Criticó duramente a Vox por dar esa misma batalla cultural que ella dice apoyar

Las razones por las que es poco probable que Cayetana Álvarez de Toledo se incorpore a Vox

La destitución de la hasta ahora portavoz del Partido Popular en el Congreso ha animado a algunos a formular la posibilidad de que acabe formando parte de Vox.

Encuesta: ¿Qué te parece que Pablo Casado destituya a Cayetana Álvarez de Toledo?
La declaración de Cayetana Álvarez de Toledo que deja en evidencia la negociación PP-PSOE

Las duras críticas de Álvarez de Toledo a Vox

Por supuesto, la vida puede dar muchas vueltas, y las personas siempre estamos abiertas a cambiar de opinión, pero veo poco probable que Álvarez de Toledo acabe militando en Vox. Basta con repasar las hemerotecas. El 15 de octubre de 2018, en un artículo publicado en El Mundo, Cayetana se despachó a gusto contra Vox vinculándolo a “fuerzas reaccionarias”, afirmando que sus 100 medidas urgentes -presentadas unos días antes en Vistalegre- “son un pastiche populista” y añadiendo: “Décadas de despótica ultracorrección política han estallado en una bacanal de incorrección ultra. Años de corrosivo identitarismo centrífugo han cebado un histérico identitarismo centrípeto. A las rancias mentiras del posmodernismo se contraponen ahora las mentiras recalentadas del neonacionalismo”.

En aquel mismo artículo, Cayetana escribió una cosa que ahora da risa leerla sobre los que asistimos a aquel mitin de Vox en Vistalegre: “Los españoles que el domingo pasado llenaron Vistalegre son gente normal -faltaba más-, pero no tienen razón en jalear lo que jalearon. El PP de Pablo Casado no es el de Mariano Rajoy”. No han pasado ni dos años y Cayetana se ha topado de bruces con la más tozuda realidad: el PP sigue siendo el mismo remolque de la izquierda que dejó Rajoy. A la propia Cayetana le ha costado el puesto su incapacidad para entender lo que era en realidad su propio partido.

Criticó una reunión con Le Pen pero no otra mucho peor con el PCCh

Por otra parte, la propia exportavoz del PP ha ayudado a que ese partido siguiese siendo lo que era con Mariano. En aquel artículo en El Mundo, Cayetana criticó que Vox se reuniese con Marine Le Pen, pero no decía nada sobre la reunión y el memorándum firmado por el PP con el Partido Comunista Chino -el partido único de una dictadura- en 2013. Hay que decir que aquella no era la primera vez que Cayetana criticaba duramente a Vox, ni fue la última. Ya había criticado al partido de Abascal en otro artículo publicado en enero de 2017. En junio de 2018, la entonces portavoz parlamentaria del PP tachó a Vox de “lepeniano” y reconoció haber votado a Ciudadanos. El 19 de marzo de 2019, en una entrevista en El Mundo, Cayetana dijo que “Vox es un partido nacionalista” y que “tiene elementos populistas claros”. Unas semanas más tarde, la entonces portavoz del PP llamó a los constitucionalistas a rechazar a Vox tachándolo de “movimiento nacional populista”.

La paradoja de llamar a la batalla cultural y criticar a los que la libran

Con esas críticas a Vox, Cayetana dejó claro el abismo ideológico que le separa del partido de Abascal, aunque fuese lanzando contra él etiquetas que no le corresponden. Por otra parte, sus propias declaraciones contrastan con su llamamiento de ayer a la batalla cultural. El único partido que viene librando esa batalla es precisamente Vox, y en todos los frentes. Y en vez de tender puentes con Vox en algo en lo que teóricamente deberían estar de acuerdo, lo que hizo Cayetana fue criticar a Vox precisamente por dar esa batalla sin complejos en cuestiones como la corrección política, el patriotismo, la soberanía nacional, la inmigración masiva y otras cuestiones.

Álvarez de Toledo propuso en 2018 una fusión entre el PP y Cs

En el citado artículo publicado en El Mundo en junio de 2018, Cayetana afirmaba que Ciudadanos “es un partido liberal, europeísta, atlantista y enemigo del populismo y el nacionalismo. Tiene mucho en común con el mejor Partido Popular. Y por eso más que perpetuar su enfrentamiento, lo que deberían hacer Albert Rivera y el próximo líder del PP es sentar las bases para una fusión. Inmediata”.

