Sus fondos incluyen un bombardero CASA 2111 y un trimotor CASA 352

Dos veteranos aviones españoles que están almacenados en el Museo de la USAF en EEUU

El año pasado pudimos ver los aviones expuestos en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), uno de los mayores de su tipo.

Una magnífica visita volando en dron por el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de EEUU
Preciosa exhibición de un Buchón: la versión española del Bf-109 con un motor de Spitfire

Situado en la Base Aérea de Wright-Patterson, en Riverside (Ohio), es hoy en día el museo de aviación más antiguo que existe. Dispone de cuatro hangares con más de 360 aeronaves, pero no todas sus piezas están aún expuestas. Algunos aviones aún están en el Hangar de Almacenamiento, mientras se encuentran en proceso de restauración. Hace unos días, el Museo Nacional de la USAF mostró las joyas de la aviación que tiene en ese hangar:

En el vídeo se pueden ver aviones relativamente modernos, como un General Dynamics/Grumman EF-111A Raven (dedicado a guerra electrónica), y un caza supersónico Mikoyan-Gurevich MiG-25 que perteneció a la Fuerza Aérea Iraquí, además de un Learjet C-21A de la USAF (el 40064) que llegó al Museo en 2013, con el fin de ser expuesto en su Galería de Guerra del Sudeste Asiático.

También hay aparatos más antiguos, como un bombardero CASA 2111, la versión española del Heinkel He-111 alemán de la Segunda Guerra Mundial (las dos fotos que podéis ver junto a este párrafo son de ese avión, publicadas en la web del Museo). El aparato fue donado por el Ejército del Aire de España y que originalmente llevó la matrícula B.2I-29. Actualmente, este avión descansa en el Hangar de Almacenamiento con las alas desmontadas y en un estado penoso…

Ese CASA 2111 no es el único avión fabricado en España que descansa en ese hangar. Hay otro más: un trimotor CASA 352L, versión española del Junkers Ju-52, en este caso decorado como un avión de la Luftwaffe alemana de la Segunda Guerra Mundial, decoración que nunca llevó estando en activo.

Este avión fue donado por el régimen de Franco al Museo en 1971. Sirvió en el Ejército del Aire de España con la matrícula T.2B-244. No es el único CASA 352 en un museo extranjero: hay otros en el Museo Nacional del Aire y del Espacio en Chantilly, Virginia (EEUU), en el Museo de la RAF en Cosford (Reino Unido), en el Välkommen till Svedinos Bil- och Flygmuseum (Suecia), en el Museo de la Aviación de Winnipeg (Canadá) y en cinco museos aeronáuticos alemanes (Munich, Hermeskei, Sinsheim, Speyer y Sinsheim).

Si queréis ver uno más cerca y con la escarapela española, lo tenéis en el Museo del Aire de Cuatro Vientos. También podéis ver allí un CASA 2111 con la decoración que lució en nuestro Ejército del Aire.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante…

    estos aviones,el bombardero CASA 2111 y el trimotor CASA 352L dado que se derivaron del Heinkel He 111 y el Junkers Ju 52 generalmente en otros paises para efectos historicos (asi como ocurre con el Buchon,un derivado del Me Bf 109) se adaptan y modifican como si hubieran sido alemanes…

    siendo una alternativa accesible de poseer aviones historicos germanos,evitando asi una dificultosa busqueda arquelogica….

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.

La invasión ordenada por Putin e iniciada el 24 de febrero cumple hoy ya tres meses. Un buen momento para hacer un balance de lo ocurrido hasta ahora.

La invasión rusa de Ucrania está siendo el escenario de un uso cada vez más extendido de vehículos aéreos no tripulados (UAV) por parte de ambos bandos.

Este pasado fin de semana se celebró en Francia el “Meeting de l’Air” de la Base Aérea 709 de Cognac-Châteaubernard, que registró un serio incidente.

Estados Unidos es uno de los países que más invierte en defensa, y en su territorio hay multitud de bases militares, algunas de ellas ya abandonadas.

Hay hazañas bélicas que demuestran hasta qué punto es valioso el hecho de tener un comandante hábil y muy motivado frente a una invasión de su país.

Uno de los hechos más sorprendentes de la invasión rusa de Ucrania es la enorme cantidad de vehículos que los ucranianos están capturando a los invasores.