El buque encara su prueba sobre amarras, paso previo a las pruebas de mar

Imágenes del submarino español ‘Isaac Peral’ en una importante fase de su puesta a punto

El nuevo submarino de la Armada Española, el “Isaac Peral” S-81, continúa con su preparación para ser alistado tras su puesta a flote en mayo de 2021.

La impresionante salida del nuevo submarino español ‘Isaac Peral’ de su grada en Cartagena
El submarino español ‘Isaac Peral’ S-81 ya está en el agua: así ha sido su puesta a flote

Según ha informado Navantia, este lunes 17 de enero el S-81 fue trasladado desde el muelle de armamento de Cartagena a la fosa del Syncrolift, la plataforma elevadora de buques que poseee Navantia Reparaciones en esa ciudad, donde se llevarán a cabo en los próximos días las pruebas sobre amarras. La prueba sobre amarras es un importante hito de seguridad, señala Navantia.

El astillero español apunta que en esta prueba se comprueba el funcionamiento de la propulsión y línea de ejes del submarino, enviando al motor eléctrico principal órdenes que harán girar la hélice, verificando la correcta actividad de todos los sistemas”. Navantia añade que esta prueba se lleva a cabo “tras superar los primeros cinco hitos de seguridad”:

  • Embarque de baterías.
  • Puesta en tensión eléctrica.
  • Puesta a flote.
  • Arranque de los diésel generadores.
  • Carga de baterías mediante los diésel.

Esta prueba sobre amarras, en la que se verifica el funcionamiento de la propulsión del submarino, forma parte de las pruebas en el muelle, que son precedidas de pruebas de equipos y servicios (que sirven para verificar la estanqueidad del buque) y las pruebas de taller (en las que se verifica el funcionamiento de los motores y equipos auxiliares). La siguiente fase serán las pruebas de mar, que está previsto iniciar en marzo y en las que el S-81 llevará a cabo sus primeras inmersiones. Hoy Navantia ha publicado un vídeo del traslado del S-81 a la fosa del Syncrolift, en el que se observa la vela del submarino rodeada con un andamio:

El S-81 será el cuarto submarino español que lleve el nombre de Isaac Peral. El buque tiene una eslora de 80,81 metros, siendo el mayor que la última clase de submarinos de la Armada Española, la clase Galerna (cuya eslora era 67,57 metros). Además, el S-81 mide 11,68 metros de manga y 13,69 metros de puntal, con un diámetro de 7,3 metros y un desplazamiento en superficie de 2.695 toneladas. Está previsto que pueda alcanzar una velocidad de 19 nudos con una autonomía de 50 días. Irá equipado con seis tubos lanzatorpedos y su entrega a la Armada Española está prevista para febrero de 2023.

El “Isaac Peral” será el primero de cuatro submarinos de su clase. El segundo se llamará “Narciso Monturiol” S-82 y se entregará a la Armada en diciembre 2024. El tercero, el “Cosme García” S-83, se entregará en octubre de 2026, y el cuarto, el “Mateo García de los Reyes” S-84, en febrero de 2028.

Actualmente, la Armada Española sólo tiene dos submarinos en activo: el “Galerna” S-71, que pasó el año pasado su quinta gran carena con el fin de extender su vida operativa otros tres años, y el “Tramontana” S-74, cuya baja estaba prevista para mediados de 2022, si bien la Armada decidió hace un mes iniciar este mes de febrero los trabajos necesarios para extender su vida operativa un año más, a fin de que su baja coincida con el alta del S-81 en la Lista Oficial de Buques de la Armada (LOBA).

+ ACTUALIZADO 19.1.2022 19:48h: Navantia ha publicado un nuevo vídeo de la prueba de propulsión sobre amarras: “La prueba sobre amarras permite verificar el funcionamiento de la propulsión y la línea de ejes con el submarino amarrado al muelle y con alimentación autónoma desde sus baterías. Para ello se realizan comprobaciones, tanto en local como en remoto, desde el Sistema Integrado de Control de Plataforma (SICP) y también, tanto en modo normal de funcionamiento como de emergencia, verificándose que la propulsión responde a todas las órdenes enviadas y que todas las señalizaciones son correctas”.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

El P-51 Mustang es uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y también uno de los mejores que hubo en aquellos años.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la URSS fue conocida por emplear a sus tropas como simple carne de cañón, enviándolas al frente incluso sin armas.

El pasado fin de semana, el Puerto de Vigo recibió la visita de un visitante poco habitual por estas cosas: el Servicio Naval de la República de Irlanda.

Durante los años de la Guerra Fría, mucha gente vivió con temor el posible estallido de una guerra nuclear, pero no se descuidó la guerra convencional.

Con motivo de la invasión rusa de Ucrania se está volviendo a debatir sobre la utilidad de los tanques en la guerra convencional moderna.

Aquí hemos visto muchas veces exploraciones de sitios que fueron escenarios de batallas hace años, pero nunca un lugar de un país que aún está en guerra.

El material militar entregado por otros países a Ucrania continúa llegando a ese país para contribuir a su defensa frente a la invasión rusa.