¿Recordará esto el PSOE en el 125 aniversario del periódico El Socialista?

“Ha ocurrido con la República lo que no había sucedido jamás en la monarquía. Resueltamente afirmamos que la moral pública es más baja en este régimen que en el anterior.” Éstas y otras expresiones de crítica a la República fueron publicadas el jueves 4 de octubre de 1934 en… ¿El periódico de la Falange? ¿El de los monárquicos? ¿Algún periódico católico? Pues no, amigos: lo publicó en portada El Socialista, órgano oficial del PSOE, cuyo 125 aniversario celebraron ayer dirigentes de ese partido.

Así disfrazó El Socialista una amenaza terrorista de Pablo Iglesias

Esos 125 años -con ciertas pausas- que lleva publicándose el órgano oficial del PSOE dan para muchos comentarios. Incluirlos en esta entrada la haría pesadísima, así que resumiré la trayectoria de ese periódico en algunos episodios muy llamativos. Para el primero de ellos hay que remontarse 101 años. El 7 de julio de 1910, en su primera intervención parlamentaria –un discurso puramente incendiario-, Pablo Iglesias -entonces único diputado del PSOE- pronunció en las Cortes una amenaza de muerte contra el conservador Antonio Maura: “hemos llegado al extremo de considerar que antes que Su Señoría suba al poder debemos llegar al atentado personal”, una declaración digna de un terrorista.

El 15 de julio El Socialista comentana así lo ocurrido: “el representante del pueblo, Pablo Iglesias, no sabe decir las cosas sino conforme salen de su corazón; no sabe de atenuaciones, no sabe de convencionalismos, no sabe de hipocresías, no había pensado en amistades que ata la lengua y castran las energías”. A renglón seguido de este gesto de cinismo, el periódico del PSOE añadía: Estuvo a punto de ser expulsado de la Cámara y éste hubiera sido su mayor galardón. Mas la habilidad política de los eternos castrados hizo que esto no ocurriese.” La realidad es que el presidente de las Cortes conminó a Iglesias a retirar su amenaza, a lo que éste se negó, dándola el presidente por no dicha sin que el diputado del PSOE la hubiese retirado. “Ni un solo concepto rectificó el orador socialista”, se jactaba el periódico del PSOE, sin mencionar en ningún momento las palabras de Pablo Iglesias ni decir a sus lectores que lo que se le pedía rectificar al ferrolano era una amenaza de muerte.

Como es bien sabido, el 22 de julio de 1910, apenas dos semanas después de la amenaza lanzada por Pablo Iglesias contra Maura en las Cortes, Manuel Possá Roca tiroteó a Maura en Barcelona, hiriéndole en una pierna y en un brazo. Una semana después, el 29 de julio, El Socialista bromeaba en portada con el atentado: “El mismo Universo atribuye á la intervención de la santísima virgen el haber escapado con vida el Sr. Maura del infame atentado. ¡Pues fíate de la virgen y no corras!”. En la cuarta columna, además, el periódico del PSOE intentaba negar lo evidente a propósito de la clara amenaza lanzada por Pablo Iglesias: “las palabras de Iglesias no fueron una incitación al crimen”.

El periódico del PSOE titula a favor de una dictadura socialista

El PSOE se ha empleado a fondo, estos últimos años, en el blanqueamiento de la Segunda República y de la posición de dicho partido ante ese desastroso régimen. Sin embargo, un recorrido por la hemeroteca de El Socialista arroja una imagen muy distinta de lo que era el PSOE entonces. El 25 de julio de 1933 El Socialista publicó un kilométrico discurso de Francisco Largo Caballero en el teatro-cine Pardiñas de Madrid. En lo alto de la segunda página, con letras bien grandes, el periódico del PSOE titulaba: “A la dictadura burguesa, nosotros preferimos la socialista”. Por si alguien cree que me lo invento, bajo estas líneas está la captura y pulsando aquí puede descargarse el PDF.


Segunda página de la edición de El Socialista, periódico oficial del PSOE, del 25 de julio de 1933

Aquella no fue la única muestra de desconfianza del PSOE en la democracia. El número de El Socialista del 15 de agosto de 1933 lidiaba en portada con el diario liberal madrileño El Sol a propósito de unas declaraciones hechas por Largo Caballero en Torrelodones despreciando la democracia. Sin dar completo el discurso de su líder, El Socialista citaba: “Yo no tengo gran fe, y ahora menos que antes -dice Caballero-, en que dentro de una democracia burguesa se pueda hacer Socialismo.” Más claro que el agua.

