Este partido defiende que la vacuna debe administrarse «de forma voluntaria»

Vox critica la nueva Ley de Salud de Galicia: «restringe las libertades de los ciudadanos»

El partido que lidera Santiago Abascal se ha pronunciado hoy sobre la reforma de la Ley de Salud de Galicia aprobada hace poco por el Parlamento gallego.

La nueva Ley de Salud de Galicia de Feijóo: análisis de una colosal barbaridad jurídica
Feijóo despilfarra 400 millones en ‘igualdad’ pero dedica menos a rescatar a la hostelería

La reforma salió adelante sólo con los votos del Partido Popular, y contiene puntos que chocan con leyes de ámbito superior, además de usurpar competencias de los jueces, del Gobierno central y del Congreso de los Diputados, como ya señalé hace poco en el análisis que publiqué sobre la nueva ley.

«Restringe libertades ciudadanas, viola derechos fundamentales y traspasa las competencias autonómicas»

En una nota remitida hoy a Contando Estrelas por Vox Pontevedra, este partido anuncia que se “opone frontalmente” a la reforma por considerarla una medida “peligrosa” que “restringe libertades ciudadanas, viola derechos fundamentales y traspasa las competencias autonómicas”.

Concretamente, Vox señala que varios artículos de la nueva Ley “traspasan los límites de las competencias y de los derechos fundamentales del ciudadano”. En concreto, Vox critica el reformulado Artículo 33, que establece que los funcionarios que realicen funciones de inspección pueden tener la condición de autoridad sanitaria. Se trata, a criterio de Vox, de unas facultades muy amplias por lo que “no es adecuado que se otorguen sólo por el hecho de realizar funciones de inspección”.

Vox denuncia que la reforma da lugar a «un estado de alarma permanente»

Vox también considera “un peligro” la modificación del Artículo 34, “pues en base a la nueva reformulación, las autoridades sanitarias con labores de inspección contarían con un criterio indeterminado sobre lo que es un riesgo inminente y extraordinario” para incautar o inmovilizar productos, suspender el ejercicio de actividades o cerrar empresas. Vox denuncia que se está produciendo “una violación de derechos fundamentales” ya que “un alcalde o consejero podría obligar a un hostelero o comerciante a cerrar su local si tiene alguna sospecha de la existencia de “riesgo inminente” para la salud. Es decir, en nombre de una total ausencia de evidencia científica, se podrían incautar productos o, directamente, paralizar la actividad, algo totalmente inadmisible”.

Por otra parte, Vox denuncia que el texto de la reforma aprobada por el Parlamento de Galicia, en su Artículo 38, permite a las “autoridades sanitarias autonómicas y locales adoptar medidas preventivas de obligado cumplimiento”, como la “incautación o inmovilización de productos; el cierre de empresas; la intervención de medios materiales y personales; la obligación de uso de mascarillas; el aislamiento de personas enfermas y su sometimiento a un tratamiento adecuado”. Vox advierte que esto, unido a la imposición de cuarentenas, daría lugar a “un estado de alarma permanente, atribuido por una ley ordinaria autonómica a la que no le corresponde ese tipo de competencias”.

Vox se opone a la imposición de la vacuna y defiende que se administre «de forma voluntaria»

Así mismo, Vox denuncia que el modelo que instaura el PP para luchar contra la pandemia se base en “la imposición de la vacuna y en la restricción de libertades”, y recuerda que “el gobierno está para servir a los españoles y no para imponerles su voluntad”. Por eso, Vox considera que “la vacuna que cumpla los requisitos sanitarios se deberá administrar de forma voluntaria y, por supuesto, con carácter gratuito”.

Finalmente, Vox señala que la nueva Ley de Sanidad de Galicia, además de restringir la intimidad y libertad de los gallegos, ahonda en el modelo autonómico, que se ha demostrado caótico y que constituye un obstáculo para la adecuada gestión de la pandemia”. Vox advierte que “si esta ley se extiende por otras regiones, los gobiernos autonómicos van a tener un poder que no le corresponde a la hora de restringir libertades fundamentales e imponer acciones sanitarias, profundizando en la desigualdad e insolidaridad entre españoles”.

