La mal llamada 'gripe española' se originó en un campamento militar de EEUU

Una foto que parece actual pero fue tomada hace más de un siglo durante otra pandemia

Estos últimos días en España estamos viviendo cosas que no nos habríamos imaginado nunca, como el confinamiento por una pandemia o grandes hospitales de campaña para atender a los enfermos.

Expedición Balmis: la gesta española que salvó millones de vidas en América, Filipinas y China
Zenek Borowski: la historia de un niño polaco asesinado por rescatar libros durante la SGM

Una imagen que recuerda a los hospitales de campaña del coronavirus

Uno de esos hospitales de campaña es el que el Ejército de Tierra y la Unidad Militar de Emergencias (UME) han ayudado a montar en el IFEMA. Hace un rato estaba viendo el correo y me encontré el resumen diario de DVIDShub, el portal multimedia que publica las fotos y vídeos que hacen las Fuerzas Armadas de EEUU. En este caso me llamó la atención ver la miniatura de una foto publicada ayer que, a primera vista (y como en el correo aparece diminuta) pensé que sería del hospital de campaña del IFEMA. Pero algo no cuadraba, porque la foto estaba en blanco y negro.

La foto muestra el campamento militar en el que se inició la mal llamada ‘gripe española’

Como indica DVIDShub, la foto fue hecha en 1918 en Camp Funston (Kansas, Estados Unidos). Es un nombre desconocido para la amplia mayoría del mundo, pero que debería ser tristemente famoso, ya que allí se originó la mal llamada “gripe española”. Así explica lo ocurrido la Kansas Historical Society (KSHS): “Ubicado en Fort Riley, Camp Funston era una instalación de entrenamiento masivo construida rápidamente después de la entrada de Estados Unidos en la guerra. Allí, los soldados eran preparados para el combate en Europa”. Se refiere a la Primera Guerra Mundial: recordemos que EEUU entró en esa contienda en 1917. “Debido al esfuerzo de guerra, los recursos eran limitados y los soldados en 1918 se vieron superpoblados en tiendas de campaña mal calentadas durante un invierno inusualmente frío. Junto con el saneamiento deficiente y las instalaciones médicas inadecuadas, las circunstancias demostraron ser propicias para un brote epidémico”, añade la KSHS.

El motivo por el que aquella pandemia se atribuyó injustamente a España

En este caso, se sabe bien quién fue el llamado paciente cero de la pandemia: “El 4 de marzo, un soldado de Funston (un cocinero) informó de que estaba enfermo con una forma volátil de gripe, y en tres semanas, 1.100 soldados en el puesto mostraron síntomas similares. Desde allí, los soldados se mudaron a campamentos alrededor del condado, sin saberlo, infectando a las poblaciones civiles locales en el camino. Peor aún, el movimiento de tropas a Europa expuso a las poblaciones extranjeras debilitadas por cuatro años de guerra. La enfermedad resultó particularmente letal en España, donde adquirió su nombre”, apunta la KSHS. Hay que recordar que España fue un país neutral en aquella contienda, y como en los periódicos españoles no había censura de guerra, la pandemia mereció una atención que no tuvo en otros países, haciendo creer a muchos que había surgido en España, motivo por el cual aún hoy se conoce como “gripe española” a aquella pandemia, e incluso la llaman así muchos que consideran racista llamar “virus chino” o “virus de Wuhan” al coronavirus, que a fin de cuentas se originó en Wuhan (China).

Una pandemia que mató a más gente que la Primera Guerra Mundial

Se calcula que aquella pandemia mató a entre 50 y 100 millones de personas, más que la propia Primera Guerra Mundial, que terminó ocho meses después de brotar aquella gripe. En China diezmó gravemente a la población: según algunas estimaciones, allí pudo llegar a matar a 40 millones de personas. La KSHS señala dos particularidades de aquella pandemia: “fue única en atacar el sistema inmunológico de adultos jóvenes sanos, lo que explica su rápida transmisión a través de los soldados. Como virus, la enfermedad mutaba constantemente, haciendo que la inoculación fuera casi imposible”. La KSHS también recuerda las medidas que tomó Kansas para contrarrestar aquella enfermedad: “Junto con la promoción de una campaña de concienciación pública, el médico de Dodge City desalentó el uso de vasos comunales y emitió máscaras para el público en general. La cuarentena fue la principal medida implementada, y los pacientes infectados fueron aislados en hospitales improvisados ​​en todo el estado”. La imagen que nos ocupa muestra uno de los primeros hospitales de campaña montados en Camp Funston, epicentro de la pandemia. En algunas de las camas vemos colgados los sombreros de campaña que usaba entonces el Ejército de EEUU, y que todavía usan en la actualidad los instructores militares de ese país y los miembros del movimientp Scout.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.