ser manipulada por individuos sin escrúpulos. SON LOS PADRES QUIENES DEBE ASUMIR RESPONSABILIDAD Y VIGILAR LO QUE SE ESTÁ ENSEÑANDO EN LAS ESCUELAS.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.