Foto: Xunta de Galicia.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alvaro

    Imponer la mal llamada “vacuna” a quienes no la quieren viola el Código de Núremberg (o “protocolo de Núremberg”, como también se denomina), que se estableció para impedir que se repitan los experimentos médicos que hicieron los nazis (Dr. Mengele y otros) usando prisioneros como conejillos de indias, evidentemente en contra de su voluntad.

    En este protocolo se establece, entre otras cosas, la prohibición taxativa de hacer participar a nadie por la fuerza en experimentos médicos:

    “Es absolutamente esencial el consentimiento voluntario del sujeto humano. Esto significa que la persona implicada debe tener capacidad legal para dar consentimiento; su situación debe ser tal que pueda ser capaz de ejercer una elección libre, sin intervención de cualquier elemento de fuerza, fraude, engaño, coacción u otra forma de constreñimiento o coerción; debe tener suficiente conocimiento y comprensión de los elementos implicados que le capaciten para hacer una decisión razonable e ilustrada.”.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Código_de_Núremberg

    Así pues, la ley gallega viola el código que se estableció para que no se vuelva a actuar como hicieron los nazis, lo que la convierte en esencia en una ley nazi.

    PD: Algunos pretenden justificar la imposición de la “vacuna” en la protección de terceros, como si una persona vacunada resultase más segura para quienes la rodean que una sin vacunar, cuando en realidad sucede justo al revés: la persona vacunada representa un mayor peligro de infección para quienes la rodean.

    La razón es que estas vacunas supuestamente disminuyen los síntomas de la infección, pero no impiden ni la infección de la persona vacunada ni que esa persona pueda contagiar a otros. Es decir, se hace más fácil que una persona contagiosa sea asintomática, lo que representa un claro peligro para terceros vulnerables:

    Margarita del Val alerta sobre el peligro de confiarse al estar vacunado: “Aunque son asintomáticos se infectan y pueden contagiar”
    https://www.lasexta.com/programas/liarla-pardo/entrevistas/margarita-del-val-alerta-sobre-el-peligro-de-confiarse-al-estar-vacunado-aunque-son-asintomaticos-se-infectan-y-pueden-contagiar_20210228603bc00660aca50001e1eccc.html

    …todo lo anterior sin entrar en las dudas más que razonables que hay sobre la seguridad real de un tratamiento genético experimental del que no se han realizado la mayor parte de las pruebas que normalmente se exigen a una vacuna y que llevan de un mínimo de 2 años a un máximo de 14 hasta que se autorizaría su comercialización por la vía ordinaria (interacción con otros medicamentos, enfermedad potenciada por la vacuna, mejora dependiente de anticuerpos, efectos secundarios raros o a largo plazo, efecto sobre la fertilidad, etc).

    Un saludo.

  2. pacococo

    Valiente ‘vacuna’ que tienes que seguir teniendo cuidado de no contagiar a otros.

    Hay otra forma de negarse y es pidiendo la receta, dado que poner una inyección es un acto médico, necesita receta. Si hay algún médico que se atreva, pues a seguir con otros medios.

    D. Alberto se está convirtiendo o mejor dicho, se está quitando la máscara, ahora que todos vamos enmascarados, de tiranuelo de tres al cuarto. Pero fastidia.

  3. pacococo

    Amenazar con multas de 60 000 € es terrorismo del poder. El poder aterroriza a los disidentes.

    Que no solo es terrorismo el de la bomba o el tiro.

  4. Sharovarov

    Espero que no se extienda por otras regiones: yo no pienso ponérmela.

  5. Alvaro J. Díaz-Mella

    Desde VOX nos oponemos frontalmente a la modificación de varios artículos de la nueva Ley de Sanidad que ha promovido el gobierno del señor Feijóo.

    Ya que, sin ninguna duda, atenta directamente contra la libertad ciudadana, viola derechos fundamentales y, por supuesto, traspasa las competencias autonómicas.

    Por eso, queremos denunciar que el modelo del PP de galicia para luchar contra la pandemia se base en la “imposición de la vacuna y en la restricción de libertades”.

    Y volvemos a incidir, una vez más, en que el gobierno gallego tiene que estar para servir a los gallegos y no para imponerles su voluntad.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.