Alemania: llaman 'ultraderecha' a la AFD pero no 'ultraizquierda' a Die Linke

Es fácil ser ‘ultraderecha’ en una sociedad para cuyos medios nada es ‘ultraizquierda’

Las elecciones regionales celebradas en Alemania el pasado domingo han dado paso a una lluvia de titulares muy parecidos entre sí y en los que predomina una palabreja: “ultraderecha”.

Un ministro equipara las críticas derechistas con la ola de asaltos a mujeres en Alemania
Incendiarios atacan a líderes conservadores a los que una obra gay incitaba a tirotearles

Un auge electoral provocado por el hartazgo frente al multiculturalismo

El motivo es el auge de Alternative für Deutschland (AFD, Alternativa para Alemania), un partido derechista y euroescéptico que ha obtenido buena parte de sus apoyos alertando sobre los riesgos de la islamización y de la inmigración descontrolada, dos fenómenos que tal vez no intranquilicen a la clase política alemana, pero que sí preocupan al pueblo llano, sobre todo tras la reciente ola de abusos sexuales cometidos por inmigrantes musulmanes. En Alemania, como en otros países europeos, hay un creciente problema provocado por la falta de integración de ciertas minorías, a menudo en aras de un multiculturalismo progresista que pretende hacer tabla rasa con todas las culturas, como si el Occidente cristiano y los países musulmanes fuesen entornos moral y socialmente equiparables. ¿Y qué hace cierta clase política? Pues en vez de cambiar el chip y reconocer que existe ese problema, criminalizan a los que se quejan, por ejemplo, equiparando a los abusadores sexuales y a quienes señalan el denominador común de esos delincuentes.

Lo que pasa cuando es más perjudicial callar que ser tachado de ‘facha’

Para desgracia del progresismo dominante, tanta insistencia en tachar de “ultraderechista” a todo el que cuestiona el pensamiento único progre está haciendo que esa palabra-policía pierda eficacia, especialmente cuando las consecuencias del multiculturalismo acaban siendo peores para el ciudadano de a pie que el miedo a que le señalen a uno como “facha”, por el mero hecho de cuestionar unas políticas de “inclusión” -así las llaman ahora- que están generando enormes guetos en los que el islamismo radical cobra cada vez más fuerza. Dicho sea de otra forma: si varios musulmanes abusan de tu novia y de otras chicas en Nochevieja y la Policía lo oculta, eso te cabrea más que el hecho de que te llamen “ultraderechista” por decir que no se puede seguir así, que la corrección política está demostrando ser una estafa intelectual y que abrir las puertas a quienes no respetan nuestras costumbres y normas de convivencia -pero sí se apuntan a los derechos sociales que pagamos todos- acaba siendo tan costoso como peligroso. Por supuesto, no estamos ante un problema de nacionalidades, de razas ni de religión. Hay musulmanes, africanos, asiáticos y extranjeros de todo tipo que saben adaptarse y respetar las normas de convivencia. Y hay otros que no. Lo injusto para los primeros, que merecen todas las deferencias del mundo, es que éstas se les brinden también a quienes no hacen nada por merecérselas.

Si por decir algo tan elemental me llaman ultraderechista, pues sea. Sinceramente, me han llamado “facha” tantas veces por defender cosas muy elementales (la firmeza contra el terrorismo, el derecho a la vida de los niños por nacer, la unidad de España, la familia, el patriotismo, la libertad de idioma, la libertad de educación, la libertad religiosa…) que ya me importa un pimiento que me lo digan. Es más: hemos llegado a un punto en que ya me resulta sospechoso que a un político no le señalen de esa forma. Como dijo mi paisano Manuel Manquiña en 2013, si no te llaman facha en este país, no eres nada. Si te llaman facha es porque te manifiestas, porque dices las cosas que no quieren escuchar muchos y que tampoco debes decir.”

