El militar israelí Zvi Gringold recibió la Medalla del Valor por aquella hazaña

La historia de un teniente que destruyó más de 20 tanques enemigos en 30 horas

Hay hazañas bélicas que demuestran hasta qué punto es valioso el hecho de tener un comandante hábil y muy motivado frente a una invasión de su país.

La historia del soldado finlandés Simo Häyhä: el francotirador más letal de todos los tiempos
El avión fantasma P-40 de Mindanao: la historia de un gran misterio de la SGM

El 6 de octubre de 1973, aprovechando el Yom Kippur (el Día del Perdón, la fiesta más sagrada del judaísmo), una coalición de países árabes encabezada por Egipto y Siria invadió Israel por la Península del Sinaí y los Altos del Golán. En este último lugar estaba destinado el Teniente Zvika Greengold, nacido en un kibbutz fundado en Israel por supervivientes de la resistencia judía contra el nazismo.

Con sólo 21 años de edad, Zvika logró reunir dos tanques Centurion de fabricación británica, recién reparados, y se dirigió al frente con ellos, para oponer resistencia a una columna acorazada de la 51ª Brigada Independiente de Tanques del Ejército Sirio, formada por tanques T-55 de fabricación soviética. Aprovechando la ventaja táctica que le ofrecía el terreno, Zvika logró destruir 10 tanques enemigos, haciendo creer a los sirios que se enfrentaban a una fuerza mucho mayor, por lo que se batieron en retirada.

Cuadro “Force Zvika” de Howard Gerrard, representando la hazaña del Teniente Zvika Greengold durante la Guerra del Yom Kippur.

Tras perder uno de los dos tanques de los que disponía, Zvika continuó luchando hasta encontrar una columna acorazada israelí dirigida por el Teniente Coronel Uzi Mor, a la que se unió. La fuerza israelí sufrió graves pérdidas. Zvika resultó herido. El conductor de su tanque murió. A pesar de sus heridas, el joven teniente continuó combatiendo, aprovechando los tanques aún operativos que logró encontrar, y haciendo frente incansablemente a tanques T-55 y T-62 sirios que le superaban en número.

Zvika se mantuvo luchando cuando el resto de los tanques israelíes ya habían sido dañados o destruidos y sólo quedaba el suyo. Se confirmaron al menos 20 tanques destruidos por este bravo teniente, aunque algunas fuentes le atribuyen la destrucción de hasta 40 o 60 tanques enemigos, en una acción que duró casi 30 horas y que dejó al oficial israelí exhausto, teniendo que ser hospitalizado después de esa encarnizada lucha.

Lámina de David Bocquelet que muestra el tanque Centurion Mark V con el que combatió el Teniente Zvika Greengold en la Guerra del Yom Kippur.

Por su hazaña, Zvika recibió la Itur Hagvura (Medalla del Valor), la más alta condecoración de las Fuerzas de Defensa de Israel. En 1974, Zvika fue licenciado con el rango de Capitán. Más tarde se convirtió en un hombre de negocios y llegó a ser alcalde de la ciudad de Ofakim. El pasado 10 de febrero cumplió 70 años. Sigue viviendo Israel, donde está considerado un héroe de guerra.

El siempre interesante canal de Youtube Yarnhub publicó ayer una excelente recreación a ordenador de la hazaña del Teniente Gringold durante la Guerra del Yom Kippur. El vídeo está en inglés pero dispone de subtítulos en español, podéis activarlos en la barra inferior de reproductor:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    sorprendente…

  2. ROKER

    A veces el poseer valor aun careciendo de medios para ganar una batalla, hacen que se gane.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.