Los efectos de tener una ideología que no resiste un leve contraste con la realidad

Los burdos motivos del gobierno de Sánchez para tapar el atentado yihadista de Murcia

El 17 de septiembre, un marroquí embistió con un coche contra la terraza de un bar en la localidad de Torre Pacheco (Murcia), asesinando a una persona.

Podemos vota contra una declaración que propuso Vox contra el terrorismo yihadista
La marca de Podemos en Pamplona condena el franquismo pero no los atentados de Bruselas

El propio autor del crimen dejó por escrito que era un atentado terrorista

El autor del crimen, que también falleció, llevaba consigo una carta en la que reconocía que era un atentado terrorista. El 21 de septiembre se supo que la Guardia Civil y la Audiencia Nacional están investigando lo ocurrido como un atentado terrorista de corte yihadista, por las características del atropello y por las propias afirmaciones del autor del crimen. A pesar de ello, un día después algunos medios presentaban la hipótesis del atentado yihadista como una ocurrencia de Santiago Abascal, presidente de Vox, que consideró “un verdadero escándalo el silencio político y mediático” en torno a ese atentado.

Especialistas antiterroristas, sorprendidos ante la «sordina oficial» sobre el atentado

En un excelente trabajo periodístico, hoy Fernando Lázaro publica una detallada crónica en El Mundo en la que indica que el terrorista marroquí planificó el atentado al más puro estilo yihadista, afeitándose la cabeza y haciendo una visita a una mezquita antes de cometerlo. Lázaro señala lo siguiente: A los especialistas en la lucha contra el terrorismo internacional les está sorprendiendo la «sordina oficial» que se está poniendo en este caso a un posible atentado y que todas las filtraciones sobre las pesquisas estén encaminadas a convertirlo en «un simple suceso», como se apunta en las diligencias policiales. El entorno del ministro o bien orilla el asunto o simplemente lo rebaja“.

De hecho, ningún miembro del gobierno condenó el atentado. Sánchez y sus ministros ni siquiera se han molestado en dedicar un simple tuiteo a la familia de la persona asesinada. El ejecutivo socialista-comunista ha obviado ese grave hecho mientras dedicaba todos sus esfuerzos a criminalizar a Vox, vinculándolo falsamente con discursos de “odio” en un intento cada vez menos disimulado de promover la ilegalización del tercer partido más votado de España.

Las burdas causas ideológicas del mutismo del PSOE y de Podemos ante ese crimen

Más allá de la obsesión del gobierno con la propaganda, existen burdos motivos ideológicos para que el PSOE y Podemos no quieran remover mucho ese atentado. Fernando Lázaro señala que el terrorista “llegó a España con 12 años como menor extranjero no acompañado”, es decir, un MENA Además, en las cartas que dejó escritas incluyó la siguiente expresión: “No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta”. Por otra parte, no se trata del primer “lobo solitario” yihadista que comete un atentado: ya ocurrió antes en Niza y Estocolmo.

Para el PSOE y Podemos, reconocer ese crimen como un atentado yihadista sería admitir que se han equivocado en su estrategia y que Vox estaba en lo cierto al alertar sobre los peligros de la inmigración ilegal, especialmente la procedente de países islámicos, y también al advertir que algunos menas están detrás de actos de delincuencia que están amenazando la seguridad de nuestras calles. La izquierda española es incapaz de reconocer las incongruencias entre sus dogmas ideológicos y la realidad. Cuando se produce un choque entre ambos, socialistas y comunistas adoptan la misma estrategia por la que siempre han optado: el mutismo y la ocultación. Si la realidad les lleva la contraria, la que se tiene que esconder es la realidad.

Los efectos de tener una ideología que no resiste el contraste con la realidad

El gobierno de Sánchez no quiere siquiera dejar un fleco suelto en ese discurso ideológico irreal que ha estado construyendo en torno al dogma multiculturalista. Que un inmigrante haya salido terrorista no significa que todos los sean, pero para la izquierda no puede serlo ninguno, de la misma forma que la dictadura de Stalin era incapaz de admitir la existencia de crímenes en la sociedad soviética, ya que tal cosa era propia de sociedades burguesas y no del paraíso comunista.

La izquierda se ha inventado un mundo de buenos y malos, en el que la gente acaba situada en uno y otro grupo no por sus actos, sino por su condición: hombres malos, mujeres buenas; cristianos malos, musulmanes buenos; heteros malos, LGTB buenos… Por eso la izquierda siempre enmudece cuando una mujer, un musulmán o un gay cometen un crimen. Forman parte de su clientela de “oprimidos” y en los cánones socialistas y comunistas no cabe la posibilidad de que algunos de esos “oprimidos” sean malas personas. No importa que sean la excepción. Todo el discurso identitario de la izquierda se iría a hacer puñetas si admite una sola excepción a su absurda visión de la sociedad. La pregunta que deben hacerse muchos es: ¿qué clase de ideología es ésa que para mantener su hegemonía sobre la sociedad está dispuesta a tapar cualquier hecho que la contradiga? Eso es fanatismo puro y duro, y el más claro indicador de una mentira que no resiste ni el más leve contraste con la realidad.

Foto: Efe.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alejandro

    Gracias Elintir.
    Cuando leí la noticia, hablaban de que el marroquí estaba herido de muerte y que ese había sido el motivo de que perdiera el control del vehículo y se estrellara contra la gente.
    Y ahora resulta que es un atentado terrorista.
    No ha salido en ningún telediario nacional ni regional.
    Increíble.

  2. Ginés Ladrón de Guevara

    ¿Que qué clase de ideología es esta? Fácil, la de la mentira sistemática. El socialismo.

  3. Can Cerbero

    ¿Os imaginais que hubiese existido semejante silencio cuando el atentado del camión en Barcelona?
    El escandalo sería monumental. Pero no me extrañaría que algún día pase algo mucho más grave y ni nos enteremos.

  4. Cos

    Se dice implicitamente en su artículo, pero habría que resaltar que otro motivo para ocultar el origen yihadista del atentado es el de no vincular al Islam con el terrorismo. Eso va contra la promoción del Islam que practican.

  5. Lugareño

    Elentir, lo has clavado.
    La izmierda siempre es igual: si eres del bando de enfrente, entonces TOOOODOS somos malísimos, sin excepción. Por ejemplo, para ellos no ha existido, ni existirá, un solo franquista o católico bueno. Pero si uno de ellos es un criminal o similar, entonces a ocultarlo, disimularlo o defenderlo. O decir, si no les queda más remedio, que la culpa es de la sociedad. O que estaba loco. O que era un infiltrado de la derecha fascista. En fin… A ver si nos dejamos ya de una vez de aguantar estas imbecilidades, y a la izmierda, cuando diga estas estupideces, la ponemos en su sitio. Ya está bien de complejos. (Gracias, PPOE).

  6. wladimir

    es verdad….

    ah…yo siempre sospeche de este accidente…desde el principio me parecio mas que un accidente,un ataque al estilo de los lobos solitarios juhadistas,seguidores del estado islamico….en pos de la multiculturalidad y la hermandad entre los diversos pueblos…para los social-progres hay que cuidar a los hermanos musulmanes…

    no vayan ahora los ultraderechistas y fachas a atacar a los pobres islamistas…total entre socialistas e islamistas se entienden….

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.