Grave provocación del Gobierno socialista-comunista contra los cristianos

La respuesta de los obispos españoles ante la amenaza de derribar la mayor cruz del mundo

Este martes, con motivo de la presentación de su ley de manipulación de la historia, Carmen Calvo dijo que el Gobierno se plantea derribar la Cruz del Valle de los Caídos.

¿Memoria democrática? Carmen Calvo anuncia su ley usando una foto de estalinistas polacos
El Cerro de los Ángeles, testigo del terror rojo en España: así atacó un monumento a Cristo

Una exhibición de odio anticristiano que recuerda a la de 1936

Con su amenaza de derribar la Cruz, el Partido Socialista se suma al odio de los comunistas de Podemos, que hace dos años reclamó derribar esa Cruz afirmando que es “simbología fascista” (sic): una exhibición de talibanismo anticristiano que recuerda peligrosamente a la destrucción del Cerro de los Ángeles, incluyendo el fusilamiento de una imagen de Cristo en 1936 por fanáticos izquierdistas. Cabe preguntarse si con esa provococación los socialistas y sus aliados comunistas pretenden captar el apoyo de la ultraizquierda más fanática y del fundamentalismo islámico, pues ambos tienen como denominador común su furibundo odio al Cristianismo.

Un acto de profanación que sería abiertamente ilegal

A eso hay que añadir que la vicepresidenta socialista ya ha adelantado que pretende expulsar a los monjes benedictinos de la Abadía del Valle de los Caídos. La propuesta del Gobierno incluiría desacralizar la Basílica del Valle, una profanación que atenta contra el Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos jurídicos, firmado el 3 de enero de 1979 y cuyo Artículo I señala: “Los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las Leyes”.

Como ya he señalado otras veces, los citados acuerdos entre España y la Santa Sede tienen rango de tratado internacional, según ratificó el Tribunal Constitucional en su sentencia 66/1982, por lo que en este caso es aplicable lo que señala el Artículo 96 de la Constitución Española sobre dichos tratados: “Los tratados internacionales válidamente celebrados, una vez publicados oficialmente en España, formarán parte del ordenamiento interno. Sus disposiciones sólo podrán ser derogadas, modificadas o suspendidas en la forma prevista en los propios tratados o de acuerdo con las normas generales del Derecho internacional”. Es decir, que ese acuerdo no puede ser derogado ni lesionado por una ley ordinaria, de modo que lo anunciado por el Gobierno sería una clara ilegalidad, además de un grave ataque contra la libertad religiosa.

Una afrenta y una provocación contra todos los cristianos

Por otra parte, el anuncio del Gobierno del posible derribo de la citada Cruz tendría una relevancia mundial. Y es que la del Valle de los Caídos es la mayor cruz monumental del mundo. Con sus 150 metros de alto (la altura de un edificio de 50 pisos), está a mucha distancia de la segunda más grande, la de Dambana ng Kagitingan (Filipinas), con 95 metros de altura y construida en 1970 con un diseño muy parecido a la cruz de San Lorenzo de El Escorial. Su derribo sería una afrenta y una provocación contra todos los cristianos del mundo, algo que cabe enmarcar en la visceral cristianofobia que viene caracterizando al PSOE desde sus inicios, un odio al Cristianismo que le llevó a tomar parte en la brutal persecución anticatólica perpetrada por la izquierda durante la Guerra Civil Española, una persecución con millares de víctimas.

Indignación entre el pueblo católico y silencio entre sus obispos

El anuncio hecho anteayer por el Gobierno ha provocado indignación entre muchos católicos y también entre muchos españoles que no lo son. Unos y otros se sienten escandalizados por el hecho de que en plena pandemia, y ante los más de 50.000 muertos que ya nos ha costado la incompetencia y las graves negligencias de este Gobierno en materia sanitaria, la prioridad de socialistas y comunistas sea iniciar una nueva persecución anticatólica, como lo hicieron en 1936.

Desde el martes por la mañana, en las redes sociales muchas personas se han preguntado cuál sería la respuesta de la Conferencia Episcopal Española, que agrupa a los obispos de nuestra Nación. Cuando el rebaño está siendo atacado, es lógico que el pastor acuda en su auxilio. En las últimas horas hemos visto declaraciones en defensa de la Cruz de cargos electos de Vox, de varias asociaciones y también de sacerdotes que participan activamente en las redes sociales. He estado buscando y rebuscando en la web de la Conferencia Episcopal, en sus redes sociales y en los medios de comunicación, y nada: ni una sola palabra de nuestros obispos ante ese ataque del Gobierno contra la Cruz, la Basílica y la Abadía del Valle de los Caídos.

