Ucrania equipara el comunismo con el nazismo y lo pone fuera de la ley

Lo coherente es prohibir a quienes prohíben todos los demás partidos allí donde mandan

Ucrania aprobó el jueves una ley que equipara el comunismo y el nazismo, prohibiendo los partidos comunistas y penalizando la negación de la condición criminal de ambas ideologías.

Izquierda Unida quiere que la Unión Europea persiga a los anticomunistas
Las juventudes del PCE manifiestan su ‘solidaridad con Corea del Norte’

Las antiguas víctimas de la opresión comunista se vacunan contra ella

La norma ucraniana no es una novedad entre los países de la Europa del Este que sufrieron la opresión comunista durante décadas: en Hungría, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia y Moldavia los símbolos comunistas están prohibidos igual que los nazis. En la Chequia y en Eslovaquia ya ha habido intentos de ilegalizar a sus respectivos partidos comunistas. El Partido Comunista de Alemania (KPD, en sus siglas alemanas) fue ilegalizado en 1956 por el Tribunal Constitucional de la República Federal Alemana, aplicando el Artículo 21 de la Ley Fundamental de la RFA:

Los partidos que por sus fines o por el comportamiento de sus adherentes tiendan a desvirtuar o eliminar el régimen fundamental de libertad y democracia, o a poner en peligro la existencia de la República Federal de Alemania, son inconstitucionales. Sobre la constitucionalidad decidirá la Corte Constitucional Federal.”

Por el mismo motivo, en 1952 el TC alemán declaró ilegal al neonazi Partido Socialista del Reich.

Ucrania fue el escenario de uno de los más brutales genocidios rojos

Hay que recordar que Ucrania fue víctima de uno de los peores genocidios provocados por el comunismo: el Holodomor, con el que Stalin mató de inanición a 10 millones de personas en 1932 y 1933. Esas víctimas suponen ya el 10% de los 100 millones de muertos que ha dejado a su paso la brutal represión comunista. De ellos, 65 millones fueron víctimas de la dictadura comunista en China, 20 millones de la dictadura comunista de la antigua URSS, dos millones en Camboya, otros dos en Corea del Norte… A lo que hay que sumar el reguero de muertos dejado por distintas dictaduras comunistas y bandas terroristas de esa ideología en África, Asia, Europa y América.

Los comunistas españoles y sus apoyos a regímenes de partido único

Muchos izquierdistas han acogido la prohibición ucraniana con escándalo y protestas. Entre ellos hay muchos que apoyan sin rubor a las dictaduras comunistas que aún perduran. De esos miserables apoyos tenemos algunos ejemplos en España:

Hay que recordar que en todas esas dictaduras sólo hay un partido legal: el comunista. Todos los demás están fuera de la ley, como ha venido ocurriendo en los distintos regímenes comunistas que se han implantado en diversas partes del mundo durante el último siglo, sin excepción alguna. A esto hay que añadir que la Fiscalía General del Estado señaló en 1993 que el PCE, el PCPE (escisión prosoviética del PCE) y el Partit dels Comunistes de Catalunya (PCC) recibieron 4 millones de dólares de la antigua URSS entre 1980 y 1990, financiación destapada por la Fiscalía de la Federación Rusa al investigar la malversación de fondos públicos del régimen soviético con el fin de financiar a partidos comunistas en otros países. Es un hecho gravísimo pues se trataba de una dictadura cuyo Pacto de Varsovia era enemigo de la OTAN, de la que formaba parte España.

Proteger la democracia frente a quienes quieren derribarla

A todo lo anterior hay que añadir que en 2014 Izquierda Unida reclamaba en su programa europeo que la UE persiguiera a los anticomunistas. El mero hecho de rechazar esa ideología totalitaria era equiparado por IU con el fascismo, el racismo y la xenofobia. Dicho sea de otra forma: al igual que sus amigos norcoreanos, cubanos, chinos y vietnamitas, los socialistas españoles no han renunciado a imponer la “dictadura del proletariado”, en la que no hay sitio para el pluralismo político. Quienes han sufrido esas dictaduras son los que ahora se apresuran a vacunarse contra ellas por medio de unas leyes que tienen como fin defender la democracia frente a quienes la amenazan. Los partidos que recogen el testigo de ideologías totalitarias y genocidas como el nazismo y el comunismo se merecen el rechazo de toda sociedad civilizada, no sólo mediante la batalla de las ideas. Como la historia nos muestra, no basta con tener la razón frente a los enemigos de la libertad: hay que poner los medios para impedir que intenten derribar la democracia. En 2010 ya señalé aquí que la República de Weimar cayó bajo la tenaza violenta de nazis y comunistas. Cuando ese régimen democrático quiso frenar a los totalitarios ya era demasiado tarde. Si se prohíben los partidos nazis para preservar la democracia, es coherente que se haga lo mismo con los partidos comunistas, y lo mismo se puede decir de cualquier otro partido que defienda la supresión del pluralismo político y la instauración de una dictadura.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Juana de Arco

    Muy buen articulo, y totalmente de acuerdo con Ucrania.
    En España no tendremos esa dicha, todos son el mismo perro con distinto collar.

  2. JFM

    Y no olvidra quitar toda calle o monumento honrando a los participantes republicanos de la Guerra Civil. Puesto que la izquierda ha eliminado incluso los nombres de personas cuya unica conexion con los nacionles fué el haber sido asesinados por los republicanos hayy que responder en proporcion.

  3. Al fin alguien sensato.

  4. pacococo

    ¿Y qué decir de los partidos separatistas o directamente terroristas?

    Aquí es que somos más demócratas que nadie y cuando nos disfrazamos de demócratas es que nos salimos.

    Y así va Expaña que ya no la conoce ni la madre que la parió.

    Y si nos ponemos serios, habría que ilegalizsar el ppsoe por antidemócratas, con sus listas cerradas y sin cumplir ninguna promesa electoral.

    No voy a protestar por lo de Ucrania, pero si señalar que el gobierno es bastante nazi, por no decir que es un gobierno nazi, no mejor que comunista.

  5. etrusk

    Lo que falta en Uropa en general y en España en particular es un proceso de descomunizacion (por analogía con la denazificacion que fue otro corriente socialista). Mientras en voz alta y clara no declararemos que es una peste ideológica y nos vacunamos todos o continuaremos sufriendo las consecuencias.

    Cualquier que sea el nombre de la ideología que quiere enseñarnos por fuerza como debemos de vivir para ser felices es la ideología socialista y debería ser prohibida.

  6. Deberían prohibirse en España los partidos comunistas, Nazi y separatistas. Igualmente exigir reciprocidad a lis países islámicos, que se puedan abrir Iglesias y libertad religiosa

  7. BLANCA ESTEBANIA MARIN CHORQUES

    Una democracia puede amparar a partidos que, de llegar al poder, acabarían con ella? Yo creo que no.

  8. Ginés

    Totalmente de acuerdo, el comunismo es hermano del fascismo, y en el fondo, la misma porquería totalitaria.

    Ambos deben ser prohibidos en toda Europa, y debemos enseñar a los jóvenes que son dictatoriales y enemigos de la libertad.

    Toda esa gentuza comunista que envenena nuestras universidades, deben elegir, públicamente, entre democracia o comunismo, y actuar en consecuencia.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]