Era oficial del Ejército Polaco y fue la única mujer asesinada en esa masacre

Janina Lewandowska: la historia de la aviadora polaca asesinada por los soviéticos en Katyn

La masacre de Katyn es un famoso crimen de guerra cometido por la URSS. Fueron asesinados 22.000 oficiales polacos. Entre los asesinados había una mujer.

Katyn: las burdas mentiras y el negacionismo comunista sobre la masacre de 22.000 polacos
Marcha de las Sombras: así recuerda Polonia a los asesinados por el comunismo en Katyn

La hija de un general polaco que luchó contra los bolcheviques

El 22 de abril de 1908, en Járkov (la actual Ucrania), nació una niña en el seno de una familia polaca: Janina Antonina Dowbor-Muśnicka, hija de Józef Dowbor-Muśnicki y de Agnieszka Korsuńska. Por entonces, Polonia aún no había reaparecido en los mapas. El país seguía repartido entre Rusia, Alemania y el Imperio Austrohúngaro, y muchos polacos se vieron repartidos entre esas tres potencias y sus respectivos ejércitos. El padre de Janina era un oficial polaco del Ejército Ruso. Un mes y medio antes del nacimiento de su hija había sido asignado al 10º Cuerpo de Ejército, cuyo cuartel estaba en Járkov.

Józef Dowbor-Muśnicki, teniente general del Ejército Polaco, en una foto tomada en la década de 1920 (Fuente: Archiwa Państwowe).

Janina tenía dos hermanos varones, Giedymin y Olgierd, y una hermana menor, Agnieszka. En su hogar se cultivaba el patriotismo, el respeto por las tradiciones, el amor por la música -fruto de la influencia de su madre, que tenía un gran talento musical- y una disciplina marcadamente militar. La familia estuvo marcada por la carrera militar de Józef. En 1914 se vio inmerso en la Primera Guerra Mundial, y tras la revolución rusa en 1917, se sumó al Comité Militar Supremo Polaco de Petrogrado, y participó en combates contra el Ejército Rojo en 1918. En el verano de ese año, la familia se instaló en Lusów, y al año siguiente, ya tras la independencia de Polonia, Józef se sumó al Levantamiento de la Gran Polonia y participó en la Guerra Polaco-Soviética de 1919-1921.

El padre de Janina, Józef Dowbor-Muśnicki, con su asposa Agnieska, su hijo mayor Giedymin (de traje), su segundo hijo, Olgierd (con uniforme) y Janina, con un vestido blanco y un lazo en la cabeza. Falta la hermana pequeña, Agnieska, que nació el 7 de septiembre de 1919, por lo que esta foto debe ser anterior a esa fecha (Fuente: Muzeum Powstańców Wielkopolskich w Lusowie / Sportowcydlaniepodleglej.pl).

De la pasión por la música a la pasión por la aviación

En agosto de 1920, cuando Janina tenía 12 años, falleció su madre de tuberculosis. Para entonces ya había logrado transmitir a su hija su pasión por la música. Estudió en un conservatorio y aprendió canto por su cuenta, y al finalizar sus estudios quiso ser cantante. Dos razones la llevaron a apartarse de ese mundo: la primera fue su escasa habilidad para el canto, que no le permitieron tener éxito en los escenarios, y la segunda fue la desaprobación de su padre, que no veía con buenos ojos que la hija de un alto mando del Ejército Polaco (por entonces Józef era ya teniente general) fuese cantante. Por ello, Janina empezó a trabajar como telegrafista en la oficina de correos municipal.

Ya de joven, cuando estudiaba secundaria, Janina comenzó a interesarse por la aviación, viendo los aviones del 3er Regimiento Aéreo que tenía su base en Poznań. Su hermano mayor, Olgierd, oficial del ese Regimiento, también influyó en esa afición por los aviones, que fue aceptada con alegría por su padre, pues eso la animó definitivamente a abandonar la música.

Janina empezó por los planeadores. Se hizo miembro del Aero Club de Poznań y después se graduó como piloto de planeadores en Rzadków y en Bezniechowa, y más tarde como radiotelegrafista. Fue el inicio de una carrera dedicada a la aviación, que la acabaría convirtiendo en una mujer pionera para su época. Cuando tenía 20 años, Janina se convirtió en la primera mujer de Europa en saltar en paracaídas a una altura de 5.000 metros.