Nadie llama ‘ultraizquierda’ al antiguo partido que gobernó en la RDA

Lo llamativo del caso es que si resulta fácil ver a los medios tachando de “ultraderechista” a cualquier partido, lo sea o no, lo difícil es ver a un medio que se atreva a hablar de la “ultraizquierda”. Da la impresión de que la izquierda es una parte del mapa político pura y libre de todo virus extremista, pero nada más lejos. Veamos el caso de Alemania, ya que he empezado refiriéndome a ese país. En el Bundestag -el Parlamento federal- tiene presencia con 64 diputados un partido denominado Die Linke (La Izquierda). He hecho una sencilla búsqueda en Google Noticias y ningún medio español cita hoy a Die Linke como “ultraizquierda”. ¿Será que no lo es? Pues para los que no estén informados, Die Linke es una coalición anticapitalista de la que forma parte el Partei des Demokratischen Sozialismus (PDS, Partido del Socialismo Democrático). El PDS nació en 1989 del Partido Socialista Unificado de Alemania, el partido que ejerció el poder durante cuatro décadas en la RDA, la dictadura comunista que convirtió la mitad oriental de Alemania en una enorme prisión, en la que muchos murieron intentando escapar. Aquí pasa algo parecido con IU. Izquierda Unida fue formada por el Partido Comunista de España, una formación totalitaria, pero aquí casi ningún medio se refiere a IU como “ultraizquierda”. Da la sensación de que para que te consideren de “ultraizquierda” debes ponerte un pasamontañas y perpetrar atentados, pero ni así. Tanto medios de izquierda como de derecha calificaban a ETA de “fascista”, a pesar de ser una banda terrorista que asume el marxismo-leninismo como ideología. Al final lo fácil es acabar tachado de ultraderechista, un saco en el que los mismo caben conservadores, liberales y democristianos que nazis o etarras. La izquierda, con la superioridad moral que se arroga, queda impoluta de todo radicalismo, aunque algo tan marcadamente ultraizquierdista como es el comunismo sembrase el mundo con 100 millones de muertos.

(Foto: Reuters. Manifestación de Pegida en Dresde en diciembre de 2014)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. asertus

    Realmente la gente debería mirar un poco más a los programas de los partidos, en concreto al de AfD y ver realmente porqué lo llaman “extrema derecha”, porque tiene puntos muy interesantes que ya me gustaría a mí que un partido español llevara.

    Traducción rápida vía google translator,

    https://www.alternativefuer.de/programm-hintergrund/programmatik/

    – Exigimos que el costo de la llamada política de rescate no será cubierto por el contribuyente. Los bancos, fondos de cobertura y los grandes inversores privados son los beneficiarios de esta política. Sólo tiene que asegurarse primero.

    – Exigimos que los países irremediablemente endeudados como Grecia son de la deuda a través de una reestructuración de la deuda.

    – En la deuda crisis los bancos deben cargar con sus propias pérdidas o ser estabilizado a expensas de sus principales acreedores privados
    Hacemos un llamamiento para la prohibición inmediata de la compra de papel de desecho por el Banco Central Europeo. La inflación no debe erosionar los ahorros de los ciudadanos.

    – El Parlamento Europeo ha fallado en el control de Bruselas. Apoyamos firmemente las posiciones de David Cameron para agilizar la UE a través de una mayor competencia y la responsabilidad personal.

    – Llamamos a una consolidación de la democracia y la ciudadanía democrática. Queremos introducir los referendos y las iniciativas en el modelo suizo. Esto es particularmente cierto para la asignación de importantes poderes a la UE.

    – Exigimos a respetar el límite de la deuda y reducir las montañas de deuda. También Alemania (España peor aún) tiene mucho más deuda de lo permitido.

    – Llamamos a una drástica simplificación de la legislación fiscal en línea con el modelo de control Kirchhof’sche actuando progresivamente. El ciudadano debe ser capaz de entender por qué se grava en qué cantidad.

    – Exigimos más a considerar a los niños en el cálculo de la pensión.

    – Estamos a favor de la protección de la familia como unidad fundamental de la sociedad. Una promoción más cohesiva de las familias es una inversión en nuestro futuro común y parte esencial del contrato entre las generaciones.

    – Llamamos a una reforma de la Ley de Energías Renovables (EEG). Es antisocial para financiar subsidios a la energía solar y eólica en los precios de la electricidad.

    – Exigimos ser que los subsidios para las energías renovables en lugar financiados por los impuestos generales. Se deberá precisar qué tipo de energía es tan fuertemente subvencionado.

    ..

    – Hacemos un llamado para una ley de inmigración que el modelo canadiense. Una inmigración desordenada en nuestros sistemas sociales necesariamente debe ser prevenida.

    – En serio persecución política debe ser capaz de encontrar asilo en Alemania. A un tratamiento humano también significa que los solicitantes de asilo pueden trabajar aquí.

