Ataque en Madrid a voluntarios de la Escuela de Rescatadores Juan Pablo II

Macabra agresión: lanzan sangre y placenta a rescatadores provida desde un abortorio

Acabo de ver esta noticia en el blog de los Rescatadores Juan Pablo II, un grupo de personas que ofrecen ayuda a las madres embarazadas para que no se vean forzadas a abortar a sus hijos.

Brutal agresión abortista contra voluntarios de Derecho a Vivir en Galicia
Valladolid: abortistas insultan y amenazan a defensores de la vida

Usando restos humanos como armas arrojadizas contra los provida

Los hechos ocurrieron en los primeros días de agosto, ante un conocido abortorio madrileño que los rescatadores conocen como “el cementerio”. El incidente comenzó cuando empezó a insultarles y calumniarles un hombre que describen como “de mediana edad, vestido con bermudas y camiseta de marca cara”. El individuo les dijo “no podéis estar en esta acera, es de la clínica, fuera de aquí”. ¿Acaso una acera pública es propiedad del abortorio situado ante ella? Hay varios rescatadores, entre ellos varias mujeres -una de ellas acaba de ser madre-, pero nadie contestó a sus provocaciones, a pesar de lo cual él siguió insultando. A continuación, el insultador “entra en el abortorio”.

A media mañana permanecen dos rescatadores en el lugar: Vicky y Nacho. Cuentan así lo ocurrido: “de repente nos cae al lado un líquido rojo, con mezcla de amarillo y marrón. Mientras mirábamos al suelo escuchamos el cerrar de una ventana o puerta, estamos a unos 8 metros de la puerta, el edificio es entero del abortorio, cae desde arriba. No hay otra opción: ellos han echado ese líquido (después nos dicen médicos y enfermeros que es una mezcla de sangre y placenta).” Son restos humanos obtenidos de las macabras operaciones en las que se liquidan vidas humanas inocentes.

También lanzaron dos piedras contra los rescatadores

La cosa no acabó con el lanzamiento de restos humanos. “Nos sentamos en la otra acera”, explican los rescatadores. “Pero no pasan ni 5 minutos y nos cae una primera piedra, no vemos de donde o de que parte del abortorio ha salido. Podían haberlo tirado desde una ventana o desde la azotea (desde la azotea hubiera sido a ciegas, eso explicaría que hubiera fallado). Unas parejas que esperan que las mujeres salgan de abortar a sus hijos lo han visto y nos dicen que seguro que es ese señor. La segunda piedra la ven venir justo al final, y venía desde la clínica. Dios quiso que fallara.”

Así es el paraguas político-judicial del que gozan los abortorios

Hay que señalar que en 2007 ya fueron encontrados restos humanos, desechos clínicos y datos personales de las mujeres que abortaban en los contenedores de basura en un abortorio madrileño presidido por una dirigente de Izquierda Unida. A comienzos de 2008 un empleado del servicio de lavandería, perteneciente a una empresa externa al centro, denunció a la Policía haber encontrado dos trozos de un feto tirados en un pasillo de esa misma clínica. El caso lo archivó un juez afín al PSOE, que en vez de dirigir reproche alguno a la clínica, la emprendió contra los guardias civiles que habían investigado el caso. El juez, Ramiro García de Dios, fue el mismo que dejó libres a las ultrafeministas de Femen que reventaron una sesión del Congreso en 2013, a pesar de ser un delito tipificado por el Artículo 497.2 del Código Penal; como en el caso del abortorio, a quien reprendió el juez fue a la Policía. En 2009, el mismo año en que archivó el caso del abortorio, el CGPJ expedientó a ese juez por dos faltas graves.

La investigación de la Guardia Civil demostró que los agentes habían actuado correctamente, y a pesar de tener constancia de ello, el entonces ministro del Interior, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, amparó la campaña mediática de la izquierda contra los agentes sin desmentir en ningún momento las falsas acusaciones de las que estaban siendo objeto.

A su vez, el entonces consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, congeló un expediente sancionador contra el abortorio, a pesar de que el 23 de febrero de 2007 el equipo inspector de la Comunidad de Madrid detectó el incumplimiento por parte del centro de diez normativas sobre gestión de residuos, una falta considerada muy grave y que dio lugar a una propuesta de cierre temporal del abortorio.

Hay que señalar, además, que en enero de 2014 tres voluntarios de los Rescatadores Juan Pablo II fueron objeto de un amplio despliegue policial ante otro abortorio madrileño. Aunque no hacían nada ilegal, el abortorio les denunció por ofrecer ayuda a las mujeres que acudían al centro para que no aborten. Tres dotaciones policiales -una por cada rescatador que se encontraba allí- fueron enviadas al lugar, bloquearon la calle y procedieron a identificar a los jóvenes provida como si fuesen peligrosos delincuentes, y todo, insisto, por ofrecer ayuda a las madres.

Es sorprendenre la capacidad que tienen los abortorios para eludir toda sanción judicial o administrativa a pesar de las irregularidades que cometen, gracias a los apoyos políticos y judiciales con los que cuentan, hasta el punto de que para los agentes de la ley acaba siendo menos problemático hacer la vista gorda que investigar hechos que afectan a abortorios.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Ellos se defienden, tienen que mirar por sus intereses y como están amparados por el poder, pues cualquier cosa vale.

    Pero el trasfondo de esto no es que los abortorios ganen dinero, que es lo que piensan los empleados. El trasfondo es la reducción de la población y el envilecimiento de la sociedad.

    Y no podemos hacer nada al respecto. Ya no vale aquello de no les voto, dado que no importa lo que la gente deposite en las urnas, lo que vale es lo que dice el ordenador.

    ¿Cual es la salida a esta situación? Pues no se me ocurre ninguna. Seguiremos profundizando en la democracia hasta que todos, los pocos que queden, sean totalmente adictos al régimen.

  2. Maite

    No me extraña en absoluto.

    Cuando viví en Madrid participé en sesiones de defensa de la vida ante un famoso abortorio, junto a un conocido médico que ha sido detenido muchas veces por este tipo de actuaciones. Y sí, es impresionante el despliegue policial del 28 de diciembre por este motivo, cuando los participantes en este tipo de acciones es minoritario y absolutamente pacífico.
    Respecto al caso que cuentas, es indignante que los servicios de orden, que son profesionales como la copa de un pino, se vean tratados tan mal por hacer su trabajo.

    El mundo del revés: se defiende a los asesinos y se ataca a los que velan por los ciudadanos.

    Cuando digo que no me extraña que esta gentecilla estén tan bravos y con esa impunidad, es porque tengo averiguado que apellidos tan importantes como Rockefeller tienen mucho invertido en el productivo negocio de suprimir vidas inocentes no-nacidas.
    Hablamos de los dueños del mundo y sus programas de exterminios.

  3. Luna

    Esta noticia se comenta por sí sola. Ya sabemos que a la justicia le va a importar muy poco que se haya arrojado sangre de un CADÁVER y no va a entrar a investigar según qué cosas… Ya le importó poco encontrar restos de otro tirados por el suelo.

    Pero sí quiero recordar que cuando os acusen de cualquier supuesto delito por estar haciendo un “rescate” o intentando ayudar a una mujer embarazada, entráis en la figura reconocida jurídicamente como prestación de auxilio, siendo un delito su denegación y pudiendo ser penado. Por tanto, estáis en lo jurídicamente correcto, dentro de lo legal y aun de lo más deseable, evitando voluntariamente un acto delictivo. Os podrán poner alguna denuncia por alguna supuesta falta (que habrán de probar), pero casi siempre tiene más peso esta alegación que lo que os estén achacando.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]