Janina Dowbor-Muśnicka con uniforme de piloto (Fuente: Instytut Pamięci Narodowej).

El fallecimiento de su padre y de su segundo hermano

En 1934, el padre de Janina reunió a sus hijos en Lusów, para hacer testamento. Legó la casa familiar de Lusów a la hermana pequeña, Agnieska, con la aprobación de Janina, que no estaba interesada en gestionar la vivienda y estaba más centrada en la aviación.

Llevada por su pasión por volar, Janina hizo cursos de aviación en Dęblin y Lviv. En 1935 empezó a volar en monomotores RWD-8 en el Aero Club de Poznań. En 1936 se graduó en la Escuela Superior de Pilotaje de Poznań, hizo una formación complementaria en Leópolis y un curso de radiotelegrafía en Dęblin, haciendo otro curso complementario de radiotelegrafía Leópolis en 1937. El 26 de octubre de 1937 murió su padre en Batorowo. Su hermano Giedymin, había emigrado a Francia en la década de 1920 (falleció allí en 1966, siendo enterrado en Toulouse). Su segundo hermano, Olgierd, se suicidó en Poznań en 1938.

Janina junto a un planeador en la década de 1930 (Fuente: Muzeum Powstańców Wielkopolskich w Lusowie).

Su encuentro con Mieczysław Lewandowski y su boda

Janina era alta y atlética, valiente e independiente. Fue una mujer poco habitual en su época, y no sólo por su afición al vuelo, sino también porque combinaba su labor profesional con tareas más típicamente femeninas. Diseñó y cosió su propia ropa muchas veces, le gustaba cocinar, y era aficionada a la jardinería y a los deportes. Le gustaba montar a caballo, nadar y esquiar en invierno.

Significativamente, el amor de su vida llegó de la mano de la aviación. En 1936, en durante una exhibición de planeadores en Tęgoborz, conoció a un instructor de vuelo, Mieczysław Lewandowski, natural de Cracovia y 10 años mayor que ella. Fue el inició de una amistad que les llevó a casarse por lo civil el 10 de junio de 1939 en Poznań, celebrándose la boda por la Iglesia en Tęgoborz. Ella adoptó el nombre de casada de Janina Lewandowska.

Janina Dowbor-Muśnicka el día de su boda con el Teniente Mieczysław Lewandowski, aviador como ella (Fuente: Muzeum Lotnictwa Polskiego).

La Segunda Guerra Mundial y el alistamiento de Janina

Tras la muerte de sus padres y de uno de sus hermanos, parecía que aquello podía ser el comienzo de una vida feliz para Janina, pero la felicidad no duró mucho. El 1 de septiembre de 1939, Alemania y Eslovaquia invadieron Polonia. Janina, que era oficial en la reserva -como muchos otros pilotos civiles polacos-, se alistó como voluntaria en el 3er Regimiento de Aviación Militar de Poznań, la misma unidad cuyos aviones le habían infundido de joven la pasión por volar. Poznań estaba por entonces en la zona occidental de Polonia.

El 3 de septiembre, Janina y sus compañeros de Regimiento fueron evacuados en tren hacia el este. La aviadora llevaba uniforme con el rango de subteniente y portaba dos pistolas que habían pertenecido a su padre. El tren se detuvo debido a daños en las vías, y Janina y sus compañeros tuvieron que continuar a pie hasta Września, escondiéndose de día en los bosques y marchando de noche. Lograron coger otro tren que les llevó a Lublin el 8 de septiembre, y más tarde a Trawniki, Buczacz y finalmente a Kopiczyńce. Después continuaron a pie hacia el sur. Cuando el Ejército Rojo cruzó las fronteras orientales de la República de Polonia el 17 de septiembre, la unidad en la que se encontraba Janina recibió la orden de dirigirse hacia la frontera con Rumanía, con el fin de salir del país para continuar la lucha en Francia.

Janina con su marido, junto a un planeador (Fuente: Muzeum Powstańców Wielkopolskich w Lusowie / Natemat.pl).

