Su heroísmo y sacrificio fue recompensado con una Cruz Laureada colectiva

Regimiento Alcántara: así fue una de las más heroicas hazañas de la Caballería Española

Hoy se cumplen 100 años de una de las gestas más épicas de la ya de por sí gloriosa historia de la Caballería Española, ocurrida en el norte de África.

La carga de caballería de la Guardia Real en homenaje a la gesta del Regimiento Alcántara
El Glorioso: la hazaña del navío de la Armada Española que humilló a los ingleses en 1747

Aquella gesta fue protagonizada por una unidad cuyo nombre merece ser escrito y leído con respeto y admiración: el Regimiento de Caballería “Alcántara”. Copio aquí el propio relato que hace de los hechos la web del Regimiento:

ANTECEDENTES

Después de los acuerdos hispano-franceses de 1912, se había establecido nominalmente Protectorado español sobre parte del territorio marroquí, pero desde el primer momento, varias kabilas no estaban dispuestas a tolerar la injerencia extranjera en sus territorios.

Se sucedieron numerosos ataques por parte de los rebeldes rifeños que lograron intranquilizar a toda la población española.

Cuadro “Junto a los Héroes del Alcántara”, de Augusto Ferrer-Dalmau (Fuente: AugustoFerrerDalmau.com).

En 1920 el General Silvestre comienza una campaña consistente en la conquista y pacificación de los territorios y kabilas hostiles.

Todas estas acciones, exitosas a primera vista, no lograron si no incrementar la hostilidad de los rifeños, lo que llevaba a las tropas españolas a un peligroso punto, todo ello agravado por la excesiva dispersión de las unidades dado lo extenso del terreno a dominar. Fueron numerosas las advertencias que recibió Silvestre, pero de nada sirvieron.

Tras varios ataques rifeños a las desguarnecidas posiciones españolas, los rifeños, comandados por Abd El Krim, empezaron a darse cuenta de que su momento había llegado. Conocían de sobra lo precario de la situación. El material estaba obsoleto y era escaso, también el personal era escaso y estaba falto de motivación e instrucción y los medios en general eran igualmente antiguos. Todo ellos combinado con lo abrupto del terreno, se conjuró en contra de nuestro ejército.

En junio, la posición de Abarran fue atacada y, con la ayuda de la Policía Indígena, sublevada contra las propias tropas españolas, fue finalmente tomada por los rifeños tras asesinar a toda la guarnición.

Finalmente, Abd El Krim decidió pasar a la ofensiva, iniciando un ataque sobre Igueriben, que estaba al mando del comandante Benítez y que ya llevaba tiempo sufriendo pequeños ataques, quedando aislada, aunque aún llegó un convoy protegido por el Capitán de Caballería Cebollino Von Lindeman que se hizo acreedor a la Cruz Laureada de San Fernando. La situación de la posición, sin ayuda, sin munición y lo que es peor, sin agua, se hizo desesperante, llegando sus heroicos defensores a beber el líquido de las patatas estrujadas, el de las conservas de pimiento y al final, en la desesperación, incluso colonia, tinta y orín mezclado con azúcar. Tras un intento fallido de socorrer la posición y tras repartir los últimos cartuchos, incendiar el material e inutilizar las piezas de artillería, la guarnición salió a la desesperada, siendo masacrada a las mismas puertas de la posición. Sólo llegaron a Annual 25 supervivientes, de los cuales 16 murieron posteriormente de agotamiento o por beber demasiada agua.

Por su heroísmo en la defensa de Igueriben, les fue concedida al Comandante Benítez y al Capitán de la Paz Orduña, la Cruz Laureada de San Fernando.

Cuadro “Carga de Alcántara 1921”, de Augusto Ferrer-Dalmau (Fuente: AugustoFerrerDalmau.com).

LOS HECHOS:

20 de Julio: Dada la gravedad de la situación, el 20 de Julio, el Regimiento de Alcántara se concentra en el campamento de Drius.

21 de Julio: El Regimiento participa sin éxito en el intento de auxilio a la posición de Igueriben.

22 de Julio: En la posición de Annual, al mando de unos 3000 hombres, se encontraba General Silvestre mientras la posición es duramente hostigada hasta el extremo de que, a pesar de haberse ordenado en principio mantener la posición, finalmente se decide abandonarla. La desorganización es total, el pánico se adueña de la situación, convirtiendo la retirada en un “sálvese quien pueda”. La actuación ese día del Regimiento es ejemplar, intentando poner orden en la desbandada con poco medios de que dispone, cubriendo los flancos y la retaguardia de la columna, hasta su llegada a Drius.

Cuadro “Regimiento de Alcántara”, de José Ferré-Clauzel (Fuente: @ArtClauzel).

23 de Julio: La retirada es total, por lo que el General Navarro ordena a Primo de Rivera apoyar el abandono de algunas posiciones, llegándose a combatir al arma blanca. Pero no acaba aquí la demostración heroica de los jinetes del Regimiento Alcántara. Una vez llegados a dar Drius, el General Navarro ordenó la evacuación de la posición hacia la de El Batel. Una vez recibida la orden, el Teniente Coronel Primo de Rivera se reunió, con sus oficiales y dirigiéndose a ellos les dijo:

“La situación, como ustedes verán, es crítica. Ha llegado el momento de sacrificarse por la patria, cumpliendo la sagradísima misión de nuestra Arma. Que cada uno ocupe su puesto y cumpla con su deber”.

Cuadro “Viva España” de Augusto Ferrer-Dalmau (Fuente: @ArtClauzel).

