Hace 7 años ensalzó los actos de acoso en domicilios de sus rivales políticos

Pablo Iglesias llamó ‘jarabe democrático’ a los escraches y ahora los prohíben ante su chalet

El jefe de Podemos se ha convertido en un experto en hacer lo contrario de lo que predicaba antes de convertirse en vicepresidente del gobierno. Esta semana hemos tenido un nuevo ejemplo.

A la ultraizquierda ya no le gustan los ‘escraches’: ha empezado a padecerlos
Los demoledores datos oficiales que prueban el daño al rural provocado por el PSOE y Podemos

Cuando Pablo Iglesias decía que los escraches eran “jarabe democrático”

El 20 de febrero, la organización de agricultores APAG Extremadura anunció la convocatoria de una protesta ante el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar (Madrid), como parte de las movilizaciones que asociaciones agrícolas están llevando a cabo para protestar por la crisis del sector primario, agravada por la drástica subida del SMI pactada por el PSOE y Podemos, que está haciendo aumentar el paro en el campo. Convocar manifestaciones delante del domicilio particular de un político es algo que me parece mal, sea cual sea el signo del cargo en cuestión. El caso es que en 2013, unos meses antes de fundar Podemor, Pablo Iglesias justificó los escraches contra las “élites” calificándolos de “jarabe democrático”, en un comentario emitido en su programa Fort Apache en el canal HispanTV, propiedad de la República Islámica de Irán:

El hoy jefe de Podemos se refería entonces a actos de acoso a sus rivales políticos

Pablo Iglesias pronunció esas palabras después de los escraches convocados por la extrema izquierda ante los domicilios particulares de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, de la diputada del PP Beatriz Rodríguez Salmones, del diputado Ignacio Gil Lázaro (hoy miembro de Vox) del dirigente del PP Esteban González Pons, en este último caso pegando carteles con su cara y aporreando durante 45 minutos la puerta de su piso, en el que se encontraban sus hijos, un acto puramente mafioso. A Pablo Iglesias le parecía “jarabe democrático” que acosasen a sus rivales políticos en sus domicilios, pero si el escrache se lo hacen a él, entonces la cosa cambia.

Ahora su Gobierno prohíbe una protesta ante el chalet del jefe de Podemos

Y es que la Delegación del Gobierno en Madrid, a las órdenes del ejecutivo del cual Pablo Iglesias es vicepresidente, ha prohibido la concentración de APAG Extremadura ante el chalet del jefe de Podemos. El argumento usado por la Delegación es que ese acto atentaría contra la “inviolabilidad” del domicilio del vicepresidente del Gobierno, una excusa absurda, pues como ha señalado la organización de agricultores, no tenían intención de manifestarse dentro de la vivienda de Iglesias y Montero, “ni en su salón ni evidentemente en la piscina de su chalé”. Lo que demuestra esta decisión es que ese “jarabe democrático” que recetaba a los demás no lo tolera el marqués de Galapagar ante su casa: una actitud 100% casta y propia de alguien que considera que los españoles no somos iguales ante la ley, ya que él se comporta como un privilegiado.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Drociano

    ¿Quién manda actualmente en España? ¿Es el gobierno? NO
    Quien realmente manda es el vice a cuyas órdenes el presi dice que se haga lo que y como manda el vice.Lo vemos y constatamos a diario y ellos mismos no lo disimulan. Las evidencias no se pueden ocultar.

  2. Luis A. Recinos

    ¿Que se comporta como un privilegiado? Pues sí, como todos los dirigentes políticos, líderes, caudillos o “representantes del pueblo”, sobre todo los de los países comunistas. Y supongo que los encargados de protegerle de la cólera de los agricultores, será miembros de la Guardia Civil o de la Policia, instituciones que miembros del mismo Gobierno se han encargado de sabotear, vilipendiar y descalificar.

  3. Luna

    Pablo Iglesias no se puede permitir la foto de estos trabajadores campesinos manifestándose ante la piscina del chalet castizo de un rico (enemigo de los ricos, amigo de los pobres… pero a distancia). La famélica legión puesta en pie al lado del cacharro ése que parece una seta no queda bien, son cuestiones de paisajismo y de pijismo. Cualquier día se nos compra el acorazado Potemkin y les invita a manifestarse allí.

    Bromas aparte, intentó hacerse con el liderazgo de estas protestas, a ver si así las convertía en fuerzas afines y le ha salido el tiro por la culata. El problema lo tiene por no saber realmente cómo es un campesino, sólo lo ha estudiado a través de fábulas marxistas y casi como un ente de ficción. Lo que ha de quedar claro es que estos manifestantes no van contra Pablo Iglesias sino en favor de lo que es suyo y están perdiendo cada vez más.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.