La CEE sí que se pronunció sobre el Ramadán hace unos meses

Ayer, el digital izquierdista Religión Digital aseguraba, citando a fuentes oficiales, que los obispos españoles “no tienen previsto hacer valoración alguna” sobre el citado anteproyecto de ley. Cuesta entender este silencio de nuestros obispos ante ese ataque. Hace unos meses, la CEE sí que se pronunció para dirigir un mensaje de afecto a los musulmanes por el Ramadán, pero ante la amenaza del Gobierno español de derribar la mayor cruz del mundo, silencio absoluto. Cabe preguntarse si para recibir el apoyo de nuestros obispos, los monjes benedictinos del Valle de los Caídos tendrán que ponerse un turbante y peregrinar a La Meca… Termino recordando una cita del Evangelio de San Lucas: “Os digo que si éstos callan, gritarán las piedras”.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Enrique

    Desagradecidos… Sepulcros blanqueados… Mafia rosa… Cada vez me reafirmo más en seguir sin poner la “X” en la casilla del IRPF.

    La Iglesia NO son ellos, somos todos los católicos.

  2. James G. Skinnner

    Elentir. Atento a mi columna de ‘opinion’ en el Atlantico Diario de Vigo este sábado. ¡Extremadamente revelador! Ya veras.

  3. Teresa Vallet Ribes

    Ante los comentarios hechos por la vicepresidenta del gobierno de que van a demoler la Cruz del Valle de los Caidos, así como a desalojar de allí a los monjes benedictinos, no me cabe mas que pensar : xq estas gentes de iequierdas le tienen tanto miedo a todo aquello que huela a cristiano?.. De qué tienen miedo?.. Harían mejor en tenerselo a los musulmanes xq para ellos son infieles y pagan a los infieles con el uso del alfange!..

  4. Simbad

    Un desastre, así estamos en la Iglesia en España y lo que vendrá. Elentir, los obispos no van a decir nada por desgracia, callan cual…, lo que quieran. El Vaticano tampoco tiene nada que decir. De estos, Liberanos Domine!

    Aplaudo el artículo de este sacerdote:

    https://www.infocatolica.com/blog/cura.php/2009160857-la-republica-que-nunca-existi

  5. In aqua veritas

    A los obispos españoles actuales, y a buena parte del clero (con honrosas excepciones), habría que ponerles como lectura obligatoria el libro de D. Antonio Montero Moreno “Historia de la persecución religiosa en España. 1936-1939”. Si no tienen tiempo por las muchas reuniones y las muchas cosas ajenas a su ministerio (cuando no contrarias a él) que les ocupan diariamente, bastaría con que echaran un vistazo, al final del volumen, a la larguísima lista alfabética de víctimas, desde Abad, P. Antonio, dominico, asesinado en la carretera de Noblejas el 15-10-36, hasta Zurro Fanjul,Gonzalo, seminarista, asesinado en Oviedo el 7-10-34.
    Con eso, es de suponer que “volverían en sí” y nunca más abandonarían a su rebaño cuando los lobos lo acechan.
    A lo mejor hasta, recordando el refrán “Es de bien nacidos ser agradecidos”, tras esa lectura cambiaban un poco sus actuales ideas acerca del Alzamiento Nacional (que los obispos de 1936, con tres excepciones, calificaron de “Cruzada”) y de Francisco Franco, al que la Iglesia en su día, y con muy buenos motivos, condecoró.

  6. Alberto

    Lo que les escandaliza es la cruz. El símbolo de la cruz fue desde el comienzo el motivo de su rechazo y su odio al Valle de Los Caidos. Esa imponente cruz que desde los riscos de Cuelgamuros se proyecta en el horizonte. Siento miedo porque sé de lo son capaces estos fanáticos. Ya lo hicieron una vez. Y volverán a hacerlo. Espero que la Conferencia Episcopal y los Obispos no se queden de perfil. La extrema izquierda no se dará por saciada y lo próximo ¿ qué será ? ¿ La secularización de los cementerios ? ¿ la prohibición de la enseñanza a la Iglesia ? ¿ limitar los actos religiosos al ámbito privado ? Si la Iglesia adopta una posición firme no se atreverán a mover ni una piedra de la Cruz. De lo contrario, que sacerdotes, obispos y demás se vayan preparando.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.