Presos golpistas reciben numerosas visitas mientras a él le prohíben todas

Eduardo Zaplana no es golpista ni terrorista pero le están tratando peor que si lo fuese

Últimamente he seguido las noticias que están surgiendo sobre el ensañamiento judicial que está sufriendo el expresidente de la Comunidad Valenciana, Eduardo Zaplana, y me siento indignado.

El PSOE pidió libertad para el etarra Bolinaga pero critica la de Carromero

Un encarcelamiento injustificado para una persona muy enferma

Desde este blog he criticado a Zaplana en su momento, y no tengo ninguna afinidad personal con él y menos aún con el PP, pero hay cosas que están por encima de las ideologías y de las preferencias políticas, y una de ellas es tratar con humanidad a las personas. Eduardo Zaplana es un preso preventivo. No está en prisión condenado por ningún delito, sino para evitar que se fugue durante el proceso en el que debe ser juzgado. Parece poco probable que ocurra esa fuga, debido a su pésimo estado de salud. El expresidente valenciano padece una grave enfermedad que precisa de cuidados constantes, y su estado de salud se puede ver agravado por su estancia en prisión, pero la jueza que lleva su caso le ha mantenido en la cárcel incluso ignorando informes médicos, y no una, sino varias veces desde su ingreso en prisión hace siete meses acusado de presuntos delitos de cohecho, prevaricación, malversación y blanqueo de capitales.

No le permiten visitarle ni a su familia ni al capellán del hospital

El 19 de diciembre Zaplana fue ingreso en el Hospital de la Fe de Valencia por un agravamiento de su estado de salud. Unos días más tarde el jefe del servicio de Hematología de ese hospital envió informes al Juzgado número 8 de Valencia advirtiendo que Zaplana podría fallecer si vuelve a prisión. Ayer se conoció que la jueza del caso está presionando al hospital para que Zaplana sea dado de alta, algo realmente insólito, puesto que es el centro sanitario el que debe determinar si el estado de salud del acusado es el adecuado para su reingreso en prisión. Además, la jueza no le ha permitido recibir visitas en el hospital. De hecho, en Nochebuena ni siquiera se permitió al capellán del hospital que le visitase, como sí hizo con el resto de enfermos, y tampoco se le ha permitido ver a su familia.

Entre tanto, los presos golpistas reciben todas las visitas que quieren

El trato que está recibiendo Zaplana es un ensañamiento en toda regla. Revela, además, una doble vara de medir escandalosa. Hace un mes, durante la huelga de personal penitenciario, el Ministerio del Interior dejó a Zaplana sin visitas en prisión, cosa que no hizo con presos etarras. Así mismo, los presos golpistas catalanes reciben en prisión todas las visitas que les da la gana, disfrutando de un régimen penitenciario privilegiado respecto del resto de los internos. Esta doble vara de medir es indignante, especialmente si recordamos casos de asesinos sanguinarios como los etarras Bolinaga y De Juana Chaos, que sí fueron excarcelados por motivos de salud incluso contra los informes médicos. Este trato desigual a Zaplana, por un lado, y a presos golpistas y terroristas, por otro, está sirviendo para retratar también a ciertos políticos. Por ejemplo, el PSOE apoyó la puesta en libertad del etarra Bolinaga y ha reclamado la libertad para los presos golpistas, pero se ha callado ante el ensañamiento judicial contra Zaplana. El odio a un rival político les lleva a tratarle peor que a golpistas y terroristas (y no es la primera vez que hacen esto). Es realmente asqueroso.

El Consejo General del Poder Judicial debe actuar ya o será demasiado tarde

Espero que el Consejo General del Poder Judicial actúe rápidamente ante ese ensañamiento contra el expresidente valenciano. Y digo rápidamente porque si la jueza hace que vuelva a prisión, la vida de Zaplana corre peligro (es lo que dicen los médicos). Lo más cabreante de este caso es que mientras se juega así con la vida de ese hombre, personajes como Jordi Pujol, Manuel Chaves o José Antonio Griñán siguen libres a pesar de estar relacionados con casos de corrupción cuyo elevadísimo importe hace que la cantidad que se atribuye a Zaplana parezca calderilla. De esa libertad también disfrutan diversos políticos imputados por casos de corrupción, algunos de los cuales incluso siguen en sus cargos. Por ejemplo, en Zaragoza todo el equipo de gobierno municipal de Podemos e IU está imputado por prevaricación, pero siguen en sus cargos como si nada, incluso incumpliendo los códigos éticos que con tanta solemnidad exhibieron como garantía ante sus votantes. Los medios de izquierdas callan ante casos como ésos, después de haberse ensañado con Zaplana y con otros políticos conservadores como la fallecida Rita Barberá, y después de haber apoyado en su momento la liberación por motivos de salud de etarras como los antes citados. A la vista de todo esto cabe preguntarse si para algunos las leyes deben ser más flexibles con los izquierdistas y separatistas y más duras con los demás, porque esa, de hecho, es la idea totalitaria que nos están transmitiendo.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ♑Felipe

    A esta jueza “hembra” no se le podía aplicar la violencia feminista de género por intento de asesinato ?

  2. Blanca

    Lo de esta mujer no es normal. Aparte de que negarle auxilios espirituales a una persona enferma es anticonstitucional, es una auténtica canallada. Dicen que puede ser prevaricación; pues que la denuncien ya.

  3. Sharovarov

    ¿”Violencia feminista de género”? No hombre, Felipe, eso no existe. Las mujeres son siempre buenas. Bueno, si no son progras ahí ya la cosa…

  4. En este país si eres hombre, blanco, heterosexual y encima eres de derechas…lo llevas claro.

  5. pacococo

    Es curioso que nadie se haya puesto a investigar las razones por las que esta juez hace eso, contrario a todo derecho y si le impidió la visita del capellán, hasta inconstitucional.

    Eso no es normal, debe tener alguna patología que seguramente la apartaría del caso.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.