    En resumen, salvo algunos cercanos a Juan Pina, en lo referente al control de la Inmigración, creo que casi todos los liberales podríamos votar sin tener que taparnos la nariz demasiado a este partido, mucho antes que la CDU o a cualquier partido que esté o haya estado en el parlamento español. De hecho ahora, viendo su programa, me extraña que tan pocos alemanes le hayan votado hasta ahora.

    Saludos

  2. Todo lo que no sea izquierda es extrema derecha.

  3. Elentir. ¡Felicitaciones! Tocas un tema muy difícil y complicado. Tienes toda la razón en que los de izquierda, y en especial España tilda todo lo de centro o derecha como ultra o extremo. Lo mismo ocurre con lo que tu has sacado a relucir constantemente con los idiomas regionales y el acoso enmascarado contra el castellano. Europa en general se deja llevar por los tristes reportajes de los que huyen del horror de la guerra y los campos de refugiados. ¿Quien no va a ponerse a llorar al ver un niño rogando por un trozo de pan? Pero eso no quiere decir que en este continente que se declaró como cristiano no ha comenzado a deteriorase poco a poco hacia el islam y que tarde o temprano saltara por los aires con tantas leyes que hoy en día llevan un pequeño sello del Sharia. Como en Poltergeist. ¡Están aquí!

  4. Luis Carlos

    Es la falacia del falso punto medio: Todo aquel que se atreva a llevarles la contraria es tachado de extremista radical.

  5. Asertus. Muy bueno.

  6. Muchas gracias por el resumen, Asertus, para los que no entendemos el alemán es muy útil.

  7. JFM

    Te equivocas cuando dices que no es un problema de religión y señalas a musulmanes que se integran perfectamente. Suizas porque solo lo son de boquilla. También hubo nazis (de boquilla) que salvaron judíos. Quiere eso decir que Auschwitz no era un problema de la ideología nazi?

    Te invito a leer el Coran si no lo has leído ya, la vida de Mahoma si no la has leido ya, a meditar sobre la crónica de la conquista de España y sobre la frase “treinta mil mujeres de gran belleza vendidas como esclavas” (para que diablos sirve la belleza si de lo que se trata es de cocinar?), sobre la caída de la ultima fortaleza cruzada sobre la que la crónica arabe se regodea “el orgullo de las mujeres fue rebajado”, sobre los harenes de los sultanes con sus cientos de cautivas que habian sido raptadas para ser llevadas allí, sobre las expediciones de los berberiscos, sobre la flota turca que llego hasta Islandia en busca de cautivas, sobre esa parlamentaria koweiti que en pleno siglo XXI propuso que se restableciese la esclavitud para que los hombres se solazasen con esclavas en vez de cometer adulterio. (que la esclava pudiese decir no no le pasaba por la cabeza, aun menos que el hombre respetase ese no y no digamos de que fuese a la cárcel por ello)

    La verdad es que ya desde Mahoma y con el mismo Mahoma dando ejemplo el Islam siempre ha considerado legitimo raptar mujeres no musulmanas para usarlas sexualmente, o mas bien, aunque por razones obvias no pudiesen oponer resistencia cuando estaban en los harenes, violarlas. Siempre ha considerado que la mujer no musulmana estaba hecha para ser esclavizada y usada. Los musulmanes buenos son como los nazis salvajudios: un defecto de fabricacion.

    Por cierto: no se trata de un problema de machismo como lo dice la izquierda. Sueltas a mil españoles de la época de Franco entre esa alemanas y nadie hubiera movido un dedo y al que lo hubiera hecho le habrían partido la cara sus muy machistas compañeros. La diferencia es que aunque no considerasen a las mujeres como sus iguales no las consideraban como un botin.

  8. Juan Durán López

    Elentir, gracias por tocar temas que para unos son ¿palabrería?, para otros extrañamente ¿algo clarísimo, si no la clave de todo?, para mí un simplismo quizás puramente interesado que mata frecuente, intelectual y hasta físicamente ¡a tantos!… No soy -y a mucha honra- ni de ultraderecha, ni de derecha, ni de centro izquierda, ni de centro, ni de centro derecha, ni de izquierda, ni de extremaizquierda…Amo con obras -de un modo que no es del caso- el bien común de mi Patria, que lo de izquierdas, derechas, etc. muchas veces lo tengo por comodines tramposos, por pereza mental bien gorda, por insolaridad… Si me llaman derechista o izquierdista etc., a lo mejor me enfado un poco, PERO EN REALIDAD NO SÉ QUÉ ME QUIEREN DECIR ¿Soñador?, ¿individualista?, ¿cavernícola?, ¿hereje de los nuevos dogmas?… No sé…¡¿Y si resultara ser un filósofo, un amante de la sabiduría?! (¿A que esto no se lo esperaban?).

