Hace lo mismo que ella pretende convertir en causa de sanción administrativa

Cifuentes y su igualdad de trato: mantiene un comedor público exclusivo para no españoles

La semana pasada comenté la nueva “Ley Mordaza” que prepara Cifuentes para imponer la “igualdad de trato” también en la esfera privada. Un hecho la deja ahora en evidencia.

Cifuentes copia la disparatada ‘Ley Mordaza’ que preparaban Leire Pajín y el PSOE en 2011
Metro Madrid: a Cáritas billetes de un solo viaje, y a transexuales pases anuales gratis

Un comedor público creado en 1999 y atendido por la Cruz Roja

En los últimos días en las redes sociales se ha hecho viral una imagen que muestra la existencia en Madrid de un comedor público exclusivo para no españoles. Aunque algunos internautas afirman que el comedor fue abierto en fecha reciente y que depende del Ayuntamiento de Madrid, la propia web municipal indica que su titular es la Comunidad de Madrid. Depende, concretamente, de la Consejería de Servicios Sociales y es atendido por la Cruz Roja Española. El comedor existe desde 1999, cuando Alberto Ruiz-Gallardón presidía la Comunidad madrileña. Tal como indica la web de la Comunidad, el 20 de mayo de ese año la Consejería de Familia y Asuntos Sociales del gobierno autonómico y la Cruz Roja firmaron un convenio de colaboración para su mantenimiento. Los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González mantuvieron el comedor exclusivo para extranjeros, y lo mismo está haciendo Cristina Cifuentes, la actual presidenta madrileña.

A los otros tres comedores de la CAM sí que pueden ir extranjeros

La Comunidad de Madrid tiene actualmente cuatro comedores públicos: el de la calle Canarias, el de la Plaza Elíptica, el de San José y el de Santa Isabel. Se da la circunstancia de que el de la calle Canarias es exclusivo para no españoles, pero a los otros tres también pueden acudir extranjeros. Así lo señalaba una nota publicada por la CAM en agosto de 2007, que afirmaba que en los otros tres comedores públicos los usuarios “son en su mayoría españoles”. Los usuarios del comedor de la calle Canarias eran entonces de 52 nacionalidades diferentes. “El 70% son de origen africano; el 20%, europeos, y el resto, iberoamericanos”, añadía la nota. Otra nota de la CAM publicada en diciembre de 2009 afirmaba que mientras los demás comedores “atienden a españoles o extranjeros con más de 60 años y en riesgo de exclusión social, el de la calle Canarias está destinado a inmigrantes solicitantes de asilo o con necesidades socioeconómicas o de integración.”

“Aquí no comen españoles”, le dijeron a un español que preguntó

En abril de 2015 el digital izquierdista LaMarea.com criticó la segregación por nacionalidad en dicho comedor. La noticia recogía la versión de la Comunidad de Madrid, que afirmaba que no se daba tal segregación porque “el resto de comedores que gestiona la CAM también recibe a personas de origen inmigrante”. El primer párrafo de la noticia afirmaba lo siguiente:

“Aquí no comen españoles”. Así de tajante responde un trabajador del comedor de la calle Canarias de Madrid a un español que pregunta si puede pasar y sentarse a comer. En la puerta, un cartel reza “Comedor de Refugiados e Inmigrantes”. Es uno de los cuatro comedores sociales de gestión directa de la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM), pero éste, a diferencia de los otros tres, lo coordina Cruz Roja y es sólo para inmigrantes.

Según la nueva ley de Cifuentes esto sería motivo de sanción

La situación es muy chocante si nos fijamos en el texto de la nueva Ley de “igualdad de trato” (ver PDF) que prepara Cifuentes. El Artículo 2.1 afirma que “nadie podrá ser discriminado”, entre otros motivos, “por razón de nacimiento” ni “por su condición de migrante, refugiado o desplazado”. El punto siguiente abre la puerta a que las administraciones se salten esta norma en caso de que sea necesario favorecer la “inclusión social”, a pesar de que el Artículo 14 insiste: “La Comunidad de Madrid, dentro de sus competencias, garantizará que en la prestación de los diferentes servicios sociales no se produzcan situaciones discriminatorias”. A cualquier particular o entidad privada le podría caer una fuerte sanción si hiciese lo mismo que está haciendo la Comunidad con ese comedor, por ejemplo, vetando la entrada a españoles a un restaurante o a un bar, o vetando la entrada a los que no sean españoles. El hecho en cuestión sería una infracción grave, castigada con multas de entre 3.001 y 20.000 euros. El sancionado, además, podría ser castigado con la prohibición de recibir cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad durante un año.

(Foto: Google Street View)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. David.

    Solo queria apuntar una cosa sobre la sancion impuesta, o en vias de, por parte de la homobofia de la Comunidad de Madrid. Es la primera y quizas la ultima vez que se presenta un flanco como este. He leido que el colegio pretende recurrir, bien ¿Y?

    ¿Que miedo no? Yo uso los instrumentos coercitivos y punitivos que me ofrece la Administracion para amordazarte y tu recurres a los tribunales para no pagar la multa. Entiendo que estan en la CM “acojonaitos” perdidos. Pues no, como esto es de forma clara contrario al ordenamiento legal vigente, el proximo ya veremos, se apunta a los causantes. A los causantes, de forma personal, a los funcionarios y a los politicos, y que se lo expliquen a un juez, de aqui, o de Estrasburgo.

    O se les para los pies ahora, o vamos de cabeza a un campo de reeducacion.

  2. Oscar84

    «El punto siguiente abre la puerta a que las administraciones se salten esta norma». No sé por qué no me sorprende.

    Por cierto, muy buena la inocentada de La Gaceta: «Cifuentes presiona para que un transexual haga de Melchor en la cabalgata de Reyes». Como dicen los italianos, «se non è vero, è ben trovato».

  3. atraval

    ¡Igualita, igualita que los SOCIALISTAS o LOS NACIONALISTAS CATALANES…! ¡Partido Popular…que se os ha colado un TOPO ENEMIGO! . Topo por inútil, y topo por traición…

  4. Luna

    En eso que llaman “discriminación positiva” se encuentra siempre encerrado un agravio comparativo. Aquí lo vemos evidenciado, como también en todo lo relativo a eso que llaman “homofobia”, que no consiste en otra cosa que en discriminar a quien no sea homosexual. Lo tendría muy cómodo ahora para tirar contra Cifuentes por este comedor, pero es que no es tan sencillo: La pasividad total puede ser indiferencia absoluta y aun desprecio. Lo que sucede es que existen términos justos en que hacer “inclusión”, criterio que prevalece sobre la discriminación. Pero también existe la justicia,(para qué nos vamos a engañar) y el sentido común, que nos dicen en muchas ocasiones cómo actuar sin tantas demagogias y de forma mucho más correcta.

    Lo de siempre: Hay que dejarse de tantos iuspositivismos porque somos humanos y no podemos funcionar como robots, cualquiera caería en las redes de la misma legislación que propugna.

    Y el siguiente paso es hacer un comedor para negros, otro para gitanos… y colgar los afrentosos carteles en los autobuses: “Sólo blancos”. Miren ustedes: En España sigue siendo que todo hombre tiene un alma y ha sido creado por Dios, por lo que somos iguales, se ponga la gente como se ponga, en el fondo lo entendemos así. Y lo demás sobra.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.