Marxista y millonario, proponía compartir el mundo pero no su fortuna

Lo que oculta ‘Imagine’: según John Lennon era ‘virtualmente el Manifiesto Comunista’

Jue 19·11·2015 · 16:56 16

Al día siguiente de los atentados de París un pianista interpretó la canción “Imagine” de John Lennon ante la sala Bataclan, donde los terroristas asesinaron a 80 personas.

Una canción comunista presentada como una balada pacifista

Con esos atentados, el ISIS quiso atacar lo que Occidente representa. Paradójicamente, y bajo un aparente pacifismo, “Imagine” plantea una utopía totalitaria que se identifica bastante con los planteamientos comunistas, una ideología que también se opone -aunque sea en otro sentido- a los pilares de la cultura occidental y de la democracia liberal, a las que odian los fundamentalistas islámicos. En su canción John Lennon no dejó lugar a dudas de lo que consideraba un mundo ideal. Esto dice la primera estrofa:

Imagina que no hay países,
no es difícil hacerlo,
nada por lo que matar o morir,
ni religiones tampoco,
imagina a toda la gente
viviendo la vida en paz.”

Este mensaje conecta directamente con el internacionalismo y el materialismo marxistas. Lennon atribuye la ausencia de paz a la existencia de naciones y de religiones. Curiosamente, y significativamente, no imagina un mundo sin ideologías, y eso inmerso como estaba en un siglo en el que dos ideologías totalitarias, el nazismo y el comunismo, acabaron con las vidas de muchos millones de personas. El motivo de que Lennon perdonase de toda culpa a las ideologías lo veremos más abajo. Sigamos de momento con la canción. Esto dice la tercera estrofa:

Imagina que no hay posesiones,
me pregunto si puedes,
ninguna necesidad de codicia o hambre,
una hermandad del hombre,
imagina a toda la gente
compartiendo todo el mundo…”

En esta estrofa se identifica otro pilar del marxismo: el rechazo a uno de los derechos humanos más básicos, que es la propiedad privada. Llama la atención que alguna gente identifique como una expresión de pacifismo una canción que pretende resolver los problemas del mundo suprimiendo las creencias religiosas, las posesiones y los lazos de identidad entre los nacidos en una misma nación. Pero ¿había intenciones ocultas en esa canción? ¿O tal vez Lennon escribió lo que acabamos de leer simplemente porque se le pasaron esas ideas por la cabeza, sin más?

Lennon se jactaba de que ‘Imagine’ era ‘antirreligiosa’ y ‘anticapitalista’

En el libro “Lennon en América” de Geoffrey Giuliano, se recogen declaraciones del propio Lennon reconociendo que “Imagine” es “una canción antirreligiosa, antinacionalista, anticonvencional, anticapitalista, pero como está cubierta de azúcar, es aceptada.” Esto evidencia que el músico tenía una clara intencionalidad ideológica al escribirla. Pero por si quedaba alguna duda, la misma obra señala que Lennon describió la canción como “virtualmente el Manifiesto Comunista”.

Los elogios de Lennon a Mao, el mayor genocida de la historia

El documento más revelador sobre la militancia ideológica de Lennon es una entrevista concedida a la revista trotskista británica “The Red Mole” en 1971, el año en que se publicó “Imagine”. En la entrevista se refiere así a uno de los temas -la religión- que figuran en la canción:

“En una época estuve tan metido en la mierda religiosa que andaba por ahí llamándome comunista cristiano, pero como dice Janov, la religión es la locura legalizada.”

Teniendo en cuenta que la gran mayoría de la humanidad profesa una religión, cabe deducir que Lennon consideraba locos a la mayor parte de los seres humanos por no compartir su ateísmo. Sin embargo, el cantante no hacía ningún análisis sobre la locura de defender una ideología totalitaria, el comunismo, que ha matado a tantos millones de personas. Sobre uno de los peores genocidas comunistas, Mao Tse-Tung, esto es lo que decía Lennon:

“Después de la revolución tienes el problema de lograr que las cosas sigan adelante, de concertar todos los diferentes puntos de vista. Es muy natural que los revolucionarios tengan diferentes soluciones, que se dividan en diferentes grupos y luego se reformen, eso es la dialéctica, ¿no es cierto? – pero al miso tiempo tienen que unirse contra el enemigo, solidificar un nuevo orden. No sé cuál es la respuesta; obviamente Mao tiene conciencia del problema y mantiene las cosas en marcha.