  9. Sé lo que dice el Corán, y sé perfectamente que hay muchos musulmanes a los que no se les ha pasado por la cabeza nunca raptar a una mujer, ni matar a alguien que no sea de su religión, ni nada parecido.

  10. JFM

    Y a muchos que habian votado por los Nazis tampoco se les habria ocurrido matar a un Judio y mucho menos a un recien nacido Judio. Vas a decir la idologia Nazi no tuvo nada que ver?

  11. pacococo

    Llamar a alguien facha o ultraderecha es la forma que tienen de descalificar y a nadie le gusta que lo maten civilmente. entonces sale un partido que dice lo que piensas y les votas. Es algo parecido a lo que pasa en USA con Trump. La gente espera que alguien diga y haga ciertas cosas.

    El programa de ese partido, según nos cuenta Asertus, es muy razonable, pero como hay que descalificarlo se le llama de extrema derecha.

    JFM

    Ya se soltaron varios miles de españoles por Europa y siempre se comportaron bien con la población y eso que en algunos sitios la población era el enemigo.

  12. asertus

    El “tema” está en la dósis, cuando son muy minoritarios hay buena integración tanto social como económica en los países de acogida, y esto se notó en las primeras generaciones de turcos y magrebíes en el centro y norte de Europa.

    Con el aumento de la inmigración se produjo una “guetización” y tendieron a hacerse comunidades con un altísimo porcentaje de musulmanes en la misma área, Birmingham, Molenbeek, etc.. A partir de ahí aumenta (o más bien disminuye) la tasa de formación (abandono escolar aumenta), el paro, el uso del velo y, finalmente, se crean movimientos tipo “Sharia for Belgium” o las zonas “Sharia Law” en UK.

    A partir de cierto % hay saturación y se acaba la integración y la asimilación de valores democráticos. De los países “ocupados” sólo interesan las ayudas sociales, todo lo demás es “imposición”.

    Curiosamente, con casi cualquier otro grupo religioso o cultural no pasa, sean Hindúes, Sijs, chinos o sudamericanos.

    http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/immigration/11409181/British-Muslims-integration-and-segregation-are-about-economics-not-values.html

  13. JFM, me hablas de una ideología y yo te estoy hablando de una religión. Son cosas muy distintas.

  14. Saulot

    El problema, Elentir, es que también es una ideología, además de una religión.

  15. asertus

    Y el problema es que los políticos, por ceguera o interés, están interesados en esa guetización y el timo de la multiculturalidad

    “… En France, on travaille souvent avec des chiffres : plus vous avez une catastrophe, plus vous recevez de subsides. Votre ville va mal et on vous donne de l’argent. A force de consacrer de plus en plus de moyens pour repêcher les mauvais éléments, on encourage les médiocres et les violents.

    Que chaque fois qu’il y a des problèmes dans les banlieues, on fait appel aux hommes et aux religieux.

    http://www.lalibre.be/actu/international/france-une-travailleuse-sociale-menacee-pour-un-livre-sur-les-banlieues-56e842c235708ea2d394ed40

  16. Luna

    Lo que aquí vemos en Alemania no es otra cosa que lo que han estado haciendo en España desde el inicio de la “Transición”. Porque es una táctica que resulta ante el gregarismo generalizado. Efectivamente, no se habla nunca de ultraizquierda, parece que lo radical es siempre de un mismo bando. Hemos llegado a tener un sólo partido político de las derechas en el Parlamento, lo que no ha sido motivo para que se consideraran dos aspectos: Que de derecha tenía más bien poco (Y a los hechos me remito) y que no era de ultraderecha precisamente.
    Y aquí estoy con Pemán y su conocida consideración de “fascista es el otro”: Es la típica etiqueta que se aplica puerilmente en un duelo para ver quién tiene mayor rapidez en colgársela al contrincante.

    Pero si vemos la evolución política de los partidos españoles, encontramos que la “ultraderecha” de ahora sería tenida por “izquierda acérrima y recalcitrante” en los años 80. Si no paramos de mover el hipotético punto medio lo único que hacemos es radicalizarnos cada vez más por miedo a ser tenidos por radicales.

    La palabra “facha” tenía el significado de persona de aspecto desagradable o reprobable por su atuendo descuidado… Lo que sería hoy en día un podemita por el Parlamento.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.