A propósito de un artículo del primer ministro de Hungría en Newsweek

Viktor Orbán y lo que pretende decir cuando afirma que «el objetivo de la OTAN es la paz»

Desde hace mucho tiempo la palabra "paz" se ha venido utilizando de forma algo confusa por parte de algunos políticos.

'Patriotas por Europa': el porqué de un nuevo grupo de derechas en el Parlamento Europeo
Las lamentables respuestas de Trump sobre Ucrania, Israel y el aborto en una entrevista

Hace unos días me referí aquí a unas palabras de Viktor Orbán, primer ministro de Hungría, en las que hablaba sobre la paz en estos términos: "Los pueblos europeos quieren paz, orden y prosperidad, pero la élite de Bruselas les ofrece guerra, migración y estancamiento". Ya indiqué entonces mi opinión sobre esas palabras.

Orbán afirma en Newsweek que la OTAN busca la guerra

Hoy vuelvo sobre este asunto en relación a un artículo de Viktor Orbán publicado ayer por Newsweek, con este título: "El objetivo de la OTAN es la paz, no una guerra sin fin". El artículo comienza con estas palabras del primer ministro húngaro:

"La OTAN se acerca a un momento decisivo. Vale la pena recordar que la alianza militar más exitosa de la historia mundial comenzó como un proyecto de paz y que su éxito futuro depende de su capacidad para mantener la paz. Pero hoy, en lugar de la paz, la agenda es la búsqueda de la guerra; en lugar de la defensa, es la ofensiva. Todo esto va en contra de los valores fundadores de la OTAN".

Más adelante, Orbán también comenta lo siguiente:

"Hoy en día, cada vez hay más voces en la OTAN que defienden la necesidad -o incluso la inevitabilidad- de una confrontación militar con los demás centros de poder geopolítico del mundo. Esta percepción de una confrontación inevitable funciona como una profecía autocumplida: cuanto más crean los dirigentes de la OTAN que el conflicto es inevitable, mayor será su papel en precipitarlo".

Orbán no cita ni una sola vez a Rusia en su artículo

Hay una cosa que me ha llamado poderosamente la atención en este artículo: Orbán habla de "la guerra de Ucrania", pero no menciona a Rusia ni una sola vez. Leyendo el artículo, da la impresión de que Rusia es como un gran elefante en una habitación que está ahí pero no hay que mencionarlo, por las razones que sean.

Obviamente, aunque Orbán no quiera dar visibilidad a la amenaza que supone Rusia, esa amenaza está ahí. Si por primera vez en mucho tiempo hay países miembros de la OTAN que asumen la seria posibilidad de verse implicados en una guerra (entre ellos Polonia), es precisamente porque Rusia se ha convertido en la mayor amenaza para la paz en Europa a causa de su invasión de Ucrania, pero no sólo por eso.

Los países europeos amenazados por Rusia en los dos últimos años

Antes de la invasión de Ucrania, Rusia ya había invadido Georgia en 2008, país en el que a día de hoy sigue manteniendo tropas en las regiones de Abjasia y Osetia del Sur, controladas por separatistas prorrusos. Desde la invasión de Ucrania, Rusia ha lanzado amenazas contra Finlandia, Suecia, Polonia, Lituania, Letonia, Estonia y Moldavia. Las amenzas contra Finlandia y Suecia fueron lanzadas por Rusia al día siguiente del inicio de la invasión de Ucrania y condujeron a que esos dos países nórdicos, tradicionalmente neutrales, acabasen solicitando su ingreso en la OTAN. En mayo de 2022, la Duma de Rusia amenazó a Polonia expresamente con ser la próxima invadida, lo que ha llevado a ese país a incrementar considerablemente su gasto en defensa y a aumentar el tamaño de su Ejército.

Cuando alguien habla sobre la necesidad de la paz en Europa, es muy deshonesto omitir cuál es el país que está amenazando esa paz: Rusia, y es aún más deshonesto presentar a quienes se defienden de esas amenazas como unos países que están deseosos de ir a la guerra. Las palabras de Orbán equivalen a referirse a un problema de acoso escolar sin citar al acosador y criticando a los acosados por estar dispuestos a responder por la fuerza a cualquier agresión.

