83 atentados separatistas, 24 yihadistas, 19 de ultraizquierda y 1 de ultraderecha

Un silenciado informe de Europol y lo que dice del terrorismo separatista y de ultraizquierda

A mediados de cada año la Oficina Europea de Policía (Europol) publica su informe anual con las estadísticas del año previo sobre actos de terrorismo perpetrados en Europa.

Europa: la ultraizquierda causó casi 5 veces más atentados que la ultraderecha en 2017
‘Antifascismo’: el oscuro origen de un burdo disfraz para el matonismo de ultraizquierda

El informe señala 83 atentados separatistas, 19 de ultraizquierda y sólo 1 de ultraderecha

Extrañamente, el informe de este año, publicado el 27 de junio, apenas se vio reflejado en los medios, tal vez porque indica un descenso en el número de actos de terrorismo en Europa: de los 205 atentados de 2017 pasamos a 129 en 2018, incluyendo atentados fallidos. Lo más significativo de este nuevo informe es que un año más los atentados nacionalistas y separatistas fueron los más numerosos. Éstas son las cifras:

  • Separatismo: 83 atentados.
  • Yihadismo: 24 atentados.
  • Ultraizquierda: 19 atentados.
  • Ultraderecha: 1 atentado.
  • Sin especificar: 1 atentado.
  • Problema único: 1 atentado.
  • TOTAL: 129 atentados.

A estas cifras hay que añadir un matiz: muchos de los atentados clasificados como nacionalistas o separatistas fueron perpetrados por grupos que también son de extrema izquierda. El informe habla en concreto del terrorismo callejero proetarra, de los grupos disidentes del IRA y de elementos de la extrema izquierda kurda. Así pues, podríamos estar hablando en realidad de más de un centenar de actos terroristas de ultraizquierda frente a sólo uno de ultraderecha, este último cometido en Macerata (Italia). Curiosamente, el informe afirma: “A pesar del aumento de los sentimientos de extrema derecha en toda Europa, solo se informó de un ataque terrorista de derecha en la UE en 2018”. Sin embargo, no hace ningún análisis parecido sobre la extrema izquierda, a pesar del gran número de atentados de ese signo.

Los pocos medios españoles que hablaron del informe lo hicieron alertando sobre la ultraderecha

Tal vez por la imposibilidad de maquillar esas cifras, la mayoría de los medios silenciaron este informe. Curiosamente, y a pesar de lo que señalan las estadísticas de la citada agencia europea, la agencia Efe dio noticia de su presentación en Bruselas, pero lo hizo para advertir sobre “un aumento de la extrema derecha violenta”. En un ejemplo descarado de manipulación y de ocultamiento (nada extraña si tenemos en cuenta que es una agencia dependiente del Gobierno socialista español), la palabra “izquierda” ni siquiera figuraba en la información de Efe, ni tampoco las cifras de actos terroristas que he indicado más arriba. Irónicamente, un medio de izquierdas muy afín al separatismo catalán, Diario16, sí habló del informe pero alertando en su titular sobre la extrema derecha, hablando en su entradilla de 19 actos de terrorismo de se signo, para luego señalar que los 19 fueron en realidad de ultraizquierda ya en el texto de la noticia. Así, amigos míos, es como algunos medios manipulan a su audiencia.

Foto: Ultraizquierdistas del Black Block en Milán, Italia, en mayo de 2015.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.400

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Claro que sí, lo verdaderamente peligroso es la ultraderecha, y, por supuesto, ¡¡¡el franquismo!!! He visto en “El Mundo y La Munda” que la ministra quiere reformar el Código Penal para castigar su apología.

  2. pacococo

    Sharovarov

    Los que son peligrosos de verdad, pero peligrosos, son los católicos, no hay más que ver como echaron a los monjes y no dejaron entrar a rezar.

  3. Luis Carlos

    ¿Cuánta gente sabe de las raíces socialistas del nazismo alemán y del fascismo italiano?

    Los principales medios de comunicación han dedicado muchos recursos para concienciarnos del peligro de la extrema derecha para que no acabemos en una distopía ultraconservadora como en la teleserie “el cuento de la criada”. Y se han callado como tumbas cuando el inquisidor Robespierre ejecutaba en la guillotina a miles de heres contrarrevolucionarios. Me parece legítimo que intenten concienciarnos para que un chalado como Hong Xiuquang se autoproclame hermano de Cristo (ni siquiera era de una familia cristiana) y acabe liando una gorda como la rebelión Taiping en China, una guerra civil de al menos veinte millones de víctimas mortales, pero Mao se cargó a mucha más gente y de eso no se habla.

    Tenemos un serio problema porque se usa el pasado para que los cristianos y conservadores o pro-capitalistas se sientan avergonzados y culpables por hechos del pasado, pero la izquierda no se arrepiente de nada, y por eso es la mayor amenaza contra nuestra libertad y democracia, porque no tiene miedo de caer en el lado oscuro de la fuerza, convertirse en aquello que afirma combatir.

    Se ponen en evidencia en sus reacciones cuando alguien osa llevarle la contraria. No se toman la molestia de exponer con argumentos, salvo repetir los lemas de siempre, ni de comprender el punto de vista de los demás, ni de compartir sus conocimientos ni hacer preguntas incómodas para hacer pensar y provocar dudas. No, su táctica es intentar ridiculizar y humillar al otro para así quedar como los más guays, y si alguien que les planta y se le resiste, entonces es un facha o un fanático intransigente. No confíes en nadie que trata de apelar a sentimientos como miedo, orgullo, deseo, rencor, vergüenza o envidia, porque probablemente se trate de un manipulador. Cuidado con el que olvida tratar con dignidad como persona a todo aquel que no sea de su misma cuerda.

  4. DAGM

    Los extremos nunca son buenos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.