«Son locas», respondió la israelí Golda Meir ante una pregunta de Oriana Fallaci

La pésima opinión sobre el feminismo radical de una socialista que llegó a primera ministra

Hoy en día el feminismo progresista habla mucho del llamado “techo de cristal” y de las supuestas limitaciones que tienen las mujeres en la sociedad.

Lo que pocos cuentan: el origen ideológico totalitario del actual feminismo de género
Identidad femenina: una interesante charla sobre la mujer frente al feminismo de género

En la misma línea que el gobierno socialista de Pedro Sánchez

Es curioso mantener estos discursos en 2020, teniendo en cuenta que hoy en día se ha conseguido la plena igualdad de derechos y de oportunidades para la mujer en Occidente. Por eso me ha parecido interesante una declaración de Golda Meir que he visto en la cuenta de Twitter de @YanireGuillen.

Golda Meir, la primera mujer que gobernó un país occidental

Golda Meir (1898-1978) fue primera ministra de Israel -es decir presidente del Gobierno de ese país- entre 1969 y 1974. También fue la primera mujer que presidió un partido político israelí, el Mapai -una formación sionista de izquierdas afiliada a la Internacional Socialista- en 1969. Golda Meir ha pasado a la historia como la primera mujer que presidió un gobierno en un país occidental, y la tercera que ocupó un cargo de primera ministra en toda la historia. En su época había muchas menos mujeres ocupando puestos dirigentes en política que en la actualidad. Ella fue toda una pionera.

Lo que le dijo a Oriana Fallaci sobre el feminismo radical

En 1972 Meir fue entrevistada por la famosa periodista Oriana Fallaci, que escribió sobre ella: “incluso si no se está en absoluto de acuerdo con ella, con su política, con su ideología, no se puede evitar el respetarla, admirarla e incluso tenerle afecto”. Para Fallaci, Meir era “de esas mujeres que hoy ya no existen, de esas cuya riqueza consiste en una sencillez que desarma, una modestia irritante, una sabiduría que les viene de haber agotado toda la vida en dolores, preocupaciones y trabajos que no les han dejado tiempo para lo superfluo”.

La larga entrevista de Fallaci con Meir quedó plasmada en su libro “Entrevista con la historia” (1974). En una parte de la entrevista, la periodista italiana preguntó a la primera ministra israelí por el feminismo radical. Ésta fue su contestación:

«¿Se refiere a esas locas que queman los sostenes y andan por ahí desquiciadas y odian a los hombres? Son locas. Locas. ¿Cómo se puede aceptar a locas como esas para quienes quedar encinta es una desgracia y tener hijos es una catástrofe? ¡Si es el privilegio mayor que nosotras las mujeres tenemos sobre los hombres! El feminismo… Verá usted, yo entré en la política en tiempos de la Primera Guerra Mundial, cuando tenía dieciséis o diecisiete años, y nunca he formado parte de una organización feminista.

Cuando me inscribí en el laborismo sionista sólo encontré dos mujeres; el noventa por ciento de mis compañeros eran hombres. Entre hombres he vivido y trabajado toda mi vida y el hecho de ser mujer nunca, digo nunca, ha sido un obstáculo para mí. Nunca me ha producido incomodidad, ni complejo de inferioridad. Los hombres se han portado siempre bien conmigo.»

¿Está diciendo que los prefiere a las mujeres?

«No. Estoy diciendo que nunca he sufrido a causa de los hombres por el simple hecho de que yo fuese una mujer. Estoy diciendo que los hombres nunca me han dado un trato especial, pero tampoco me han hecho la zancadilla. Cierto que he sido muy afortunada, que no todas las mujeres han tenido la misma experiencia que yo; pero sea como sea, mi caso personal no prueba que esas locas tengan razón. Hay un solo punto en el que estoy de acuerdo con ellas: para tener éxito, una mujer tiene que valer mucho más que un hombre. Tanto si ejerce una profesión como si se dedica a la política. En nuestro parlamento hay pocas mujeres, hecho que me molesta bastante. Y estas mujeres, se lo aseguro, no valen menos que los hombres. A menudo valen mucho más. Lo que es ridículo es que hacia las mujeres existan todavía tantas reservas, tantas injusticias, que cuando se prepara una lista para las elecciones, por ejemplo, se elijan solamente nombres de hombres. Pero ¿toda la culpa es de los hombres? ¿No será, al menos en parte, también culpa de las mujeres?»

