Ante el odio de los antisemitas, a mí pueden considerarme un judío más

Si piensan que «el judío es el culpable», entonces que vengan también a por mí

Como sabéis, una de mis principales aficiones es la historia, entre otras cosas porque su estudio nos sirve para evitar que se repitan los errores del pasado.

Una líder judía denuncia el ‘espantoso’ hostigamiento que sufren los cristianos
El cinismo de Podemos ante el ataque contra un cementerio judío en España

Uno de los hechos más horribles sobre los que he leído, especialmente estos últimos años, es sobre el colosal genocidio cometido por los nazis en Polonia, especialmente contra la numerosa comunidad judía de ese país. Me pregunto a menudo cómo una sociedad que se creía civilizada como la alemana pudo caer en semejante grado de perversión moral como para aupar en el poder a una banda de criminales, como eran Hitler y sus secuaces, y permitirles perseguir, deportar y exterminar a millones de personas por ser judías.

Vergonzosa y asquerosa marcha antisemita en Madrid

Los lectores de Contando Estrelas saben, porque lo vengo diciendo desde hace años, que tengo especial aprecio por los que San Juan Pablo II definió como “nuestros hermanos mayores”: los judíos. Han sufrido una persecución y un exterminio sin parangón en la historia, en gran medida por envidia, por ignorancia y por irracionalidad. Por eso he sentido una profunda vergüenza como español al ver las imágenes de una marcha neofascista en Madrid en la que una chica lanzaba proclamas antisemitas como “el judío es el culpable”.

Después del genocidio cometido por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, después de las pruebas clarísimas de los horrores cometidos por esos salvajes, me pregunto cómo puede haber aún gente tan carente de empatía como para hacer esas afirmaciones. Aunque tampoco es algo que nos deba extrañar, teniendo en cuenta que en España hay también comunistas que amenazan con repetir la masacre de Paracuellos. Al final, una vez más se confirma lo que vengo diciendo desde hace años en este blog: el nazismo y el comunismo son la misma basura totalitaria, sólo cambian el color, los símbolos y las excusas para asesinar.

¿Por qué la Delegación del Gobierno autorizó esa marcha antisemita?

Hay una cosa que no consigo entender: ¿por qué la Delegación del Gobierno en Madrid autorizó esa marcha antisemita? Hace menos de dos semanas prohibió dos manifestaciones, una contra el Gobierno de Sánchez y otra contra el Gobierno de Ayuso, alegando motivos sanitarios, pero sin embargo sí permitió una marcha antisemita el pasado sábado. ¿Qué pasa, es que los antisemitas son inmunes a la pandemia? Señor delegado del Gobierno: dimita. Y si la orden de aprobar esa manifestación la recibió del Gobierno, entonces el que le haya dado la orden debe dimitir también.

Todo mi apoyo a la comunidad judía de España

Desde aquí quiero manifestar mi apoyo a la comunidad judía de España ante unas expresiones antisemitas que me provocan el mayor de los ascos, y ante las que espero que la Fiscalía actúe con toda la contundencia. Por mi parte, soy católico y sigo a un judío llamado Jesucristo, así que si creen que “el judío es el culpable”, entonces que vengan también a por mí, porque cuando la “culpa” es ser odiado por unos miserables totalitarios, esa “culpa” es un honor y yo también quiero compartirla con mis hermanos judíos.

Si alguien ataca a la comunidad judía, yo también me siento atacado. Me niego a que se repita en mi Patria la lamentable escena expresada por Martin Niemöller en sus famosos versos: “Cuando encarcelaron a los judíos, yo no dije nada. No era judío”. Ante el odio de los antisemitas, a mí pueden considerarme un judío más, porque no me voy a callar ni a quedar indiferente ante quienes atacan a mis hermanos mayores. ¡Shalom, hermanos!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JuanM

    Suscribo.

  2. Ginés Ladrón de Guevara

    Bien dicho! Y, efectivamente, el nacional-socialismo, el fascismo y el comunismo son la misma basura SOCIALISTA y totalitaria. Estas tres variantes del socialismo deberían estar prohibidas por ser incompatibles con la democracia y con la convivencia.

    Un apunte, meramente, académico, Elentir. El fascismo y el nacional-socialismo son hermanos igualmente deleznables, pero el fascismo es socialismo de base nacional, mientras que el nazismo es socialismo de base racial. El primero no es racista y no tiene nada especial contra los judíos (Mussolini tuvo judíos en su gobierno y sólo tomó medidas contra ellos para agradar a su socio Hitler). En cambio, Hitler escribió que se dio cuenta de que “se hallaba inmerso en una lucha épica contra el malvado capitalismo judío al leer Das Kapital de Marx”.

    Marx era un judío lleno de odio que detestaba a su propio pueblo, al que identificaba con el capitalismo. Y Hitler aprendió ese odio de Marx y lo incorporó a su nueva creación monstruosa, el nacional-socialismo.

  3. Alfonso

    Y a mi.
    Shemá Israel.

