¿Se puede ser demócrata y diputado de un partido que apoya a una dictadura?

“Yo soy marxista y demócrata.” Ayer Gaspar Llamazares publicó esa afirmación en su Twitter (@GLlamazares), recibiendo a continuación un chaparrón de críticas. Algunas las contestó, otras no. Entre las que no respondió está un tuiteo escrito por mí en el que le recordaba al señor Llamazares su condición de diputado de un partido que apoya a la dictadura castrista en Cuba. Esta afirmación la acompañaba con un enlace a la web de Izquierda Unida en el que se puede leer un manifiesto publicado en 2009 que contiene cosas como éstas:

Cuba seguirá avanzando, a pesar de todos los obstáculos impuestos, en el disfrute de su libertad e independencia profundizando en los objetivos que sustentan la Revolución: justicia social, equidad y solidaridad.” (…) “¡Viva los 50 años de revolución cubana!” (…) “¡A por otros 50 años de revolución!

Lo de que Cuba disfruta de su “libertad”, ¿cómo se conjuga con las personas encarceladas por criticar a esa dictadura? ¿Consideraría democrático el señor Llamazares que a él le encarcelasen aquí por rechazar la monarquía? Hago, por cierto, un apunte para quienes desconozcan el lenguaje propagandístico de los fans del régimen despótico de los hermanos Castro: cuando en IU hablan de “otros 50 años de revolución” lo que quieren decir es otros 50 años de dictadura comunista en Cuba. Debe ser que a IU no le llega con medio siglo de ocupación antidemocrática del poder, de falta de libertad, de encarcelamiento de disidentes y de todo tipo de violaciones de los derechos humanos. Aún quiere más.

Por otra parte, es criticable que un diputado se identifique con un fanático como Marx que puso las bases de una ideología que desde su creación se ha llevado por delante las vidas de 100 millones de seres humanos; una ideología que se ha caracterizado por conquistar el poder por medio de revoluciones violentas -es decir, por vías radicalmente antidemocráticas-, para después conservarlo mediante la dictadura y el terror. Marx fue el formulador de un concepto tan aberrante como la “dictadura del proletariado”, y con ello puso los cimientos políticos de ese genocidio. Declararse hoy marxista y demócrata es tan contradictorio como declararse antirracista y admirador del “Mein Kampf”. Es posible que haya aún personas lo bastante despistadas o indocumentadas como para no verlo, pero Llamazares ha sido coordinador de IU y es diputado de esa formación, y sabe que IU apoya a la dictadura castrista. ¿Con qué cara presume de demócrata en esas condiciones?

Entradas relacionadas:

Izquierda Unida, pillada mintiendo sobre la financiación de la visita del Papa
El comunismo en imágenes
¿Un párrafo del “Mein Kampf” en 1843?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Espectador

    Si tuviese un poco más de cultura, Llamazares le podría haber respondido con la frase de Emerson: “La coherencia es la obsesión de las mentes inferiores”. Pero no hay peligro.

  2. Para Llamazares, democracia es la palabra que designa a Cuba, no a Estados Unidos ni a España.

  3. Luis Montes

    Ser marxista y demócrata es como ser analfabeto ilustrado, dos condiciones incompatibles. Pero en esta nuestra civilización occidental no hay como colgarse el cartel de izquierdista para justificar cualquier barbaridad, eso sí, en nombre de la democracia. Parte de la culpa la tiene, sin duda, el liberalismo político, el creador de la democracia y del estado de bienestar, que hace tiempo que renunció a la batalla de las ideas en beneficio de estos indigentes intelectuales, que se dicen marxistas y demócratas.

  4. pacococo

    Luis Montes me ha hecho el comentario.

    Lo único es que España no se puede considerar una democracia por muchos motivos, por eso el Sr Llamazares, ese benefactor de la Humanidad, puede hablar con la superioridad moral que caracteriza a cierta llamada izquierda.

    Si esto fuera una democracia ya lo habriamos corrido a gorrazos por defender el gulag y las prisiones cubanas, pero como los marxistas tienen bula, pues ajo y agua. La bula se la dan los maricomplejines que entre otras cosas no tienen una ideología con que darle en las narices.

    Pero esto es lo que hay y lo que habrá mientras el cuerpo aguante. ¡Y hay que ver lo que aguanta un cuerpo humano!

    Este hombre es un benefactor de la Humanidad porque ha tenido a bien no dedicarse a la medicina y esa es una deuda que todos tenemos con el Sr Llamazares.

  5. Ya sabemos que, para esta gente, que vive fuera de tiempo y lugar, toda dictadura de derechas es, por definición, antidemocrática. Por el contrario, toda dictadura de izquierdas, heredera de la democracia en estado puro que fue la U.R.S.S., es, también por definición, la democracia perfecta.

  6. Pues ahora Llamazares dice que ser atlantista y neoliberal “no es exactamente ser demócrata”:

    https://twitter.com/GLlamazares/status/101315071619244033

    Pero siendo como es el diputado de una formación que apoya a una dictadura, ¿aún tiene la cara de negar carnets de demócrata a quienes lo son de verdad? En fin…

  7. Luis Montes

    El problema de la izquierda es que no entiende nada. Lo que ellos llaman neoliberalismo es, en realidad, el liberalismo neoclásico del “laissez faire, laissez passer”, cuando el peso del estado en el PIB era de menos del 10%. Este sistema estuvo vigente en gran parte de Europa y Estados Unidos hasta la Primera Guerra Mundial. Otra cosa que no entiende la izquierda es que ellos no fundaron la democracia. La democracia en Europa es el resultado de las luchas de los liberales con los conservadores para que el estado cediese el poder a los ciudadanos. Justo lo contrario de lo que quiere ahora la izquierda. En aquella época, la izquierda estaba muy ocupada buscando su octubre del 17.

    Hablar hoy de neoliberalismo, cuando el peso del estado en el PIB llega al 40% es, simplemente, un chiste.

    Está claro que con el concepto que tiene la izquierda de democracia, es un honor que te llamen fascista (que tampoco saben lo que es, porque el fascismo se parece sobre todo al socialismo). Eso significa que estás haciendo las cosas bien. Lo peligroso sería que te llamasen demócrata.

    Saludos

  8. La respuesta a tu pregunta es clara: No.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.