El régimen de Vladimir Putin repite las falsedades de la propaganda estalinista

La mentira del gobierno ruso para justificar la invasión soviética de Polonia en 1939

Cada 17 de septiembre Polonia recuerda que tal día como hoy en 1939 el Ejército Rojo, a las órdenes de Stalin, atacó ese país a traición.

El desfile conjunto nazisoviético de 1939 en Polonia que algunos niegan, en vídeo
Katyn: las burdas mentiras y el negacionismo comunista sobre la masacre de 22.000 polacos

Una invasión que fue pactada por Hitler y Stalin en agosto de 1939

Stalin invadió la zona oriental de Polonia y lo hizo de forma coordinada con Hitler, tal como lo estipularon la Alemania nazi y la URSS en el protocolo secreto del pacto que firmaron el 23 de agosto de 1939, con el que ambos dictadores se repartieron Polonia, dejando en manos de Stalin las repúblicas bálticas y Finlandia. Hoy en día se conservan las comunicaciones mantenidas entre los gobiernos alemán y soviético para coordinar esa invasión, cuyas transcripciones están publicadas en el Proyecto Avalon de la Universidad de Yale.

Alemania y la URSS mostraron su sintonía frente a las democracias occidentales

Una de las comunicaciones publicadas por el Proyecto Avalon es el telegrama 175 enviado el 14 de agosto de 1939 por Joachim von Ribbentrop, ministro de Exteriores de Alemania, al embajador alemán en Moscú, Friedrich-Werner von der Schulenburg, para que visitase a Molotov -el ministro de exteriores soviético- y le comunicase un mensaje que afirmaba lo siguiente:

“El gobierno del Reich y el gobierno soviético deben, a juzgar por toda la experiencia, considerar seguro que las democracias occidentales capitalistas son los enemigos implacables tanto de la Alemania nacionalsocialista como de la URSS. Hoy están intentando de nuevo, mediante la conclusión de una alianza militar, llevar a la U.R.S.S. a la guerra contra Alemania. En 1914 esta política tuvo resultados desastrosos para Rusia. Es el interés imperioso de ambos países evitar para todo el futuro la destrucción de Alemania y de la U.R.S.S., lo que beneficiaría solo a las democracias occidentales“.

Tras completar la invasión de Polonia, militares alemanes y soviéticos incluso organizaron un desfile conjunto en la localidad polaca Brześć Litewski (hoy Brest-Litovsk, en Bielorrusia), para celebrar su victoria.

Los efectos del pacto germanosoviético en la Europa ocupada

Así pues, el pacto del 23 de agosto de 1939 fue algo más que un acuerdo de no agresión: fue una alianza entre esos dos regímenes totalitarios, que se plasmó en una colaboración clara en distintos ámbitos, incluyendo el boicot comunista a la defensa de Francia en 1940 y la inacción de la resistencia comunista en la práctica totalidad de los países ocupados por Alemania, siguiendo órdenes de Stalin. Esa política sólo cambió con la invasión alemana de la URSS en 1941, que fue cuando la resistencia comunista se activó, por fin, en los países ocupados.

Los crímenes de guerra y de genocidio cometidos por la URSS en Polonia

Una de las consecuencias de la invasión soviética de Polonia fue la deportación de 320.000 polacos a Siberia y la muerte de 150.000 polacos a manos de los soviéticos, según estimaciones publicadas por el Instituto Nacional de la Memoria de Polonia en 2009. A eso hay que añadir el asesinato de 22.000 oficiales polacos en la masacre de Katyn, perpetrada por orden de Stalin y que la propaganda soviética atribuyó falsamente a los alemanes hasta 13 de abril de 1990, cuando el gobierno de Mijaíl Gorbachov reconoció por fin la autoría soviética de la matanza, culpando de la misma a Stalin.

El gobierno ruso ensalza la invasión calificándola de «liberación»

Los hechos que acabamos de repasar están sobradamente documentados. El alcance del acuerdo entre Alemania y la URSS fue negado durante la dictadura soviética durante décadas, a pesar de las evidencias documentales. Hoy en día es una evidencia histórica, igual que su principal efecto: la alianza de hecho entre la Alemania nazi y la URSS. A pesar de ello, hoy el Ministerio de Exteriores de Rusia ha publicado un mensaje justificando y ensalzando la invasión soviética de Polonia en 1939:

El texto del mensaje dice lo siguiente:

El 17 de septiembre de 1939, el Ejército Rojo inició una campaña de liberación en Polonia. Las tropas soviéticas entraron en la línea Curzon, sin permitir que la Wehrmacht se acercara a Minsk.

Los pueblos de Bielorrusia Occidental y Ucrania Occidental recibieron con júbilo a los soldados soviéticos“.

