La campaña conspiranoica que llevó al PSOE a la derrota electoral en 1996

Un indicio de la descomposición del PSOE: Sánchez recupera el ‘sindicato del crimen’

El PSOE demuestra tener muy poca originalidad cada vez que le van mal las cosas. Uno de sus recursos favoritos desde hace muchos años es la conspiranoia.

La tormenta que se avecina sobre Sánchez: reveladoras imágenes de la ejecutiva del PSOE
La denuncia de José Luis Balbín sobre la censura del PSOE en Televisión Española

Sánchez recurre al victimismo y se presenta como víctima de «poderosos»…

Tras el tortazo electoral que se metió su partido en las elecciones andaluzas, Pedro Sánchez ha decidido recurrir a esa conspiranoia con todo descaro. La semana pasada, en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros, Sánchez entonó un discurso victimista en el habló sobre “poderosos” que están contra su gobierno y añadió: “Este es un gobierno molesto para determinados intereses que tienen sus terminales mediáticas y políticas”.

… mientras se dedica a asaltar las instituciones con ayuda del Grupo PRISA

Esta declaración fue un gesto de cinismo de un gobierno que está asaltando todas las instituciones independientes, desde el Tribunal de Cuentas al Tribunal Constitucional, pasando por el INE, la oficina del Defensor del Pueblo e Indra. Y lo hace, además, con el apoyo de uno de los más poderosos conglomerados mediáticos de España: el Grupo PRISA, y mientras utiliza con fines partidistas poderosos medios públicos como TVE, RNE y la agencia Efe, y compra el favor de medios privados con subvenciones millonarias disfrazadas de publicidad institucional, una partida que ha aumentado un 152% durante su mandato.

Las reuniones secretas de Sánchez con un poderoso especulador financiero

Como sabe que hay muchos que se tragan sus mentiras sin rechistar, Sánchez ha acusado hoy a la oposición de estar al servicio de poderes “ocultos”, una retórica que recuerda mucho a la del “contubernio judeomasónico” del franquismo, del que tantas veces se ha reído la izquierda para, finalmente, acabar copiándola. La paradoja es que Pedro Sánchez se ha reunido más veces con el magnate y especulador financiero George Soros que con Pablo Casado cuando era líder de la oposición, y para más inri declaró secretas esas reuniones con el multimillonario húngaro, para que sepamos de qué habló con un personaje que es conocido por utilizar su enorme fortuna para promover a políticos afines.

Es más: cuando viajó a Nueva York, Sánchez se reunió con los principales bancos y fondos de inversión, entre ellos el de Soros. Sí, el mismo Sánchez que ahora se pone a usar una cínica y demagógica retórica sobre los “poderosos”, entre los que por supuesto se cuenta él, que es presidente del gobierno y se dedica a abusar de su poder incluso violando derechos fundamentales, como han señalado varias sentencias del Tribunal Constitucional.

El precedente de la situación actual: el felipismo y el ‘Antenicidio’

Hay que decir que este cínico discurso del PSOE no es nuevo. Más aún: que los socialistas se vean empujados a recurrir a esa demagogia es una señal clara de la descomposición del PSOE. Basta con repasar la historia reciente de España para darse cuenta. En nuestro país ya se vivió una historia muy similar a la actual, pero con ribetes aún más siniestros (que incluía un caso de terrorismo de Estado, los GAL, que salpicó de lleno al PSOE). A eso se añadió grandes escándalos de corrupción del PSOE, como el caso Filesa, y una crisis económica agravada por los despilfarros del gobierno de Felipe González. Estos hechos empezaron a amenazar la hegemonía absoluta de la que venía gozando el PSOE.

En esta situación, el Grupo PRISA, afín al PSOE, compró la principal emisora crítica con el gobierno, Antena 3 Radio, para a continuación cerrarla en la primavera de 1994. El gobierno de Felipe González bendijo esa concentración ilegal de medios, del que fue el mayor beneficiario político, al anular a un medio crítico con el ejecutivo. Fue el famoso “Antenicidio”, una operación que el Tribunal Supremo declaró ilegal en 2001, dando dos meses para deshacer la concentración de Antena 3 y la SER. El gobierno de Aznar no quiso cumplir la sentencia y en 2005, después de volver al poder, el PSOE cambió la ley para que PRISA no tuviese que cumplir aquella sentencia. Esto es lo que no te cuentan los mismos sinvergüenzas que ahora nos hablan de “poderes ocultos”.

