La revista cita a dos miembros del complot vinculados al Partido Demócrata

La «conspiración» anti-Trump desvelada por Time presionó con éxito a Twitter y Facebook

La reciente ola de censura en esas redes sociales fue gestada en dos reuniones a la que asistió una activista del Partido Demócrata vinculada con Joe Biden.

La revista Time, partidaria de Biden, admite que hubo una «conspiración» contra Trump
Los últimos mensajes de Trump en Twitter: leyéndolos se ve la causa real de la censura

Time desvela una «conspiración» contra Trump con presiones a redes sociales

Como ya pudisteis leer en Contando Estrelas esta mañana, ayer la revista Time, partidaria de Joe Biden, publicó un revelador artículo dando a conocer una “conspiración” contra Trump. Uno de los capítulos más llamativos de esa conspiración es el de sus presiones a las redes sociales. Time lo explica con estas palabras: “Presionaron con éxito a las empresas de redes sociales para que adoptaran una línea más dura contra la desinformación y utilizaron estrategias basadas en datos para combatir las difamaciones virales”.

El resultado de las presiones: 65 censuras a Trump y ni una a Biden

El argumento de que esas presiones tenían como fin combatir la “desinformación” es difícil de creer si tenemos en cuenta que a mediados de octubre de 2020 Facebook y Twitter censuraron una noticia sobre la corrupción de Joe Biden publicada por el New York Post. Ese caso de censura fue un escándalo, hasta tal punto que Twitter acabó rectificando. Por otra parte, el claro sesgo político de esa censura quedó en evidencia el 19 de octubre de 2020, al publicarse un estudio que señalaba que Twitter censuró 65 veces a Trump y ni una sola vez a Biden en sus respectivas campañas entre mayo de 2018 y el 16 de octubre de 2020.

Una activista vinculada con los demócratas y que trabajó para Biden

Time detalla cómo se desarrollaron esas presiones de los conspiradores a las dos grandes compañías de redes sociales, y cita el nombre de Laura Quinn como fundadora de la ONG Catalist y una mera analista para rastrear la desinformación en la red. Lo que Time no explica es que Catalist apoyó la campaña del candidato demócrata Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2008, y Quinn tuvo puestos destacados en los equipos del exvicepresidente Al Gore los senadores demócratas Tom Daschle, Jay Rockefeller, Carl Levin y Joe Biden, candidato demócrata en las elecciones presidenciales de 2020 y actual presidente

Time tampoco dice que Quinn fundó Catalist con fondos aportados por el multimillonario George Soros (un conocido patrocinador de grupos izquierdistas en varios países y que aportó 50 millones de dólares a los demócratas como apoyo a la campaña de Biden en las elecciones presidenciales de 2020). Así pues, Quinn es una activista del Partido Demócrata, lo que arroja lógicas sospechas sobre su participación en esas presiones a Twitter y Facebook, sobre todo a la vista de los resultados antes citados.

Celebraron reuniones con los CEOs de Facebook y Twitter

Time afirma que un análisis de Quinn sobre la desinformación en la red “dio munición a los defensores que presionan a las plataformas de redes sociales para que tomen una línea más dura” Esa presión se formalizó personalmente en varias reuniones: “En noviembre de 2019, Mark Zuckerberg invitó a nueve líderes de derechos civiles a cenar en su casa, donde le advirtieron sobre el peligro de las falsedades relacionadas con las elecciones que ya se estaban extendiendo sin control”. Hubo también reuniones con el CEO de Twitter, Jack Dorsey, y con otros.

El papel de otra activista demócrata en esas reuniones

A las reuniones con Zuckerberg y con Dorsey asistió Vanita Gupta, presidenta de la Leadership Conference on Civil and Human Rights (LCCHR), una organización afín al Partido Demócrata. Nuevamente, Time olvida dar datos, como que en 2014 Gupta fue nombrada por Obama jefa de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia. La revista sí indica que esta activista de izquierdas ya ha sido recompensada por la nueva administración por los servicios prestados: “Gupta ha sido nombrada Fiscal General Adjunta por el presidente Biden”.

En declaraciones a Time, Gupta afirma: “Fue necesario presionar, instar, conversar, intercambiar ideas, todo eso para llegar a un lugar donde terminamos con reglas y cumplimiento más rigurosos”. Y añade: “Fue una lucha, pero llegamos al punto en que entendieron el problema. ¿Fue suficiente? Probablemente no. ¿Fue más tarde de lo que queríamos? Sí. Pero era realmente importante, dado el nivel de desinformación oficial, que tuvieran esas reglas en su lugar y estuvieran etiquetando las cosas y eliminándolas”. Debe referirse, como ya hemos visto, al hecho de que Twitter censurase 65 veces a Trump y ni una sola vez a Biden, y a que tanto Twitter como Facebook censurasen al New York Post por publicar un artículo sobre la corrupción del hijo del candidato demócrata.

