El avión dispone de dos bodegas con capacidad para 23.000 kilos de armas

Así son por dentro las bodegas de armas rotativas del bombardero furtivo B-2 Spirit

El Northrop Grumman B-2 Spirit, además de ser el avión más caro de la historia de la aviación, es sin duda uno de los más singulares.

Así es el proceso de carga de misiles ‘sigilosos’ AGM-158 JASSM en un bombardero B-1B Lancer
‘Bomber Task Force España’: espectaculares fotos de un B-52 volando con EF-18 españoles

Diseñado sin derivas y con forma de ala gigante para reducir su eco de radar, este bombardero furtivo está equipado con dos bodegas de armas situadas entre los motores. Estas bodegas pueden cargar hasta 23.000 kilos de varios tipos de armas, con diversas configuraciones que utilizan dos tipos de soportes: el BRA (Bomb Rack Assembly), un soporte vertical para bombas de caída libre (similar a los usados por los bombarderos de la Segunda Guerra Mundial), y el RLA (Rotary Launcher Assembly), un lanzador rotativo similar a los usados por los B-52 y B-1B para cargar armas nucleares, tanto bombas como misiles de crucero.

El canal de Youtube 3D Mil-Tech publicó hace poco un interesante vídeo hecho a ordenador que muestra por dentro estas bodegas de bombas, enseñándonos concretamente cómo funciona el citado lanzador rotativo. En este caso, el vídeo muestra el lanzador RLA con bombas GBU-31, la denominación de las bombas convencionales de caída libre Mk-84 equipadas con el kit JDAM de Boeing. Se trata de bombas con un peso de 924 kilos. Para que nos hagamos una idea, es casi el peso de un FIAT 500. Cada lanzador rotativo lleva 8 de estos pepinos, 16 en total entre las dos bodegas:

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.