Entonces ese diario dijo que Vox no tendría representación: obtuvo 12 escaños

Abc manipula contra Vox en Galicia con una falsedad que ya utilizó en Andalucía en 2018

El PP y sus medios afines están entregados, una vez más, a alimentar el voto del miedo para intentar amedrentar a los votantes que tienen pensado apoyar a Vox.

Tras apoyar estas cosas de la izquierda ahora Feijóo apela al miedo de los votantes de Vox
El PP gallego apoya a la ultraizquierda para imponer educación sexual desde los 3 años

Abc ya intentó desmovilizar a los votantes de Vox en 2018 en Andalucía

Abc publica hoy una noticia con este titular: “Vox y Ciudadanos se quedarán sin escaño en Galicia, pero sus votos quitarán dos al PP”. El diario madrileño basa ese pronóstico en datos de GAD3. Se trata de la misma empresa que predijo que Vox sólo tendría 3 o 4 escaños en Andalucía en 2018 (finalmente tuvo 12) en una encuesta publicada sólo unos días antes de las elecciones andaluzas de ese año.

Da la casualidad de que el 17 de noviembre de 2018 Abc publicó sobre Andalucía una noticia muy parecida a la que lanza hoy sobre Galicia. Esto es lo que dijo entonces Abc: “VOX no tiene asegurada representación parlamentaria, pero la sangría de votos provocaría que los escaños más vulnerables del PP -aquellos que se obtuvieron con menor margen de votos- pasen a otros partidos.” Al final, y contra los malos augurios del PP y de Abc, Vox acabó dando la sorpresa y siendo imprescindible para desalojar al PSOE de la Junta, ya que el partido presidido por Santiago Abascal hizo algo que en Génova 13 y en las redacciones de sus medios afines no tienen en cuenta: Vox es capaz de movilizar a votantes que el PP ya había perdido.

El error de creer que si no concurriese Vox en Galicia entonces votaríamos al PP

Esto ocurre también en Galicia. En 2009 muchos votamos al PP tras escuchar la promesa de libertad lingüística que hizo Feijóo, una promesa que traicionó unos meses después, tras obtener una mayoría absoluta en las urnas. Aquella fue la última vez que voté al PP. Por lo que a mí respecta, me niego a volver a votar a un partido que engaña así a sus votantes, que no pide perdón que además nos vuelve a reclamar el voto apelando al miedo, demostrando una absoluta falta de respeto por los electores. Pero además de negarme a confiar en quien ya nos engañó aquella vez, está la cuestión de los principios: como votante de derechas, me niego a otorgar mi voto a un partido que apoya políticas progres. No podría dormir tranquilo sabiendo que el PP podría usar mi voto para imponer la ideología de género y el adoctrinamiento sexual en los colegios, para promover el aborto y hacer políticas nacionalistas en Galicia.

Y aquí llegamos a un punto que no parece tener en cuenta Abc: mi voto es mío y de nadie más. Yo decido libremente a quién se lo confío. Si vengo votando a Vox es porque se trata de un partido cuyos principios coinciden con los míos, por lo que no tengo que votarle con la nariz tapada. Además, Vox no ha tenido complejos a la hora de defender esos planteamientos en las instituciones, todo lo contrario de lo que viene haciendo el PP. Si Vox no se presentase a estas elecciones, yo votaría en blanco, igual que lo he hecho siempre que no concurría Vox a los comicios en mi demarcación. Para mí el PP ya no es una opción, porque yo no soy progre ni nacionalista, no apoyo el aborto ni la ideología de género, ni apruebo otras cosas que ha venido apoyando ese partido. De hecho, Vox es la única esperanza que tengo de que el PP se vea obligado a corregir su deriva progre en Galicia. Desde luego, el llamado “voto útil” sólo ha servido para que el PP coja votos de derechas y haga políticas progres, riéndose de sus votantes una y otra vez gracias al voto del miedo.

Así funciona la estrategia del voto del miedo que usa el PP en Galicia

La estrategia en la que se basa el voto del miedo es un calco de la coacción emocional que usan muchos miserables con sus parejas para que no les abandonen. Es como decir a su pareja: yo te trato mal, te he mentido y te he engañado pero tienes que seguir conmigo porque sino te quedarás sola y lo pasarás peor. Alguien que trata así a su pareja quiere que ésta se convenza de que nunca encontrará a nadie mejor: una burda mentira.

Pues bien: el PP ha traicionado a sus votantes hasta hartarse, apoyando la ideología de género, el aborto, las leyes LGTB, el adoctrinamiento sexual a niños pequeños e incluso planteamientos nacionalistas en el caso de Galicia (ya publiqué algunos ejemplos aquí). En las últimas elecciones locales, el PP usó votos del centro-derecha para regalar dos alcaldías gallegas a los separatistas de ultraizquierda del BNG, aliados de Bilbu, ofreciéndoles además una tercera.