Es infame que el gobierno de Rusia califique como “campaña de liberación” lo que en realidad fue una invasión de un país soberano en coordinación con la Alemania nazi, una invasión que dio lugar a crímenes de genocidio a manos de los alemanes y los soviéticos, y que significó la ocupación de una parte de Polonia que no fue devuelta a ese país tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

El régimen de Vladimir Putin repite las falsedades de la propaganda estalinista

Con ese mensaje, el régimen de Vladimir Putin repite las mentiras de la propaganda estalinista como ya ha hecho en anteriores ocasiones, demostrando que el gobierno ruso no tiene el propósito de asumir los horrores significó la dictadura comunista para el propio pueblo ruso y para los países que fueron invadidos por la URSS. En vez de eso, Putin se dedica a blanquear los crímenes y el imperialismo de Stalin, mientras desarrolla su propia agenda de agresiones a países vecinos (Georgia 2008, Ucrania 2014) y de amedrentamiento contra otros, entre ellos Polonia. Todo ello mientras el mandatario ruso desarrolla unas prácticas de gobierno con las que está convirtiendo a Rusia en algo muy parecido a una dictadura, en la que los opositores políticos son detenidos con falsas causas, como ha ocurrido con Alexei Navalny.

La UE, la OTAN y EEUU deberían tomar buena nota de esto

La Unión Europea, la OTAN y los Estados Unidos deberían tener muy en cuenta el mensaje lanzado hoy por el gobierno ruso y los posibles efectos que tenga en la política exterior de Rusia. Un país que justifica una invasión de otro país, en la que se perpetraron crímenes de genocidio, debe ser un motivo de alarma para toda la comunidad internacional, especialmente para las democracias occidentales. Este grave hecho debería ser también muy tenido en cuenta por el gobierno de Angela Merkel, que se ha plegado a los intereses de Putin con su apoyo al gaseoducto Nord Stream 2, que ha recibido muchas críticas de Polonia y de otros países de Europa Central, porque otorga al gobierno ruso una enorme influencia en la zona, permitiendo someter a los países vecinos de Rusia a los caprichos de Putin si no quieren ver cortado su suministro de gas.

Foto: Soldados alemanes y soviéticos confraternizando en Brest, donde sus fuerzas se encontraron durante la invasión conjunta de Polonia (foto coloreada por Mirek Szponar).

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Can Cerbero

    Se suponía que la URSS cayo hace decadas y el comunismo en Rusia quedo como una pesadilla dejada atras, pero parece que esta siniestra historia no ha terminado del todo.
    De hecho, Putin ha llegado a conocer al menos a 3 presidentes de EEUU. ¿Cuanto lleva ya como gobernante de Rusia?

  2. Fernando

    Algunas cosas que quisiera comentar:
    1- El tema de las minorías étnicas en Polonia a inicios del siglo XX es “complejo”, y si algunos “celebraron” la llegada de los soviéticos, lo que no dice el Ministerio ruso es la violencia y las brutales deportaciones forzadas que sufrieron ucranianos y bielorrusos polacos a manos de sus “salvadores” rojos.
    2- Respondiendo al comentario anterior, Putin lleva 18 años en el poder y lastimosamente la gran mayoría de rusos no ve a la URSS como una “pesadilla”, sino como un “hermoso recuerdo” esto por 2 razones: Primero, el “patriotismo”, la URSS es a Rusia como lo es el Imperio Británico a UK, el Imperio Español a España, Imperio Romano a Italia o el Imperio Otomano a Turquía, fue la mayor proyección del poderío e influencia rusos a nivel mundial, salió victoriosa de 2 grandes guerras(Guerra civil rusa y 2GM) a diferencia del patético imperio zarista y sus derrotas(Crimea, Japón 1905 y la 1GM) y la ultima, lo que vino después de 1991 no fue mejor: caos, mas pobreza, corrupción y humillación. Todo se explica psicológicamente mediante la nostalgia, esa idealización de un pasado conocido para huir de un presente horrible(la Rusia actual tiene un PBI por debajo de Italia, el 70% de su economía se basa en la extracción/proceso de hidrocarburos, además de estar dirigida por oligarcas gánsters y con terribles niveles de pobreza) olvidando que en ese pasado también habían hechos horrendos como el totalitarismo de Lenin y Stalin, las hambrunas, la represión del KGB, etc.
    3- Para Putin es muy importante que se tenga una imagen idílica de la URSS y mostrar a Rusia como su digna sucesora, esto para justificar sus intervenciones en el extranjero y evitar respuestas de sus adversarios, las narrativas importan y de allí la necesidad de medios de propaganda como RussiaToday.

  3. Luis Carlos

    A Putin hay que tenerle mucho respeto en el sentido de que como enemigo puede ser tu peor pesadilla, pero aunque quizás en ciertas circunstancias pueda ser un aliado necesario contra un enemigo común no podemos confiar en él. ¿Qué le ha pasado a todos aquellos que le molestaban demasiado?

    Es increíble que a pesar de todo lo que han hecho Rusia/URSS y China todavía sean presentados como un mal menor, o un mal necesario, frente al “imperialismo yanki”.

  4. wladimir

    bueno…

    ahora ya supuestamente no estamos en los tiempos de la URSS, ahora me parece que estamos en otro periodo de la historia Rusa..

    que recuerdan las glorias del los tiempos de viejo Impero Ruso y la Union Sovietica de Josef Stalin combinados con un nuevo nacionalismo ruso radical…

    esto es el novedoso Imperialismo Ruso dirigido por el nuevo Zar Vladimir Putin, que desea restaurar el orgullo ruso…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.