Agreden a un okupa que había defendido al delincuente podemita Andrés Bódalo

Defendió a un agresor y ahora es el agredido: el ‘efecto bumerán’ de blanquear a violentos

La semana pasada os hablé del numerito pancartero de Podemos para pedir la libertad de Andrés Bódalo, un concejal podemita encarcelado por agredir a puñetazos a un edil del PSOE.

Según Pablo Iglesias las patadas y los puñetazos son ‘derecho a la protesta’
Enfado podemita con Antena 3 por hablar de la agresión de Bódalo a una embarazada

Condenado por asaltar una heladería y agredir a una embarazada

Como ya apunté, Bódalo fue a la cárcel por ese ataque ya que era reincidente. El 20 de junio de 2002 participó en un piquete violento durante una huelga general que asaltó y destrozó una heladería en Úbeda (Jaén). Una cámara de seguridad grabó a los piqueteros encabezados por Bódalo agrediendo a la propietaria, que estaba embarazada de seis meses. A causa de aquella agresión, Bódalo fue condenado a 2 años de prisión por coacciones, amenazas, daños y vulneración del derecho de los trabajadores, una pena que no cumplió porque aún no tenía antecedentes.

Así blanqueó la ultraizquierda al agresor

A pesar de las condenas contra ese energúmeno por esas agresiones, desde Podemos y sus aledaños han lanzado una campaña de apoyo a Bódalo, llegando a asegurar que se le detuvo por ejercer un “derecho a la protesta”, como si el concepto “protesta” incluyese dar puñetazos a un cargo electo o a una empresaria embarazada. A esa campaña se sumó un conocido okupa rumano experto en reventar a insultos todo tipo de actos (hace unos días, y sin ir más lejos, insultó al alcalde socialista Abel Caballero acusándole de “87 asesinatos de personas sin techo” en Vigo, unos crímenes que se ha inventado, sin más, pues nadie tiene noticia de ellos en esta ciudad). Según este individuo, lo que hacía Bódalo agrediendo a puñetazos a un edil del PSOE era defender los derechos humanos (¿se habrá leído la DUDH alguna vez?):

“Qué vergüenza de país”, decía en marzo por la condena de Bódalo. Y tras su encarcelamiento, el okupa manifestaba su pesar y atribuía a “políticos corruptos” una condena dictada por tres jueces de la Audiencia Provincial de Jaén:

Para completar el blanqueamiento del agresor, en mayo le calificaba como “preso político”:

El que defendía a un agresor se convierte en agredido

Tras apoyar durante meses a un tipo condenado por agredir a un edil del PSOE y a una empresaria embarazada de seis meses, ayer el okupa en cuestión fue víctima de una agresión cometida por varios ultraderechistas, agresión que el propio agredido comentaba en su Twitter hablando de sí mismo en tercera persona:

A mí esta agresión me parece tan cobarde y tan condenable como que unos piqueteros asalten y destrocen una heladería y agredan a una empresaria embarazada, y espero que la Policía dé con los agresores y la Justicia les condene por ello igual que ocurrió con los piqueteros de Úbeda. La gran diferencia es que la heladera no se ha dedicado a justificar una agresión contra nadie, blanqueando al agresor como lo ha hecho el okupa Lagarder con Bódalo. Otra gran diferencia es que ayer muchos izquierdistas que apoyaron a Bódalo mostraron su repulsa por la agresión al okupa rumano. Por lo visto, una agresión les parece algo justificable según quién la cometa, con independencia de que la víctima sea una madre embarazada de seis meses. Significativamente, el que quería impunidad para el que agredió a una mujer embarazada y a un edil del PSOE, ahora pide “Justicia YA” para que se detenga a quienes le agredieron a él:

Ojalá esa cobarde paliza que sufrió ayer no quede impune, y que la desagradable experiencia le sirva para comprender que cuando un delincuente agrede a alguien y tú defiendes al agresor, estás contribuyendo a que la violencia tenga éxito. El problema de blanquear a delincuentes es que eso puede acabar teniendo un “efecto bumerán” y que la violencia se vuelva contra ti.

(Foto: Twitter Lagarder81)

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Alejandro

    Condeno cualquier tipo de agresión. También la sufrida por este sujeto. Dicho esto, a mí también me parece vergonzoso que alguien que defiende a gente violenta ahora venga llorando porque el agredido ha sido él.

    ¿Cómo crees que se sintió la heladera embarazada? ¿y el concejal del PSOE? ¿Igual que tú ahora, verdad?-le preguntaría yo. Pero no creo que ni le importe, ya que sólo es un cuentista que parece haber encontrado una forma de vida muy rentable con su “activismo”.

  2. Alejandro

    Me he pasado por su twitter y le veo ahora exigiendo sanidad gratis, ¡pidiendo derechos mientras que se niega a trabajar! https://mobile.twitter.com/lagarder81/status/800697428303376384

    Lo de este hombre ni lo entiendo ni quiero entenderlo.

  3. pacococo

    Eso antes se llamaba justicia poética. Ahora simplemente que a un m***da le han calentado los morros.

    Es deseable que detengan a los que han calentado a ese impresentable y los juzguen, porque seguramente son tan impresentables como este.

    Y al fin y al cabo los marxistas son los del embudo, si me lo hacen a mí es malo y si yo lo hago es buenísimo.

    ¡Qué asco tan grande!

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

La capital de Ucrania es hoy noticia a diario por la invasión rusa de ese país iniciada hace ahora tres meses, en la que ha sufrido frecuentes ataques aéreos.

Rotunda respuesta de Juan García-Gallardo, procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, a las manipulaciones y mentiras de La Sexta:

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.

Si algo se puede decir de la izquierda es que es una mezcla de miseria moral y cinismo, y que acusa a los demás de sus propios vicios y perversiones.

Los partidos de la coalición socialista y comunista que gobierna en España han protagonizado este martes un momento vergonzoso en el Congreso.

La construcción de túneles ha sido históricamente una tarea peligrosa y que ha registrado muchos accidentes con víctimas mortales.

La invasión ordenada por Putin e iniciada el 24 de febrero cumple hoy ya tres meses. Un buen momento para hacer un balance de lo ocurrido hasta ahora.