Nathanson: adiós a un «rey del aborto» que se volvió provida

«Durante los 10 años que fui director realizamos 60.000 abortos. Además, yo supervisé 10.000 y personalmente realicé 5.000. Tengo 75.000 muertes inocentes en mi haber.« Son palabras del que fue conocido como el «rey del aborto».

Director del mayor abortorio de Occidente, situado en Nueva York, y fundador del poderoso lobby abortista NARAL Pro-Choice America, Bernard Nathanson dimitió en 1972 al darse cuenta de lo indefendibles que eran sus opiniones anteriores a la luz de la ciencia y de los avances de la tecnología aplicada al estudio del feto, en especial tras ver la muerte de un bebé nonato por aborto provocado mediante imágenes de ultrasonido. «He abortado a los hijos no nacidos de amigos, colegas, conocidos e incluso profesores. Llegué incluso a abortar a mi propio hijo«, confesaba.

Al cabo de unos años se convirtió en un activista de la causa de la vida. Él mismo lo confesaba con estas palabras: «Tras 3 ó 4 años de estudiar al feto me hice provida; cuestioné el aborto con conferencias e hice dos películas. En una se veía un aborto real, un niño de 12 semanas aspirado hasta la muerte. Se veía cómo le succionaban brazos y piernas, se rompía el torax, etc, era muy fuerte. Los proabortistas dijeron que era un montaje. Yo les he animado siempre a que, si piensan así, que hagan ellos su propia película de un aborto real, con sus propias imágenes. Nunca lo han hecho, porque saben muy bien lo que se vería».

Tras su abandono de NARAL, reconoció que en dicho movimiento se inventaban sin más las estadísticas que empleaban para promover la despenalización y legalización del aborto provocado: «Hablamos de 5.000 a 10.000 muertes al año… Confieso que yo sabía que las cifras eran totalmente falsas… Era una cifra útil, ampliamente aceptada, así que ¿para qué molestarnos en corregirla con datos veraces?»

Como podéis imaginar, este hombre pasó un tormento pensando en lo que había hecho: «A principios de los 80 yo tenía dinero, propiedades, bodegas, tres matrimonios fracasados, un hijo trastornado y 75.000 víctimas», decía. «Negaba que hubiese otra vida, pero sabía que la había. Deprimido, pensaba en el suicidio. Conocí entonces a un sacerdote provida y empezó un diálogo de 7 años.» A mediados de la década de 1990, Nathanson se convertía al catolicismo (él era hijo de una familia judía, pero abandonó esa religión siendo joven). El 9 de diciembre de 1996 fue bautizado y recibió la primera comunión y la confirmación de manos del cardenal John O’Connor, en la Catedral de San Patricio de Nueva York. Anteayer moría de cáncer a los 84 años, en Manhattan, entre el unánime reconocimiento del movimiento provida por sus años de dedicación a la causa de los no nacidos. Descanse en paz.

Artículos relacionados:

Muere el «rey» del aborto que se convirtió en firme defensor pro vida, por Jorge Enrique Mújica, LC. El artículo incluye cuatro vídeos con el documental provida «El grito silencioso», en el que Nathanson mostraba en qué consistía la práctica del aborto
Ha muerto Bernard Nathanson, «el rey del aborto» convertido en el «rey en favor de la vida», por HazteOir.org
El Dr. Bernard Nathanson ha muerto, en la web de 40 Días por la Vida
Los líderes pro-vida lloran la muerte del gran líder defensor del no nacido, Bernard Nathanson, por Religión en Libertad
Fallece Bernard Nathanson, apóstol de la vida, por Fotelias

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. HaunFan

    Yo sería incapaz de matar a más gente que muchos nazis. 75000 personas muertas directa o indirectamente a manos de este hombre!!!

    Me parece genial que se arrepintiera, pero no creo que eso sea suficiente para lavar tanta sangre que tiene en sus manos.

  2. Este hombre se pasó más de 30 años luchando contra aquello que él mismo promovió. Ahora el único que puede juzgarle es Dios, y creo que se apiadará de un hombre que mostró un arrepentimiento tan sincero.

  3. Lo posteé ayer. Es una vida fascinante si no fuera por las muertes que en ella hubo.

    HaunFan, una pregunta: ¿te parece que el arrepentimiento, conversión y vida posterior de San Pablo fue suficiente para su redención?

    Pues no digo más. Bueno sí, que no nos toca a nosotros juzgar lo que hay en el corazón del prójimo.

  4. El Tíol Bastón

    HaunFan: no nos confundamos con el número. Es el mismo crimen un genocidio que matar a una sola persona. Si la Humanidad hubiera consistido en un solo hombre (o mujer), Dios hubiera ofrecido igual Su sangre y bajado a salvarle exactamente igual que bajó por todos. Creo que fue a Mons. Escrivá (San Josemaría) a quien le oí decir la frase algo así como «la sangre de un solo hombre vale para Cristo igual que la de toda la Humanidad». Y es cierto, porque como Él mismo lo dice en Lucas 15,4 y Mateo 18,2, para devolver una sola oveja al rebaño puede el buen pastor dejar a las otras 99 en la montaña, o incluso en el desierto.

  5. Miguel

    Si este hombre se arrepintió de corazón, como así parece, y luego hizo lo posible por enmendarse, pues seguro que Dios le habrá perdonado.

  6. Estoy impresionada tras leer esta entrada.
    Y totalmente de acuerdo con Elentir.

  7. HaunFan

    El Tíol Bastón: Creo que he entendido que lo mismo da matar a 1 que a 75000. Lo siento, pero eso ya lo dijo Stalin (la muerte de 1 hombre es una tragedia, la de 1.000.000 de hombres es una estadística). O sea, que no, un muerto ya es un acto abominable, pero 75.000 muertos no es otro acto abominable, es una acto 75.000 veces más abominable, máxime cuando ha sido cometido por dinero y contra las criaturas más indefensas de la Tierra.

    Elentir: Evidentemente, es mucho mejor que se diera cuenta de la abominación de su postura, que no darse cuenta. Sinceramente, creo que Dios tiene un sitio en lo más profundo del Infierno para la gente capaz de hacer daño a los más indefensos, como son los niños, en especial a los no nacidos. No digo que no puedan redimirse (porque el amor de Dios, como el de un padre, no tiene límite, pero al igual que un padre, cuando un hijo comete una barbaridad, no concede el perdón de inmediato, creo que Dios tampoco. Lo que no implica que no pueda concederlo.)

    Interruptor: Creo que Saulo de Tarso fue el inventor moderno de la Iglesia Católica. El que le dio forma y la permitió llegar a nuestros días. Me huele más a una operación política, pero es que para ciertas cosas soy muy descreido.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.