Una caricia de mar


Ahora hace calor fuera, el mar está en calma y el cielo se ve despejado. Esta foto la saqué el 19 de julio de 2003 en La Guardia, que es la última localidad costera del extremo sur de Galicia. Fui hasta allí con unos amigos, y a pesar de ser un mes veraniego, como se puede ver, el tiempo que nos acompañó era puramente otoñal. Recuerdo el mar batiendo con fuerza contra el rompeolas que protege el puerto de esta pequeña y bonita villa marinera, pero sobre todo recuerdo a los amigos y amigas que venían conmigo.

Si traigo hoy aquí esta foto es… bueno, no sabría decir muy bien el por qué, pero sí el por quién. Si algo me une con algunas personas -estemos donde estemos- es el amor por este misterioso e insondable amigo que baña nuestro litoral, refresca los veranos y templa los inviernos. El mar es como una mano que acaricia, como una sonrisa que tranquiliza la vista y el corazón, acompaña en los momentos de tristeza y te escucha, simplemente te escucha y te acompaña.

Anoche puse en el blog una bonita canción de un grupo de epic metal que me gusta bastante, Dark Moor (por cierto, que Elisa, la vocalista, se les ha ido, una pena). En fin, la canción ha sido, en cierto modo, un presentimiento. Será cosa del mar. Como siempre digo, la música es como una brisa marina que llega todo lo lejos que tiene que llegar y a quien tiene que llegar, superando montañas y valles, hasta alcanzar el corazón de quien la necesita, aunque no sea capaz de escucharla. Por eso esta canción y esta foto de mar, de ese mar que nos rodea con su brisa como si fuera un abrazo, ahogando la tristeza: para que ahogue la de unos ojos que no quiero volver a ver llenos de lágrimas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.