Comparó al prófugo Carles Puigdemont con los exiliados del franquismo

Las barbaridades de Pablo Iglesias en La Sexta defendiendo a golpistas y violentos

Anoche el canal izquierdista de Atresmedia hizo una entrevista al vicepresidente ultraizquierdista de España, Pablo Iglesias. Fue toda una exhibición de cinismo.

Apoyaron asediar el Congreso en España y ahora hablan de «golpe de Estado» en EEUU
A Pablo Iglesias le “emociona” ver a encapuchados pateando a un policía

Defiende la violencia de ultraizquierda recurriendo al comodín del «fascismo»

Preguntado por los escraches que él defendió y por la marcha “Asedia el Congreso” en un programa emitido por Intereconomía el 25 de abril de 2013, Pablo Iglesias afirmó que comparar esos escraches con los que sufre él y esa manifestación con el asalto al Capitolio es “banalizar el fascismo” y afirmó que el asedio al Congreso del 25-A fue pacífico. La realidad es que los convocantes de aquella marcha llamaron a romper los cordones policiales e incluso el movimiento del 15-M se desmarcó de ella por considerarla violenta. La manifestación ilegal y violenta se saldó con 15 detenidos y 14 policías heridos.

Compara al golpista Puigdemont con los exiliados del franquismo

En esa misma línea de defender a delincuentes, Pablo Iglesias defendió al golpista Carles Puigdemont afirmando que si está en Bruselas “no es por haber robado dinero a nadie ni por haber intentado enriquecerse sino por llevar sus ideas políticas hasta un extremo y por vías a mi juicio erróneas y que no tienen por qué ser indiferentes al Derecho pero, de alguna manera -perdona la dureza de la expresión- se ha jodido la vida para siempre, porque se ha jodido la vida para siempre, por sus ideas políticas”. El vicepresidente comunista incluso comparó a Puigdemont con los exiliados del franquismo, mientras justificaba llamar “fugitivo” al Rey Emérito.

Puigdemont está procesado por sedición y malversación de fondos públicos

La verdad es que Puigdemont está fugado de la Justicia española tras haber sido procesado por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos. No es que lo diga yo: en el enlace lo indica el Tribunal Supremo, que el 14 de octubre de 2019 dictó la Sentencia 459/2019 condenando a otros procesados -subordinados de Puigdemont en el momento de los hechos- por el golpe separatista del 1 de octubre de 2017 también por los delitos de sedición y de un delito de malversación agravado por razón de su cuantía.

Por el contrario, don Juan Carlos I no ha sido condenado, ni procesado ni tan siquiera imputado por delito alguno. Que el vicepresidente del Gobierno de España defienda a un delincuente fugado que ha cometido delitos muy graves, y a la vez criminalice a un hombre que ni siquiera está imputado, es algo intolerable. Y lo peor es que Pablo Iglesias asume un papel que no le corresponde, el de juez, y lo hace favoreciendo a uno o perjudicando a otros por razones puramente políticas, ya que con los separatistas siempre se ha llevado muy bien pero la Monarquía no le gusta. Así es como dictan “Justicia” en esas dictaduras con la que el jefe de Podemos ha mantenido vínculos ideológicos e incluso mediáticos, como son las de Cuba, Venezuela e Irán.

Pretende que el golpismo separatista quede impune

En la misma línea de saltarse a la torera el Estado de Derecho y la separación de poderes, Iglesias dijo ayer que los golpistas presos por el 1-O deben estar “libres” y que “el problema de Cataluña sólo tiene solución política”. Lo que quiere decir es que se debe otorgar impunidad al separatismo catalán para saltarse la ley y suspender la Constitución, y por tanto el amparo legal a los derechos y libertades fundamentales que garantiza nuestra Carta Magna. El caso es que hace apenas dos semanas Podemos criticó el asalto al Capitolio en EEUU y ahora su jefe se pone a defender a golpistas porque tiene buena sintonía política con algunos de ellos. Y este tipo es vicepresidente del Gobierno de España…

El concepto del poder que tiene Pablo Iglesias

Y con esto llegamos al verdadero sentido de la política que tiene este personaje. Anoche se lamentó de que España tenga lo que llamó una “democracia limitada” y dijo que “estar en el Gobierno no es estar en el poder”:

Esa declaración va más allá del mero intento de justificar que su retórica sobre los “poderosos” cuando estaba en la oposición se haya tornado en una vida de lujo a costa de los españoles, pisoteando nuestros derechos y libertades y subiéndose el sueldo mientras él y sus colegas de gabinete llevan a nuestro país a un desastre económico y sanitario sin precedentes. Con esa declaración, lo que Pablo Iglesias parece echar de menos es un poder sin límites y sin contrapesos, como el de un dictador totalitario. A fin de cuentas, Pablo Iglesias es ideológicamente comunista, y esa ideología ha convertido la opresión y el terror en sus señas de identidad allí donde ha gobernado.

Lo que le fastidia a Pablo Iglesias es que en España aún haya una oposición a su poder desde distintos estamentos, y que eso le impida hacer esas exhibiciones de prepotencia que tanto le gustaban a su admirado Hugo Chávez, cuando se limitaba a señalar con el dedo un edificio para arruinarle la vida a otros sólo con decir una palabra mágica: “exprópiese”. El sentido del poder que tienen los comunistas como Pablo Iglesias no tiene cabida en una democracia.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Blanca

    Este tipo no es más que el típico follonero y mitinero de Universidad, vago, sectario e inculto. No da más de sí.

  2. wladimir

    Tienes razon…

    estos sujetos como el y otros parecidos,son el colmo del cinismo y la burla,repiten los mismos discursos vacios,sin sentido y ademas ya parece canson y desgastado…

    pero al parecer…el cree que aun asi, como todos ellos ahora…que con sus discursos puede cambiar el mundo…destruir la democracia y la monarquia constitucional y llevarnos a una repulica social-comunista plurinominal al estilo de Don Evo morales y sus amiguetes del Foro de sao Paulo-Grupo de Puebla…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.