En 2009 congresistas de EEUU acusaron al diario de promover el antisemitismo

El País enloquece: acusa a Trump de instigar los asesinatos de judíos por criticar a Soros

En el periódico de PRISA parecen haber tirado por la ventana la poca vergüenza, la poca decencia y la poca ética que les quedaba, a juzgar por el infame editorial que publica este jueves.

El País convierte en antisemita una frase contraria al antisemitismo
Esta niña israelí no ocupó ningún titular

El País dice sobre las Cruzadas lo que nunca ha dicho sobre el Islam

El texto se titula “El precio del odio” y la entradilla añade lo siguiente: “El atentado contra una sinagoga refleja el creciente antisemitismo en EEUU”. Un poco más abajo, afirma: El ambiente de odio racista que se ha ido creando en Estados Unidos desde hace dos años, es decir, coincidiendo con el mandato de Trump. El periódico añade: “El antisemitismo, desgraciadamente, forma parte de la cultura europea desde las Cruzadas”, llamativa afirmación, pues El País nunca ha dicho eso mismo sobre el Islam, bajo cuyo dominio los judíos han sufrido toda clase de abusos, y ya no sólo en Oriente Medio: ahora también en Francia, de donde están huyendo a causa de la presión musulmana. Dicho sea de paso, ¿alguien ha visto a El País culpando a los gobernantes franceses de ese éxodo?

El diario acusa falsamente a Trump de apoyar planteamientos racistas

Pero lo que ya es el colmo es lo que suelta el periódico socialista en el tercer párrafo: Trump puede argumentar que es un amigo de Israel, que su hija y su yerno son judíos, pero su tolerancia con los supremacistas blancos o su obsesión con el financiero George Soros ayudan a crear el ambiente de odio que, al final, puede desembocar en el asesinato. El diario sigue refiriéndose a Soros en el cuarto párrafo: “Este filántropo y financiero judío, que ha invertido millones en cimentar la sociedad civil en Europa del Este, es responsabilizado —y no se trata de ninguna broma— de querer contaminar la raza blanca con oleadas de inmigración“. Y acto seguido, El País calumnia sin rodeos a Trump con la siguiente afirmación: No importa lo grande y ridícula que sea la mentira: ha sido apoyada por el propio presidente y por algunos políticos republicanos”.

Que a esa basura de editorial se la llame “periodismo” es algo que deja en evidencia la causa de la pérdida de credibilidad de medios como El País. Por supuesto, Trump nunca ha acusado a Soros de querer “contaminar la raza blanca”: eso es una mentira que se inventa El País. También miente el periódico cuando habla de una “obsesión” del presidente con el multimillonario y especulador financiero estadounidense de origen húngaro: a pesar de haber publicado más de 39.000 tuiteos en 9 años, Trump sólo ha citado a Soros en uno, y fue para relacionarle con una protesta organizada por unas feministas contra el juez Kavanaugh. La acusación de Trump viene motivada por el hechos de que Soros está invirtiendo cantidades millonarias en financiar movimientos izquierdistas, desde grupos a favor del aborto hasta partidarios de la ideología de género, a través de una entidad fundada por él, el Open Society Institute. Ya expliqué aquí, con todo detalle, sus ayudas a grupos que arremeten contra el gobierno húngaro por oponerse a una de las tesis ideológicas del multimillonario: la apertura de fronteras para la inmigración masiva.

Lo que no dice El País: Soros es uno de los inversores del Grupo PRISA

Que El País defiende a Soros con afirmaciones tan escandalosas como falsas no responde sólo a una mera cuestión de afinidad ideológica. En 2010 Liberty Acquisition Holdings se hizo con una gran parte del accionariado de PRISA, la empresa propietaria de El País. Liberty es una sociedad instrumental que agrupa a 70 grupos inversores, y uno de esos inversores es el Soros Fund, una compañía estadounidense fundada por George Soros. Dicho sea de otra forma: cuando El País habla sobre Soros, en realidad está hablando de uno de los dueños del periódico.