Llamada a sustituir la bandera tricolor republicana por banderas rojas

A medida que pasaba el tiempo, las páginas de El Socialista iban subiendo de tono. El número del 9 de noviembre de 1933 publicaba en su contraportada lo que calificaba como “un magnífico discurso de Caballero”, pronunciado en Don Benito (Badajoz). En dicho discurso, en el que Largo Caballero se refería a los republicanos en tercera persona y en un tono despreciativo –“se nos llamó por los republicanos para derrocar la monarquía porque ellos se consideraban débiles para realizar esta obra“-, el periódico del PSOE citaba las siguientes palabras de su líder: “Tenemos que luchar como sea, hasta que en las torres y en los edificios oficiales ondee, no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución socialista.” Curiosamente, el menosprecio de Largo Caballero a la bandera republicana venía en el texto de la noticia (ver PDF) pero no en su titular:


Contraportada de la edición de El Socialista, periódico oficial del PSOE, del 9 de noviembre de 1933

Con la dictadura del proletariado a siete columnas

Seis días después, el periódico del PSOE volvía a lucir titulares incendiarios pronunciados por el líder del partido, Largo Caballero, en la ciudad de Murcia. El 15 de noviembre de 1933 El Socialista publicaba en su segunda página el siguiente titular a siete columnas: “Tenemos que recorrer un período de transición hasta el Socialismo integral, y ese período es la dictadura del proletariado”. El periódico del PSOE recogía la aclaración de Largo Caballero sobre su modelo de dictadura: “La dictadura proletaria no es el poder de un individuo, sino de partido político” (¿creería que así tranquilizaba a alguien?). Además, Largo Caballero se buscaba como coartada para su alegato dictatorial una dictadura imaginaria: “El solo hecho de que haya una mayoría burguesa en el Parlamento es una dictadura”. Delirante… Aquella página recogía, además, una clara justificación de la violencia por parte del dirigente socialista, anotada de la siguiente forma por el periódico del partido: “Nosotros declaramos que queremos vivir en la legalidad, pero que si se nos cierrran los caminos, apelaremos a la violencia revolucionaria (Muy bien. Gran Ovación)”. Escalofriante.


Página 2 de la edición de El Socialista, periódico oficial del PSOE, del 15 de noviembre de 1933

El Socialista llama a una bendita guerra contra los que arruinan España

El 25 de septiembre de 1934 en su número 8.000, El Socialista abría su portada con un llamamiento a los republicanos que dejaba muy clara su escasa confianza en la democracia y en los métodos pacíficos: “Abandonen sus esperanzas los hombres que aún fían la solución del gran problema político español a las normas de la convivencia, tal como las entienden los demócratas burgueses.” Así se iniciaba un incendiario artículo en el que el periódico del PSOE llegaba a soltar el siguiente alegato: “Renuncie todo el mundo a la revolución pacífica, que es una utopía. En período revolucionario no hay país que no esté en guerra. Bendita la guerra contra los causantes de la ruina de España.” Y los orgullosos herederos de este PSOE aún hablan de crispación

Llama la atención, desde luego, el contraste que se observa entre el desprecio que sentía el PSOE de entonces por la República y la admiración que siente el actual por ella. Recordemos que en abril de 2006 Zapatero aseguró que “la España de hoy mira a la España de la Segunda República con reconocimiento y satisfacción”. Pues bien: el número del 4 de octubre de 1934 de “El Socialista” que he señalado antes declaraba en portada que la República estaba “acogotada” -es decir, vencida-, en un artículo que decía lo siguiente: “la República ha perdido hasta la apariencia de decencia”, tras lo cual la daba por muerta: “Los republicanos pueden ya cantarle el funeral”. La web de la Fundación Pablo Iglesias no dispone de números de “El Socialista” en los días siguientes, tal vez porque el partido fundado por Pablo Iglesias se sumó en la citada fecha a un sangriento golpe de Estado que muchos libros de historia recogen bajo el título de “Revolución de Asturias”. El PSOE entonces no parecía tan satisfecho con aquel régimen como lo dice estar el actual… Otra cosa es que el PSOE se atreva a recordarlo, ni siquiera cuando saca a pasear los ejemplares más viejos de su periódico oficial.

Entradas relacionadas:

Cosas que posiblemente no te han explicado sobre la Segunda República
¿Será éste el ‘socialista de hace 100 años’ con el que se identifica Rubalcaba?
Negrín regresa al PSOE

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. El Tíol Bastón

    Buen trabajo, Elentir, digno de un historiador. Los que hemos leído un poco de Historia sabemos que el PSOE de hoy sólo admira a la República en tanto que la considera como, en un país como España, el primer paso necesario para saltar a su dictadura socialista. Y, por supuesto, la bandera intrusa “triquinocolor”, bandera de analfabetos funcionales en la que incluyen el color del vino, como no podía ser menos, es sólo la transición entre la actual bandera de España, la de siempre, republicana o no (fue bandera durante una república y parte de otra), y la únicamente roja, que es la que de verdad quieren. Pero, mientras tanto, no les duelen prendas de ir haciéndose ricos o cobrando (siempre bien) como secretarios de aquí, senadores de allá, portavoces del otro lado y vicepresidentes de más allá.

  2. “…Bendita la guerra contra los causantes de la ruina de España.”” :-k 😯

  3. Sí que lo recuerda, pero no se atreve a decirlo.

  4. pacococo

    “Bendita guerra contra los causantes de la ruina de España”

    Pues deberíamos aplicar las palabras de tan sensato prócer y hacer la guerra a toda esa chusma que nos ha robado hasta las pestañas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.