Mientras aplicaba esa censura política Twitter consentía un vídeo pedófilo

Así pues, las presiones que revela Time surgieron de personas claramente vinculadas al Partido Demócrata -cuyo candidato era Biden, y que por tanto eran parte interesada en ese proceso electoral- y sirvieron, al fin y a la postre, para torpedear la comunicación en redes sociales del candidato republicano y desencadenar, ya en enero de 2021, una ola sin precedentes de censura que incluso se ha llevado por delante toda una red social: Parler. ¿Esto es lo que Time trata de vender como una operación para salvar la democracia?

Lo más escandaloso es que mientras las redes sociales se afanaban por impulsar esa campaña de censura con un claro sesgo político, Twitter no actuaba ante un vídeo de abusos sexuales infantiles, como reveló hace poco una demanda presentada en California contra esa compañía. Un curioso sentido de las prioridades a la hora de atender a denuncias y de borrar contenido.

Foto: Dado Ruvic/Reuters.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Enr

    Dejemos ya de decir lo de “CEO”, por favor…

    Muchísimas gracias por esta información. Y la prensa “sospechosamente” callada.

  2. José Ramírez

    ¿Por qué Time no aclara que pasó con la justicia?
    Es que esto no se trata de personas de tercera fila que parece van a servir de chivos expiatorios.
    El problema es mucho más grave porque que la justicia no actúe no es culpa ni de Zuckerberg ni de Dorsey.
    Que el Partido Demócrata no quisiese aclarar el problema del FRAUDE MASIVO no es culpa ni de Laura Quinn ni de los dos CEOs en cuaestión.
    EL PROBLEMA VIENE DEL PARTIDO DEMÓCRATA porque no quiso aclarar nada y de la justicia en manos de la ultraizquierda, un virus (éste es mucho peor que el Virus Chino 19) inoculado desde China Rusia y Venezuela.
    Si Trump hubiera metido más caña o incluso intervenido en alguno de esos países, no le habrían “hecho la cama”.
    Time está casi EMPASTANDO TODO y culpando a las redes sociales del GRAN PROBLEMA.
    La justicia por ejemplo no hace nada contra la INTOLERABLE falta de libertad de expresión que hace que EEUU dejen de ser los Estados Unidos De América para ser los Estados Unidos Sozialistas de Amérika.
    Laura Quinn y dos CEOs , su “extirpación” no van a limpiar a EEUU de comunismo.
    O el PArtido Demócrata se divide en dos y se vuelven a celebrar elecciones CON VERDADERAS GARANTÍAS o la cosa va a seguir siendo UNA FARSA.

    P.D.: por cierto, tengo problemas para publicar tus artçículos dentro o hacia GAB. No utilizo Twitter, ni Facebook ni WhatsApp: SE ACABÓ con esas redes marxistas.

  3. Hoy en día en el mundo de los negocios, sobre todo entre los digitales, es muy habitual decir “CEO” en vez de “director ejecutivo”. Es una forma de abreviar, sobre todo en titulares.

  4. llllllllllll

    ¿Por qué poner conspiración entre comillas cuando están reconociendo un acuerdo secreto contra alguien?

    Conspiración: Acuerdo secreto contra algo o alguien, especialmente contra el estado o el soberano.

    La única diferencia es que FUE ya que ahora es público, y por TIME.

  5. He puesto conspiración entre comillas porque se trata de una cita literal del artículo de Time, y no de una interpretación mía de ese artículo.

  6. In aqua veritas

    ¡Vaya!, cometieron actos antidemocráticos para salvar la democracia.

  7. wladimir

    definitivamente…

    Mr Trump y sus seguidores de “Q” siempre tuvieron la razon….que eran puras “conspiraciones y otros inventos”…bueno el tiempo le dio la razon a quienes siempre la tuvieron….

    y ahora que sigue con los autenticos “conspiradores” que realmente atentaron contra la democracia…si me refieron a Mr Biden y sus esbirros?..

    habra acaso alguna investigacion por parte del departamento de Justicia o la corte suprema? si ahora me pregunto que a pasar con estos sujetos impresentable y antidemocraticos?….

    ya veremos que sucedera….

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.