Hizo frente en solitario a toda una columna de alemanes durante una ofensiva

Aníbal Milhais: la gran hazaña de un soldado portugués durante la Primera Guerra Mundial

Aunque al iniciarse la Gran Guerra Portugal era un país neutral, los combates entre alemanes y portugueses en África precipitaron su entrada en la contienda.

Unas imágenes de combate real de soldados portugueses en la República Centroafricana
Así fue el mayor desfile militar hecho en Portugal en los últimos cien años

En marzo de 1916, Alemania declaró la guerra a Portugal y este país, tradicional aliado del Reino Unido, inició una movilización que llegó a reunir a casi 200.000 soldados en el teatro de operaciones europeo y en el africano. Durante la guerra cayeron en combate unos 12.000 soldados portugueses, siendo la última contienda que libró Portugal hasta los conflictos coloniales que afrontó en Angola, Mozambique, y Guinea-Bisáu ya bien entrada la segunda mitad del siglo XX.

Durante la Gran Guerra, hubo un soldado portugués que destacó por su heroísmo: Aníbal Augusto Milhais. En abril de 1918, este soldado de 22 años y origen humilde se vio inmerso en la Batalla de La Lys, en el norte de Francia, formando parte de la 2ª División del Cuerpo Expedicionario Portugués. Allí, armado con su “Luísa” -como llamaban los soldados portugueses a la ametralladora británica Lewis- hizo frente en solitario a toda una columna de alemanes, permitiendo a soldados portugueses y británicos ponerse a cubierto en la retaguardia ante una ofensiva enemiga.

Ante el avance alemán, Milhais acabó viéndose solo en la retaguardia enemiga durante cuatro días, hasta que vio a un médico militar escocés que estaba a punto de morir ahogado en un pantano. Le salvó la vida y consiguió llevarle hasta las líneas aliadas. Fue el médico escocés el primero en dar noticia de las hazañas del soldado luso. Al enterarse de ello, un comandante portugués le dijo: “Tu és Milhais, mas vales Milhões” (Tú eres Milhais, pero vales millones), por lo que desde entonces se le conoce en Portugal como el “Soldado Milhões” (Soldado Millones).

Al conocerse los hechos, Milhais recibió varias condecoraciones notables, entre ellas la de Caballero de la Antigua y Muy Noble Orden Militar de la Torre y la Espada, fundada en 1459 y que es la más alta condecoración de Portugal. Milhais fue el único soldado portugués que la recibió en esa guerra. Francia también le nombró Caballero de la Orden Nacional de la Legión de Honor, y Bélgica le otorgó la Medalla de Oro de la Orden de Leopoldo II. En 1924 el Parlamento portugués rebautizó su localidad natal de Valongo, en el norte del país, que desde entonces pasó a llamarse Valongo de Milhais.

Hoy el canal de Youtube Yarnhub ha publicado un excelente vídeo elaborado a ordenador recreando la gran hazaña del soldado Milhais. El vídeo está en inglés, pero ha sido publicado con subtítulos en español:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante….

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

El P-51 Mustang es uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y también uno de los mejores que hubo en aquellos años.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la URSS fue conocida por emplear a sus tropas como simple carne de cañón, enviándolas al frente incluso sin armas.

El pasado fin de semana, el Puerto de Vigo recibió la visita de un visitante poco habitual por estas cosas: el Servicio Naval de la República de Irlanda.

Durante los años de la Guerra Fría, mucha gente vivió con temor el posible estallido de una guerra nuclear, pero no se descuidó la guerra convencional.

Con motivo de la invasión rusa de Ucrania se está volviendo a debatir sobre la utilidad de los tanques en la guerra convencional moderna.

Aquí hemos visto muchas veces exploraciones de sitios que fueron escenarios de batallas hace años, pero nunca un lugar de un país que aún está en guerra.

El material militar entregado por otros países a Ucrania continúa llegando a ese país para contribuir a su defensa frente a la invasión rusa.