Ante la crítica del entrevistador a la existencia de una “burocracia represiva” en esa dictadura comunista, Lennon salía en defensa de Mao:

“Sí, pero todos tenemos instintos burgueses en nuestro interior, todos nos cansamos y sentimos la necesidad de descansar un poco. ¿Cómo mantienes todo en funcionamiento y el fervor revolucionario después de lograr lo que te habías propuesto? Por supuesto, Mao los ha mantenido en China, pero ¿qué pasará cuando muera Mao? También utiliza un culto a la personalidad. Tal vez sea necesario; como dije, todos parecen necesitar una figura paterna.

Según “El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión” (1997), el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre los crímenes cometidos por las distintas dictaduras y movimientos comunistas, la dictadura maoísta mató a 65 millones de personas. La mayor parte de estas muertes se cometieron durante la llamada “Revolución Cultural”, que estaba en marcha en el momento de concederse esa entrevista y que, además de ser el mayor genocidio de la historia, supuso también una catástrofe ecológica cuyas consecuencias aún perduran.

Lennon, partidario de una toma violenta y represiva del poder

Siguiendo con la entrevista publicada por “The Red Mole”, Lennon también se muestra partidario de una toma del poder seguida de una ola represiva:

“Si tomáramos el poder en Gran Bretaña, tendríamos la tarea de limpiarla de burguesía y de mantener a la gente en un estado mental revolucionario.

Lo que Lennon proponía ya se estaba haciendo en diversas dictaduras comunistas, sumiendo a poblaciones enteras bajo una losa de brutal opresión y de miseria. Sobre la forma de hacerse con el poder, Lennon también sigue la hoja de ruta violenta del comunismo al pie de la letra:

“Creo que no sería tan difícil que la juventud se ponga realmente en movimiento. Tendrías que darle rienda suelta para atacar los ayuntamientos o para destruir a las autoridades escolares, como los estudiantes que rompen la represión en las universidades. Ya está sucediendo, aunque la gente tiene que unirse más.”

Hacie el final de la entrevista también apunta otro paso a seguir para impedir que la democracia se defendiese de una insurrección violenta como la que propone: tendríamos que infiltrar al ejército, porque están bien entrenados para matarnos a todos. En la entrevista incluso discrepa de Yoko Ono cuando ella afirma que “tal vez podamos hacer una revolución sin violencia”. Lennon le lleva la contraria: “no puedes tomar el poder sin una lucha”. Presentarse a unas elecciones y convencer a la gente de que le voten, por lo visto, no entraba en sus esquemas. De hecho, en otro momento de la entrevista enumera a sus referentes totalitarios: “Todas las revoluciones han ocurrido cuando un Fidel o Marx o Lenin o quien sea, que eran intelectuales, pudieron comunicarse con los trabajadores. Juntaron un buen grupo de gente y los trabajadores parecieron comprender que vivían en un estado reprimido.” Es decir, que este señor pensaba que la gente en las dictaduras comunistas vivía menos reprimida que en las democracias occidentales. La monda.

Cuando se trataba de compartir su fortuna, Lennon escurría el bulto

Choca un poco leer esas cosas de un personaje que se convirtió en millonario ya siendo muy joven en un entorno capitalista. Sus ideas a favor de compartir todo el mundo no incluían, eso sí, su abultada fortuna. Muestra de ello es la contestación que dio John Lennon en una entrevista que le hizo la revista Playboy en septiembre de 1980:

Playboy: “John, ¿realmente necesitas tantas casas en todo el país?”
Lennon: “Son buenos negocios. ”
Playboy: “¿Por qué alguien necesitaría 150 millones? ¿No estarías perfectamente contento con 100 millones? ¿O un millón?
Lennon: “¿Qué sugieres que haga? ¿Dar todo y caminar por las calles? Los budistas dicen: “Deshazte de las posesiones de la mente”. Deshacerme de todo el dinero no lograría eso. Es como The Beatles. No podría salirme de The Beatles. Es una posesión que aún está en mí, ¿no? Puedo salirme de una casa o de 400 casas pero no voy a poder escapar.