El Alcántara cumplió su deber de proteger los flancos y la retaguardia de la columna en retirada con constantes cargas sobre el enemigo, pero su gesta aún no habia terminado. Cuando se dirigía hacia El Batel, la columna debía atravesar el río Igan, donde se prudujo un fuerte ataque de las fuerzas rifeñas emboscadas alli. Al llegar producirse los primeros disparos, el General Navarro ordenó a Primo de Rivera que cargara con sus escuadrones sobre el flanco izquierdo, para conseguir que la columna vadease el río.

Primo de Rivera, sabiendo a lo que se enfrentaba, arengó a sus jinetes con estas palabras:

¡Soldados! Ha llegado la hora del sacrificio. Que cada cual cumpla con su deber. Si no lo hacéis, vuestras madres, vuestras novias, todas las mujeres españolas dirán que somos unos cobardes. Vamos a demostrar que no lo somos”

Cuadro “Cazador del Regimiento de Alcántara” de José Ferré-Clauzel (Fuente: @ArtClauzel).

Con estas frases, pronunciadas, pistola en mano, por el Teniente Coronel Fernando Primo de Rivera, se puede decir que empieza una de las más épicas actuaciones de la Caballería Española, la del Regimiento Alcántara en la retirada de Annual.

Los jinetes del Alcántara cargaron hasta cuatro veces contra el enemigo atrincherado, mientras el resto de la columna conseguía atravesar el río. Ante el agotamiento de los caballos, se llego a combatir, primero al paso y después pie a tierra.

Cabe destacar que, en las últimas cargas, ante lo menguado de las fuerzas, hasta los oficiales veterinarios y los jovencísimos educandos de banda, se incorporaron y cayeron junto a sus compañeros.

Cuadro “Regimiento de Alcántara” de José Ferré-Clauzel (Fuente: @ArtClauzel

Casi 700 hombres formaban el Regimiento al comenzar el día pero sobrevivieron el Teniente Coronel Primo de Rivera, dos comandantes, algunos oficiales y unos setenta de tropa. Al finalizar esa jornada, el Regimiento de Alcántara dejó de existir como Unidad.

Días después falleció el Teniente Coronel Primo de Rivera a causa de la gangrena producida al amputarle un brazo tras ser alcanzado por un proyectil de cañón.

Por todos estos hechos, se inició el trámite para la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando al Regimiento de Alcántara, con el siguiente dictamen del juez instructor:

“… En virtud de estas situaciones donde resplandece de forma brillante la conducta de este Regimiento de la que el clamor público y muy especialmente de los residentes en esta Plaza que vivieron y sufrieron aquellos días de angustia y que son los más fieles juzgadores de la actuación de este Cuerpo hizo ya sus galas juzgándolas sin pasiones como heroicas y definitivas en aquellos sucesos pasándolas a la historia para enaltecer y perdurar las glorias de España y su Ejército y el Arma de Caballería; el Juez que tiene el honor de informar es de parecer que en pocos casos como el presente está tan claro el derecho a tan apreciada recompensa como el del Regimiento de Alcántara comprendido en el artículo 55 del vigente reglamento.” Melilla a 8 de Febrero de 1.933

Finalmente y tras muchas vicisitudes, el día 1 de junio de 2012 el Consejo de Ministros concedió la Cruz Laureada de San Fernando en su modalidad de colectiva al Regimiento de Cazadores de Alcántara, 14ª de Caballería, siendo impuesta sobre el Estandarte del RCAC Alcántara nº10 por S.M. el Rey D. Juan Carlos I, el día 1 de octubre de 2012 en el Palacio Real de Madrid.

Imagen principal: Cuadro “Carta del Río Agán”, de Augusto Ferrer-Dalmau.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Yomismo

    Hoy Casado y Sánchez están dispuestos a regalarle a Marruecos los territorios españoles del Norte de África y luego Canarias y lo que pidan:

    El PP de Ceuta, doblegado a los intereses del PSOE y de los promarroquíes

    https://www.youtube.com/watch?v=DnjAVUJ3CMg

  2. Luis Carlos

    ¿Los españoles del año 2021 seríamos capaces de algo que requiera tanto coraje y sacrificio?

  3. Ginés Ladrón de Guevara

    Luis Carlos: los españoles, sí.

    Los socialistas, que ni merecen ser españoles, no.

  4. Marcos Gomez Vega

    Sin dudarlo NO, los Españoles de hoy en dia poco, o nada, tienen que ver con sus antecesores, ellos luchaban por HONOR, y para defender un Reino del que se sentian parte y del que se enorgullecian. Hoy nadie sabe lo que es el Honor, ni como se come eso….Por no hablar de defender la Patria…en fin nada que ver…

  5. David

    Lo único que queda de esos tiempos son cuadros, se han destruido muchos documentos en el pasado, para tapar las malas jestiones políticas y estrategias militares. Nos han contado tantas mentiras. Respeto por los valientes soldados que se sacrificaron en África.

  6. El Peregrino Gris

    Con el debido respeto Luis Carlos, discutir si seremos capaces de reproducir tales proezas hoy día me parece fútil.

    Ninguno de nosotros sabe lo que podemos llegar a ser capaces cuando nos empujan al mismo borde del precipicio. Y eso lo decía Viktor Frankl, superviviente del Holocausto.

    Y si le interesa otro ejemplo puede leer lo que decía Churchill en su libro sobre la Gran Guerra. Él afirmaba que antes de la guerra los británicos no tenían ningún sentimiento patriótico. Pero que al estallar la guerra, de repente, todos los jóvenes se alistaban en el ejército con un nacionalismo exacerbado.

    Estoy parafraseando, recurriendo a la memoria.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.