La lucha entre feministas y LGTB se salda con acusaciones de «transfobia» al PSOE

La censura progre que apoyó el PSOE se vuelve ahora contra él por afirmar un hecho biológico

En España la izquierda lleva años señalando y demonizando a todo el que discrepa de sus dogmas ideológicos, y ahora la mordaza progre se vuelve contra sus autores.

Argumentario del PSOE contra la teoría queer
IU vs Partido Feminista: las mujeres pierden en la batalla entre feministas y grupos LGTB

Un argumentario del PSOE contra una versión radical de la ideología de género

Según informaba ayer el digital de ultraizquierda Eldiario.es, afín a Podemos, el PSOE ha difundido un argumentario interno contra la llamada teoría queer, una versión radical de la ideología de género que niega toda base biológica a las diferencias sexuales y las considera meras construcciones sociales. Como recordaréis, en diciembre de 2018 el debate entre feministas y partidarios de la teoría queer se saldó con una bronca interna en el Partido Comunista de España (PCE), y en febrero de 2020 ese mismo debate acabó con la expulsión del Partido Feminista de Izquierda Unida.

«El sexo es un hecho biológico», afirma el argumentario socialista

El argumentario interno del PSOE (podéis leerlo aquí) contiene afirmaciones muy interesantes. Un ejemplo: “Hay teorías (concretamente la teoría queer) que van ganando terreno en el mundo académico y activista, y que niegan la existencia del sexo biológico, por lo que desdibujan y difuminan la realidad de las mujeres. Si se niega el sexo, se niega la desigualdad que se mide y se construye en base a este hecho biológico”.

Más adelante, el argumentario del PSOE afirma: “El sexo es un hecho biológico. Se refiere a las características corporales, biológicas y fisiológicas, que definen y diferencian a los humanos como hombres y mujeres. El sexo con el que nacen las mujeres determina su lugar en el mundo, a partir del mismo se construye y delimita el espacio que ocupan y cómo lo hacen”. El argumentario también asume conceptos de la ideología de género, como la definición de “género” como una “construcción social del sexo biológico con el que se nace. Es decir, el conjunto de roles sociales y culturales, de taras, estereotipos… que se asignan a los hombres y las mujeres de manera diferenciada y que configura expectativas y oportunidades”. El argumentario afirma sobre el género que “las socialistas feministas pretendemos su abolición para conseguir la emancipación de las mujeres”.

El PSOE lucha ahora por apagar un incendio que la propia izquierda provocó

El problema que tiene el PSOE es que al afirmar esta tesis de la ideología de género, es muy fácil acabar en la teoría queer. Si se niega todo fundamento biológico a los diferentes roles sociales y culturales de hombres y mujeres, como si sus diferencias biológicas fuesen irrelevantes al respecto, ya sólo dista un paso de llegar al extremo de negar la existencia misma del sexo biológico. Así pues, el PSOE lucha ahora por apagar un incendio que la propia izquierda provocó con los disparates de la ideología de género. De hecho, el PSOE advierte ahora que la teoría queer podría tener como consecuencia poner “en riesgo el propio concepto jurídico y sujeto político ‘mujer'”.

«¿Podría un hombre maltratador señalar que se siente mujer y por tanto no poder ser juzgado por este delito?»

A propósito de la transexualidad y del concepto de “autodeterminación de género”, que implicaría que uno es del sexo que le apetece en cada momento y que obligaría a toda la sociedad a reconocerlo como tal, el argumentario del PSOE se hace una pregunta muy razanoble: “¿Cómo se reconoce y acredita jurídicamente la expresión puntual de un sentimiento?” El PSOE se pronuncia “en contra de los posicionamientos que defienden que los sentimiento, expresiones y manifestaciones de la voluntad de la persona tienen automáticamente efectos jurídicos plenos”, afirmando que el derecho a la autodeterminación sexual “carece de racionalidad jurídica”.

El PSOE advierte de las consecuencias que tendría asumir ese derecho a la autodeterminación sexual, por ejemplo, en materia estadística: “Las estadísticas se desagregan por sexo, y son fundamentales para conocer los problemas (la desigualdad laboral y salarial, la feminización de la pobreza, el techo de cristal, la violencia machista…) y determinar las políticas públicas para su abordaje”. Los socialistas también incluyen en su argumentario algo que se ha advertido muchas veces desde el centro-derecha: “¿Podría un hombre maltratador señalar que se siente mujer y por tanto no poder ser juzgado por este delito?” El argumentario también se pregunta: “¿Cómo afecta a la participación en eventos y competiciones deportivas?”

Choque con Podemos y acusaciones de «transfobia» contra el PSOE desde grupos LGTB

Igual que ocurrió en el PCE y en IU, este debate, derivado de las propias contradicciones y absurdos de la ideología de género, amenaza con provocar una tormenta en el Gobierno. El diario de Ignacio Escolar advierte del choque entre el PSOE y Podemos, la que el concepto de autodeterminación sexual figura en la Ley de transexualidad que prepara la formación de extrema izquierda.