Ya advertí entonces que yo no votaría al producto de esa fusión, porque lo que proponía Cayetana no era la unión de dos partidos liberales, sino de dos partidos que en la práctica sostiene postulados socialdemócratas. Tanto el PP como Cs son parte de ese consenso progre que viene criticando Vox. Ambos partidos apoyan la ideología de género, el aborto y una concepción fuertemente intervencionista del Estado. Ni el PP ni Cs están por dar esa batalla cultural que proponía ayer Cayetana, sino que están por seguir cediendo ante los dogmas de la izquierda.

Lo coherente sería que Álvarez de Toledo se fuese a Cs, pero la cuestión es si la aceptarían allí, debido al riesgo que supondría de que en El País les llamen “fachas” por aceptarla en sus filas. Y es que a su modo, Cayetana ha pretendido dar la batalla cultural pero sin meterse muy a fondo, no la fuesen a confundir con Vox, pero incluso así quedó condenada a los ojos de la izquierda. El caso es que a medias tintas no se puede librar esa batalla, a menos que pretendas perderla. Creo que Cayetana es una buena persona y es una oradora muy brillante, y lo que espero es que esta nueva etapa le haga abrir los ojos sobre ciertas cosas. Después, Dios dirá.

Foto: Efe. Santiago Abascal y Cayetana Álvarez de Toledo durante la Sesión de la Apertura Solemne de la XIV Legislatura el 3 de febrero de 2020.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. José

    Cuando Cayetana decía estas cosas, pensaba que estaba defendiendo a un partido político coherente y con principios. El mismo que ahora la ha dejado con “el culo al aire”… Esto le ha pasado a mucha gente. Por ejemplo a Abascal o a Gil Lázaro o a millones de sus votantes.

  2. Creo que Cayetana ya tuvo tiempo de sobra -al igual que otros- para darse cuenta de lo que es el PP. Otros ya se desengañaron hace años y abandonaron sus filas, entre ellos -como bien citas- Abascal y Gil Lázaro. No entiendo a los rezagados, a los que aún se creen que el PP tiene remedio, pero en fin, no voy a dudar de su calidad como personas. Lo que espero, insisto, es que abran los ojos de una vez: el PP no tiene remedio.

  3. Andrés

    La “batalla cultural” de Doña Cayetana suena fenomenal en comparación con la línea pepera rajoyil del blandiblú de “todo economía” y de Entente cordiale con el Psoe y el mal llamado “nacionalismo moderado”, pero en realidad, como tal batalla se limitaba a dos temas en exclusiva: separatismo y supremacismo feminista de género, eso es todo.

    Cayetana comulga con el falaz consenso sobre otros temas sobre los que VOX sí que da la batalla de las ideas:

    – Crítica al Estado autonómico.
    – Relativismo multicultural de Alianza de las Civilizaciones.
    – Discurso gretense de la “emergencia climática”.
    – Reducción de cargas fiscales.

    Ni quiero que acabe en VOX, ni creo que VOX se pierda nada, pero en fin, a lo mejor se encuentra una fórmula gozosa.

  4. JuanM

    Suscribo.

  5. Ginés

    No creo que haya ninguna posibilidad de que acabe en VOX y, francamente, tampoco me gustaría.

    Tuvo la opción de ser elegante con VOX y prefirió despreciarlo. Que le den morcilla.

    Y aún más al PP, al que no volveré a votar.

  6. Felipe

    Si Cayetana entrase en las filas de Vox acabaría siendo un lastre para el partido. Fichar a candidatos que no comparten todo el ideario de Vox es un craso error que puede tener consecuencias nefastas para el partido.

    Al ser el PP un partido que prefiere la sumisión y el sometimiento a la dictadura progre resulta logico que el discurso desacomplejado de Cayetana sobresaliera, pero en Vox no daría la talla ni de lejos.

  7. Pedro

    Solo espero que, tras estos hechos, Libertad Digital y algunos otros medios y periodistas, como Carlos Cuesta, caigan del burro y vean claramente que el PP sigue siendo el mismo de siempre.

  8. Pilar Blasco

    Es una pena que fuera tan agresiva Gratuitamente con Vox, Creo que en su fuero interno lo está lamentando. Ahora es muy difícil un entendimiento. Le espera el ostracismo siendo una política inteligente y brillante

  9. Simbad

    El PP ha vuelto, con la expulsión de Cayetana, a la ‘moderación’ a lo que siempre fue, a la colaboración con el PSOE y los separatismos. Que el PP se reboce en su propia mierda (con perdón) es una gran noticia para VOX y para España. No hay nada tan imprescindible como la descomposición del PP. Pienso que VOX debe dejar de apoyar al PP en Madrid y Andalucía. Que queden como los mierdecillas que siempre fueron.