Varios amigos animaron a Janina a huir hacia Hungría e incluso le ofrecieron un asiento en un vehículo capturado, pero ella lo rechazó. Parte del personal del 3er Regimiento Aéreo logró llegar a Hungría y Rumanía. Sus miembros continuaron la lucha en escuadrones polacos de la RAF en el Reino Unido. El 22 de septiembre, Janina fue capturada por los soviéticos en Husiatyn. Como Janina era subteniente, fue llevada lejos del resto de prisioneros junto a los demás oficiales polacos a bordo de una ambulancia polaca capturada por los soviéticos. La URSS no había firmado la Convención de Ginebra de 1927, por lo que los prisioneros polacos quedaron a cargo del NKVD, la policía secreta de Stalin y equivalente de la Gestapo alemana.

Una mujer valiente en el campo de prisioneros de Kozielsk

Primero enviaron a Janina a Ostashkov y después a Kozielsk. Uno de los prisioneros de este último campamento anotó en su diario el 7 de febrero de 1940: “Hay una aviadora en el campamento. Una mujer valiente. Por cuarto mes, ha estado soportando todas las dificultades e inconvenientes del cautiverio con nosotros”. Ante sus captores soviéticos dio una fecha de nacimiento falsa, ocultó su matrimonio y cambió el nombre de su padre, ya que él había sido un militar famoso que había luchado contra los bolcheviques y Janina sabía que si el NKVD se enteraba, la asesinarían de inmediato.

Janina en una foto tomada en 1932 (Fuente: Archiwa Państwowe).

En Kozielsk, Janina tenía una pequeña habitación separada del resto de prisioneros. La llamaban irónicamente “Bristol” y era básicamente un armario debajo de unas escaleras. Su valor y perseverancia le hizo ganarse el respeto de sus compañeros. Así mismo, en el campamento de prisioneros, Janina ayudó al capellán a hornear hostias para los servicios religiosos secretos oficiados para los oficiales polacos, unos servicios que eran perseguidos por el NKVD. Vestida con un uniforme masculino de aviador, ella ayudó a organizar la vida religiosa del campamento, que a fin de cuentas era una forma de elevar la moral de sus compañeros de cautiverio.

La masacre de Katyn y su último cumpleaños

Las deportaciones del campamento de Kozielsk empezaron el 3 de abril de 1940. Al igual que otros muchos oficiales del Ejército Polaco, Janina fue subida a un camión el 20 de abril de 1940. Su nombre figura en la lista prisioneros número 0401 del campo de Kozielsk enviados al bosque de Katyn. Ella figura con el número 53 en esa “lista de la muerte”. Los soviéticos la asesinaron de un tiro en la nuca el 22 de abril de 1940, el mismo día en que ella cumplía 32 años. Fue la única mujer asesinada en la la masacre de Katyn.

“Marcha de las Sombras” celebrada en Varsovia el 19 de septiembre de 2021 en memoria de los mártires de Katyn. En estas marchas, entre los recreadores que representan a los oficiales polacos asesinados por los soviéticos en esa masacre, siempre hay una mujer de uniforme representando a Janina Lewandowska (Fuente: Instytut Pamięci Narodowej).

En 1943, los alemanes descubrieron su cadáver entre los demás asesinados en esa matanza y se lo comunicaron a los periodistas que acudieron al lugar. Sin embargo, encontrar una mujer con uniforme militar resultó ser un hecho incómodo para ellos, pues no podían explicar qué hacía allí y temían que eso pudiese tener un efecto negativo en la difusión de la masacre, por lo que Janina fue omitida de las listas de asesinados en Katyn publicadas por los alemanes, de modo que durante más de medio siglo se la consideró legalmente una persona desaparecida.

Durante la exhumación, el cráneo de Janina fue retirado por Gerhard Buchtz junto con los cráneos de otros oficiales polacos. El cráneo de la única mujer asesinada en Katyn fue marcado con la referencia V-13 y fue visto en el laboratorio de Smolensk en 1943 por el Docto Marian Wodzyński, miembro de la delegación de la Cruz Roja Polaca. Los cráneos llegaron al Instituto de Medicina Forense en Wrocław en 1943, donde sirvieron como material de referencia para los estudiantes. Una vez acabada la guerra, la Oficina de Seguridad de la dictadura comunista intentó eliminar todos los rastros de la masacre de Katyn, pero los cráneos fueron escondidos en el Departamento de Medicina Forense hasta 2003.

