La colaboración casi olvidada entre la URSS, la Alemania nazi y la Italia fascista

20 hechos históricos que niegan la idea del comunismo como gran enemigo del fascismo

Si nos fiamos de la propaganda comunista, ese movimiento totalitario ha sido históricamente el “antifascismo” en su más genuina expresión.

La resistencia olvidada: lucharon contra los nazis y después contra los comunistas
El desfile conjunto nazisoviético de 1939 en Polonia que algunos niegan, en vídeo

Esa idea se basa, en gran medida, en el enfrentamiento entre la Alemania nazi y la Unión Soviética entre junio de 1941 y mayo de 1945. Sin embargo, hay una serie de hechos históricos que desmienten esa idea repetida tantas veces por los comunistas. Repasemos algunos:

  1. El establecimiento de relaciones diplomáticas entre la Italia fascista y la URSS en febrero de 1924, lo que convirtió a Italia en uno de los primeros países de Europa occidental que reconoció a la dictadura soviética (España no entabló relaciones diplomáticas con la URSS hasta octubre de 1933, cuando la Segunda República ya llevaba más de dos años de existencia).
  2. La ayuda mutua que se prestaron nazis y comunistas para erosionar la República de Weimar entre 1929 y 1930. De 241 cuestiones votadas en el Reichstag y en el parlamento estatal de Prusia en esos años, nazis y comunistas votaron juntos en el 70% de las ocasiones.
  3. La afiliación en masa de militantes comunistas al Partido Nacional-Socialista Obrero Alemán, antes incluso de su ascenso al poder en enero de 1933. Según señaló el socialdemócrata Albert Grzesinski, jefe de la Policía berlinesa entre 1930 y 1932, el 30% de los miembros de las SA -las milicias nazis- en Berlín eran excomunistas ya en 1932.
  4. El intento del Partido Comunista de Alemania (KPD) de captar militantes nazis mediante un programa nacionalista, denominado Scheringer-Kurs. En un mitin del KPD llegaron a subir a la tribuna a un miembro de las SA, con el uniforme y el brazalete de esa milicia del Partido Nazi, que declaró su lealtad al comunismo durante un acto del KPD. El semanario comunista alemán AIZ difundió la imagen en su número 7, en febrero de 1933 (se puede ver aquí).
  5. La firma de un pacto de “amistad, neutralidad y no agresión” entre la Italia fascista y la URSS el 2 de septiembre de 1933, un pacto que sirvió para estrechar las relaciones entre ambos países, especialmente en la esfera económica pero también en la militar. Ese mismo mes una delegación militar soviética visitó Italia. El entonces embajador soviético en Italia, Vladimir Petrovich Potemkin, expresó su “gratitud por la atención excepcional dedicada a la misión soviética por el mando y el gobierno italianos”.
  6. La contribución de la Italia fascista a la construcción de seis cruceros de la clase Kirov para la Marina soviética, que fueron puestos en grada entre 1935 y 1938. Cuatro de ellos (el Kirov, el Voroshilov, el Maxim Gorky y el Molotov) fueron acabados antes de que Italia y la URSS rompiesen relaciones diplomáticas tras la invasión alemana de la Unión Soviética.
  7. La construcción por parte de la Italia fascista del destructor “Tashkent” para la Marina soviética, un buque que fue puesto en grada el 11 de enero de 1937 en los astilleros de Odero-Terni-Orlando en Livorno, botado el 28 de diciembre de 1938 y entregado a la URSS el 6 de mayo de 1939, sirviendo en la Flota del Mar Negro. Otros tres destructores más fueron encargados a Italia por la URSS, pero no llegaron a ser completados.
  8. La firma de un Acuerdo de Crédito entre la Alemania nazi y la URSS el 19 de agosto de 1939, por el cual la URSS recibió un crédito de Alemania por valor de 200 millones de marcos alemanes.
  9. La firma del Pacto Ribbentrop-Mólotov del 23 de agosto de 1939 entre la Alemania nazi y la URSS, por el que ambas dictaduras se repartieron Polonia, Finlandia y las repúblicas bálticas.
  10. La invasión conjunta de Polonia por Alemania y la URSS en septiembre de 1939, de forma coordinada y siguiendo lo pactado por ambas dictaduras el 23 de agosto de ese año.
  11. El desfile conjunto celebrado por alemanes y soviéticos en Brześć Litewski (Polonia), hoy Brest-Litovsk (Bielorrusia), para celebrar su invasión conjunta de ese país.
  12. La celebración de reuniones conjuntas entre la Gestapo alemana y su homólogo soviético, el NKVD, desde octubre de 1939, para compartir información y experiencia con el fin de liquidar a la resistencia polaca.