  10. In aqua veritas

    Cayetana ahora se queja de que la dirección del PP exija a los miembros del partido una sumisión absoluta e incondicional.Se conoce que se le ha olvidado el día en que, para justificar a Mariano Rajoy, repitió varias veces aquel dicho de “Cuanto más… más quiero a mi perro”. En su momento aquello me pareció una muestra de disciplina ciega.
    Por lo demás, su estilo parlamentario me parece innecesariamente agresivo. Preferiría no verla en VOX.

  11. Jose

    Amén de los citados en el artículo y comentarios, temas como eutanasia, aborto hacen más que improbable que Cayetana Álvarez de Toledo entrase en VOX. Considero que, más allá de la lucha contra el separatismo y el gobierno socialista-podemita, hay apenas unos pocos puntos similares con VOX -e incluso estos podrían ser objeto de matización-, algo de lo que igualmente se podría decir de Rosa Díez y otros nombre que suelen sonar como posibles “fichajes” para VOX. Así, p. ej. si en elcaso de CAT, poría citarse su postura crítica con la LIVG o memoria histórica, para Díez sería su posicionamiento contra el bipartidismo y la corrupción. Y pare ud. de contar. Eso, no obstante, no debe ser óbice para no reconocerle su papel como portavoz en el Congreso en algunas intervenciones (lo que parece haer obviado su propia formación, evitando si quiera mencionarla para siquiera agradecerlelos servicios prestados).

    Lo importante en la defenestración de CAT en el PP es cómo pone de manifiesto, de foma abrupta, las tensiones internas del partido (habrá quien los considere una consecuencia de los acuerdos PP-PSOE y directrices externas), la falta de liderazgo de un Casado cada vez más cuestionado y la falta de Proyecto (con máyúsculas) del partido de Génova, de forma que los continuos cambios de estrategia que se observan, son apenas “palos de ciego”, banales intentos por parar la paulatina sangría de militantes y simpatizantes, como resultado del hartazgo ante la incapacidad de generar ilusión por parte de la formación.

    ¿Qué debe hacer VOX ante esta situación? Pues seguir trabajando para convertirse en alternativa de Gobierno frente a la tiranía social-socunista. Trabajar, Trabajar y Trabajar.

  12. wladimir

    Entiendo

    ahora veo porque Catetana de Alvarez no puede estar en Vox..y de ser asi se le entiende…pero lo cierto es que PP perdio una figura importante..

    y la proclamada “Batalla cultural”..es verdad estos socialistas-progre y sus esbirros globales ya hace mucho tiempo la han declarado al mundo entero..bueno es hora de defender los valores de la sociedad democratica occidental judeo-cristiana liberal, europeísta,atlantista…asi como lo ha estado haciendo Polonia hace mucho tiempo..

    es lamentable que el PP y Cs se esten doblegando a los valores de la nueva izquierda…

    Valores que la moderna izquierda global se ha propuesto destruir e implantar los suyos,,,

  13. Alfonso

    La batalla cultural es imprescindible, pero es una lucha a largo plazo.
    Los partidos mafiosos, que funcionan para obtener poder lo antes posible, no quieren meterse en objetivos a largo plazo, sólo tienen uno en mente: lograr “pillar” poder a corto plazo, lo antes posible.
    Por eso el PP ha echado a CAT.

    Por otro lado, recuerdo una entrevista radiofónica a CAT en la que explicaba directamente porqué no podía “sintonizar” con VOX: su origen argentino-británico-español le impide, por lo visto, compartir el nacionalismo español de VOX.
    Ella se declaraba no sólo cómoda, sino incluso nativa, del globalismo sin fronteras.

    Una pena, pues una persona brillante, culta y directa.
    Ójala se se “apee del burro” después de haber sido “tirada del caballo”.
    Le deseo una completa epifanía y que se una a la única fuerza política que defiende a los españoles, la sociedad occidental y la lucha contra la epidemia zombi-progre.
    Pero dudo que se produzca.

  14. Agusbou2015

    A estas razones, habría que sumar otra: su apoyo a la eutanasia y la merma de los cuidados paliativos.
    https://okdiario.com/espana/cayetana-alvarez-toledo-quiso-votar-favor-ley-eutanasia-incluso-rompiendo-disciplina-partido-6037237

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.