Un gobierno socialista censuró su programa porque era un espacio de libertad

La denuncia de José Luis Balbín sobre la censura del PSOE en Televisión Española

Este miércoles falleció uno de los gigantes del periodismo español de las últimas décadas: José Luis Balbín, a los 81 años de edad.

Compra de medios: Sánchez ha aumentado un 152% el gasto en publicidad institucional
Un poder tentador y que corrompe: así usan el Estado para lograr el control de los medios

Un gran programa de debate que resultaba molesto para los socialistas

Balbín era conocido especialmente por el excelente programa “La Clave”, que dirigió primero en Televisión Española y después en Antena 3. Fue, sin duda, uno de los mejores programas de televisión que ha habido en España, en el que se podía hablar de todo y en el que Balbín consiguió reunir, en el mismo estudio, a personas antagónicas para debatir sin los penosos numeritos que se ven hoy en algunas cadenas. La fórmula unía las dos pasiones de Balbín, ya que unía el cine y la actualidad. Primero se emitía una película, y luego los tertulianos debatían sobre ella.

La primera época del programa se inició con la propia transición a la democracia, en 1976, y significativamente acabó en 1985, con un gobierno del PSOE con mayoría absoluta. No fue una casualidad. El programa era un espacio de libertad que molestaba especialmente a los socialistas, porque allí se criticaba al gobierno y su corrupción sin tapujos.

Balbín: «el socialismo, en mis tiempos en TVE, imponía listas negras»

En septiembre de 1986, el propio Balbín denunció la censura del PSOE: Yo afirmo que el socialismo, en mis tiempos en TVE, imponía listas negras. Alonso Puerta es un ejemplo claro, y todo por haber denunciado un caso de corrupción en el Ayuntamiento de Madrid”. Puerta había sido concejal del PSOE hasta su expulsión en 1981 por denunciar contratas ilegales de su propio partido. El Tribunal Supremo acabó dándole la razón. En enero de 1983, TVE censuró la emisión de “La Clave” en el que iba a aparecer Puerta. En 2010, Balbín recordaba lo ocurrido en La Nueva España:

Me pidieron que suspendiera el programa. Me negué y lo suspendieron ellos, pero yo les advertí: “Ese programa acabará saliendo, pero no porque yo lo diga, sino por el follón que se va a armar”. Así fue: páginas y páginas de periódicos, editoriales, discusión en el Parlamento y en consejo de administración de TVE, y a las dos semanas se emitió, y con Alonso Puerta, que es todavía el día de hoy que canta glorias de mí.

La campaña personal del PSOE contra él y el cierre de ‘La Clave’

El periodista añadía: A partir de 1983 empieza la campaña personal contra mí. El PSOE me considera traidor y empiezan a forzar que me vaya. Recordaba, así mismo, lo que decían los periodistas del PSOE que había en TVE: Balbín no es de fiar, no es del partido. Y él comentaba: “No podía serlo, de ningún partido; me podían atribuir lo que quisieran, pero ni mi familia sabe lo que yo voto”.

El cierre del programa en 1985 no fue ninguna casualidad. En 1986 hubo elecciones generales, y el PSOE no quería un programa molesto, aunque se emitiese en el segundo canal de TVE. Además, ese año se convocó el referéndum sobre la OTAN, y el PSOE tenía el papelón de defender el “sí” tras haberse opuesto a la Alianza Atlántica. Balbín comentó en La Nueva España lo que pasó cuando por aquel entonces quiso hacer un programa sobre ese referéndum: Yo ya tenía experiencia de mentiras de Felipe, que me las trasladaba como director de informativos. Llega lo de la OTAN y me dicen que no se puede hacer el debate. “Pero si es una cuestión clave, que va a ir a consulta nacional”. Prohibieron el programa y mandaron a los guardias a que no nos dejaran entrar en los despachos. Al final hicimos el debate en el exterior, en el hotel Palace, y tuvo una repercusión enorme”.

Denunció que los socialistas eran «dogmáticos y torquemadianos»

Balbín señaló ya en 1986, con el PSOE en el gobierno y ejerciendo un poder casi absoluto, que en el franquismo se sabía que la censura era mala, pero ahora se ejerce de modo vergonzante. El felipismo, como el franquismo, paga los servicios a quienes le son fieles”. También reveló que en 1981, un año antes de llegar el PSOE al poder, hubo un pacto: “El pacto con los socialistas en TVE lo hicimos en mi casa Guerra, Calviño Castedo y yo. Consistía sencillamente en hacer una televisión en la que estuviesen representados proporcionalmente todos los partidos.

Sin embargo, tras su llegada al poder, los socialistas no se sentían satisfechos con ese reparto equitativo: “Se pasaban el día quejandose de que les apoyábamos poco en la campaña de las municipales. A su juicio, siempre dábamos poco del PSOE y demasiado de todos los demás“. El periodismo asturiano señaló entonces que quien no sea servil es deleznable para los felipistas, que son dogmáticos y torquemadianos.

Muchas cosas han cambiado en España: el PSOE sigue siendo el mismo

Si el periodismo español ya empezó a degenerar entonces, con pasmosas muestras de sectarismo político y de servilismo hacia el PSOE, lo del periodismo actual ya no tiene nombre, con el gobierno de Pedro Sánchez comprando con todo descaro el favor de grandes medios con subvenciones millonarias que pagamos todos todos los españoles. Y es que 40 años después de la llegada al poder de Felipe González, muchas cosas han cambiado en España, pero el PSOE sigue siento la misma trituradora de libertades de siempre.

Un ejemplo a seguir para los que quieran ser buenos periodistas

La profesionalidad, la independencia y el amor por la libertad que tenía José Luis Balbín deberían ser un ejemplo a seguir por los que hoy quieran dedicarse vocacionalmente al periodismo. Sirva esta entrada como homenaje a ese gran periodista español que nos acaba de dejar. Descanse en paz.

P.D.: termino estas líneas con unos famosos versos de Francisco de Quevedo que Balbín recordó hace unos meses, unos versos que debería leer y releer con atención todo aquel que quiera dedicarse al periodismo:

“No he de callar, por más que con el dedo,
ya tocando la boca, o ya la frente,
silencio avises, o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?”

Foto: joseluisbalbin.es

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. JuanM

    El PSOE fiel a su genética: una banda de ladrones, soberbios, amorales y, sobre todo, dictatoriales, cuando no pocas veces criminal (GAL: Calvo Sotelo y ves a saber cuántos más)

  2. wladimir

    es verdad…

    que muchas cosas han cambiado en España y el PSOE sigue siendo el mismo..y ahora esta siendo acompañado por su maquinaria propagandistica propia ademas de mucho sectarismo político y de servilismo de la peor clase leal al Regimen PSOE-Podemos y sus aliados Ultraizquierdistas…

    pero periodistas como José Luis Balbín,son un ejemplo a seguir para los que quieran ser buenos periodistas…sus acciones hablan por si mismas…todo un honorable y honesto y leal caballero del periodismo…

  3. Jandro

    Ojalá que, con motivo de este lamentablemente fallecimiento, al menos los que pretenden dedicarse al periodismo puedan recordar su figura y algo de Balbín se les pegue. Descanse en Paz.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.