Así mismo, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha arremetido duramente contra el PSOE, diciendo que “atenta contra la dignidad de las personas trans” y se posiciona “voluntariamente en contra de la igualdad”. Desde el Grupo de Políticas Bisexuales de la FELGTB acusan directamente al PSOE de “transfobia”, una acusación a la que se ha unido el Observatorio valenciano contra LGTBIfobia y no pocos activistas LGTB en las redes sociales. Una acusación que, sinceramente, resulta divertida.

Hace tres años el PSOE aplicó esa misma censura contra otro hecho biológico

Y es que hace tres años, el propio PSOE lanzó esa misma acusación contra la asociación HazteOir.org por afirmar en una de sus campañas otro hecho biológico: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva”. Como recordaréis, la izquierda desató una ola de odio y de violencia contra esa campaña, incluyendo agresiones al autobús que utilizaba como soporte. Ningún dirigente del PSOE condenó esas agresiones. La cosa no se quedó ahí: el PSOE apoyó declarar “non grato” el bus de esa campaña en Sevilla, Cádiz, Logroño, San Sebastián, Algeciras

Finalmente, y por si no bastaba con esa agresión a la libertad ideológica y a la libertad de expresión, el PSOE castigó a HazteOir.org con la retirada de su utilidad pública alegando esa campaña como motivo. El caso es que la vida da muchas vueltas, y ahora es el propio PSOE el que es acusado de “transfobia” por algunos de los que entonces le ayudaron a censurar la afirmación de hechos biológicos.

El PSOE acusó a Vox de «odio» por vetar una declaración que asumía la teoría queer

En febrero de 2019, el único representante de Vox en el Senado, Francisco José Alcaraz, vetó una declaración institucional sobre “la LGTBIfobia en el deporte” que asumía la teoría queer, y que habría implicado imponer que hombres puedan competir en deportes femeninos, lo que habría perjudicado a las mujeres. Ya cité aquí el caso ocurrido en 2017: un hombre transgénero ganó un campeonato femenino de halterofilia, levantando 19 kilos más que la mujer que quedó en segundo puesto. Como podemos ver, la discrepancia de Vox en esta cuestión coincide con la crítica que ahora hace el PSOE a la teoría queer. Sin embargo, entonces el PSOE acusó a Vox de “odio” y “discriminación”, animando a imponer un “cordón sanitario” a ese partido.

La mordaza ideológica impuesta por los socialistas se vuelve ahora contra el PSOE

Sinceramente, señores del PSOE, se han ganado a pulso que su mordaza se vuelva contra ustedes. Actuaron como unos totalitarios persiguiendo a otros por ejercer su libertad de expresión, y ahora su propia intolerancia regresa como un búmeran. Ojalá el PSOE escarmentase de esta experiencia, pero mucho me temo que no será así. Ese partido ha demostrado demasiadas veces su propensión a utilizar el señalamiento y la estigmatización contra el que discrepa de sus ideas, y no caerá de esa burra ni sufriendo esa experiencia en sus propias carnes. Ojalá me equivoque.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. José

    El húngaro los está volviendo locos..

  2. Andrés

    La revolución se devora a sí misma, entre sus divisiones intestinas. La historia se repite.

  3. wladimir

    estas son puras contradicciones…al parecer a los estimados socialistas de la nueva ola globalist.socialista, materialista-atea, inclusiva-progesista, minorista e idelogista del genero,ahora de pronto se sienten iluminados,o mas bien obscurecidos por su propia luz…sienten un placer maligno en confundir datos y multiplicar las contradicciones entre ellos mismos sobre sus propias y confusas ideas ,como se sabe la casa del mal siempre estara dividida,luchara entre si…en contra si misma…

    asi son ellos…

  4. Drociano

    ¿No será que muchos socialistas, al carecer de ideas, lo que manejan son mitos, modas, slogans, ocurrencias, etc.? y cuando se les caen o dejan de ser moda se encuentran desnudos porque siguen sin ideas.

  5. Pepe

    En la base está que la izquierda siempre ha perseguido a los homosexuales, en muchos casos, hasta la muerte.
    Siempre ha sido racista, en Cuba, excepto Almeida y, recientemente, Díaz Canel, lis negros y mulatos, siendo casi el 40% de la población, han sido ninguneados sistemáticamente.
    Y no digamos el profundo machismo en la izquierda. A lo largo de su historia, la izquierda apenas sí ha permitido detentar poder a la mujeres, en España y en todo el mundo.
    ¿Alguna Merkel o Isabel I en la historia de la izquierda?.
    ¿Algún Obama en un país comunista mayoritariamente blanco?.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.