Quedará expuesto en el Museo del Vuelo de Seattle, en el Estado de Washington

El último viaje del Midnight Express: así fue la restauración y traslado de un bombardero B-52

El pasado 3 de junio, al amanecer, los vecinos de las poblaciones que separan Everett de Seattle, en el Estado de Washington (EEUU), pudieron ver algo sorprendente: un B-52 circulaba por sus calles.

Un bombardero B-52 sobre Vigo
Paseo por Davis-Monthan: el mayor cementerio de aviones del mundo

El protagonista de nuestra historia es un viejo bombardero Boeing B-52G Stratofortress, con numeral 59-2584 y C/N 464347. Construido en Wichita (Kansas) en 1960, su apodo era “Midnight Express” (Expreso de Medianoche). Este gigante, con un fuselaje de 48,5 metros de largo y 12,4 metros de alto y una envergadura de 56,4 metros, estaba equipado con ocho potentes motores turbofán Pratt & Whitney J57-P-43WB. Entre su bodega interna y sus soportes subalares podía cargar más de 31.000 kg en bombas.

Con una tripulación de 6 hombres, el Midnight Express perteneció a la 97ª Ala de Bombardeo del Mando Aéreo Estratégico (SAC) de la USAF. Como todos los B-52 de esa unidad, durante la Guerra de Vietnam fue enviado desde la Base Aérea de Blytheville (Arkansas) a la Base Aérea de Andersen, en la isla de Guam, desde donde participó en la Operación Linebacker II llevando a cabo bombardeos de saturación sobre Hanói y Hải Phòng, en Vietnam del Norte. El 1 de septiembre de 1991 la 97ª Ala quedó excluida de las misiones de bombardeo, siendo trasladada a Altus AFB (Oklahoma) para misiones de entrenamiento. El 1 de abril de 1992 su antigua Base Aérea de Blytheville, rebautizada como Eaker AFB, fue cerrada.

Casi todos los B-52G fueron destruidos en cumplimiento del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START I), firmado en 1991 por Estados Unidos y la Unión Soviética. El Midnight Express tuvo más suerte: tras haber acumulado 15.305 horas de vuelo, acabó abandonado en un terreno situado junto a la fábrica de Boeing en el Aeropuerto de Paine Field, en Everett (Washington), a la espera de que se le reclamase desde algún museo. En Google Maps aún se puede ver su silueta en esa localización.

El Midnight Express pasó 26 años abandonado en ese lugar. Su fuselaje fue perdiendo el color y el avión se fue deteriorando, hasta que en el otoño de 2017, personal del Museo del Vuelo de Seattle acudió al Aeropuerto de Paine Field para restaurar el avión, devolviendo el esplendor al viejo esquema de camuflaje que lució este B-52G durante la Guerra de Vietnam. Podéis ver aquí un vídeo del proceso de repintado:

Finalmente, con las primeras luces del 3 de junio, el avión fue trasladado al Museo del Vuelo. Un traslado difícil, debido al gran tamaño de este bombardero: fue necesario desmontar sus alas, su deriva y sus timones de profundidad. Por el trayecto, los bomberos colgaron una bandera de Estados Unidos, para darle la misma bienvenida que reciben los veteranos de guerra cuando vuelven a casa.

Podéis ver aquí un vídeo del traslado:

Una vez se complete la restauración del Midnight Express, los planes del Museo del Vuelo son situarlo en una zona del museo en la que se hará un jardín en memoria de los veteranos de la Guerra de Vietnam. Está previsto que esta jardín, ya con el B-52G en su centro, sea inaugurado en noviembre de este año.

(Fotos: War Birds News y Google Maps)

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Julio

    Formidable, gran aparato con gran historia.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.