Unas excusas que parecen muy peregrinas para alguien que nueve años antes proponía un mundo sin posesiones y compartiéndolo todo.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.600

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces y trackbacks:

Comentarios:

  1. Andrómeda

    Sólo reportar una errata en la primera estrofa de la canción “viviendo la pida en paz.” ..supongo que es la vida

  2. Andrómeda

    Y ya sobre el fondo de la cuestión todos sabemos que los progres son muy progres pero “la pela es la pela”, ellos son así, que los demás repartan su riqueza pero yo me quedo con la mía

  3. Gracias por el aviso, Andrómeda. Sí, era una errata, la acabo de corregir.

  4. Camilo

    Lennon era un ser repulsivo en todos los sentidos, y para mi ni tan siquiera fue buen artista.
    Suscribo hasta la última coma de todo lo que comenta en esta entrada.
    Para terminar una pequeña aportación musical de una verdadera canción protesta contra la guerra: “Nineteen Sixty Seven” de Don Mc Lean.

    https://youtu.be/f_-mmu4pcJM

    Un saludo.

    PD. Siento no poder aportar la traducción de la letra.

  5. Euge

    Elentir, soy de Argentina y sigo tu blog. Qué decirte, me encanta!! esto me aclara el panorama sobre este personaje ambiguo. Saludos

  6. Muchas gracias, Euge, es gracias al apoyo de lectores como tú por lo que me animo a escribirlo. ;-)

  7. Luis

    Por qué razón la gente repite esas necedades sin pararse a pensar lo que significan? No me extraña que a Lennon no le gustaran las religiones teniendo en cuenta que sus referentes eran todos ateos (Castro, Mao, Lenin). Los regímenes ateos han sido los más genocidas, ¿es casualidad o causalidad? ¿Sabía este hombre que los derechos humanos tienen sus raíces en el cristianismo? ¿Qué todas las universidades de Europa son de origen cristiano?

    También recuerdo un poema que además fue la letra de una canción “Palabras para Julia” que contenía una estrofa que me parecía espantosa:

    “Un hombre solo, una mujer
    así tomados, de uno en uno
    son como polvo, no son nada.”

    La gente la cantaba sin pensar en lo que decía. ¿Cómo que un hombre o una mujer no son nada? ¿No es un pensamiento atroz?

    Me sigue asombrando que sea tan fácil engañar a tantas personas, que baste con poner música a las ideas más venenosas para que parezcan dulces inofensivos.

    Me encanta tu blog Elentir, y agradezco que exista gente como tu que me hace seguir confiando en la especie humana.

  8. Pablo el herrero

    Muy buena entrada Elentir. Cuando un comunista (y por extensión aunque de distinta manera el resto de los socialistas) te habla de solidaridad y de paz, despídete de tu cartera y prepara los ataúdes.

    El tal Lennon, como buen comunista, era un genocida intelectual, ya que para él la única religión era la suya, la religión comunista. Era internacionalista, siempre y cuando su país fuera el que gobernara el mundo. Era anticapitualista, siempre y cuando sus millones fuesen solamente suyos.

    ….y como él son todos nuestros “de la ceja”: totalitarios en lo ideológico y millonarios en lo económico, gracias al latrocinio permanente que nos hacen a todos nosotros vía impuestos para subvencionar sus siempre “adoctrinadoras” artes. (músicas, películas, libros, telenovelas, conciertos, etc., todos ellos, por supuesto, muy solidarios).

    Desgraciadamente de la socialista CASTA artística que sufrimos desde hace cuarenta años podemos afirmar, que ellos son nuestros más peligrosos occidentales ISLAMISTAS …. y los orientales islamistas saben muy bien que siempre les tendrán de su parte (ahí están como demostración los “pabloiglesias, carmenas, ritas, etc.” jamás denunciando los crímenes de las teocracias islamistas, es más, afirman que nosotros, las víctimas, somos los culpables de que nos maten).