Moneda conmemorativa dedicada por Polonia a Janina Lewandowska (izquierda) y a su hermana Agnieszka Dowbor-Muśnicka (Fuente: Muzeum Powstańców Wielkopolskich w Lusowie / Muzeum-Niepodleglosci.pl).

La identificación de los restos de Janina Lewandowska

Después de la guerra, el profesor Bolesław Popielski conocía perfectamente el origen de estos cráneos, pues tenían orificios de entrada correspondientes a balas de calibre 7,65 utilizadas por la NKVD en 1940. El cráneo de Janina fue identificado en mayo de 2005, y el 4 de noviembre de ese año, fue sepultado con honores militares en una urna especial en la tumba de la familia Dowbor-Muśnicki, en el cementerio de Lusów.

En 2007, la Sociedad Memorial del General Józef Dowbór-Muścicki en Lusów envió una solicitud al Ministro de Defensa Nacional, Bogdan Klich, para la concesión póstuma del grado de teniente a Janina Lewandowska. La solicitud fue apoyada y ese mismo año, durante la celebración del Día de la Independencia en Varsovia, el entonces presidente de Polonia, Lech Kaczyński, leyó la promoción de los caídos en Katyn, incluida la única mujer: Janina Lewandowska.

Mieczysław Lewandowski, el marido de Janina, en 1943, cuando volaba con el 307º Escuadrón Polaco de la RAF (Fuente: Polish Squadrons Remembered).

El marido de Janina murió sin saber qué le había ocurrido a su esposa

El marido de Janina, Mieczysław, tenía el rango de coronel cuando empezó la guerra. El 3 de septiembre de 1939 llegó a Poznań para llevarse a su esposa. Casi se cruzó con ella. Al llegar a su casa, le dijeron que se había marchado a la estación de tren. Cuando Mieczysław llegó a la estación, el tren de Janina acaba de arrancar. Ese minuto fatídico les separó para siempre: no la volvió a ver.

Mieczysław llegó a Francia junto con otros pilotos polacos para continuar la lucha contra los alemanes. Luego llegó a Gran Bretaña, donde participó en la Batalla de Inglaterra volando con el 307º Escuadrón Polaco de Caza de la RAF, y más tarde en el 305º Escuadrón de Bombarderos. Tras la guerra, como otros muchos pilotos polacos, se vio empujado al exilio y permaneció en Gran Bretaña. Durante muchos años estuvo buscando a su esposa. Falleció en 1964, con 72 años de edad, sin saber qué le había ocurrido a Janina, por entonces declarada desaparecida.

Agnieszka Dowbor-Muśnicka, hermana de Janina, se unió a la resistencia polaca en 1939 y fue asesinada por los alemanes en Palmiry el 21 de junio de 1940, dos meses después del asesinato de su hermana en Katyn a manos de los soviéticos (Fuente: Muzeum Powstańców Wielkopolskich w Lusowie / Muzeum-Niepodleglosci.pl).

El asesinato de la hermana de Janina a manos de los alemanes

Al haber sido hecha prisionera, Janina no llegó a conocer el destino de su hermana menor, Agnieszka. Perseguida por la Gestapo, se unió a la resistencia polaca en 1939 a la edad de 20 años, formando parte de la Organizacji Wojskowej “Wilki” (Organización Militar “Lobos”). El 25 de abril de 1940 fue hecha prisionera por los alemanes y llevada a un campo de prisioneros en Palmiry, donde fue asesinada el 21 de junio de 1940, dos meses después del asesinato de su hermana en Katyn. Dedico esta entrada a Janina y a Agnieszka, víctimas de los dos regímenes totalitarios que invadieron y se repartieron Polonia en 1939.

Cześć ich pamięci!
¡Honor a su memoria!

La lápida que recuerda a Agnieszka Dowbor-Muśnicka y a sus hijas Janina (asesinada en Katyn por los soviéticos) y Agnieszka (asesinada por los alemanes en Palmiry) en el panteón de la familia Dowbor-Muśnicki en el cementerio de Lusów (Fuente: MOs810 / Wikimedia).

Bibliografía:

Foto principal: Instytut Pamięci Narodowej. Janina Lewandowska con uniforme de piloto.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. wladimir

    definitvamente…

    esta aviadora es una verdadera heroina y un simbolo de la valentia y resitencia Polaca…su historia personal es un ejemplo de valentia y sacrificio….

    Viva Polonia…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.