Lo que dice el Artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte

Por otra parte, cabe preguntarse qué pretende Orbán que haga la OTAN si Rusia agrede a uno de sus países miembros. Está muy bien hablar de paz cuando no hay amenazas que la perturben, pero cuando las hay, omitir la existencia de esas amenazas para sugerir una paz a cualquier precio es un discurso poco serio y que implica, al final, ceder ante el agresor. Ya que Orbán cita los valores fundadores de la OTAN, lo lógico es acudir al texto fundacional, el Tratado del Atlántico Norte, firmado en 1949. Esto es lo que dice su Artículo 5:

"Las Partes acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas, que tenga lugar en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas ellas, y en consecuencia, acuerdan que si tal ataque se produce, cada una de ellas, en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva reconocido por el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, ayudará a la Parte o Partes atacadas, adoptando seguidamente, de forma individual y de acuerdo con las otras Partes, las medidas que juzgue necesarias, incluso el empleo de la fuerza armada, para restablecer la seguridad en la zona del Atlántico Norte".

La OTAN no tiene como fin tranquilizar a ningún matón

En su artículo, Orbán afirma que "la OTAN no sólo proporciona defensa y disuasión, sino que también tranquiliza a los actores externos". Es cierto. El Tratado del Atlántico Norte, en su Artículo 1, afirma que las partes se comprometen a "resolver por medios pacíficos cualquier controversia internacional en la que pudieran verse implicadas de modo que la paz y seguridad internacionales, así como la justicia, no sean puestas en peligro".

Lo que Orbán no dice es que la OTAN no tiene como fin tranquilizar a ningún matón que se dedique a amenazar a su vecindario, como es el caso de Rusia. En ese caso, la función de la OTAN no es tranquilizar, sino dar protección a los países miembros de la Alianza. Si estos países, además, han decidido apoyar a Ucrania, que no es miembro de la OTAN, es por una razón obvia: si Rusia consigue someter a Ucrania, su amenaza para la paz aumentará.

Los motivos de los países europeos para apoyar militarmente a Ucrania

Finalmente, no se puede pretender que países democráticos asistan impasibles a las atrocidades cometidas por Rusia en Ucrania, entre ellas la tortura y asesinato de civiles desarmados, la tortura y asesinado de prisioneros de guerra ucranianos, los ataques sistemáticos de Rusia contra la población civil con el único fin de sembrar el terror y, en definitiva, la pretensión de que la soberanía y la independencia de un país europeo queden supeditadas a los desvaríos imperialistas de un tirano.

Después de hablar de las dos guerras mundiales, Orbán se lamenta en Newsweek de la suerte que corrió su país: "Estas guerras dejaron a Hungría sin control sobre su futuro. Después de 1945 nos convertimos en parte involuntaria del bloque soviético y, por lo tanto, también del Pacto de Varsovia". Eso es precisamente lo que los ucranianos intentan evitar: convertirse otra vez en vasallos de Moscú, un vasallaje que ya conocieron durante muchos años y que incluso llegó en forma de genocidio: el Holodomor. Los demás países de Europa tenemos muchos motivos para ayudar al pueblo ucraniano con asistencia militar, porque los próximos atacados podríamos ser nosotros.

---

Foto: Viktor Orbán.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. maytehuete

    Este señor me produce una gran decepción desde hace tiempo y no entiendo cómo los húngaros le siguen votando después de todo lo que pasaron en la épica soviética… Y no entiendo cómo VOX ha decidido entrar en su grupo europeo

  2. Berto

    Orbán hace tiempo que enseñó la patita, ahora ha rematado la faena reuniéndose con un miserable, o sea, Putin.

    Al igual que dice maytehuete, ¿a qué viene que VOX se arrime a Orbán? Abascal lleva tiempo patinando, comenzaron la cuesta abajo cuando se juntaron con el Partido Podrido en comunidades autónomas y ayuntamientos (eso es decirle a la gente que para eso, votan al PP directamente). Después se le fueron políticos muy válidos (o los echaron, no lo han aclarado). VOX no es ni la sombra de lo que fue en 2019. Después os ponéis «estupendos» cuando la gente vota a Alvise.