Congresistas de EEUU acusaron a El País de difundir “puras calumnias y estereotipos antisemitas”

Tan perversas como las mentiras de ese diario contra Trump es su desfachatez a la hora de hablar sobre el antisemitismo. Basta con leer lo que recordaba Masha Gabriel el año pasado en Elmed.io:

“Hasta 2009, cuando cambió de enfoque en su cobertura de Oriente Medio, El País era a menudo tan abiertamente hostil al Estado judío que catorce miembros del Congreso de EEUU enviaron una carta al entonces presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para expresar su preocupación por la publicación sistemática en sus páginas de “artículos y viñetas que transmiten puras calumnias y estereotipos antisemitas”.”

Esa carta se puede leer pulsando aquí. El artículo de Masha Gabriel detallaba algunos ejemplos de la tendenciosa línea editorial de ese diario contra Israel, su blanqueamiento de peligrosos antisemitas como Leila Jaled, miembro de la organización terrorista Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), y sus elogios a Ismaíl Haniyeh, cabecilla de Hamás, calificando como “pragmático”, “moderado” e incluso “cara amable”, a pesar de ser el jefe de un grupo terrorista que incluso adoctrina a niños para matar a judíos.

El País publicó las burradas de Ahmadineyad sin citar el antisemitismo

A los ejemplos indicados por Masha Gabriel se pueden añadir más. En 2012 El País publicó un poema de Günter Grass defendiendo a Irán, arremetiendo contra Israel y tachando de “coacción” las acusaciones de antisemitismo. En el poema, Grass acusaba a Israel de querer exterminar a los iraníes, cuando era precisamente al revés: el dirigente iraní Ahmadineyad había dicho que “Israel debe ser borrado del mapa”, e incluso llegó a afirmar que el Holocausto es un “mito inventado por Occidente” (El País dio noticia de ello sin citar el antisemitismo ni una sola vez). Unos meses después de publicar ese poema de Grass, Ahmadineyad tachó a Israel de “tumor canceroso del que hay que extirpar hasta la última célula”, y como se puede ver en el enlace, El País dio noticia de esa amenaza sin mencionar ni una sola vez el antisemitismo.

Dio noticia de un veto izquierdista a un cantante judío sin hablar de antisemitismo

En 2015, El País fue capaz de informar del veto izquierdista al cantante Matisyahu por ser judío sin citar ni una vez el antisemitismo en la noticia, tal vez porque los autores del veto eran grupos izquierdistas. Ese mismo año, El País acusaba a Aznar a desatar “la polémica” por tachar de antisemita la campaña del grupo extremista BDS contra Israel, la misma calificación que le dedicó la Comunidad Judía española este año. De hecho, BDS fue uno de los instigadores del veto a Matisyahu por ser judío, y no por ser israelí, ya que el cantante es estadounidense.

Las mofas de El País contra Trump por apoyar al Estado de Israel

Es el colmo de la desfachatez que ese mismo periódico se apresure ahora a colgarle al presidente de EEUU el sambenito de antisemita, cuando precisamente el año pasado El País arremetió contra Trump por reconocer a Jerusalén como capital de Israel, tachándolo de “provocación innecesaria” en un editorial e incluso llegando a señalar, con cierto tono de mofa, el agradecimiento de los judíos israelíes al actual mandatario estadounidense, hasta el punto de titular una noticia de esta guisa: “Trump, nuevo profeta en Israel”. A mediados de septiembre El País volvía a cargar contra Trump por su apoyo a Israel. Y ahora, mes y medio después, el diario socialista se pone a acusar a Trump de instigar el antisemitismo. Es realmente vomitivo el grado de cinismo al que ha llegado ese periódico.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hristina Asenova

    ¿Como es posible critirar el antisemitismo y el Israel en el mismo tiempo? Porque en nungun otro medio no he leído artículos tán llenos de odio hacia Israel como en “El País”.

  2. Luna

    Una muestra de cómo el relativismo radical llega a lo más incoherente. Ya el propio término lo es.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.