Estas contestaciones las dio una mujer que vivió momentos muy difíciles, que tuvo que asumir muchos sacrificios y peligros. Sin embargo, no se observa en las palabras de Golda Meir el victimismo sistemático en el que se ha instalado el feminismo de izquierdas hoy en día, inspirado por el odio hacia los hombres. En fin, muchas feministas de hoy en día deberían meditar sobre las palabras de Golda Meir y revisar esa autocompasión y ese victimismo en el que se han instalado. En un mundo mucho menos igualitario que el actual, ella llegó a primera ministra. ¿De qué “techos de cristal” se quejan hoy muchas feministas?

Foto: Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. wladimir

    Tiene toda la razon….

    mis respetos por Golda Meir,en este momento falta gente como ella….y yo siempre he dividido entre las mujeres serias como ella…y estos extraños personajes del feminismo radical

    “Entre hombres he vivido y trabajado toda mi vida y el hecho de ser mujer nunca, digo nunca, ha sido un obstáculo para mí. Nunca me ha producido incomodidad, ni complejo de inferioridad. Los hombres se han portado siempre bien conmigo!…sabias palabras señora Meir…y en general asi es el trato a las mujeres…salvo contados casos…

    si estos exoticos sujetos (o sera sujetas?) con ideas totalmente fuera de todo contexto racional o incluso natural,totalmente fuera de orden…por cierto ese manido y abusado victimismo y el famoso “techo de cristal” nunca lo he entendido…esos personajes todo le quieren echar la culpa al machismo,al patriarcado,al mercantilismo machista,a la ultraderecha machista a la poligamia machista etc….

    o si se ven descubiertas en sus malas intenciones entonces recurren al hecho que son mujeres y se echan a llorar para que les tengan lastima y miren mal al supuesto agresor que las ofendio…y como abusan del derecho legal de admitirles su testimonio en los tribunales…su palabra contra la del pretendido ofensor…bueno es verdad que existe todavia muchos agresores por ahi…pero a veces este derecho lo usan contra gente inocente basadas en asuntos superfluos y banales….

    por otro lado…las pocas veces en la historia que se ha organizado algun tipo de estructura “matriarcal”….eso no termina bien..las “matriarcas” acaban siendo aun mas radicales y extremistas que los propios “patriarcas” y se acaban destruyendo a si mismas en guerras internas (asi acabaron las miticas Amazonas)…

    otro ejemplo es en los pocos lugares del mundo donde existe la “poliandria”…los supuestos afortunados…salen huyendo a este tipo de compromiso ,toman accion evasiva al respecto…porque este tipo de relacion es de hecho un tipo domino matriarcal forzado….

    miren para mi ,como cualquier ser humano racional la mujer tiene que ganarse su lugar por si misma y sus propios esfuerzos como dicen si quiere conseguir su pescado debe mojarse los pantalones pescandolo no debe sentarse a esperar que se lo den ya pescado en la mesa…no como piden ciertos organismos globales que le den todo de gratis por el “hecho de ser mujer”….

    Si Golda Meir tiene toda la razon…Feminista radicales…(o seran Hembristas?) ¿Se refiere a esas locas que queman los sostenes y andan por ahí desquiciadas y odian a los hombres? Son locas.Locas …estoy totalmente de acuerdo con usted…

  2. Alfonso

    La mayoría son adeptas a una secta satánica, llamada “progresismo”, que logra que todos los males, todas las amarguras , todos los errores, todas las malas fortunas… sean culpa de alguien más, de otro/s.
    Están adoctrinadas, su cerebro está enfermo. Son, efectivamente, locas, y locos. Zombis.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.