Durante 71 años en esta base militar se adiestró a tripulaciones de tanques

Fort Knox: un cementerio de tanques junto al sitio que guarda la reserva de oro de EEUU

La enorme base militar de Fort Knox es conocida en el mundo entero por ser el sitio que guarda la mayor parte de la reserva de oro de Estados Unidos.

Los solitarios restos de tanques Sherman que lucharon en la Batalla de Normandía
Encuentran un cementerio de tanques M-60 Patton en un bosque y entran en uno de ellos

Sin embargo, las 44.000 hectáreas que ocupa la base dan para mucho más. Durante 71 años, desde 1940 y hasta 2011, cuando fue trasladada a Fort Benning, Fort Knox fue la sede de la US Army Armor School (Escuela Acorazada del Ejército de EEUU) y del US Army Armor Center. Allí se adiestraban las tripulaciones de los carros de combate M-1 Abrams. Una zona de la enorme base era utilizada como campo de tiro, usando viejos carros de combate como blancos. Después del traslado de esas unidades acorazadas, ese campo de tiro quedó en desuso. En él se pueden encontrar hoy en día tanques abandonados de varios tipos.

Hace poco, un grupo de exploradores obtuvieron permiso para acceder a ese cementerio de tanques. Publicaron el resultado de su visita en un interesante vídeo del canal de Youtube Ruin Road:

Podéis ver a continuación algunas capturas de este vídeo que me han parecido muy interesantes. Empezamos con este M-60A2 Starship, que tenía un cañón de 152 mm capaz de disparar misiles antitanque MGM-51 Shillelagh, además de munición convencional. Este tanque es una rareza, ya que el Starship se consideró un fracaso y la mayoría de los tanques de este tipo fueron convertidos en M-60A3, cambiándoles la torreta.

Otra rareza de este cementerio: un tanque pesado M-103. Introducido n 1957, fue el primer tanque estadounidense que utilizó un cañón de 120 mm, muchos antes de que el M-1A1 Abrams tuviese un cañón de ese calibre. Sólo se construyeron 300 unidades (una cantidad pequeña para EEUU), siendo retiradas en 1974. Tristemente, la unidad de la imagen tiene el cañón cortado.

El interior de la torreta del M-103. Estaba bastante limpio, comparado con otros tanques que se ven en el vídeo. Eso sí, al entrar en las torretas, los exploradores desoyeron las advertencias de los centinelas de Fort Knox de que se alejasen de los tanques, ya que al estar frío su interior, las serpientes los usan como refugio.

Bajo estas líneas vemos un M-60A3, totalmente rodeado por la vegetación. Esta variante del M-60 se introdujo en 1976 y estuvo en activo en el US Army hasta 1991, pasando después a la Guardia Nacional hasta 1997. Su sustituto fue el M-1 Abrams.

El frontal de la torreta del M-60A3. A diferencia de tanques de este tipo abandonados en otros sitios, la frondosidad de la vegetación que rodea a estos vehículos se debe a que Fort Knox está situado en una zona pantanosa.

El interior del M-60A3, en un estado tristemente deplorable. El tanque tiene claros signos de haber sufrido una inundación.

Un M-60 oculto entre la vegetación. Se trata de un ejemplar antiguo: todavía lleva la estrella blanca sobre fondo verde oliva que fue característica de los vehículos del US Army hasta la década de 1970.

Un tanque M-47 engullido por el bosque de Fort Knox. Este modelo fue introducido en 1951, siendo usado por el US Army hasta comienzos de la década de 1960. Fue sustituido por el M-48.

Otro M-60 totalmente “camuflado” por la propia naturaleza. Seguramente sea un M-60A3.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.