El PSOE tachó de «sindicato del crimen» a los medios que denunciaban sus casos de corrupción

Después del “Antenicidio”, el periodismo crítico con el gobierno en España se sintió lógicamente amenazado. Lo que había hecho PRISA era claramente una operación política al servicio del PSOE para silenciar a un medio crítico con el gobierno. Después de aquello, en agosto de 1994 se formó la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI), que agrupó a varios periódicos que se negaba a callar sus denuncias sobre los escándalos de corrupción que afectaban al gobierno. Un año antes, el periódico del Grupo PRISA había calificado de “sindicato del crimen” a los periodistas críticos con el gobierno de González. Desde entonces, esa expresión fue utilizada repetidas veces por el PSOE y por sus corifeos mediáticos para criminalizar a la oposición política y los periodistas que no se sometían a los deseos del gobierno socialista.

El vídeo del dóberman: una grosera manipulación que se volvió contra el PSOE

La guinda de aquella campaña conspiranoica fue este vídeo lanzado por el PSOE en las elecciones generales de 1996, asociando a la oposición con un dóberman, con una marioneta, con imágenes en blanco y negro y un sonido estridente y desagradable, en un intento de tapar sus escándalos de corrupción demonizando a sus rivales. Fue una descarada manipulación que provocó polémica y acabó perjudicando al propio PSOE, que acabó perdiendo esas elecciones y abandonando el poder después de 14 años.

Medios afines al PSOE han seguido agitando esa teoría conspirativa

Todavía hoy, en la web del PSOE aún se puede ver un texto señalando con nombre y apellidos a periodistas que no pasaban por el aro del PSOE, tachándolos de “Sindicato del Crimen”, y diciendo que “en alianza con el PP y otros actores, no menos poderosos, se conjuraron para sacar al Socialismo de La Moncloa”. Esta teoría conspirativa del PSOE acabó metiendo en el mismo saco a todos aquellos que denunciaron la corrupción socialista, incluso a los comunistas de Izquierda Unida. Aún en fechas recientes, medios afines al PSOE como La Sexta y El Plural han seguido agitando esa conspiranoia calumniosa contra los que denunciaron la corrupción socialista contra el felipismo.

¿Qué oculta Sánchez para tener que recurrir a esa campaña conspirativa?

Obviamente, con lo del “sindicato del crimen”, el PSOE pretendía que los medios críticos fuesen visto como algo peor que los socialistas implicados en casos de corrupción y en el caso GAL. Y es que para los socialistas no hay peor criminal que el que se atreve a llevarles la contraria y a denunciar sus abusos, aunque el que hace la denuncia lo haga estrictamente dentro de los márgenes de la ley.

Cabe preguntarse qué escándalos trata de esconder ahora Pedro Sánchez para recurrir a esa teoría conspirativa, con la que pretende criminalizar a la oposición política por hacer su labor -que es fiscalizar al gobierno- y a los medios críticos por no someterse a los caprichos del PSOE y de Podemos. Pero sea lo que sea aquello que Sánchez oculta, debería recordar que la campaña conspiranoica iniciada por el PSOE en 1993 no impidió que perdiera las elecciones y saliese del gobierno en 1996, e incluso precipitó ese resultado, al dejar claro que ese partido estaba dispuesto a todo para tapar sus escándalos de corrupción. Visto el discurso que está adoptando Sánchez, está claro que el PSOE, además de ser muy poco original, no aprende de sus errores pasados.

Foto: Efe.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    y ahora resulta que…

    Pedro Sánchez,el jefe supremo del Regimen PSOE-Podemos ahora…recupera el ‘sindicato del crimen’…no sabia de esto…y que mas sabremos de estos despreciables sujetos…en politica no hay sorpresas,sino sorprendidos…pero del Regiem Sanchista siempre cada dia hay algo nuevo….

    El PSOE demuestra tener muy poca originalidad cada vez que le van mal las cosas…es cierto…no lo dudo…ellos son bastante creativos e ingeniosos en esa materia….y ademas es evidente que el PSOE, además de ser muy poco original, no aprende de sus errores pasados…algo muy caracteristico de ellos…esta en su ADN politico….

    de ellos nada me extraña…en el Regimen Sanchista…todo es posible…incluso si uno cree que es imposible..ellos y sus secuaces son capaces de hacerlo materialmente posible,como cualquier regimen socialista…aunque usted no lo crea…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.