    Pablo el herrero

  9. Sharovarov

    Ya que respecto a la letra de esa canción poco o nada se puede añadir a lo que aquí ya se dice, diré que para mí, musicalmente hablando, tampoco es que haya sido nunca una canción que me haya gustado mucho. En este sentido tengo que decir que hay otras suyas que me gustan más, como “Jealous guy” o “Woman”. De todas formas, mi grupo favorito son los Pink Floyd. ¡Qué más quisiera John Lennon o los Beatles en su conjunto haber hecho “Shine on you crazy diamond!, jeje.

  10. Sharovarov

    Corrijo la última frase de antes: ¡Qué más quisieran John Lennon o los Beatles en su conjunto que haber hecho “Shine on you crazy diamond”!, jeje.

  11. aris

    esto es conocido como “socialista de lo ajeno y capitalista de lo propio”, todos los socialistas suelen ser así.

  12. José Ignacio Lesaca Eseverri

    Quedándonos solo con la canción “Imagina”, pienso que exageras, Elentir. Esa canción es, en mi opinión, la ensoñación de alguien que -diríase- quisiera que todos fuésemos lechugas en la huerta. Es lo único que se me ocurre: eso sí sería un mundo sin posesiones, sin nada por lo que morir, sin religión… Pienso que la cosa no pasa de ahí (Me permito añadir que incluso las lechugas en la huerta dan gloria a Dios, con su mera existencia de lechugas). Debo decir que no tengo ninguna antipatía hacia John Lennon, a pesar de sus equivocadas ideas. Tampoco soy un hincha, un forofo. Digamos que me cae bien en algunas cosas y me cae mal en otras. Escribió algunas estrofas mejores que “Imagina”, gracias a Dios. Y, para el final, me reservo lo mejor. Según una anciana difunta llamada María Simma, de nacionalidad austríaca, John Lennon está en el Cielo. Sí, sí, como lo oyes. Y, ojo, que no es imposible en absoluto. Salvo en el caso de las personas canonizadas por la Iglesia, de cuyo destino tras la muerte estamos seguros los católicos, del resto de difuntos no se sabe nada con seguridad. Esta mujer es entrevistada en un libro titulado ¡SÁQUENNOS DE AQUÍ!. El entrevistador se llama Nicky Setz. Al parecer, María Simma tenía la gracia extraordinaria de que se le aparecían las benditas ánimas del Purgatorio (para pedirle misas, oraciones y mortificaciones). Y a veces le contaban cosas. Y, según María Simma, fue por esa vía extraordinaria por lo que ella supo de la salvación de John Lennon. ¿Hay que creerlo? Bueno, no es creencia obligada para un católico. En el mejor de los casos, se trataría de una “revelación privada”. No todo lo que se cuenta en ese libro me convence del todo, la verdad. Pero es justo añadir que muchas cosas que cuenta María Simma son verdaderas y que -importante- parece una mujer católica de espiritualidad y doctrina sanas, o sea, de fiar. Yo, por si acaso Lennon estuviese en el Purgatorio, suelo rezar por él pequeños responsos. Un saludo cordial y digital.

  13. José Ignacio, tal vez has pasado por alto que en el titular me remito a palabras del propio Lennon equiparando esa canción con el Manifiesto Comunista. Y cito también palabras de él diciendo que “Imagine” es “una canción antirreligiosa, antinacionalista, anticonvencional, anticapitalista”. ¿Soy yo el que exagera al calificar esta canción como lo hacía su propio autor?

  14. Samuel Gris

    Hay que ver la canción en su contexto de power flower. A mi personalmente hace muchos años que ya no me gusta. Lennon era el más inestable de los Beatles y el de trato más difícil, seguramente por la gran inseguridad que escondía y que tapaba con agresividad y palabras hirientes. Creo que de haber vivido más años hubiera aborrecido él también esta sobrevalorada canción.

  15. Francisco

    Esta canción es cantada con unción por millones de católicos, guitarra en mano , en la Iglesia.
    Mis hijos que van a concertados católicos incluso la estudian como canción de principios.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]