El verdadero miedo del PP gallego: necesitar a Vox para gobernar

Ahora que cada vez más gallegos estamos hartos de tanta tomadura de pelo, y a unos días de que seamos llamados a la urnas, es cuando al PP le entra el nerviosismo y teme no ya perder el poder en Galicia, sino una posibilidad que se le antoja aún más terrible: a lo que tiene verdadero miedo el PP es a necesitar a Vox para gobernar, pues eso le obligaría a corregir su deriva progre y filonacionalista en esta comunidad. Eso dejaría en evidencia la trayectoria ideológica que ha venido adoptando Feijóo en los últimos años, y podría acabar exponiendo que lo que le funciona a Feijóo no es el voto progre o nacionalista, sino el voto del miedo.

El PP sabe que si Vox obtiene representación en Galicia, más gallegos podrían perder el miedo a dejar de votar al PP, como ha ocurrido en otras partes de España. Eso sería la perdición para un PP que ha disfrutado de una hegemonía absoluta en el centro-derecha en Galicia con un chiringuito autonómico que se parece peligrosamente al que tenía el PSOE en Andalucía. Ya va siendo hora de que esto cambie.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Marcial

    Coincido contigo, desde luego: si no estuviera Vox yo tampoco votaría PP ni con la nariz cogida con una pinza.

    En ABC y la COPE siempre el mismo argumento contra Vox. Son los defensores de la derechita cobarde y mezquina.

  2. Luna

    GAZAPO (no publiques este comentario)

    En el primer titular, después de la introducción: “Vox ya intentó desmovilizar a los votantes de Vox en 2018 en Andalucía”

  3. Ivan

    Efectivamente igualito que aqui en Andalucia; pero 12.000 no nos lo tragamos y conseguimos representacion en San Telmo.
    Vamos!

  4. Luis Carlos

    Esto apesta a un turnismo como el de Cánovas y Sagasta, y están nerviosos porque ha aparecido una nueva marca en el mercado que intenta ser competitiva, y por eso amenaza echar abajo la oligarquía o cartel de pacto de precios que habían instaurado.

    Vox sabe que si llega al poder le van a dejar una tierra quemada, un campo de minas, le van a hundir otro Prestige, pero lo que busca no es el poder, sino el prestigio de pasar a la Historia como los héroes que se enfrentaron a las cloacas del estado para drenar el pantano que nos han dejado. Si Vox tiene contactos con Q, el grupo que apadrina a Trump, puede hacer mucho daño a las cloacas.

  5. In aqua veritas

    Comparto de la cruz a la fecha lo dicho aquí arriba por Marcial.
    Me indigna de modo especial que la Conferencia Episcopal venga apostando tan descaradamente por un partido materialista, abortista, contaminado por la mal llamada “memoria histórica” y la “ideología de género” y, por si no bastara, con un largo historial de corrupción. El “mal menor” no deja de ser mal.

  6. Marcial

    Así es: cada vez que Herrera invita a Ignacio Camacho a su tertulia es para despotricar contra Vox. Creo que solo Pilar García de la Granja le responde.

  7. Juan Francisco Sánchez

    La exposición de Elentir es tan precisa y brillante que no me cabe sino felicitarlo. Soy otro votante que de no existir Vox, me abstendría o votaría en blanco. Empieza a ser ya de una estupidez supina suponer que los votos de Vox “pertenecen” al PP, partido al que decidí hace ya 9 años no votar jamás. Adelante, queridos compatriotas de Galicia, sin miedo a nada ni a nadie-

  8. Blanca

    Es tremendo lo de ABC contra Vox. Si se dan cuenta, en este periódico procuran hacer como si no existiese; sus colaboradores deben tener prohibido hablar de él. Y en los foros, no pueden borrar todos los comentarios porque se quedarían vacíos. Pero si cuentas algo que favorece a Vox, no te lo publican. Yo dejé de leerlo por todo esto. Una vez les pregunté si ellos también estaban subvencionados por Soros y los globalistas. Podrían haber dicho que no con toda tranquilidad si esto fuera cierto, pero me lo borraon rápidamente.

  9. Martín Doncel

    Si no estuviera Vox, el voto más útil en Galicia, como en el resto de España, sería el voto del “quedarse en casa”, o donde a uno le venga en gana, pero muy lejos, en cualquier caso, de un colegio electoral, ¡Bichooooo!

  10. Jandro

    Los votos del PP que se pasan a Vox tienen solo billete de ida. El camino contrario es marginal, si no absolutamente inexistente. Debería tomar nota el PP para ir entendiendo que está en su ocaso. Y deberían tomar nota sus medios afines para no seguir desprestigiándose tanto.

  11. Pedro Lobo

    Magnífico artículo

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.