  13. La entrega de unos 4.000 comunistas y judíos alemanes por parte del NKVD soviético a la Gestapo alemana entre 1939 y 1941. Esas 4.000 personas se habían refugiado en la URSS huyendo de los nazis.
  14. El boicot del Partido Comunista de Francia (PCF) al esfuerzo bélico francés frente a la Alemania nazi en 1939 y 1940, siguiendo órdenes de Moscú, en desarrollo del pacto germano-soviético de agosto de 1939 por el que ambos países actuaron de facto como aliados.
  15. La práctica inexistencia de la resistencia comunista contra Alemania entre septiembre de 1939 y junio de 1941. Como consecuencia del Pacto Ribbentrop-Mólotov y siguiendo órdenes de Moscú, los partidos comunistas no se resistieron a la ocupación alemana en varios países hasta la invasión alemana de la URSS. En Polonia el primer grupo de resistencia comunista, la Czerwoną Milicję, se formó a mediados de 1941 (otras organizaciones de resistencia, mayoritariamente formadas por católicos, empezaron a actuar ya en el otoño de 1939). En Francia, el Partido Comunista no creó su organización de resistencia, Francs-tireurs et partisans (FTP), hasta finales de 1941. Lo mismo ocurrió en Bélgica, Grecia, Albania, Checoslovaquia, Dinamarca (donde los ocupantes nazis no ilegalizaron al Partido Comunista hasta el 22 de junio de 1941, el día que Alemania invadió la URSS), Luxemburgo y Noruega.
  16. La firma de un Acuerdo Comercial entre la Alemania nazi y la URSS en febrero de 1940, por el cual Alemania recibió de la URSS 1,6 millones de toneladas de grano, 900.000 toneladas de petróleo, 500.000 toneladas de mineral de hierro y otras grandes cantidades de materias primas que le permitieron fabricar armamento y uniformes, alimentar a sus tropas y proporcionar combustible a sus tanques y aviones.
  17. La justificación por parte del Partido Comunista de España (PCE) de la invasión nazi-soviética de Polonia, en un artículo publicado por Dolores Ibárruri el 18 de febrero de 1940 en el que demonizaba a Polonia y presentaba a Francia y a Reino Unido como las naciones culpables de la Segunda Guerra Mundial.
  18. Las conversaciones secretas entre el Partido Comunista de Francia (PCF) y los nazis en junio de 1940 para que los segundos permitiesen a aquellos la publicación de un diario comunista en la Francia ocupada. Unos de los documentos comunistas dirigido a los alemanes señalana: “Nuestra defensa del pacto os ha beneficiado. Por la URSS nosotros hemos trabajado bien, indirectamente, para vosotros“.
  19. Las conversaciones entre Alemania y la URSS para que los soviéticos se uniesen al Pacto del Eje en octubre y noviembre de 1940. La alianza de ambas dictaduras en ese periodo tras el Pacto Ribbentrop-Mólotov del año anterior llegaron a animar a Stalin a intentar unirse a ese otro pacto firmado por Alemania con la Italia fascista y Japón. Este intento fue alimentado por la creencia de que el Reino Unido sería derrotado pronto por Alemania. La unión de la URSS al Eje no llegó a firmarse debido a las ambiciosas exigencias de Stalin, que aspiraba a controlar Bulgaria, Yugoslavia, Irak e Irán.
  20. El ocultamiento del Holocausto judío por parte de la URSS tras la Segunda Guerra Mundial, que se empeñó en omitir la condición judía de gran parte de las víctimas del nazismo, en un claro caso de antisemitismo.

¿Cuántos comunistas y cuánta gente en general conoce la mayoría de estos hechos? Y sobre todo, ¿cuántos comunistas han ocultado estos hechos durante décadas para que no estropeasen su narrativa del comunismo como gran enemigo del fascismo y del nazismo?

Foto principal: Soldados alemanes y soviéticos confraternizando en Brest, donde sus fuerzas se encontraron durante la invasión conjunta de Polonia (foto coloreada por Mirek Szponar).

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. El Peregrino Gris

    Yo hablé en la universidad sobre estos hechos con algunos marxistas colegas míos hace ya años. Se limitaban a negar las evidencias con un fervor casi religioso.

    De la misma forma que ahora niegan el Holocausto, vaya.

  2. Ginés Ladrón de Guevara

    El primer deber de cualquier socialista y, especialmente de cualquier comunista, es MENTIR.

    Mentir, ocultar la verdad y reformarla para beneficiar a su demencial ideología.

    No es de sorprender que nacional-socialistas y comunistas mintieran juntos, como siguen haciendo hoy en día.

  3. wladimir

    Es de esperarse…

    que los fieles seguidores del Comunismo clasico y el nuevo socialismo nieguen estos hechos…

    asi de simple…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.