Soldados del Segundo Cuerpo Polaco lo compraron a su paso por Irán en 1942

Wojtek: la historia de un oso que fue cabo del Ejército Polaco en la Segunda Guerra Mundial

En muchas guerras, los seres humanos han utilizado animales para todo tipo de misiones. En el Ejército Polaco hubo un oso que fue soldado y llegó a cabo.

Armia Krajowa: la historia del mayor movimiento de resistencia de la SGM
Apel Pamięci: así es la ceremonia del Ejército polaco para honrar a sus caídos por la Patria

Como ya sabéis, la Segunda Guerra Mundial empezó con la invasión de Polonia por parte de la Alemania nazi y la URSS. Decenas de miles de soldados polacos fueron hechos prisioneros por los soviéticos y enviados a Siberia, mientras que 22.000 oficiales polacos fueron asesinados en la masacre de Katyn por orden de Stalin. Cuando Alemania se volvió contra su antiguo aliado e invadió la URSS en junio de 1941, la URSS accedió a formar un cuerpo de ejército con los prisioneros polacos que tenía en su suelo. Ése fue el origen del Segundo Cuerpo Polaco, cuyos miembros, acompañados de sus familias, iniciaron un largo viaje a través de Oriente Medio para unirse a los británicos en el Norte de África.

Ese cuerpo de ejército, comandado por el General Władysław Anders, abandonó la URSS en la primavera de 1942. A su paso por Irán, los soldados polacos encontraron a un niño que llevaba consigo un cachorro de oso pardo huérfano. Irena Bokiewicz, una civil que acompañaba a los soldados polacos, le cogió cariño al oso y convenció a sus compatriotas para que lo comprasen. Unos meses más tarde, el oso quedó bajo el cuidado de los soldados de la 2ª Compañía de Transporte, que decidieron llamarle “Wojtek”, un nombre polaco muy común que significa “guerrero feliz”. El oso acompañó a los soldados polacos hasta Egipto, donde el Segundo Cuerpo Polaco fue asignado a la campaña de Italia.

Cuando llegó la hora de embarcar, los británicos señalaron que las normas de sus buques prohibían las mascotas a bordo, así que Wojtek fue alistado oficialmente en el Ejército Polaco, otorgándosele una cartilla y una paga. Al comprobar sus credenciales, a los británicos no les quedó otro remedio que embarcar al oso, que por entonces ya estaba muy crecido. En esa campaña, la 2ª Compañía de Transporte se convirtió en la 22ª Compañía de Suministro de Artillería, que luchó en la cruenta Batalla de Monte Cassino en 1944.

Al ver a sus camaradas humanos transportando cajas con munición para artillería, Wojtek hizo un gesto como si se ofreciese a ayudar, así que le ataron una al cuerpo y el oso se pasó aquella batalla contribuyendo a su manera en el transporte de municiones, haciéndose tan popular que su Compañía adoptó como emblema la imagen de un oso portando una bala de cañón. Por sus servicios en esa batalla, el oso fue ascendido a cabo, por lo que hoy en día en Polonia se le conoce como “Kapral Wojtek” (Cabo Wojtek).

Al terminar la guerra, muchos soldados que habían luchado en el Segundo Cuerpo Polaco fueron llevados al Reino Unido, viéndose empujados al exilio, debido a que fueron despojados de su nacionalidad por la dictadura comunista impuesta por Stalin en Polonia. Wojtek acabó sus días en el zoológico de Edimburgo, donde a menudo le iban a visitar sus antiguos compañeros del Ejército Polaco. El oso murió en diciembre de 1963, a la edad de 21 años. Hoy en día es una figura muy popular en Polonia, y Varsovia y otras ciudades polacas tienen monumentos en su honor.

El canal de Youtube Yarnhub publicó ayer un vídeo contando, de una forma un tanto libre, la historia de este oso (el vídeo dispone de subtítulos en español):

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    curiosa historia…

    acerca de una singular y admirable mascota….

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.