    Que alguien me dé argumentos convincentes de que es bueno arrimarse a Orbán, le leeré con atención.

  3. JuanM

    Siguiendo con la analogía escolar, la cosa tiene una explicación más simple: en la escuela suele haber dos tipos de alumnos «débiles»: el que acaba humillado y acosado y, el que se arrima al macarra para de esa forma verse arropado y libre de las palizas (al menos mientras sirva al macarra)

    Pedro Sánchez es un clarísimo ejemplo: no pierde ocasión de humillarse frente a grupos terroristas, independentistas , globalistas ( en el sentido que queráis darle, disgregadores de identidad, vamos), regímenes comunistas, islamistas y homofóbicos.

  4. wladimir

    a mi entender…

    Victor Orban estando ahora en la Union Europea y siendo un notorio simpatixante de Putin…mas bien me esta pareciendo como un inflitrado…un troyano putinista en la Union Europea y en la OTAN con la mision de dividir y confundir a los aliados de Ucrania y dividir a Europa a fin de facilitarle las cosas a Putin y sus secuaces…..asi ccomo Orban ha estado en relaciones sospechosas con Xi Jimping y la China Comunista…

    por todo lo que ha hecho Orban no es un sujeto de confiar….puedo suponer que es un peon o ficha del sombrio tablero geoestraregico de Putin….

  5. Jandro

    Solo por centrar la cuestión, creo que hay que distinguir entre ser un simpatizante de Putin y ser alguien que se pone de perfil para evitar que te salpique. Lo primero sería estar de acuerdo con que Rusia invada Ucrania y justificarlo; lo segundo, que es donde creo que está Orban, es adoptar una postura de equidistancia para que tu pueblo no sufra las consecuencias del agresor loco. Orban busca evitar que Hungría sea el blanco de las iras de Putin (en lo militar y en la provisión de gas) y trata de ayudar así a los habitantes de su país, para los que gobierna. Esta posición puede ser calificada de cobarde y de insolidaria, pero no es la misma que simpatizar con Putin. Después, que no cabe la equidistancia ante una agresión inmoral a Ucrania, ese es otro debate.

    En cuanto a Vox, disiento en que lleve tiempo patinando. No parece que a Iván Espinosa de Los Monteros se le haya echado, sino que él se ha querido ir; Rocío Monasterio sigue al frente de Vox Madrid, y con una labor excelente. La única cosa que se puede decir en el sentido de la tan manida idea de que ha «echado a los liberales» es que no puso a Víctor Sánchez del Real en las listas, cosa que en principio no entendí. Ahora, yo no entiendo este movimiento de dejar a ECR y meterse en los Patriotas Por Europa, pero estoy viendo que mucha gente lo apoya. Precisamente, entre los que acogen este cambio he visto gente que esgrime que es bueno para contrarrestar a Oportunise. Claro, que los agentes ardillas van a decir que dejan de votar al partido de Abascal haga Vox una cosa, la contraria, o nada.

  6. interprete143

    Entiendo que la gravedad de lo sucedido con VoX sobre su decisión de dejar a Reformistas para entrar en Patriotas no estriba en la posible influencia de Putin en la coalición sino en deducir que una decisión como ésta no pudo ser improvisada. Que necesariamente ha sido fruto de un cálculo minucioso y detenido.
    Esto implica algo muy feo. Que los que votamos a VoX en las recientes elecciones europeas lo hicimos desconociendo la existencia de este propósito. Un dato que considero trascendental a la hora de valorar el destino de tu voto: a qué grupo político apoyas.
    Lamentablemente, los seguidores de VoX tenemos a día de hoy pocas esperanzas de recibir explicaciones de lo que sucede en las entrañas del partido.
    Sólo deseo que ese justificadísimo reproche que Vox lanza contra el Pp de estafar a sus votantes no se convierta en un tiro en el pie.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.