  4. Moises Bentata

    Como judío español solo me queda agradecerle estas palabras

  5. Manuel

    Promover el odio por motivo de raza, cultura o religión es injusto, si añadimos desear al muerte del que consideramos enemigo es horrible. Holocausto “nunca mais”

  6. In aqua veritas

    Probablemente Franco (el de ahora, el socialista) ha permitido esa manifestación con la intención de que después la chusma le adjudique a Vox esas barbaridades antijudías. Permanezcan atentos a la pantalla…

  7. Luna

    ¡Qué casualidad!, hay un descalabro absoluto en unas elecciones y al día siguiente aparece una “ultraderecha” que ni pintada. Y se aprovecha para meter en una coctelera de lo que es forzoso rechazar a la División Azul, a la Falange Española (o a todas en general), al fascismo y a los nazis. Y una vez más, se toma una muestra de lo que ni es y se hace pasar como “el enemigo de la democracia” o algo así. ¡Qué casualidad!, se lanzan arengas sobre la libertad de expresión por la condena del rapero Pablo Hassel, y aparece este esperpento.

    Señores, la mitad de esta gente es de cartón piedra, cantan el “katiusha” (o “Primavera”) en una versión rock, heavy -o qué sé yo- que para nada conocieron los Divisionarios y que les iba a repugnar si lo hicieran. Tres hazañas de nuestros españoles en la batalla de Krashni-bor: No hubo prófugos, pillajes ni actos antisemitas. Ni uno. Ni antes, ni durante, ni después de la batalla. Murieron nuestros combatientes bajo un fuego tan aterrador que no somos capaces de imaginar,
    en esa sola batalla emplearon los rusos más munición que toda la consumida en la Guerra Civil, a 50 bajo cero se fundió toda la nieve. Pero ellos siguieron en su puesto, aun cuando los alemanes no acudieron en su ayuda. (¿Quién dice que luchaban por Hitler?, lo hacían contra el comunismo).

    Recordarles como es debido no es patrimonio de “fascistas” ni de “nazis”, es la actitud del bien nacido: Ser agradecido. No todo el que les tenga respeto es antisemita, descerebrado o fanático; no está prohibido conocer la historia y saber que los Divisionarios no tuvieron problemas en tratar con judíos, que compartían con ellos el rancho y hasta la indumentaria por caridad.

    Nos muestran los telediarios unos cortes que muy probablemente estén sacados de contexto, unas frases de un discurso recortado y sin ofrecernos la libertad de escucharlo entero, en donde bien podría contenerse todo lo contrario. Menos alterarse al ver estas propagandas y un poco más cuando vemos cómo se tratan las noticias de Israel, en donde el amarillismo de la prensa izquierdosa deja siempre por perversos asesinos a los judíos y como inocentes a los palestinos.

    Yo no soy judío ni soy Charlie ni soy ná, soy una persona que intenta que no le sorban el seso o le calienten la sangre para engañarla. No necesito un revulsivo para querer al Pueblo que nos trajo la esencia de la civilización occidental porque reconozco mi herencia. Y es que también en el siglo XXI se puede ser así, no nos obliguemos al automatismo.

    ¿Discurso de odio? Sí, el que dieron la Secta, la 1 y la 2 intentando involucrar a la Iglesia porque había un capellán que igual dijo una misa por los fallecidos y nada más, que muestran el canto del “Cara al sol” como algo antidemocrático o prohibido, que confunden banderolas medio folklóricas con cruces gamadas. Pero sobre todo, que pretenden arrastrar a lo “políticamente correcto” y a la “memoria histórica” el olvido forzoso de una hazaña, convirtiendo la lucha contra el comunismo en alianza con los nazis, la devolución de la visita que nos hicieron los rusos en la Guerra Civil en una alianza hitleriana.

    Vuelvan por mí el martillo al taller, la hoz al trigal.

  8. Hugo de Coruña

    Vi a esa chiflada llamada Isabel Peralta y sospecho que de la División Azul ella y sus 300 neonacis no saben nada. Alguien debería decirles que Erich Rose, alemán de origen judío, fue teniente y murió junto a sus compañeros, sin que importase nada.

  9. Luis Carlos

    En el libro de Números en la Biblia habla de Coré, que se rebeló contra Moisés y acabó victima de la ira de Dios. Algunos de los descendientes del patriarca Abraham no son buenas personas, pero no es justo criminalizar a todo el colectivo. Nuestras críticas y denuncias contra personas como George Soros no justifica el odio a otros que quieren vivir sus vidas en paz con Dios y con sus vecinos, o que su crimen sólo es creerse superior a los pueblos bárbaros.

    El pueblo de Israel no es nuestro enemigo, y si alguno es de la “sinagoga de Satanás” es de esos que no le hacen asco ni al jamón ni al conejo ni al marisco, sino que pasan olimpicamente de la ley de Moises.

    He leído en internet muchas teorías conspiranóicas, hablando de canallas que parecen villanos propios de una película de James Bond, pero cometiendo actos propios de una película de terror….a escala industrial. Sin embargo los miembros de este grupo no son de los que se preocupan de la salvación de su alma ni de evitar aquellos pecados que ofenden a Dios mucho más que comer alimentos no-kosher. Odiar a todos los judíos es inmoral y un error estratégico cuando el verdadero enemigo es otro.

    Yo a la dictadura maoista la considero una de las amenazas más prioritarias contra nuestras democracias y libertades, pero al pueblo chino le tengo mucho respeto, a pesar de que a veces mi palabras son tan torpes como los labios de un borracho.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.